RW 1423 – Sonda

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¡Tengan cuidado! ¡Están viniendo de nuevo! ”

Escuchando la advertencia de Fishball, la línea defensiva compuesta por menos de cien hombres produjo el sonido de un disparo concentrado.

Bajo la intensa potencia de fuego, las bestias ágiles y monstruosas se vieron obligadas a disminuir la velocidad y lentamente a arrastrarse bajo el humo y la grava voladora.

Los dos cañones de 75 mm habían estado esperando este momento.

Dentro de un rango de mil metros, los cañones eran asombrosamente precisos; su poder es mucho más fuerte que la granada anti-demonio propulsada por cohetes y podría ser considerada como la némesis de los “monstruos obstinados”.

Las bestias que treparon en la parte delantera fueron las primeras en ser bombardeadas, ya que sus cuerpos superiores se trituraron instantáneamente en pedazos y las extremidades aterrizaron a cien metros de distancia.

Después de la muerte de unas pocas bestias mutadas, los demonios restantes se retiraron y se escondieron dentro de la Niebla Roja nuevamente.

Pero todos sabían que era la calma antes de la tormenta; los monstruos podrían reagruparse y volverse incluso más fuertes en cualquier momento, desde cualquier dirección.

Esto ocurrió no solo en la región norte del Reino de Dawn. Desde las montañas del Reino de Wolfheart hasta Coldwind Ridge en Graycastle, se produjeron múltiples batallas simultáneamente en todo momento. La única diferencia era la escala de la batalla.

El Primer Ejército adoptó una contramedida correspondiente: las tropas más grandes se enfrentaban a los enemigos más grandes, y un pequeño grupo de soldados se encargaba de atacar a los intrusos. Las tropas dirigidas por Fishball eran precisamente una fuerza de asalto destinada a compensar las brechas y cuidar de la retaguardia. Al confiar en la ciudad, interceptaron a los demonios que intentaron cruzar y aseguraron un punto de apoyo para los humanos.

Aunque Fishball era un oficial de bajo rango, era consciente de que su misión estaba íntimamente relacionada con la situación general. De acuerdo con los cálculos formulados por los superiores, la niebla roja producida en Hermes sería suficiente para envolver a toda la Ciudad de Glow en unos pocos meses. Por lo tanto, luchar en la Niebla Roja pronto se convertiría en lo normal. Los soldados debían adaptarse al campo de batalla sin el apoyo de las Brujas y asegurar las operaciones diarias dentro del Reino de Dawn.

Había que decir que participar en tales batallas los hacía bastante pasivos, ya que nadie podía predecir de dónde vendría el próximo ataque o la forma en que entrarían en su radio de advertencia. También era imposible establecer una línea de defensa fija a lo largo de toda la frontera norte de los Cuatro Reinos, ya que carecían de la mano de obra o la logística para tal esfuerzo. Por lo tanto, los altos mandos quedaban atrapados en una situación indefensas.

Afortunadamente, los soldados se hicieron más adeptos con sus armas. Incluso con solo docenas de hombres, fueron capaces de desatar una cantidad considerable de poder de fuego en un corto período de tiempo. Por ejemplo, el pequeño equipo de Fishball con cuatro ametralladoras de propósito general, diez caballos y dos cañones, fueron capaces de derrotar a cualquier enemigo siempre que no hubiera Demonios Mayores.

Después de todo, esta situación casi estancada se debía al hecho de que el Primer Ejército estaba indefenso contra la isla flotante. Incluso si forzaban su camino hacia la meseta de Hermes, era imposible destruir la fortaleza en movimiento. Los humanos no tuvieron más remedio que mantener una postura defensiva.

El único capaz de amenazar a los demonios fue la formación de los caballeros aéreos dirigida por la princesa Tilly.

“Si hubiera sabido que esto hubiera pasado, me habría unido a la Academia Aérea”, mencionó alguien casualmente.

“Eso es suficiente. Los requisitos para unirse son demasiado altos; ¿Crees que seria tan fácil como estamos ahora, pasar por un entrenamiento simple y poder volar? ”

“De hecho, unirse al Primer Ejército ya es algo digno de elogio. Mi primo ni siquiera pudo unirse.”

“Pero la princesa Tilly está ahí…”

Esta frase incitó un momento de silencio.

La imagen de Iron Axe y la princesa Tilly aparecieron involuntariamente en la mente de Fishball.

El resultado de tal comparación fue evidente por sí mismo …

“¡Cierren sus bocas!” Expulsó los pensamientos que distraían su mente y los reprendió. “Los Caballeros Aéreos podrían ser capaces de lidiar con los demonios de frente, ¡pero nosotros somos los que protegemos a los ciudadanos! ¡Los enemigos podrían incluso volver más tarde, así que presten atención a las señales de los centinelas!”

“Sí…” Todos probablemente se dieron cuenta de lo incomparables que eran las dos, ya que cambiaron de tema.

“Capitán”. Hanson se acercó con su rifle. “Un subordinado mío informó de una posición inclinada hacia el oeste con una buena vista. Mientras armemos una ametralladora allí, podremos reprimir a los monstruos que trepen por la pared ”.

Al menos todavía hay algunas personas confiables en el equipo.

Fishball se volvió hacia la dirección que le señalaba y rápidamente tomó una decisión. “Llevare a cinco hombres allí, te dejaré este lugar. Estoy seguro de que sabes cuándo pelear o retirarte “.

“¿Iras personalmente?”

“Es nuestra primera vez aquí; Me sentiré más cómodo echándolo un vistazo por mi mismo”.

Fishball sabía que el flanco era mucho más importante, y era muy consciente del carácter de su vice capitán. Hanson no solo era un buen tirador, sino que era extremadamente confiable y prudente. Estaba lo suficientemente calificado para mantener la línea.

“Entiendo”. Hanson saludó en reconocimiento de la orden.

Fishball asintió y procedió a seleccionar a cinco soldados de reconocimiento y juntos, subieron hacia la pendiente.

La región abultada tenía sus similitudes con la vertiente norte. Tenía una suave pendiente antes de llegar a un abrupto acantilado que subía casi veinte o treinta metros. La cima de la colina era un lugar adecuado para cubrirse y ocultarse con los árboles y la densa vegetación.

El único defecto fue la densa niebla en el área; La Niebla Roja asentada era estática, reduciendo su campo de visión. A pesar de que no afectó ninguna actividad de observación hacia el exterior, estar inmerso en la Niebla Roja no fue una buena experiencia.

“Enciende un poco de fuego para dispersar la niebla, luego barra el área circundante”. Fishball encontró una posición de disparo adecuada y dejó la ametralladora.

De hecho, era un lugar privilegiado con el escarpado acantilado que actuaba como una barrera natural, especialmente contra las bestias monstruosas que no tenían defensas en sus espaldas. Fishball decidió marcar la ubicación para su uso futuro antes de que surgiera cualquier nuevo ataque.

Pero después de mucho tiempo, Fishball no escuchó las llamas crepitantes y ardientes que había anticipado.

¿Que esta pasando? ¿Cuánto tiempo necesitan para recoger la leña?

Frunció el ceño y gritó dos veces, pero el bosque permaneció en silencio sin ninguna respuesta.

Fishball repentinamente sintió algo.

Algo esta mal…

Incluso si hay enemigos, deberían haber disparado al menos una vez.

Ya sea el subordinado de Hanson o los seis de ellos, ninguna de las partes encontró rastros de enemigos. El repentino silencio era demasiado extraño.

En ese mismo momento, escuchó un ligero ‘susurro’ a su derecha, como si algo hubiera pisado la hierba.

Fishball se volvió y levantó su arma.

Una figura oscura brilló frente a él y un brillo frío de luz pinchó su mejilla.

CRACK.

Su mano de repente se sintió más ligera cuando su arma se dividió en dos.

Una ‘mujer’ alta apareció ante él. Caminaba descalza con prendas ligeras como ropa que cubría su piel azul. Aparte de la espada en su mano, no había otros objetos metálicos en su cuerpo. Probablemente fue la forma en que fue capaz de escabullirse sin hacer ningun sonido.

Se acabó.

Ese fue el pensamiento de Fishball.

La forma humanoide era el rasgo distintivo de un demonio mayor, según los folletos entregados por los superiores. Cuanto más humanoide era el demonio, más fuertes eran. Aparte de su piel azul y su figura alta, sus rasgos faciales tenían un parecido sorprendente con un humano. Solo se podía imaginar lo poderosa que era ella.

Sorprendentemente, Fishball no sintió miedo ante la muerte. El único pensamiento que tuvo fue cómo informar a sus compañeros que un Demonio mayor se había infiltrado en su ubicación.

Pero la espada no cortó su cuerpo en dos.

La otra parte sacó un pedazo de papel y lo tiró delante de él.

“Toma esto y tráelo de vuelta. Dáselo a las Tres Brujas Jefes.”

Su entonación era extraña y su flujo de palabras era terrible. Pero era claramente un lenguaje humano.

“No sé quiénes sean las Tres Brujas Jefes …” Fishball en secreto buscó la pistola en su cintura. “Y definitivamente no voy a ayudar a mi enemigo …”

“Envíalo y todos tus compañeros se mantendrán vivos”. Las palabras del demonio hicieron que se detuviera. “Ya que los Tres Jefes son líderes, lleva el papel, y ellos ya sabrán”.

Entonces, un portal purpúreo apareció detrás de ella.

Ella se retiró gradualmente y desapareció sin dejar rastro.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente