RW 1415 – Los atacantes inesperados.

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

En este momento, los otros trabajadores sintieron la extraña situación y se detuvieron en seco mientras observaban la bandada de pájaros y discutían la situación entre ellos.

Pero Charms sintió la gravedad de la situación.

No fue la alarma utilizada por la ciudad, sino el sistema de advertencia previa utilizada por el Primer Ejército. Indicaba que el enemigo ya estaba cerca de la línea del frente y que podría producirse una batalla en cualquier momento … En otras palabras, en el tiempo que tardó en llegar la alarma, el Primer Ejército ya podría haber comenzado a enfrentarse con el enemigo.

¿Se reagruparon los demonios y armaron un contraataque?

¡Eso era demasiado inconcebible!

Había seguido a su padre y luchó desde el Bosque Misty hasta la Torre de Estación No. 10 y conocía la situación básica en el norte.

La razón de la decisión del Primer Ejército de reconstruir las Ruinas de Taquila fue tomar precauciones contra esto. La alta torre de vigilancia que se alzaba en las vastas y vacías llanuras era suficiente para observar distancias más allá de diez kilómetros. Sin mencionar primero el tiempo requerido para la construcción de la torre de la niebla roja, la distancia entre las ruinas de Taquila y las ruinas de la Ciudad Santa fue de unos 300 a 400 kilómetros de distancia. ¿Cómo era posible que el enemigo hubiera aparecido tan cerca de la nueva Ciudad del Rey sin ninguna advertencia?

Pero ya no era el momento de pensar en las posibilidades.

El puesto de guardia responsable del desarrollo de la Estación No. 2 solo tenía un centenar de tropas guarnecidas, la mayoría de ellos eran nuevos reclutas. Si realmente se encontraran con una emboscada, ¿podrían vencer a los demonios y garantizar la seguridad del área?

Charms no tenía idea.

Balshan de repente corrió hacia la estación.

“¿Ey! ¿A dónde vas?”

“Dusk todavía está en la estación, voy a recogerla!”

Su respuesta le recordó que, de acuerdo con las regulaciones de evacuación, las personas que escuchaban la alarma tenían que evacuar al refugio más cercano, pero la zona de descarga estaba situada en las afueras del área de desarrollo. La gente en la bahía requeriría de una cantidad considerable de tiempo para correr hacia el área residencial más cercana, y mucho menos volver. En lugar de llevar a Dusk al área del refugio, también podrían tomar el tren y partir.”

“¡Todos miren!” Charms saco la insignia de su camisa y la levantaron en el aire. “Soy Charms, soldado del Primer Ejército. El la Torre de estación N° 2 está bajo ataque. Todos, bajad vuestras cosas y seguidme. ¡Como el refugio está demasiado lejos, estaremos tomando el tren para huir! “Luego murmuró en voz baja:”bueno, Un ex soldado “.

Pero nadie escuchó su último susurro. En el instante en que se anunció el término “Primer Ejército”, los trabajadores lo trataron como su líder. Todos aquellos que ya estaban corriendo se detuvieron y convergieron alrededor de él.

Esto sorprendió a Charms, y al mismo tiempo, aumentó la presión sobre él.

Cuando estaba en el Primer Ejército, solo era un observador en el Blackriver, un soldado y subordinado de su padre. Nunca tuvo experiencia en liderar a otros. La repentina transición a ser responsable de una multitud lo puso nervioso. Pero como ya había dicho esas palabras, no tenía más remedio que persistir.

“¡Por aquí!”. Charms lidero a un grupo de trabajadores y corrieron a un lado del tren y, por casualidad, se encontraron con Hank.

“¿qué está pasando? Solo estaba tratando de encontrar una esquina para relajarme… ”

“No te preocupes por eso por ahora.” Charms agarró sus hombros. “¿Has agregado carbón y agua? ¿Cómo está la presión en la caldera?

Este último asintió frenéticamente con la cabeza. “Todo está funcionando en orden y podemos movernos en cualquier momento…”

“¡Muy bien!”, Gritó, “Gira rápidamente la dirección del tren. Nos dirigimos hacia la Torre de Estación No. 1. ¿Recuerdas tocar la bocina antes de partir? ¡Además, prepara un arma y mantenla cerca de ti!”

“¿Que pasara contigo?”

“Primero organizare a los demás, luego te veré en la parte delantera del tren”.

En menos de un minuto, el tren arrojó humo y gradualmente salió de la Estación No. 2.

Durante este período de tiempo, muchos más trabajadores notaron la conmoción y rápidamente abordaron los vagones, incluido el ejército civil que estaba destinado a velar por los bienes. Aunque solo había alrededor de una docena de ellos, estaban equipados con revólveres, lo que permitió que Charms se aliviase un poco.

Aunque tenía muchas ganas de estar con Dusk, sabía que era de suma importancia enviar a todos a un lugar seguro. Una vez que averigüe que ella esta a salvo, regresara rápidamente al frente del tren.

Justo en ese momento, Charms vio al enemigo.

¡Era un grupo de bestias voladoras!

“Oh Dios, ¿no se dijo que solo aparecieron durante los Meses de los Demonios?” Hank se apoyó en la ventana y murmuró.

“Nadie sabe lo que está sucediendo en esta tierra abandonada por los dioses”. Charms sacó su rifle de su casillero y subió al techo del tren con destreza. Con el tren retrocediendo y él parado sobre su cola, pudo ser testigo de todo lo que sucedía detrás. Una mezcla de bestias demoníacas ordinarias y grandes corriendo frenéticamente, empujándose las unas a otras. Su velocidad de ataque fue más rápida de lo que había imaginado, ya que cargaron en el área de la bahía de descarga poco después de la partida del tren.

Si todos hubieran corrido con sus piernas, nadie habría escapado de los violentos monstruos.

He tomado la decisión correcta.

Ese pensamiento le permitió soltar un suspiro de alivio.

Pero sus sospechas se mantuvieron.

Las bestias demoníacas eran monstruos que fueron derrotados fácilmente hace muchos años por los fusiles y las paredes de cemento y no pudieron entrar en Neverwinter. Dado que el Primer Ejército actual era mucho más fuerte de lo que eran en el pasado, ¿cómo era posible que estas bestias los hubieran superado?

Cuando se produjeron los disparos, se intensificó su confusión. Notó que los disparos apuntaban a bestias demoníacas que habían aparecido desde el norte. Siguiendo a los fusiles derribándolos, solo quedaban rastros de sangre negra en su estela. El problema era que las bestias demoníacas no parecían haber experimentado mucho cambio. Su forma de ataque se mantuvo igual que las bestias salvajes, con dientes afilados y garras. Su amenaza era mucho menor que la de los demonios locos con lanza. Esto confundia a Charms. ¿Cómo un enemigo así pudo invadir silenciosamente las fuerzas de Taquila?

¡BOOM!

Tras un fuerte estallido, el tren de repente desaceleró, como si hubiera chocado contra algo.

Charms casi fue arrojado del tren. ¡Se puso furioso, pero al instante quedó en shock! Sin saberlo, un monstruo extraño había aparecido al lado del tren. La mitad de su cuerpo estaba conectada al tren, obviamente habiendo sido chocado. Su sangre azul rociada por todo el lugar, teñiendo la mitad del exterior del tren. El monstruo tenía muchos apéndices y un gran caparazón exterior que se parecía a los reptiles, con una cuchilla afilada con forma de guadaña que sobresalía de su cabeza que testificaba su posición en la parte superior de la cadena alimentaria.

Lo extraño era que no se dio cuenta de ese gran monstruo mientras estaba en la parte delantera del tren. ¿De dónde salio?

Pero Charms no no tuvo tiempo de pensar en eso.

¡Porque descubrió que los rieles en la distancia se habían dividido en dos!

“¡Hank, pisa los frenos!” Gritó mientras se apretaba entre la multitud en el tren mientras usaba su velocidad más rápida para agarrarse a cualquier barandilla. Aunque su compañero estaba perdido, obedeció las instrucciones de inmediato. El agudo chirrido de los frenos resonó a través de todo el tren mientras un olor acre quemaba el aire.

Pero fue demasiado tarde. El tren recorrió el ferrocarril roto y los vagones pesados ​​instantáneamente hicieron que las ruedas se hundieran en los escombros y se desviaron. Los vagones conectados que habían perdido las restricciones de sus vías chocaron entre sí, y finalmente se volcaron estrepitosamente.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente