RW 1397 – La batalla sangrienta en las montañas (I)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Ten cuidado, el siguiente descenso será mucho más rápido. Si tienes miedo, cierra los ojos “.

Después de la advertencia de Lightning, ella estaba llevando a un soldado de Graycastle y voló hasta el borde de la cima de la montaña. En el instante en que sus pies se levantaron del suelo, el dúo descendió decenas de metros en un suspiro antes de disminuir a una velocidad estable.

Cuando sus pies volvieron a estar en el suelo, la cara del soldado era de un blanco pálido. “Gracias … gracias, señorita Lightning, yo… ugh…”

“Toma algunas respiraciones profundas, tu cuerpo se recuperará en un momento”.

Con eso, voló de regreso a la cima de la montaña y continuó su búsqueda de sobrevivientes varados.

La conjetura de Cat’s Claw’s demostró ser cierta. Después del ataque repentino de la aguja de piedra, unos pocos soldados quedaron varados en el otro lado del campo y dispersados ​​por el asalto de los Demonios Araña. Aunque algunos lograron superar el bloqueo y se unieron a la fuerza de defensa en el lugar estipulado, muchos otros fueron detenidos. Algunos no estaban dispuestos a abandonar a sus compañeros heridos, y algunos se involucraron en luchas amargas contra los Demonios Araña, hasta el punto de no poder retirarse a pesar de escuchar la señal de retirada.

Ahora, con las tropas retirándose en grupos, la aparición de Lightning les dio esperanza.

Aunque la mejora y la edad adulta no aumentaron su fuerza, era suficiente para salvar a los hombres al poder volar a diez metros del suelo.

El único problema era de su capacidad para llevar a sola una persona a la vez. Además, el descenso sustancial por el acantilado no fue un problema para Lightning, quien estaba acostumbrada a volar sola, pero el hecho de llevar cuesta abajo un soldado cada vez era complicado.

Los disparos de las artillerías cesaron gradualmente. Claramente, independientemente de los demonios o los miembros de la fuerza de asalto, quedaban muy pocos. Lightning encontró con éxito a unos diez soldados y los coloco en un pequeño sendero en la parte posterior de la montaña.

“Uf, creo que ese es el último”. Después de dejar caer al último sobreviviente, ella dejó escapar un suspiro de alivio. “Ustedes pueden encontrar su propio camino por la montaña, ¿verdad?”

“¡Gracias por su ayuda!” Todos saludaron, y alguien preguntó. “¿Conoces la ubicación de las tropas principales?”

“Actualmente están al otro lado de la montaña, posicionados para luchar contra los Demonios Araña que vienen del norte”. Lightning dio una explicación aproximada de la situación: “No hay manera de hacer un desvío de aquí; Simplemente vayan directo a la montaña, lleguen rápidamente a Metalstone Ridge antes de que la isla flotante pase la Cordillera Impasable”.

“Ya veo… entendemos”. La expresión de todos se volvió pesada, pudieron sobrevivir debido al heroico sacrificio de sus camaradas. Emociones mezcladas e indignación surgieron en sus rostros por el hecho de que ya no podían contribuir, mientras que los otros seguían luchando con el enemigo.

Pero no importaba cuán arrepentidos se sintieran, sabían que no podían ser una carga para la fuerza principal.

“Oh, cierto, señorita Lightning”. Justo cuando se trataba de la separación, el soldado que hablo antes vaciló antes de hablar. “Cuando cayó esa gran aguja de piedra, los temblores colapsaron el refugio del cañón No. 3. Vi a unos pocos soldados escondidos mientras corrían, no estoy seguro de si habría sobrevivientes allí …”

“El refugio del cañón número 3, lo tengo”. Lightning asintió. “Le daré un vistazo.”

Después de ver al grupo girar y retirarse de la montaña, Lightning se elevó en el aire y regresó a la formación de artillería.

Mientras tanto, la voz de Maggie salió del Sigil de escucha con una nueva advertencia.

“Ten cuidado, coo. ¡Los demonios van a liberar una tercera aguja de piedra!

“¿Puedes juzgar su objetivo?”

“No estoy segura, pero no creo que sea la cima de la montaña, coo!” La voz de Maggie de repente tembló. “Ya viene, coo!”

Lightning se elevo de nuevo en el aire, solo para presenciar la gran aguja negra dibujando un largo arco hacia la Cordillera Impasable.

Los demonios no apuntaban a la fuerza de asalto, lo que significaba que probablemente estaban apuntando a las tropas que se retiraban de la montaña. El terreno allí era extremadamente complicado, y las bajas sufridas por los humanos solo aumentarían sustancialmente si los Demonios Araña infringieran sus escasas defensas. La única buena noticia fue que debido a los terrenos ondulados alrededor del sendero que servían de refugio, era improbable que los demonios tuvieran un objetivo preciso para aterrizar la aguja justo encima de las tropas.

Ella inmediatamente tomó la decisión de regresar y apoyar a la fuerza de asalto en la ladera de la montaña.

Justo en este momento en la Gaviota, Sylvie de repente abrió los ojos. “Cielos…”

“¿Qué pasó?” Andrea exclamó sorprendida. Para evitar ser descubierta por los demonios, Sylvie había mantenido los ojos cerrados, con la teoría de que permanecería mientras ella no pudiera ver la situación debajo de las nubes.

“¡Hay una gran presencia de poder mágico extremadamente poderosa!” Murmuró para sí misma con incredulidad, “¡Se está acelerando hacia la Cordillera Impasable!”

¿Un gran Poder mágico? Andrea se sobresaltó.

El término hizo que recordara la maldición de Ursrook: en la última batalla de Taquila, la otra parte había utilizado un señuelo para liberar el poder mágico para atraer deliberadamente al equipo de la emboscada.

Pero la fuente de poder mágico señuelo era completamente diferente de la original. Era posible que Sylvie no pudiera distinguir los detalles finos en una distancia de más de diez kilómetros, pero en las circunstancias actuales, era probable que ella fuera capaz de determinar si la fuente era genuina o no.

En otras palabras, la anomalía capturada por el Ojo de la Magia probablemente fuera un verdadero Demonio superior.

Aunque no estaba claro por qué el enemigo había elegido revelar su identidad en un momento así, las personas a bordo de la Gaviota sabían que no podían sentarse ociosamente ya que habían tomado medidas.

Desde el principio, sus objetivos habían sido los demonios más fuertes que aparecian en el campo de batalla.

Andrea había esperado mucho por este momento.

“¡Es nuestro turno de actuar ahora!”

Pero Sylvie continuó mirando con gotas de sudor que caían por su frente. “¿Es eso realmente un demonio superior? ¿Cómo es posible que su poder mágico sea tan fuerte …”

“Uh … ¿qué tan fuerte?”

“Mucho más fuerte que Ursrook …” Sylvie se mordió los labios. “Me temo que solo Leaf en su estado unificado con el Bosque pueda compararse con eso…”

“¿Qué dijiste?” Andrea estaba aturdida.

Había presenciado el rico poder mágico que poseía Leaf cuando ocupaba un rincón del Bosque Misty. Llamarlo vasto todavía era un eufemismo, pero era un resultado logrado al confiar en fuerzas externas. ¿Pero para un solo individuo ejercer tal poder? “Oye, oye … ¿estás exagerando verdad?”

Wendy inmediatamente activó todos los Sigils de escucha. “Su Alteza Tilly, Lightning, Maggie, ¡esta es la Gaviota!. Sylvie detectó a un enemigo acercándose a la cordillera. ¡De su poder mágico, el enemigo es muy probablemente un demonio con un Ascendente Superior! ¡No se comprometan, repito, no te comprometan!”

“Entonces, ¿qué hacemos?” Shavi preguntó tímidamente.

“¿Tengo que responder eso?” Andrea apretó los puños. “Solo tales enemigos son dignos de recibir las balas formadas por la sangre, el sudor y las lágrimas de nuestras hermanas”.

BOOOM-!

La tercera aguja de piedra atravesó la brecha entre dos picos montañosos y barrió los árboles secos y podridos, devastando todo a su paso hasta que finalmente rodó por una colina hacia el valle. El largo y marrón camino formado por una mezcla de tierra y ramas dibujó un gran contraste con el fondo nevado.

Cat’s Claw’s dejó escapar un suspiro de alivio.

Sentía que dar las órdenes para un retiro rápido fue la decisión correcta: el intervalo de tiempo entre la tercera aguja de piedra y el segundo era mucho más largo, y solo quedaban unos pocos enemigos en la ladera de la montaña. En la actualidad, el tiempo por el que lucharon les dio suficiente tiempo para enfrentar a los nuevos enemigos.

Además, la aguja de piedra había aterrizado casualmente entre ellos y las tropas reservadas. La diferencia de altura no solo proporcionó a los tiradores mejores condiciones para disparar, sino que la distancia de más de un kilómetro hizo que sea relativamente más fácil distribuir la potencia de fuego, a diferencia de las dos batallas repentinas de antes.

Pero Cat’s Claw’s penso que era una lástima que no estuvieran equipados con los cañones de 75 mm para poder destruir a los insectos repugnantes en el momento en que levantaran sus cabezas, definitivamente les habría permitido expulsar la ira de los soldados.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente