RW 146 – Búsqueda de huellas, búsqueda de la causa (Parte 2)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Cuando Theo recuperó su conciencia, todavía era capaz de sentir un dolor punzante en la parte posterior de su cuello.

Maldita sea, esa mujer bruta me golpeó muy duro. Abrió los ojos y trató de moverse, pero descubrió que tenía las manos atadas a su espalda y sus piernas atadas a las patas de la silla en la que estaba sentado.

“Se despertó.” Una voz de una mujer se escuchó de repente.

“¿Cuál es tu nombre?” Una persona se le acerco y levantó su barbilla. “Sugiero que no mientas, o mañana ya te habrás convertido en otro cadáver flotante en el foso”.

Theo parpadeó para ver más claro, la mujer delante de él tenía un velo, y su cuerpo estaba envuelto en una túnica, al parecer, ella no quería que él fuera capaz de reconocer su apariencia.

“Theo.” Respondió con sinceridad, mientras miraba al mismo tiempo a su alrededor.

Estaba en una habitación estrecha, y su entorno se encontraba cubierto de polvo, con pedazos de yeso por una estatua rota, a pesar de que estaba completa, ahora sólo estaba a la mitad. El polvo y el yeso acumulado estaban empezado a ponerse marrones como si hubieren sido abandonados desde hace mucho tiempo. La habitación no tenía ventanas, así que no podía ver el cielo y sólo podía especular sobre lo tarde que era. La única luz en la habitación provenía de una lámpara de aceite colgada en la pared.

“Desde Fallen Dragon Ride hasta Silver city, un camino tan largo.” Continuó la mujer con una voz fría, “¿Por qué nos buscas?”.

“No las estoy busco, es la Asociación de Cooperación de Brujas quien las está buscando”.

“¿Qué es una Asociación?”.

“Es un grupo de brujas al igual que tú. Me confiaron la tarea de difundir esta noticia”.

“Tonterías,” la mujer replicó, “No sé de dónde has oído su nombre, pero ellas están muy lejos, se encuentran al este, en la región de Seawind. ¿Crees que solo por decir nombres al azar en la habitación te creeríamos?” La Mujer sacó un cuchillo de su cintura y Theo se dio cuenta que era el cuchillo que usó anteriormente. “Te daré una última oportunidad, ¡No desafíes mi paciencia!”.

“¡Lo que dije es la verdad!” Dijo en voz alta, quería seguir gritando, pero al final, no se atrevió, por lo que dijo con una voz reprimida: “Originalmente tenían la intención de entrar a la Montaña Infranqueable, tratando de encontrar la Montaña Santa, pero fueron incapaces de encontrar la Montaña Santa, por lo que se establecieron en la Ciudad Fronteriza, y ahí descubrieron una manera de evitar los síntomas de la mordedura demoniaca. Cuando descubrieron eso, naturalmente querían salvar a otras brujas, ¡Juro que no miento!”.

“Entonces, ¿Por qué te enviaron a ti?”.

“Porque yo las ayudé, las ayudé cuando uno de sus miembros fue perseguido por el Ejército de Jueces de la Iglesia, yo las ayudé distrayendo a sus perseguidores. ¡Su mentora se llama Cara, y también están Wendy y Scroll, ellas me pidieron que buscara!”.

Después de escuchar su explicación, la mujer enmascarada permaneció en silencio, metió la daga de nuevo en su cintura y dio un paso atrás. Pronto, Theo fue capaz de escuchar cómo dos mujeres susurraban a sus espaldas.

Son novatas, se dijo a si mismo en su corazón, a pesar de que las dos actúan como criminales, está claro que son completamente nuevas para llevar a cabo interrogatorios.

Durante un interrogatorio, es tabú hacer preguntas que tengan solo una respuesta, en el caso de que no obtuvieran su respuesta, el interrogador sólo tenía la opción de matar o no matar. Si deciden matar, perderán cualquier otra posibilidad de recibir más información, si no matan, es equivalente a perder su amenaza de matarlo. Eso dañaría gravemente la posición de poder del interrogador, y la efectividad de la siguiente amenaza se reduciría sustancialmente.

Si él fuera el interrogador, comenzaría a torturar los dedos, con cada mentira cortaría un dedo. Así que incluso si existía un error en el juicio, se convertiría en un gran problema. Bajo esta atmósfera amenazadora, el corazón del enemigo se derrumbaría rápidamente, pero sin entrenamiento profesional, sería difícil llevar a cabo tal prueba.

Mientras mostrara una mirada asustada, el interrogador se pondría inseguro, lo cual sería exponer simplemente que no saben si estaba mintiendo o no.

Cara, Montaña Santa, y Asociación de Cooperación de Brujas son información confiable y genuina, que consolidaría más a su persuasión de su información.

No tomo mucho tiempo antes de que la mujer enmascarada emergiera una vez más frente a él: “¿Hace cuánto entraron en el Territorio Occidental?”.

“Hace dos o tres meses antes de los Meses de los Demonios, y justo después del final del invierno, regresaron a la ciudad, alegando que encontraron la Montaña Santa.”

“¿Cuántas personas son?”.

“¿Como 40? No estoy seguro de ello, además de Cara, no hubo otras brujas que decidieron mostrarse,” Theo decidió añadir un poco más de información, “Cara es la Bruja de la Serpiente, ¿Has oído hablar de ella? Ella tiene la capacidad de convocar serpientes mágicas, una de ellas se llama “nada”. Con ella, puede borrar rápidamente todas las toxinas. Lo he presenciado, es muy poderosa”.

“¿En verdad no tienes miedo a las brujas?” La voz de la mujer parecía un poco desconcertada.

“¿Por qué tendría que temerles?, las brujas son muy… Hermosas, no poseen garras como las bestias demoníacas, además no perjudican a la gente común. Si les tuviera miedo, no hubiera ido tan lejos para difundir la noticia”.

“Si alguien fuera a la Ciudad Fronteriza, ¿Cómo podríamos contactarlas?”.

“Algunas de ellas pueden ver de forma natural la magia, así que, si una bruja va, la encontrarán”.

“Shadow (sombra), ¿Qué te parece?” Las mujeres enmascaradas miraron hacia la dirección de Theo.

“No estoy segura,” la bruja, llamada Shadow, vaciló. “¿No es mejor esperar a nuestra hermana, para luego tomar una decisión? Ella seguramente sabrá qué hacer”.

“Está bien.” Ella asintió y tomó una silla limpia, se sentó delante de Theo.

“¿Quién es tu hermana mayor?”.

“La guía.” La actitud de la mujer enmascarada se suavizo mucho en comparación con antes. Probablemente su declaración de que no temía a las brujas, cambió demasiado sus pensamientos y sentimientos, “Ella nos llevará lejos de aquí”.

“¿Se van a ir? ¿A dónde irán?”.

Después de escucharlo, negó con su cabeza y no contesto.

“Tú no eres una bruja de Silver City, ¿Verdad?” Theo prosiguió: “Tu acento no es el mismo que el acento del rey.” Silver City se encuentra cerca de la capital, por lo que los habitantes se sienten orgullosos de imitar el acento del rey.

Ella vaciló un momento, “Yo… Soy del Sur”.

Brujas de todo el Reino se reunieron aquí, y pronto se irán lejos de aquí… Theo pensó para sí mismo, no hay duda, son otra organización de brujas. Además, también están buscando a brujas, como lo hizo anteriormente la Asociación de Cooperación de Brujas. Sin embargo, al final, ¿A dónde quieren ir?.

En ese momento, se escucharon pasos desde afuera.

“¡La Hermana regreso!” Shadow gritó alegremente. Con el crujir de la puerta abierta, Theo comenzó a contener la respiración.

“¿Él es quien ha estado usando los canales subterráneos para difundir las noticias?” La voz de la persona que acababa de llegar era madura y firme. “¿Qué le han preguntado?”.

“Lo que dijo parece ser cierto.” Comenzó a explicarle a las mujeres enmascaradas, lo que sucedió durante el interrogatorio: “No podría haber sido tan claro en su explicación si no tuviera contacto con la Asociación de Cooperación de Brujas”.

“Así están las cosas.” Le menciono lo que le fue dicho por Theo, mientras estaba frente a él. Existía una gran diferencia entre ella y la mujer enmascarada, pero ella no ocultaba su rostro. Su largo cabello negro estaba casi por su cintura, y aparentaba tener alrededor de veinticinco años. Mirandola por completo, la parte más llamativa eran sus ojos. Theo descubrió inesperadamente que sus iris eran doradas, incluso de pie bajo la tenue luz, sus ojos eran claramente visibles, igual que las estrellas durante la noche.

Theo siempre estuvo al lado de su alteza (así que observó a las demás brujas), pero la apariencia de esta mujer desconocida podía ser considerada dentro de una categoría superior. Ella tenía una cicatriz visible sobre su ojo izquierdo, comenzado desde su frente y bajando hasta su mejilla. Esa cicatriz no sólo no destruyó su belleza, sino que añadió un toque áspero a ella. Desde el primer momento en el que la miro, Theo sintió que aquella mujer era una auténtica guerrera.

“Si la Asociación de Cooperación de Brujas en verdad encontró la Montaña Santa, nunca habrían enviado gente para difundir esta noticia.” Ella sacudió la cabeza, “Además tú crees que si la iglesia escucho estas noticias las dejarán pasar con el aire, y les permitirán llegar. Es más, tendrían que salir de Ciudad Fronteriza tan pronto como sea posible, o me temo que solo traerán una gran catástrofe inminente sobre ustedes mismos”.

“Entonces … ¿Qué haremos?” Preguntó Shadow.

“La nave llegará hoy a medianoche, y tú no eres la única bruja, así que tendrás que irte.” Le dijo sin vacilación, “Los acompañare hasta la nave. En cuanto a la Wi…” La mujer de pelo negro miró a Theo quien estaba todavía atado a la silla, “Por favor, ayúdeme a saludar a Tilly, dile que llegaré tarde por unos días y tal vez incluso sea capaz de llevar más brujas conmigo”.

“¿Quieres ir con él a Ciudad Fronteriza?” Preguntó Shadow sorprendida, “Pero, en caso de que esto sea un engaño…”

Ella sonrió un poco y dijo llena de confianza, “Si ese fuera el caso, sería lo mismo que matarse a sí mismo”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente