RW 130 – Evolución

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Después de la lección, Anna regresó a su habitación. Ella arrojó sus llamas verdes a una tina grande llena de agua, y calentó el agua a una temperatura cómoda.

Cuando el agua finalmente estuvo lo suficientemente caliente, se desnudó y se metió en la tina.

Cuando una bruja quería limpiar su cuerpo, iría primero con Anna para pedirle ayuda y calentara el agua. Después de todo, conseguir agua caliente desde la cocina hasta sus habitaciones era un procedimiento tedioso. Cuando Su Alteza Real tuvo conocimiento de esta situación, se sorprendió bastante; parecía que era difícil para él aceptar que usaran repetidamente la misma agua.

Recordando la expresión que había hecho en aquel entonces, Anna todavía no paraba de sonreír. Para los plebeyos, ya era muy difícil limpiar sus cuerpos, incluso una vez al mes era demasiado e incluso entonces, todavía usarían la misma agua varias veces.

Parece que ni siquiera se ha dado cuenta de lo mucho que nuestras vidas han mejorado desde que nos aceptó a nosotras las brujas y nos dio un nuevo hogar para vivir. Anna sacudió la cabeza, Su Alteza Real, Roland Wimbledon parece ser conocedor en varias áreas, Pero en otras áreas, él es… Torpe. De las historias que había leído en sus libros, ¿No debería un príncipe haber participado en todo tipo de banquetes, actividades sociales, y caminado a través de un mar de flores desde su infancia? Como príncipe, se le permitiría estar sin conocimientos o habilidades, o incluso podía ser cobarde y tímido antes de una pelea, pero al menos debería ser bueno en una charla.

Sin embargo, este tipo de pensamiento inesperadamente la hizo sentirse a gusto.

Pero por el contrario, su cabeza parece estar llena de un montón de conocimientos maravillosos, como la creación y el uso de máquinas impulsadas por vapor, como también el calcular el tamaño correcto de una piedra que es capaz de flotar sobre el agua. También las enseñanzas de hoy, donde nos enseñó que el mundo estaba compuesto de numerosas bolitas pequeñas que son tan pequeñas que tendrían que amplificarse miles de veces antes de que pudieran ser vistas a simple vista. Debido a que todos son tan pequeñas, están en todas partes, ya sea en un material sólido, líquido, o gaseoso, gente, flores o piedras, cuando todo descompone en su estado más pequeño, están todos hechos del mismo material.

Eso es increíble, pensó Anna, ¿Cómo puede ser que Su Alteza Real sepa estas cosas?

En lugar de secarse el cuerpo, sólo utilizó su propia llama para evaporar las gotas de agua de su cuerpo. Luego se puso la ropa y tomo una silla y se sentó en su escritorio.

En medio de la mesa había un libro de texto escrito por Roland.

Aprovechando la capacidad de Scroll para crear ilusiones de libros, por un período de tiempo Anna había pedido prestada una copia de su libro de texto, para que todas las noches pudiera leer un poco antes de irse a la cama.

Dentro de él había toda clase de información, comenzó con los fenómenos más simples de la vida, como paso a paso como pelar una cebolla, en algunos lugares estaban acompañados incluso de imágenes animadas e interesantes, hasta el desconocido conocimiento de las cosas nuevas en las partes posteriores del libro. Así que, en el momento en que Anna lo abrió y leyó la primera página, era casi imposible para ella detenerse.

Pero frente a tal contenido también era obvio, que cuanto más cerca del final del libro leyera, más difícil seria para ella comprender. Por ejemplo, en una sección estaba escrito que incluso la temperatura de los objetos, en otras palabras, si eran fríos o calientes se decidía por la actividad de estas pequeñas bolitas de las que había hablado hoy. Cuanto más se elevara su energía, más activamente se convertirían las bolas y más calor liberarían. Si lo que Su Alteza Real había escrito era correcto, ¿Entonces significa que mi propia llama verde se amplificaría por el movimiento de estas pequeñas bolas?

Durante el tiempo antes de que las velas se fueran gradualmente quemando, y llegaran a su fin, las llamas se sacudieron dos veces antes de apagarse. En ese mismo momento la ilusión del libro también llegó a su final, las páginas y la escritura gradualmente se volvieron oscuras, hasta que desaparecieron sin dejar rastro.

De repente, toda la habitación quedó envuelta en la oscuridad antes de que una llama verde cobrara vida sobre la punta de los dedos de Anna, dispersando la noche circundante.

Al ver el escritorio vacío, una sensación de pérdida surgió en el corazón de Anna.

Levantó la mano derecha, mirando su llama mágica verde, quien permanecía inmóvil en la punta de sus dedos.

De repente, sintió el impulso de probar si todo realmente estaba formado a partir de esas pequeñas bolitas, si ese fuera el caso, ¿Entonces su fuego podría tener las mismas características que las bolitas pequeñas? Ella cerró los ojos, tratando de formar una imagen de cómo su llama se vería si fuera creada por la acumulación de innumerables pequeñas partículas.

Lentamente, la llama en su mano comenzó a cambiar.

Cambió de una forma de gota de agua a una forma de una cuerda, cada vez más y más delgada, pero al mismo tiempo más y más larga hasta parecer como un cabello largo.

Anna podía sentir esos cambios, pero aún estaba lejos de ser suficientes, pensó, si comparo esas bolitas con el cabello todavía esta muy grande. Todavía puedo hacerlo más fino.

A pesar de que su mente quería hacerlo, parecía increíblemente difícil cambiar la llama verde aún más, la luz de su llama se volvió tenue, y un poco temblorosa como un largo rayo de luz delgado.

Tal vez no como un conjunto unido, sino como una serie de conexiones … Su Alteza Real había dicho que entre las bolitas hay una distancia fija entre ellas, tal vez tenga que remodelar su forma.

La llama en la mente de Anna se agitó y pudo oír un sonido como algo deshaciéndose. Después las partículas de llama ya no estaban estrechamente unidas, sino que estaban dispersas como las estrellas. La delgada llama verde que tenía en la mano también había desaparecido, pero en su conciencia la llama aún existía, ya no tenía su apariencia inicial: en la oscuridad ilimitada, la mayoría de las estrellas habían hecho presencia, se reunían lentamente, en hilera tras hilera, hasta que formaron muchos filamentos de muchas estrellas.

La temperatura es igual al movimiento, pensó.

En el momento en que formó este pensamiento, la línea empezó a balancearse, como si alguien la hubiese pellizcado desde una esquina, empezando a parpadear suavemente. En el momento en que comenzó a balancearse, el balanceo del filamento ya no podía detenerse, una ondulación siguió una detrás de otra.

Parecía como si estuviera dentro de un mundo de ondulaciones, ya no había contornos claros entre los objetos, alrededor de ella todo estaba completamente ondulado y no había ningún fin. Lo mismo podía decirse de la magia, incluso podía sentirlo. Cuando ella extendía su dedo, tirando una de las ondulaciones, era como su propia magia.

Pero cuando abrió los ojos, todo estaba tranquilo. Su llama verde había desaparecido, y necesito un rato hasta que sus ojos pudieran adaptarse a la habitación oscura, el escritorio, el armario, el candelabro… Las formas surgieron una tras otra en la sombra. La luz azul de la luna paso a través de la ventana llegando al suelo, dando un tono de color gris claro. Todo parecía ser lo mismo de siempre, nada había cambiado.

Pero en sus ojos, el mundo se había vuelto completamente diferente. Un filamento negro apareció en el aire frente a ella. Sin embargo, Anna naturalmente sabía que realmente no podía “verlo”, sólo podía sentirlo en en su propia percepción.

Tomó uno de los lingotes con los que siempre había entrenado y lo colocó sobre el escritorio en frente de ella.

El filamento negro se envolvió alrededor del lingote de acuerdo con su voluntad, entonces rápidamente los junto. Como un cuchillo caliente cortando a través de la mantequilla su filamento pasó a través del lingote de hierro con facilidad. En la comprensión de Anna, la temperatura producida por el filamento era varias veces más alta que la de su llama verde, pero se limitaba en un rango muy estrecho. El lingote de hierro fue cortado rápidamente en dos partes, y cuando tomó una de ellas en sus manos, vio que la línea de corte fue muy limpia, sólo podía sentir un poco de calor cuando colocaba su dedo en la línea de corte.

Luego levantó otro lingote de hierro sobre su escritorio, colocó su filamento negro sobre el lingote y lo dejó extenderse hasta que quedara completamente plano, perpendicular entre sí.

Este era el conocimiento matemático enseñado por Su Alteza, usando un punto como centro, para después usar una pluma sujetada a una cuerda, para luego girarla alrededor del centro, sería capaz de dibujar un círculo preciso. El área del círculo era igual a la longitud de la cadena estirada por sí misma y multiplicada por una constante fija.

Anna controló su filamento extendido horizontalmente y lo dobló hacia abajo en los extremos en ángulo recto, dejándolo penetrar a través del lingote hasta llegar a la parte superior del escritorio. Y luego la dejó girar suavemente alrededor del punto en el centro – en comparación con su llama verde, donde sólo podía ajustar la temperatura y el cuerpo entero, la llama negra compuesta de muchas partículas podría convertirse en cualquier forma y la temperatura de cada parte podría ser controlada por separado.

Después de una revolución, había cortado la forma de un cilindro.

Debido a que la línea de corte era tan pequeña, Anna necesitaba usar un gran esfuerzo para sacar el cilindro. Como antes, cuando había cortado el lingote en dos, toda la pared del cilindro cortada también fue muy limpia. A la luz de la luna, incluso podía ver el reflejo de su propio rostro.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente