RW 1355 – La segunda escena

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El flujo del tiempo se restauró en el momento en que la luz se solidificó.

Bajo la luz del sol, la mano sin forma del Oráculo ya no era invulnerable y, en cambio, aparecía como burbujas suaves y distorsionadas. Cuando el deslumbrante cielo azul descendió, reemplazó la débil y tenue luz plateada que la joven (Zero) usaba para protegerse. Habiendo perdido la interferencia de las Deidades, ya no tenía la posibilidad de ganar fácilmente, incluso si Zero era solo un recién Despertado.

Mientras tanto, dos nuevas figuras se apresuraron en el dominio sellado.

No encontró a Epsilon, pero encontró al otro objetivo que tuvo que matar.

Fue el principal creador del mundo, Roland.

Delta levantó la otra mano y la golpeó ferozmente contra Roland.

Pero no se levantó una mota de polvo.

Su poder desapareció por completo incluso antes de llegar a Roland, como si no existiera para empezar.

Cientos de metros de distancia podrían ser recorridos por un marcialista en una fracción de segundo. Antes de que Delta pudiera reaccionar, su máscara fue desgarrada por Roland interfiriendo en su su anillo estelar.

Independientemente de cuánto luchaba, fue incapaz de romper con las manos de la otra parte. Estar en presencia de Zero solo lo debilitó sustancialmente, pero frente a Roland, era casi completamente inútil.

“¡Esto no es justo!”

Su conciencia comenzó a disiparse a medida que su astrolabio fue despojado.

Roland se mantuvo impasible, era plenamente consciente de que, a pesar de ser puras criaturas mágicas las debilidades enemigos de Erosion se encontraban en el astrolabio que giraba dentro de sus cuerpos. Mientras uno tirara de los astrolabios, simplemente se derretirían como hielo bajo un sol abrasador.

El poder dentro de su cuerpo surgió de alegría, como si saltara en ese momento.

A lo largo de toda la secuencia de eventos, Roland seguía sin darse cuenta de la situación completa.

Menos de un minuto después de separarse de Valkries, Roland recibió una llamada entrante de Fei Yuhan. No llegaron en palabras y solo escuchó estática y fricción. Cuando el teléfono se cortó bruscamente, vio los cambios anormales que se originaban en los suburbios desde el ascensor turístico.

Una extraña barrera translúcida envolvía la autopista que conectaba la ciudad con el exterior, y obviamente no era algo que los avances tecnológicos pudieran lograr. Además, un evento que podría forzar a un marcialista famoso a ser incapaz de explicar su situación definitivamente no era un asunto trivial.

Cuando salió del garaje del sótano, se encontró con Valkries que corría en la misma dirección y, como resultado, la llevó junto con él.

Pero nunca esperó encontrar a Zero adentro después de romper la “Barrera”.

Y en cuanto al extraño hombre con la máscara y la túnica, Roland supo de inmediato que era uno de los Oráculos.

Como resultado, Roland eligió matar al Oráculo primero sin considerar las consecuencias: la Asociación nunca tuvo una pista sólida con respecto a los enemigos invasores. Roland, naturalmente, no abandonó la oportunidad presentada, gracias a su apariencia y al intento inútil de matar a Zero.

¡En el instante en que el astrolabio fue arrancado por completo, un rayo de luz brillante se elevó hacia el cielo, envolviéndolo dentro!

Efectivamente, era una situación aparentemente familiar.

“Tío Roland!”

Desde las esquinas de sus ojos, vio el rostro manchado de lágrimas de Zero.

Le hizo un gesto para que se relajara mientras la brillantez lo devoraba todo.

En comparación con la vez anterior cuando fue tomado por sorpresa, Roland estaba más preparado para esto. No se resistió a la conciencia que se precipitaba en él, sino que relajó su mente y los absorbió para sentirlos.

Después de todo, era inútil, sin importar cuánto intentara resistirse a ellos.

¿Por qué no solo relajarse y enfocar mi atención en estas conciencias emergentes?

“Ssssii … Ssssii …”

Su visión se empañó rápidamente. Innumerables copos de nieve flotaron y formaron una escena monocromática.

Junto con los copos de nieve estaban las palabras de Lan.

“La verdad es siempre lo que entiendes”.

Después de un período de tiempo desconocido, finalmente tuvo una visión clara de la escena ante él mientras la luz se atenuaba.

Esto es…

Roland no pudo resistirse a tragar su saliva. La escena ante él era un vacío sin fin, con una gran cavidad roja suspendida en el vacío negro; no tenía profundidad y era extremadamente ancha. Desde su posición, las medidas de la cavidad solo podían medirse con unidades astronómicas.

Más lejos en la distancia había innumerables manchas de luz centelleantes que se mezclaban con los copos de nieve. Roland no pudo discernir si eran reales o una escena borrosa causada por una ilusión.

En los recuerdos de Roland, solo había una cosa que podía encajar con la escena que tenía ante él.

—El vacío no representaba una falta de luz, o que no había nada. Era solo que era demasiado masivo (inmenso) .

Las chispas de luz parpadeantes eran cosas que la gente común pasaría toda su vida contando, sin embargo, eran solo cosas insignificantes para la imagen completa.

El gran universo.

El lapso de esto… era realmente inconcebible.

Roland no pudo evitar sonrreir en ironia.

Al principio pensó que ver la legendaria Tierra Infernal por primera vez fue lo suficientemente impactante. Quién hubiera pensado que esta nueva perspectiva no solo no había logrado reducir el número de preguntas sobre ella, sino que también la había llevado a un nuevo nivel de profundidad.

Surgió un problema. Si asumía que lo que estaba mirando en ese momento era el universo conocido, ¿cuál era la conexión entre la primera y la segunda escena? ¿Podría ser que tomar el “viaje” por el pilar de luz de la Tierra sin fondo que conducía a la civilización del Señor del Cielo, de hecho, los enviaría al espacio? Si ese era el caso, el término “actualizar”, o “elevación”, era bastante adecuado. Pero a pesar de ser seres de Radiación o Seres Combinados, no eran existencias que pudieran sobrevivir en un entorno completamente diferente.

Dado que las llamas y los objetos afilados les hacían daño, significaba que solo eran mucho más fuertes en comparación con los humanos en términos de soportar la temperatura y la presión. Pero cuando ocurrió la ‘actualización’, todos los Seres de Radiación que entraron en el haz de luz nunca se prepararon para esto.

No… eso no está bien. Roland rechazó rápidamente esta conjetura, ya que forzar un vínculo entre las dos escenas era demasiado inverosímil. Ignorando todas las demás variables, ya era extremadamente difícil explicar la razón por la cual las deidades harían esto. Independientemente de la interminable batalla de la voluntad divina o los fragmentos heredados que provocaron la evolución, no era como si se hubieran preparado para esta escena.

Tenía que haber un significado más profundo detrás de esto.

Roland de repente notó que algo se movía debajo de la cavidad roja.

Aparentemente influenciado por un pensamiento, su visión comenzó a moverse; luego notó que había muchos meteoritos dispersos flotando debajo de la cavidad que se asemejaban a fragmentos de un planeta disperso o como si hubiera estado allí en primer lugar. También parecían piezas de una ruina abandonada de un vistazo. Con su conocimiento limitado, tuvo dificultades para determinar los orígenes de estas cosas.

Estos fragmentos parecían ser arrastrados por una fuerza, acercándose gradualmente a una piedra única en el centro. Cada siguiente capa de rocas era más rica en volumen, y cada nueva pieza agregada indujo un cambio intenso en la capa superficial. Roland se dio cuenta repentinamente de que, aunque todas las rocas flotantes aparecían como fragmentos dispersos, sus volúmenes individuales no debían ser trivializados. Así fue como su formación fue sostenida sorprendentemente.

Al mismo tiempo, sin un objeto de referencia, todo el proceso parecía moverse a una velocidad muy rápida. Tal vez, la cantidad real de tiempo que pasó aquí fue mucho más impactante de lo que imaginaba.

Como si corroboraran con su idea, los copos de nieve comenzaron a converger.

La escena parecía estar entrando en su coda.

En su campo de visión, las rocas formaron gradualmente un esferoide irregular, y una escena inconcebible se presentó ante él: las líneas con dibujos que formaban los rombos aparecieron de repente y proliferaron a lo largo de la superficie y la oscuridad, como si estuvieran tragando al esferoide. Si no fuera por el débil reflejo de la luz, Roland habría creído que las rocas habían desaparecido ante sus ojos.

Cuando estaba completamente envuelto, el esferoide se hundió en la cavidad grande y roja.

Los copos de nieve cubrieron todo su campo de visión inmediatamente después.

Cuando todo llegó a su fin, una oración escrita en caracteres desconocidos fluyó en el cerebro de Roland.

A pesar de no haberlos encontrado antes, pudo entender su significado.

O más bien, no eran palabras sino un pensamiento que se reflejaba directamente en su mente.

“Este es el precio”.

“A partir de este momento, la gravedad ya no será la fuerza que más meresca la reverencia en este mundo”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente