RW 148 – La comerciante de Ciudad del Rey (Parte 1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Ciudad Fronteriza le dio la bienvenida a la larga falta de tiempo lluvioso, con las nubes oscuras en el cielo, las lluvias llegaron chapoteando en la tierra, golpeando los alfeizares de las ventanas y las ventanas creando un fuerte crujido crepitante todo el tiempo.

Era razonable decir que la primavera suponía estar destinada a ser una estación lluviosa, cálida y húmeda. Pero este año en la ciudad fronteriza, desde el final de los meses de los demonios, el número de días lluviosos que tuvieron podían contarse con una mano. Afortunadamente, las tierras de siembra estaban justo al lado del río, lo que causo que regarla tierra fuera muy conveniente. Ahora, a causa de la fuerte lluvia que recibieron el aire opresivo finalmente se dispersó. Por lo que, cuando Nightingale abrió la ventana, la habitación se inundó por la rica fragancia de la madre tierra.

Desde lejos, se podían mirar los cultivos que brotaban desde el otro lado del río Redwater. El horizonte se encontraba cubierto con infinitas cantidades de plántulas de trigo verde, que estaban lavados, por fin por la lluvia, los cultivos se encontraban brillando deslumbrantemente en contraste con el agua gris del río.

Roland estiró su cuerpo y colocó de nuevo la pluma en su contenedor.

Al ver que terminó, Nightingale finalmente preguntó, “¿El modelo resultó bien?”.

“Bueno, es un arma completamente nueva, con su tasa de fuego aumentado varias veces”. Dijo Roland, colocando el modelo en la pila junto con más de una docena de diseños. “Lo llamaré el rifle giratorio. ¿Qué piensas?”.

“No hace falta que me lo muestres”. Dijo Nightingale, mostrando una sonrisa irónica. “Yo no lo entendería de todos modos”.

“Este es sólo un modelo primario, si el barril se acorta, se convertirá en un revólver, que también podrá llevarlo consigo. Sin embargo, incluso si es muy útil tenerlo, primero, todavía tengo que resolver una pieza clave de tecnología que falta. Pero, cuando llegue el momento y se lo pueda dar, ya no tendrán que temer al Ejército de Jueces que esta viniendo de la Iglesia”.

“¿Quieres decir que esto permitirá que una mujer ordinaria pueda matar a un Caballero fuertemente armado?”.

“No sólo uno, sino varios”. Sonrió Roland, “Si tienes suerte, entonces cinco hombres poderosos tampoco serían un problema”.

Nightingale puso una mirada llena de incredulidad, justo en el momento en que quería decir algo más, un sonido de golpeteo podía oírse repentinamente desde afuera de la oficina.

“Su Alteza Real, el aprendiz de Barov, que fue enviado a la capital, acaba de regresar, trajo una comerciante con él, ella comercia con salitre, en este momento la comerciante está afuera del castillo esperando para que la reciba”.

¿Qué aprendiz de Barov? Cuando Roland lo pensó, sólo se le vino a la mente una cosa. Antes del ataque a la Fortaleza Longsong, la reserva de pólvora en Ciudad Fronteriza estaba agotándose, y envió algunos guardias a Fallen Dragon Ridge y Redwater City, esperando conseguir una nueva fuente de salitre. El aprendiz de Barov fue el último en ser enviado en su viaje, su destino era Ciudad del Rey. Después de todo, tendrían que tener todo tipo de mercancías allí, junto con el verano próximo a llegar, significó que la producción de salitre se incrementaría significativamente.

Nunca había esperado que la última persona que enviara, fuera la primera en volver con buenas noticias.

“Llévala a la sala de recepción, me reuniré con ella pronto”. Dijo Roland mirando por la ventana hacia el cielo. “Y que la cocina prepare otra porción de postre”.

Girando su cabeza de nuevo, observo que Nightingale ya había desaparecido.

Pero sabía que ella estaría siempre a su lado.

Más tarde, cuando Roland entró en la sala de recepción, la comerciante fue llevada a la habitación por los guardias. Ella se quitó el manto húmedo y su sombrero de paja, después se inclinó frente al príncipe mostrándole respeto. “Yo soy Margaret Farman, una comerciante de Ciudad del Rey, hoy vine aquí para saludarle, su formidable Alteza Wimbledon”.

Al observar que la comerciante era en realidad una mujer, fue completamente inesperado para Roland. Durante esta época, las rutas de viaje eran mucho menos seguras que durante los últimos tiempos. Viajar por los alrededores solo, no sólo puede encontrarse bandidos o refugiados, además las ciudades también poseían muchas fuerzas subterráneas, y mucho menos olvidarse de la vida silvestre peligrosa que hay que tener en cuenta, por lo que ver a una mujer que trabajar como comerciante era bastante raro.

Al igual que Lightning, tenía el pelo rubio brillante, pero su pelo era más grueso y más largo. Tendría que tener alrededor de 30 años, y tal vez por vivir una vida más dura que la de los plebeyos, ya tenía arrugas alrededor de los ojos y en la frente. Su color de piel también era más oscuro que la del pueblo del Reino, a primera vista su aspecto parecía un poco rudimentario. Pero estaba claro que ella no pertenecía a la Gente de la Arena, sino más bien a la gente de los fiordos.

“Siéntate”. Dijo el príncipe, haciendo señas de que podía tomar asiento. “No eres un ciudadano original del Reino de Graycastle, ¿Verdad?”.

“¿Por qué preguntas eso?” Margaret sonrió.

“El color de tu pelo, es algo muy raro de ver en la gente de esta parte del continente. Por lo que sé, la mayoría de las personas que vienen del otro lado del Vórtice del mar tiene su pelo rubio y bonito, también conozco a… un explorador de los fiordos.”

“Usted es muy conocedor; Mi ciudad natal realmente está en el Fiordo. Pero ya he dejado los fiordos y he venido al continente hace más de una década. He estado viviendo en la capital, yo creo que puedo ser considerada como un medio ciudadano del Reino de Greycastle”. Hizo una pausa. “Ya que no hace mucho tiempo que usted dejo la capital por si mismo, es posible que ya nos hemos encontrado en alguna parte antes. Además, poder vivir en la misma ciudad que Su Alteza, me siento muy honrada”.

Efectivamente, una persona de negocios exitosa es espléndida al hablar, incluso sabiendo que el otro lado la estaba halagando, Roland todavía tenía una sensación agradable. Sin embargo, justo en ese momento, pudo sentir cómo su lado derecho fue de repente pellizcado… Uh, esta vez no es necesario determinar si ella está diciendo la verdad o no, Nightingale está demasiado entusiasmada con hacer su deber.

“En los fiordos, ser explorador no es sólo un título hueco”. Margaret continuó seriamente, “No puedes entender, pero la tierra en donde la gente puede sobrevivir es muy escasa en los fiordos, donde el agua sube y baja, las islas serán tragadas durante la marea alta. Mientras que otras islas arrojan llamas y humo durante todo el día, además tienen una temperatura tan alta que incluso la piedra se derrite, convirtiendo todo en un río rojo oscuro. Sólo aquellos que abren nuevos canales, o encuentran un nuevo lugar adecuado para que la gente viva, son elegibles para obtener ese título, por lo que no hay muchas personas que se proclame así misma exploradora”.

“Haha, no sólo se llama exploradora, también afirma que su padre es el mejor explorador”. Roland sonrió y sacudió la cabeza, “Bueno, a los niños, les gusta imaginarse a sí mismos como grandes personas”.

“En el Fiordo, ni siquiera un niño, podría reclamar tan fácilmente ese título”. Replicó Margaret frunciendo el ceño. “¿Alguna vez mencionó el nombre de su padre?”.

Al ver la mirada seria en su rostro, Roland también se dio cuenta de tal vez mal interpreto la situación, ¿podría ser posible que los Seafolk toman el título de Explorador como algo en lo que creen espiritualmente? ¿Es posible que no se pueda llamar tan casualmente?.

“El nombre de su padre es Thunder”.

Roland nunca había esperado que, en el momento en que pronunciara el nombre, los ojos de Margaret se volvieron grandes y redondos: “¿Conoces al Señor Thunder?”.

“No, sólo conozco a su hija. ¿Cómo es posible que hayas oído hablar del nombre?”.

“¡Nadie en los fiordos no ha oído las historias de él! Señor Thunder, las islas gemelas del dragón y la isla de aguas poco profundas fueron descubiertas por él. Con esto amplió nuestra zona de estar por casi la mitad. Él también pintó un mapa detallado de la costa del este y de la isla de la sombra. ¡Ahora, cada niño del fiordo sabe de las obras del Señor Thunder, él es uno de los exploradores más grandes en los fiordos!”.

“Pero oí que Thunder parecía estar enterrado en el mar debido a una tormenta…”

“No, Su Alteza Real, un verdadero Explorador nunca sucumbirá debido a una tormenta. Se ha enfrentado a numerosos peligros, pero al final, siempre sobrevive. Por el momento, el Señor Thunder debe estar en algún lugar reuniendo tripulación para una nueva expedición, como siempre lo ha hecho”.

Margaret se inclinó hacia delante, “Su Alteza, ¿podría saber si su hija está aquí en estos momentos?”.

Roland se encontraba todavía un poco sorprendido, nunca pensó que el padre de Lightning en verdad fuera tan famoso. ¿Puede ser que sus cuentos que sonaban como fantasía fueran todos verdad?.

“Ella vive aquí en mi castillo, después del naufragio, continúo viajando hacia el oeste hasta llegar a Ciudad Fronteriza, cuando me encontré con ella, la traje a este lugar”.

“¿En su castillo?” Margaret estaba llena de expectación. “¿Puedo ver a su hija?”.

“Por ahora, es muy probable que no”. dijo Roland, por el momento, Lightning debería estar volando en estos momentos sobre el Bosque Oculto, buscando el sitio marcado en el mapa del tesoro. “Actualmente está practicando… Tomando una aventura en la selva. Pero si planeas pasar la noche, puedes esperar hasta que vuelva”.

“Entonces voy a esperarla y hablaré con ella más tarde”. Margaret asintió sin vacilar.

“Entonces, ahora podemos hablar de negocios, ¿Verdad?”.

“Por supuesto, Su Alteza Real”. Respondió Margaret riendo, “No vacile en decir lo que piensa”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente