RW 132 – Caballero de la Familia Elk (Parte 1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Prius se encontraba encerrado ya, durante más de cinco días.

Aunque no podía ser llamada celda, después de su remodelación, no había mucha diferencia entre su antigua casa y una celda, las puertas de madera originales fueron reemplazadas por barandillas de madera, y todos los muebles fueron retirados de la celda, sólo unas pocas mantas quedaron. La única ventaja en comparación con una celda era que la habitación estaba despejada y no tenía ningún agujero para la corriente de aire ni la lluvia.

Además de Prius, había otros cuatro prisioneros. Tres de ellos pertenecían a la casa del antiguo Duque, el otro pertenecía a la Familia Wolf, y Prius quien pertenecía a la Familia Elk.

“¡Qué demonios, realmente quiere encerrarnos aquí!” Gritó uno de los Caballeros del Duque, era de las personas más viejas que habían participado en la batalla: “¡El trigo en los campos de mi territorio ni siquiera han sido sembrados todavía! Y mi mujer no sabe cómo manejar todo.”

“¿Su territorio?” Preguntó el joven caballero de la Familia Wolf con desprecio en su voz. “¿Realmente crees que el Príncipe te dejará mantener tu rango como un caballero? ¿Incluso crees que te permitirá mantener tu caballo, armadura y armas, para que puedas comenzar tu venganza cada vez que quieras? Realmente, mientras él no nos envíe a la horca, todavía puede ser considerado como una persona amable.”

“¿Qué acabas de decir?” El viejo caballero lo miró con furia.

“Para decirte la verdad,” el joven caballero, explico más cosas, “El Duque de hecho planeaba comenzar una rebelión contra el trono. Eso lo convertiría en un convicto de primera clase, ademas llevo consigo a todos sus caballeros de élite, y solo dejo unos pocos al lado de su hijo. En cuanto a nosotros, naturalmente, nos veríamos forzados por el duque a seguirlo al campo de batalla.”

“¡Veo que realmente te gustaría morir ahora!” Al oírlo hablar así, el viejo caballero de repente se acercó, agarro al joven caballero y lo levantó, mientras al mismo tiempo apretó su mano derecha para formar un puño, listo para moverse y golpearlo, pero de repente su mano fue agarrada firmemente por detrás.

“Baja tu mano, Halon. ¿Quieres que vengan los guardias?” El puño fue agarrado por un joven caballero guapo, “Lo que dijo es correcto, éramos caballeros bajo el mando del duque, por lo que, si vamos a ser condenados, es probable que nos sentencien a un castigo bastante fuerte. Basta con mirar al Caballero de la Familia Elk, él está esperando tranquilamente por el resultado, y ahora mira cómo estás actuando. ¿Crees que estás mostrando el tipo correcto de comportamiento?”

Prius pudo reconocer inmediatamente a este hombre, él era la estrella de todos los caballeros de la fortaleza Longsong, Ferlin Eltek, también apodado Morning Light (luz de la mañana). El había capturado el corazón de muchas jóvenes damas de las familias aristocráticas. Sin embargo, después de vagar por los alrededores, finalmente se estableció y se casó con una civil, causando un montón de discusiones acaloradas por los alrededores. Después de ser mencionado, Prius decidió que ahora no era el momento de permanecer en silencio, así que les dijo: “No sé qué va a pasar con sus territorios, pero estoy seguro de que el Príncipe no nos matará.”

“Oh, ¿Por qué, dices eso?”

“Si nos hubiera matado a todos en la fortaleza, habría logrado un efecto disuasorio, pero después de haber gastado tanto esfuerzo para traernos a Ciudad Fronteriza, ¿Por qué nos mataría aquí? ¿Para impresionar a los plebeyos? Prius negó con la cabeza, “Durante la batalla, ni siquiera pudimos poner un pie dentro de la ciudad.”

Mientras nadie los atacara, quemara o saqueara sus casas, la gente de la ciudad naturalmente no tendría ningún odio extremo en contra ellos. Por lo tanto, puesto que el príncipe no los mató durante su estancia en la fortaleza, tampoco era probable que los matara aquí en la ciudad fronteriza.

Después de pensar en esto por un momento, el caballero llamado Eltek asintió con la cabeza en confirmación, “Lo que dijiste tiene sentido. ¿Puedo saber su nombre, por favor, señor …?

“Prius Dessau.”

“Gracias por sus palabras alentadoras, Sr Dessau.” Después de expresar su agradecimiento, Ferlin agarró a Halon por el brazo y lo llevó de nuevo a otra esquina.

El joven caballero de la Familia Wolf también se sentó y se apoyó contra la pared y comenzó a tararear.

Realmente no parezco tener miedo, pensó Prius, pero mi forma de actuar “tranquila” no es otra cosa más que una fachada.

Prius sabía que no tenía las cosas necesarias para ser un caballero. No heredó la valentía de su padre, ni la sabiduría de su madre, y en vez de entrenar con la espada siempre prefirió ocuparse de su territorio. Criando pollo y patos, o pescando en el estanque, siempre estaría haciendo cualquier cosa similar a eso. Como caballero de la familia Elk, era realmente un caso punto y aparte, por no hablar de matar a alguien, ni siquiera le gustaba participar en la caza. Así que, durante su ataque contra los defensores de la ciudad fronteriza, Prius siempre se mantuvo lo más lejos posible, sin esperar nunca entrar en una situación en donde él tuviera que tener que retirarse por su vida.

Espera… Cuando pensó en la batalla tuvo la sensación de que había algo mal. Como el principal Caballero del Duque y estrella del mismo, ¿Por qué Eltek todavía fue capaz de mantenerse con vida? ¿No debería haber sido el primero en liderar el ataque?

“Su Alteza Real quiere verte Sirius Daly, eres el primero en venir conmigo.” Dijo un guardia gritando.

Al oír su nombre, un joven caballero saltó, saludó una vez para decir adiós a los demás y abandonó la celda.

“¡Hey, también queremos ir!”

Al ver que a uno de ellos se le permitió salir, Halon también camino a la puerta, sólo para ser detenido por el extremo del arma del guardia. Después de cerrar la puerta, se dirigió en dirección hacia el prisionero y dijo fríamente: “No te preocupes, no pasará mucho antes de que sea tu turno.”

Sabiendo que pronto era tiempo para su propio juicio, con cada minuto pasando Prius se puso más y más nervioso.

Maldita sea, anteriormente pensé que el día de mi juicio no llegaría lo suficientemente rápido, pero ahora que finalmente ha llegado el día, estoy asustado. Prius pensó con enojo. Pero no pudo evitar que su cuerpo temblara de vez en cuando. Cada instante miraba hacia la puerta, sintiendo lo mismo que cuando su primer hijo nació, sintiendo esperanza y pánico al mismo tiempo.

Afortunadamente, el tiempo de espera no fue tan largo, probablemente sólo media hora había pasado antes de que el guardia encargado de escoltar a los prisioneros volviera: “Prius Dessau, es tu turno.”

Se levantó en pánico de un salto, pero sus pies tropezaron accidentalmente con una de las mantas que yacía en el suelo, pero Eltek quien vio que caía hacia adelante lo sostuvo, impidiéndole caer.

“Gra… Gracias.” Prius apretó las palabras de su garganta reseca.

“No es nada.” Dijo su ayudante con una voz llena de calma, quitándole una gran cantidad de tensión a Prius.

Él Asintió una vez más agradecido en dirección de Ferlin y luego siguió al guardia fuera de la celda.

Liderando el camino era un joven hombre, tenía unos diecisiete años, llevaba una armadura de cuero marrón oscuro y botas, mientras sostenía una extraña arma en sus manos.

“¿No necesitas atar mis manos juntas?” preguntó Prius confundido.

“Cuando te encerraron, buscaron tus antecedentes, ¿Qué puedes hacer sin un arma?”

“¿Adonde me estás llevando?”

“Al Castillo de Su Alteza.”

“¿Qué le ha pasado al hombre anterior? El caballero, ¿Cómo está?”

El guardia solo se encogió de hombros y no le dio una respuesta.

Bueno, tal vez él no sepa qué le pasó, o también es posible que simplemente no quiera decírmelo. Cuando quedó claro que no tendría otra respuesta, Prius cerró la boca.

Prius tuvo una sensación muy extraña mientras miraba a su escolta. El guardia vestía y se parecía a un plebeyo, pero cuando hablo con los caballeros no mostró ni siquiera un rastro de miedo, ni siquiera usó la forma más básica de honoríficos. Parece que no entiende, que en tiempo de paz, los caballeros pueden decidir fácilmente su vida y su muerte.

Pero también estaba esa expresión en sus ojos, Prius había mirado a los ojos de muchas personas que siempre estaban luchando por sobrevivir, sus ojos eran rígidos e indiferentes, igual que los ojos de un cadáver sin alma, pero en los ojos de este joven, vio arrogancia y orgullo. Era obvio que era un plebeyo, pero mostraba el mismo carácter orgulloso de un caballero, plenamente derecho. Esa extrema incongruencia confundió a Prius demasiado.

Al final, ¿Qué tipo de ambiente era necesario para dar a luz a esa persona?

Mientras caminaba, Prius vio su entorno, aunque nunca había estado en la ciudad fronteriza antes, todavía había escuchado hablar de lo estéril y desolada que era. Pero la vitalidad que sentía desde la ciudad, era extremadamente opuesta a la imagen que había formado anteriormente de ella en su mente. Por todas partes en las calles había personas yendo y viniendo, siempre moviéndose a un ritmo rápido, dando la impresión de que todo el mundo estaba ocupado. De vez en cuando, había otras personas vestidas de la misma manera que el joven que lo escoltaba. El rostro de todos era rosa, lleno de espíritu, y no como la gente que acababa de experimentar el calvario de los Meses de los Demonios.

Cerca de la zona del castillo, vio una zona donde más de 100 personas se habían reunido, parecía que este grupo de personas eran responsables de la construcción de casas residenciales, pero mirando la escala, parecía que estaban construyendo más de uno. Los materiales que necesitaban para construir las casas y los edificios estaban perfectamente acumulados a su lado y dentro de ellos, también había un montón de ladrillos cocidos.

En general, sólo la aristocracia optaría por utilizar este material más caro, pero suponiendo que el edificio era para un noble, el área construida era demasiado pequeña. Al mirar una casa ya construida previamente, descubrió que era tan grande como el salón de su familia. Además, todas esas casas se construyeron con el mismo diseño, ¿A qué aristocracia les gustaría tener eso?”

Con la cabeza llena de preguntas, Prius entró al castillo del Señor.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente