RW 1223 – Lan

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Roland se sorprendió un poco al ver a Lan, aunque de alguna manera había predicho que ella vendría. Él preguntó: “¿Quién eres exactamente?”
“Una persona que necesita ayuda”, dijo Lan mientras miraba alrededor.

“Entiendo que tienes muchas preguntas para mí. Podemos sentarnos y charlar. Sentémonos allí junto a la ventana”.

“¿No necesitamos ir a la habitación 302?” Roland preguntó mientras observaba a Lan tomar asiento.

“La razón por la que te pedí que nos encontráramos aquí es para evitar oídos curiosos. Como no hay nadie aquí, simplemente toma un asiento que te guste”, dijo Lan con indiferencia. “Por cierto, ya que esto es una cafetería, ¿puedo tomar un café con hielo?”

“Pensé que me estarías revelando un gran secreto, así que he sido muy cauteloso, asegurándome de que nadie nos escuche”.

“Un secreto solo se convertirá en secreto cuando el intruso reconozca su valor. Monitoreo la Erosión subterránea todos los días y necesito tomarme un descanso de vez en cuando”, dijo Lan con gracia. “Un café con hielo, por favor.”

Roland la miró por un segundo y luego gruñó: “Aquí solo hay café instantáneo”.

“Está bien.”

Roland estaba un poco frustrado al ver a Lan actuar como si fuera la dueña de la tienda. Añadió un poco de leche al café y puso dos cubitos de hielo. Sus ojos estaban pegados a Lan durante todo el proceso.

“Tenga la seguridad que no desapareceré”, dijo Lan mientras se encogía de hombros.

“No es sobre eso”, dijo Roland, con los ojos fijos en Lan resueltamente. “Una vez le pedí a García que te contactara y fui dos veces a Prism City, pero desapareciste. ¿Por qué no me hablaste? ¿Y por qué me dejaste una nota?”

Lan se quedó en un breve silencio antes de responder con un suspiro: “Porque aún no estábamos listos en ese momento, niño”.

“¿No estábamos listos?” Un poco asombrado, Roland prosiguió: “¿Quieres decir que has estado esperando que yo vea la Luna Sangrienta, bueno, la Erosión?”

“Eres bastante inteligente. Ahora espero más de ti”.

“¿Esperar de mí que?” Roland gruñó. “No te ves como una persona que necesita mi ayuda”.

“Entonces, ¿qué debo hacer para convencerte? ¿Tengo que rogar y llorar por tu ayuda? ¿O quieres una recompensa de mi parte?” Lan dijo mientras negaba con la cabeza. “No, no creo que confíes en mí, incluso yo lo hice. Eso solo te alejará”.

Roland quería bromear diciendo “Nunca se sabe”, pero de alguna manera las palabras lo abandonaron. Lan era mucho mayor que García. Ella era la discípula principal de la asociación de artes marciales, la mayor de su último año. Si ella realmente era la persona en la Iglesia de la Reflexión, probablemente tendría entre 700 y 800 años, una figura histórica, por así decirlo. En este pensamiento, Roland puso una mirada más seria.

“Está bien …” dijo Roland mientras se sentaba sobre la mesa y repasaba las preguntas que tenía en la cabeza. “¿Fuiste miembro de la Unión?”
“No tengo nada que ver con tu mundo”, respondió Lan. “Nací aquí y también moriré aquí, aunque eso no sucederá hasta muchos años después”.
“Pero vi tu retrato en la Iglesia de la Reflexión-”
“Eso no es nada,” Lan interrumpió a Roland. “Es solo un registro histórico que realmente no dice nada”.

“Pero ¡cuáles son las probabilidades de que usted y la persona en la foto se vean exactamente iguales!” Roland discutió mientras fruncía el ceño.

“Si piensas bien, hay muchas coincidencias en la historia. Comparado con pensar en algo del pasado, es mejor que te concentres en el presente”.

Roland sabía que Lan podría estar fingiendo. Sin Nightingale, él no podría decir si ella estaba diciendo la verdad o no. No tenía sentido seguir discutiendo con ella, por lo que inmediatamente cambió su pregunta.
“Entonces, ¿qué es exactamente el poder mágico?”

Los labios de Lan se curvaron en una sonrisa. Ella dijo: “Probablemente ya lo hayas sabido. Nada en este mundo podría explicarlo porque no pertenece a este lugar. Las vidas bajas no tienen la capacidad de entender a los seres superiores. Lo que sabemos ahora es que podemos usarlo. Por lo tanto, podrías verlo como ‘un poder que obtenemos por accidente’”.

De las palabras de Lan, Roland juzgó que la magia era como la Fuerza de la Naturaleza, o tal vez simplemente otra forma de la Fuerza del cosmos.

Debido al poder mágico, el Mundo de los sueños se convirtió en lo que era.

Roland preguntó: “Entonces, ¿el libro, ‘Raison d’être’, que mencionó en su discurso durante la orientación en Prism City, su deducción fue cierta?”
Las dos preguntas más apremiantes que Roland tenía ahora eran la naturaleza y el origen de la erosión y la razón de la interminable batalla de la voluntad divina.

“En realidad no, pero puedes pensar de esa manera”, dijo Lan rápidamente.
“Quiero saber la verdad.”

“Está más allá del alcance de tu comprensión, y es imposible describirlo en tu idioma”, dijo Lan después de tomar un sorbo de café. “Además, todo lo que hago está bajo la vigilancia de Dios. Si entrego cualquier información que pueda ponerlo en peligro, los dos mundos serán destruidos. Por lo tanto, recuerda que la verdad es lo que se entiende”.

Roland frunció los labios con diversión. Lan podría haberle dicho
directamente que preferiría mentir a decir la verdad.

“¿Él puede destruir los dos mundos?”

“Por eso lo llamamos Dios. Es la palabra más cercana para describirlo en tu idioma”.

“¿Y qué es lo que quiere?”

“Mantener en marcha la batalla de la Divina Voluntad”.

“¿Cuál es tu relación con Dios?”

Lan se quedó en silencio y luego respondió vacilante: “Lo traicioné”.

“¿Traicionarlo?”

“Sí. La guerra continuará, y no deseo quedarme aquí para siempre. Un nuevo ciclo significa otra ronda de pérdidas. Dios eventualmente agotará todo su poder. Para entonces, ambos mundos serán devastados”.
Roland miró directamente a los ojos de Lan antes de preguntar: “Entonces, ¿por qué viniste a buscarme?”
“Necesito tu ayuda, niño”, dijo Lan y miró a Roland. “Quiero que detengas la batalla de la Divina Voluntad y pongas fin a este ciclo continuo”.
“¿Te refieres a ganar la guerra?”
“No, eso solo comenzará una nueva era”, dijo Lan mientras negaba con la cabeza. “¡Quiero que lo detengas todo y sustituyas a Dios!”
Roland estaba shockeado. Él nunca había anticipado eso.
Respiró hondo y dijo: “Lo siento, me temo que no puedo ayudarte”.
“¿Por qué?” Lan preguntó. Su expresión finalmente cambió.

“Aun no sé si me estás diciendo la verdad. Admito que solo podrías darme algunas respuestas evasivas para evitar levantar las sospechas de Dios. A veces, una sola palabra podría engañar a una persona. ¿Qué pasa si me mientes? Como lo hiciste con tu Dios una vez, y ciertamente puedes traicionarme “, dijo Roland mientras extendía sus manos. “No soy bueno para tomar riesgos. Entonces, busca a alguien más para reemplazar a Dios”.
“Si pudieras ayudarme -”

“No,” interrumpió Roland rapidamente. “Dijiste que no había recompensa. Me dijiste que una recompensa empeoraría las cosas”.

Lan fijó sus ojos en Roland durante unos 10 minutos antes de reconocer: “No, ya cambié de opinión”.

“Estoy decidido”, dijo Roland mientras se levantaba y se servía un café. “Una promesa vacía no significa nada, aunque suene bastante bien”.
“Al menos deberías dejarme terminar.” (Lan)

“Te he dicho- ” (Roland)

“Puedo traer a Ashes de vuelta a la vida”. (Lan)

-Shock

Roland estaba horrorizado. El vaso en su mano se deslizó entre sus dedos, cayó al suelo y se rompió en pedazos.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »