RW 128 – Probando las Píldoras

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“Entonces tomo por la espada al juez, apuñaló a Farisa y dividió al otro juez a la mitad, incluso cortó la espada del guardia en dos. Sin embargo, el silbato había alertado a todo el monasterio, muchos guardias con lámparas de aceite estaban en camino hacia nuestra posición. Le quitó las ropas a Farisa y se las puso ella misma, luego tomó el arma del otro hombre y caminó en dirección hacia los guardias.”

“Me senté en la habitación completamente confundida llena de sangre, hasta que un tiempo después recuperé. Y me di cuenta que uno de los muertos estaba a cargo de las llaves de la entrada del monasterio, así que fui y busqué las llaves dentro de su ropa destrozada. Al mismo tiempo, también tome las piedras alrededor de sus cuellos. No sabía qué efectos tenían, sólo pensé que sería capaz de venderlas por un poco de dinero por su apariencia cristalina. Las monjas del monasterio, los guardias y los jueces estaban todos perdidos mirando a esa otra mujer, por lo que pude llegar a escondidas a la puerta trasera sin que nadie se diera cuenta. Allí, tuve que probar varias llaves antes de que finalmente encontrara la llave correcta para abrir la puerta y huir del monasterio.”

“Más tarde, sólo pude vender una piedra porque el resto de ellas me fueron arrebatadas. Así que tuve que confiar en las diez Royals de plata que conseguí por vender una piedra durante mi viaje. Dos años más tarde, llegué a la región de Seawind y tuve que parar; También fue el momento de mi despertar,” Wendy hizo una pausa por un tiempo. “Esa es toda mi historia.”

Nightingale sostuvo las manos de Wendy en silencio durante un largo tiempo, hasta que ella preguntó, “¿Qué pasó con las otras mujeres en la iglesia?”

“Quizás todas murieron, o pudieron escapar como yo. Pregunté en los alrededores, pero sólo descubrí que la Iglesia había dicho que había ocurrido un incendio en el monasterio y que tenían que cerrarlo. Nadie lo sabía y aún más, a nadie le importaba lo que les había sucedido a las chicas. Todas habían sido abandonadas.

Nightingale usó una voz calmante mientras sostenía a Wendy en sus brazos, “Ahora me tienes. Todo se pondrá bien, así que duerme, Wendy.”

Después de un largo tiempo, finalmente oyó un suave, “Ah…”

***

En la mañana siguiente, Roland entró en su oficina bostezando, vio a Nightingale sentada como siempre junto a su mesa, pero esta vez tenía una expresión seria en su rostro.

“¿Que fue lo qué pasó?”

“¿Alguna vez has oído hablar de algo llamado ‘una extraordinaria’?” Preguntó.

Viendo al príncipe sacudiendo la cabeza, Nightingale repitió la historia que había oído ayer de Wendy. “Si no hubiera despertado, no puedo imaginar a una joven que pudiera decapitar tan fácilmente a un juez fuertemente armado.”

“Una bruja que no está influenciada por la piedra de Represalia de Dios…” Después de escuchar Roland pensó por un tiempo acerca de lo que había oído de Wendy, y empezó a pensar en su propia categoría de habilidades de las brujas: “¿Tal vez perteneció al Tipo de bruja de auto-ejecucción?”

“Que tipo…?”

Roland sacó un trozo de pergamino de su cajón y se lo entregó: “Hice una clasificación básica de sus habilidades basándome en la forma en que usas tu magia. Una bruja de auto-ejecución es la que constantemente consume su poder mágico y se fortalece. A pesar de que todas las brujas tienen su condición física mejorada debido a su magia, la bruja de auto-ejecución es mucho más poderosa en este aspecto. Si estoy en lo correcto, entonces Scroll también debería pertenecer a la categoría de ‘una extraordinaria’ a los ojos de la Iglesia.”

“¿Scroll?” Nightingale no lo podía creer, “Pero ella…”

“No es buena para pelear, verdad.” Roland terminó su frase antes que ella, “Esta clasificación no juzga la fuerza personal de una bruja y también puede no ser correcta, son sólo mis pensamientos y especulaciones personales. Como una bruja de auto-ejecución, realmente podría causar muchos problemas a la Iglesia. Sin la protección de la Piedra represalia de dios, ella podría fácilmente matar a un escuadrón de Jueces, o destruir a una sola iglesia de una pequeña ciudad. Pero al final, el poder de una persona está todavía limitada y la capacidad de que una bruja despierte la auto-ejecución es mucho menor que la de otras categorías, de lo contrario las brujas estarían cazando a los creyentes de la Iglesia.” A pesar de que había hablado como si supiera, al pensar en las pastilla roja y negra, todavía tenía una vaga sensación de malestar.

Sin embargo, solamente puede haber una bruja de clase extraordinaria, durante los últimos cientos de años, no puede haber más de una docena, ¿Verdad? Mientras hubiera dos o tres tipos de auto-ejeccuión, fácilmente podría causar un gran caos para la Iglesia. Por ejemplo, podrían fácilmente aprovechar cada año los meses de los demonios. Durante ese tiempo, la Iglesia concentra toda su energía en la defensa de Hermes, y podrían atacar a las instalaciones de la iglesia en otras ciudades, sacerdotes, monjas y luego matar a todos ellos. Así que después de repetirlo durante varios años, el número de seguidores de la iglesia se habría reducido considerablemente.

Sin embargo, junto con lo que Wendy había dicho acerca de ‘una extraordinaria’, Roland nunca había oído hablar de un contraataque de las brujas hacia la iglesia, además, el hogar durante la infancia de Wendy fue incendiado y el paradero de todas las monjas y las mujeres era desconocido.

La Iglesia nunca se quedaría quieta, pensó, tal vez ya han descubierto un medio contra la clase extraordinaria, y tal vez esas dos píldoras son parte de ello.

Sin importar lo que fuera, ahora tenía que probar primero estas píldoras.

Llegando a esta conclusión, Roland llamo a uno de sus guardias, y lo envió a la prisión para traer a uno de los presos junto con Carter.

El sitio de pruebas se desarrollaría fuera de los muros de la ciudad.

Por si acaso, Roland mando a cuatro miembros del Primer Ejército, a rodear el sitio de prueba, armados y siempre preparados.

Además de él y Nightingale, Anna y Nana se quedaron de pie en el muro de la ciudad. Mientras la otra persona no tuviera una Piedra Represalias de Dios, el muro de fuego verde de Anna sería suficiente para garantizar su propia seguridad, mientras que Nana podría proporcionar el tipo de tratamiento más eficiente.

“No tendrás ningún problema, ¿Verdad?” Roland se inclinó hacia adelante sobre el borde del muro y le preguntó a Carter, quien estaba de pie en el fondo del muro: “No mires hacia abajo a tu oponente.”

“Su Alteza, mi rango de caballero no es sólo para alardear,” dijo Carter antes de colocar su casco en la parte superior de su cabeza, “Además, mi oponente sólo tiene una espada de madera, no puede hacerme daño en absoluto.

El sujeto de prueba era tanto asesino como ratero, estaba sentenciado a muerte, aún así, a Roland no le gustaba la idea de usarlo como sujeto de prueba, así nada más. Por lo que le ofreció sin rodeos al prisionero que en el caso de que fuera un sujeto de pruebas, su familia conseguiría cinco royals de oro como remuneración. Dudó por un momento, antes de aceptar inmediatamente la condición.

Carter había esperado que el otro lado también llevara una armadura y tuviera una espada de hierro para que pudiera tener un enfrentamiento justo, pero Roland se había negado sin vacilar. Si el asesinó tuviera un arma aguda, el peligro se multiplicaría, y si le cortara la cabeza a Carter, incluso Nana no tendría manera de salvarle la vida. En cuanto a la razón de por que no llevaba ninguna armadura, era para probar si la píldora negra realmente podía mejor la tolerancia al dolor.

El prisionero se tragó rápidamente las dos píldoras, su expresión en su rostro cambió rápidamente, las venas de su frente y sus brazos se tornaron azules, mientras su piel se tornaba de un color rojo intenso y su respiración se hizo pesada. Agarró la espada de madera, y esperó tranquilamente que el caballero se preparara, y de pronto, se precipitó hacia delante. Su velocidad era comparable a un lobo salvaje corriendo y cada vez que pisaba el suelo, pequeños hoyos fueron dejados en el suelo.

Al ver esto, incluso Carter estaba claramente sorprendido, pero siguió caminando sin prisa, mientras que al mismo tiempo cortaba con su espada. El espero que ese movimiento obligara a su enemigo a cambiar de dirección, de lo contrario, una cortada en su pecho podría haber sido vista.

Sin embargo, su oponente era solo un asesino vicioso, él no había tenido ningún tipo de entrenamiento de combate. Por lo tanto, fue sorprendido, y recibió un corte profundo en el área del pecho, donde una cantidad de sangre enorme comenzó a derramarse. Esas lesiones eran suficientes para afectar la movilidad de la mitad del cuero, pero aún no mostraba ninguna señal de dolor ni preocupación, simplemente volvió a cargar en dirección hacia el caballero. Intentó la misma táctica que antes, pero esta vez la cambió un poco, el momento en que ataco, el prisionero estiró un brazo hacia la mano de la espada del caballero, en esa posición incómoda no podía usar mucho poder, así que en el momento siguiente cuando Carter ataco con su espada sólo pudo ver la sombra del asesino, subconscientemente movió la espada para rechazarlo, y fue golpeado inmediatamente por una enorme fuerza, empujándolo dos pasos atrás.

“Eso sólo me tomo desprevenido,” Carter sacudió su mano entumecida, “Dale otra espada para que pueda volver otra vez.”

El prisionero no tomó la espada, al contrario de repente se dio la vuelta y corrió directamente en dirección al Bosque Ocultó, en un abrir y cerrar de ojos ya estaba fuera del alcance de Carter, su velocidad era comparable a un caballo galopeando, Y no podía ser capturado por una persona común. El asesino estiró los brazos hacía adelante, corriendo directamente hacia el cuerpo de un soldado que estaba preparado para disparar, y lo empujó hacia un lado.

El soldado soltó un grito miserable y fue enviado volando. En este momento, los otros soldados fueron finalmente capaces de apretar el gatillo, y el preso fue claramente golpeado dejando algo de sangre detrás, pero su velocidad no se redujo en lo más mínimo, rápidamente rompió la cerca, y después de unos pocos segundos ya había cubierto una distancia de varias decenas de metros.

“No lo dejen correr”, gritó Carter, “¡Tráeme mi caballo!”

Antes de que Carter tuviera la oportunidad de saltar sobre su caballo, el prisionero de repente se quedó quieto y miró con incredulidad su abdomen, allí un corte horizontal había abierto su cavidad abdominal y sus intestinos comenzaron a caerse.

Lentamente volvió su mirada hacia su espalda, sólo para ver a una mujer blanca completamente de pie detrás de él, sosteniendo una daga de plata en sus manos. No tenía ni idea de donde había salido tan de repente.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente