RW 1302 – Perspicacia

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cinco días después …

“¿Es de su alteza?”

“Sí, esta es una noticia que acaba de llegar a la sede. Todavía estamos en el proceso de confirmar el número, pero hay al menos 600 personas “.

“La guarnición en el castillo Gust los ha recibido. Ellos viajarán a Neverwinter por tierra después de que se recuperen del viaje”.

“No, esta es nuestra obligación”.

“Gracias. Por favor, tomen un buen descanso “.

Edith colgó el teléfono después de entregar el informe.

Como la herramienta de comunicación más avanzada, los teléfonos de cuerda se habían vuelto indispensables para el Estado Mayor. Sin embargo, debido a la limitada transmisión de datos, el servicio en el área de la montaña Cage solo estaba disponible para el campamento de los Caballeros Aéreos en las afueras de Thorn Town.

Edith vio sorprendido a Lance Kant, su tercer hermano, mientras se daba la vuelta.

“¿Qué pasa?”

A diferencia de la forma en que trataba a su segundo hermano, Cole, Edith contrató directamente a Lance para trabajar para el Estado Mayor en su capacidad oficial después de que este último pasara el examen de educación primaria. Como su tercer hermano tenía una personalidad exuberante y audaz, pensó que sería mejor vigilarlo.

Otra razón fue que Edith disfrutaba viéndolo sorprendido como un tonto. (Paradox: Aquí no me acuerdo si Lance era hombre o mujer)

“Ah nada. Me sorprendió que fueras tan respetuosa con otra persona, hermana “, dijo Lance mientras caminaba hacia Edith mientras sostenía una pila de documentos. “Nunca has sido tan educada ni con tu padre”.

“Pensé que te habrías vuelto un poco más inteligente después de que crecieras”, dijo Edith con indiferencia. “No necesito tales formalidades cuando hablo con papa porque sé que a él no le importa. Pero Tilly Wimbledon es la hermana de su Majestad. Si ella dice algo sobre mí a mis espaldas a su hermano, ¿qué crees que pasará con la Casa de los Kant?”

“Pero siento que a Su Majestad… tampoco le importara eso…”

“Debido a que es un hombre, a veces, funciona incluso mejor cuando se toma la iniciativa”.

“Er … no entiendo muy bien …”

“Entender a la gente es siempre la parte más difícil. Es perfectamente normal que no lo comprendas”, dijo Edith mientras se encogía de hombros. “Incluso si eres extremadamente talentoso, no puedes obtener la victoria final si no entiendes a la gente”.

“¿Podrías enseñarme, hermana?” Preguntó Lance esperanzado.

“Naturalmente”, respondió Edith mientras miraba a este último con cierto interés. “Sin embargo, sería más efectivo aprender sobre la iniciativa que simplemente tomar los discursos. Cole en realidad lo hace bastante bien en eso. ¿Quieres darle una oportunidad?”

Lance sintió que le invadía una frialdad cuando pensaba sobre el comportamiento de Cole en su casa (Paradox: lol Cole el primer trapito). Tragó saliva y dijo: “Bueno … creo que me aferraría a eso”.

Edith respondió casualmente: “Depende de ti”.

Lance al instante cambió el tema como si acabara de ser exonerado de un crimen horrible. Él dijo: “Por cierto, ¿llamó a su Alteza para decirle que los refugiados han llegado sanos y salvos?”

Edith confirmó asintiendo: “Su Alteza le pidió al Estado Mayor que se ocupe de este asunto, por lo que debo informarle a ella de manera oportuna”.

Toda la operación de rescate superaba las expectativas de todos. Los Caballeros Aéreos no solo llegaron al campo de batalla a 200 kilómetros de distancia en menos de dos horas, sino que también salvaron a un gran número de refugiados y aplastaron a los demonios.

Eso fue correcto. Esto no fue solo una caza ordinaria. De la información que obtuvieron, los refugiados eran probablemente un cebo que los demonios usaban para atraer al ejército. La tropa enemiga escondida era la verdadera fuerza.

¿Qué pasaría si el Primer Ejército hubiera enviado realmente su ejercito para apoyar a los refugiados?

Debido al clima severo y la larga distancia, el ejército debe viajar ligero y rápido. Los demonios, por otro lado, habrían esperado a una tropa exhausta como un cazador esperaba a su presa. Una vez que los dos grupos se enfrentaran, el equipo de rescate se encontraría no solo superado en número sino también rodeado por un grupo de Devilbeasts.

Incluso si el ejército se retirara de inmediato, tendrían que viajar casi 100 kilómetros en la nieve. ¿Cuántos soldados sobrevivirían a este viaje? Quizás, ni uno solo.

Este fue el primer ataque tentativo de los demonios después de que el Primer Ejército redujera su fuerza.

Incluso si el Primer Ejército habría ignorado a los refugiados o si habría pasado por alto a los demonios al norte del Castillo Gust, no había nada que perder para los demonios.

Los demonios probablemente se habían dado cuenta de que los hombres de Graycastle eran completamente diferentes a los soldados en el Reino de Wolfheart y el Reino de Everwinter. Matar a toneladas de civiles locales no haría ninguna diferencia en el resultado de la Batalla de la Divina Voluntad. Sin embargo, podrían debilitar a la raza humana si lograban exterminar a un equipo de rescate.

Sin embargo, los Caballeros Aéreos los habían atrapado totalmente por sorpresa.

Toda la batalla se volvió algo similar a la de North Slope hace un año. Tanto los demonios como el Primer Ejército emitieron juicios que creían que estaban en el mejor interés de su propio partido, pero el resultado fue completamente diferente.

Incluso si Tilly no hubiera descubierto a la tropa que se escondía en el bosque en la retaguardia, el resultado de la batalla no habría cambiado.

La flota regresó a salvo, y los refugiados sobrevivieron a la caza. De hecho, fue una gran victoria.

“Los caballeros aéreos son tan increíbles …” Lance suspiró. “No solo mataron a docenas de Demonios Locos, sino que también salieron de la batalla mientras eran asediados. Incluso el Bendito Ejército de la Unión no podría hacer eso, ¿verdad?”

“Sí, son maravillosos”.

Edith suspiró profundamente y apoyó las piernas en el escritorio mientras giraba en la silla, pareciendo un poco abatida.

Un poco sorprendido, Lance dijo: “No te ves muy feliz”.

“No estoy triste, pero siento… que el Estado Mayor se ha vuelto un tanto inútil ahora”.

“¿Eh?” Los ojos de Lance estaban bien abiertos.

“Los cuatro aviones podrían repeler a más de 200 demonios. ¿Qué pasa si el Primer Ejército tiene 100 o 1,000 de ‘Fire Sky’? ”, Dijo Edith con una leve sonrisa. “En ese caso, simplemente necesitamos enviar a los caballeros aéreos a donde los necesiten. Las tácticas y estrategias militares serían simplemente innecesarias. Todos pueden mandar a los caballeros aéreos. Si eso sucede, ¿qué sentido tiene mantener al Estado Mayor General?”

De hecho, la primera vez que Edith había visto este tipo de máquina voladora, había previsto su gran potencial militar. Ella había discutido mucho con Roland con respecto a la aplicación de la fuerza aérea. Incluso había fundado un grupo de investigación dentro del Estado Mayor para estudiar específicamente a los Caballeros Aéreos, en un intento de maximizar su poder.

Sin embargo, cuando los Caballeros aéreos realmente revelaron su fuerza en una batalla real, Edith se sintió algo arrepentida.

La fuerza abrumadora que presentaron los Caballeros Aéreos hizo que las estrategias militares fueran menos importantes. Antes de que los caballeros los reemplazaran, las tácticas y formaciones militares solían ser dos partes principales de una guerra. Ahora, estaban mucho más simplificados. Dado que los Caballeros Aéreos podían ver todo el campo de batalla claramente desde arriba y poseían un inmenso poder, literalmente podían apoderarse de toda la batalla.

En otras palabras, verían cada movimiento de los enemigos en el cielo mientras que los demonios no podrían ver nada. Los demonios andaban a tientas en la oscuridad sin la capacidad de defenderse o desarrollar contramedidas.

Además, esto fue solo el comienzo. El “Fire Sky” era solo un prototipo muy básico, como el primer recipiente original que más tarde se transformó en el Mark I más poderoso y avanzado.

“Entonces … podemos volver a la Ciudad de Evernight”, respondió Lance en voz baja.

“Probablemente ya sea demasiado tarde”, dijo Edith sonriendo. “He ofendido a tanta gente por llegar tan lejos. ¿Crees que esas personas nos dejarán ir?”

Edith sabía muy bien que si Roland se convirtiera en el gobernante de este continente, nada de esto sucedería. Sin embargo, tenía que pensar en el peor escenario porque los lenguajes malintencionados siempre podían dañar a las personas.

“Yo… te protegeré”, dijo Lance mientras se mordía el labio.

“¿Con que? ¿Con tu estatus social actual y capacidad oficial? Si no puedes convertirte en un líder, será mejor que guardes estas promesas vacías”, dijo Edith, con un toque de insensible placer en su tono. “De lo contrario, sólo sería peor. Por ejemplo, tu enemigo probablemente me humillará justo delante de ti…”

Edith se interrumpió.

Pronto escucharon pasos afuera de la puerta, y Ferlin Eltek entró.

“Su señoría, usted está aquí …”

“¿Qué pasa? ¿Hay noticias?”

“Ojalá,” dijo Morning Light, pareciendo preocupada. “Acabo de revisar la lista de suministros para los caballeros aéreos. Tal vez, tenemos que ajustar la logística “.

“¿Sí?”

“Probablemente no sepa que usaron miles de balas en los últimos días, sin incluir las que se consumieron en la batalla real”, dijo Ferlin agitada. “¡Solo hay 20 o 30 de ellos, pero piden más municiones que las 10 unidades del Batallón de armas puestas en total! Sin mencionar que tenemos que suministrarles combustibles y repuestos de los aviones. Si el número de estudiantes se duplica , ¿qué debe hacer el departamento de logística? ¿su señoría?”

Lance descubrió de repente que el aire lánguido que su hermana había presentado hacía un momento se había ido.

Edith se puso de pie y respondió casualmente: “—Tienes que averiguarlo. Debes asegurarte de que los caballeros aéreos tengan suficientes suministros”. Luego se volvió hacia Lance y le dijo:“ ¿Aun sigues aquí?”.

“¿Sí?” Lance todavía estaba en una especie de aturdimiento.

“Ven a la sala de inteligencia conmigo. Todavía no es hora de tomar un descanso ”, dijo Edith mientras agitaba su manto de pelo de manera mordaz y salía de la habitación.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente