RW 119 – Rescate (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Petrov Hull se sentó frente a su escritorio subconscientemente, estaba jugando con un trozo de pergamino que tenía en sus manos, era la entrega semanal del programa de la tarde del teatro. Si esto fueran tiempos de paz, habría elegido un buen drama y dejaría que su ama de llaves pagara el depósito, enviando posteriormente una invitación a Aurelia.

Pero era incapaz de leer una sola palabra que estaba en el pergamino.

Hoy era el séptimo día de la expedición, si todo había salido bien, su padre ya debería haber vuelto ayer junto con el ejercito del Duque. Tal vez se retrasaron durante su viaje, tal vez los caballos se cansaron y tuvieron que pararse a descansar, o podrían haber tomado un día de descanso adicional en la frontera de la ciudad, ¿Verdad? Él trató de consolarse a sí mismo, pero la sensación de malestar en su corazón fue acumulándose lentamente.

El cuarto príncipe Roland Wimbledon había dejado una profunda impresión en él, Petrov no podía entender por qué un príncipe tan destacado, habría recibido una evaluación tan terrible por el Rey. Mal carácter, dandismo, incompetente, ignorante y sin tener ningún aprendizaje o habilidades… Ninguna de estas evaluaciones encajaba con el Príncipe que él conocía.

Debido a esto, su ansiedad sólo se hizo más fuerte.

Tenía miedo de que el Duque perdiera contra el Príncipe.

“Maestro Petrov,” gritó su ama de llaves, “Hay una carta que acaba de llegar de la fortaleza.”

¿Una carta de la fortaleza?

“Tráemela.” Ordenó Petrov.

Incluso antes de que abriera la tapa, ya estaba aturdido por la identidad del remitente.

¡Esta carta había sido escrita por el cuarto Príncipe!

“El Duke Osman Ryan utilizo sus fuerzas militares para atacar a un territorio bajo el dominio del Rey, iniciando en vano una rebelión. Por otra parte, el Duque ya fue ejecutado en el campo de batalla, y ahora la fortaleza de Longsong está otra vez bajo el gobierno del Reino.”

¿Ha perdido el Duque? Su corazón se hundió cuando comenzó a leer más.

“Con la excepción de los miembros más recalcitrantes de la guardia del Duque, la mayoría de los otros se han declarado culpables. Normalmente la traición contra la familia real es castigada con la muerte, pero debido a la bondad de Su Alteza, sólo el líder fue ejecutado por sus crímenes malvados, sin embargo los otros aún no pueden ser perdonados. Por lo que el resto de los rebeldes serán tratados de acuerdo con las costumbres de guerra y serán prisioneros hasta que su libertad puede comprarse. El castillo de la Fortaleza de longsong será utilizado como punto de intercambio, las siguientes personas en esta lista de libertad pueden ser compradas.”

El documento no estaba escrito con frases extremadamente cómodas. No estaba escrito con el ímpetu diplomático en cada frase, sin embrago todavía era capaz de expresar claramente su significado. La rebelión del Duque había fallado, y si querían liberar al prisionero tendrían que ofrecer dinero a cambio.

Cuando Petrov leyó los nombres en la lista siguiente, vio que el nombre de su padre fue escrito de manera impresionante en la primera línea.

“¡Hedee!” Gritó el nombre de la ama de llaves, “Preparara el carruaje, ¡Me dirijo al castillo de la fortaleza!”

El territorio del Conde Honeysuckle se encontraba situado al este de la fortaleza, así que cuando Petrov llegó a la zona del castillo, había pasado media hora. El castillo del Señor estaba lleno de los miembros de la “milicia” que nunca había visto antes, no llevaban ninguna armadura brillante, Ni tampoco llevaban alguna capa o banda, al contrario, tenían un extraño bastón en sus manos, con una especie de lanza en la parte superior. Estaban parados allí en dos filas ordenadas, con la cabeza alta y el pecho hacia fuera, expresando simplemente su poder de forma imponente.

Después de identificarse, a Petrov se le permitió el acceso a los jardines y luego fue conducido por un guardia hacia el Gran Salón del castillo.

Este era un lugar al cual ya había visitado muchas veces antes, pero cuando entró hoy en el, era como si estuviera entrando en un territorio completamente nuevo. Todos los guardias de pie en los pasillos eran diferentes a los que había visto antes, nadie le sonrió después de que los saludo, sólo lo miraban sin comprender. Fue detenido por un caballero delante de la puerta del vestíbulo.

“Diga su nombre.”

“Petrov Hull,” respondió Petrov con un poco de desgracia, no le gustó el tono interrogatorio del otra, y así, enfatizó, “Para ti, es Señor Hull.”

“Ya veo.” Parecía que a su homólogo no aceptó esa declaración como la verdad, en lugar de eso se limitó a mirar el pergamino en su mano, “Shalafi Hull, Conde Honeysuckle es su…”

“Padre.”

“Soy Carter Lannis, El comandante de los caballeros del cuarto Príncipe. Por favor, ven conmigo a la sala de a lado, en primer lugar tenemos que comprobar si tiene armas escondidas en su cuerpo.”

Después de una búsqueda exhaustiva, sólo los guardias le quitaron la Piedra Represalia de Dios a Petrov.

“Eso no es un arma.” Recriminó Petrov.

“Por supuesto que no,” el caballero asintió. “Se lo devolveremos a usted después de la reunión.”

El abrió la boca, pero al final, no menciono algo. ¿Realmente me regresaran la piedra? Su piedra represalia de Dios era una de las de mejor calidad, con un valor de al menos cincuenta Royals de oro, por lo que no podía creer que el otro lado no se aprovecharía y la reemplazaría con una piedra defectuosa. Eso no es lo importante, pensó, lo tomare como parte del rescate.

Cuando por fin entró en la sala, vio al cuarto príncipe sentado en el trono escribiendo algo. Cuando el príncipe levantó su cabeza, mostro una expresión de sorpresa en su rostro, pero luego se rio, “Nos encontramos una vez más, señor embajador.”

Era el mismo rostro familiar, junto con su mismo tono de voz, lo que causo que Petrov se sintiera un poco más relajado, por lo que le dio un saludo de inclinación, “Le presento mis saludos a usted, Su Alteza Real.”

“Siéntate,” dijo Roland, levantando la mano para ofrecer su asiento, “Con toda probabilidad, usted quiere saber lo que pasó. Te puedo decir que tu padre no está herido, él fue el primero en rendirse.”

“Gracias por su amabilidad, Su Alteza,” dijo Petrov rápidamente. “No sé cuánto querrá su Alteza de rescate, pero siempre y cuando mi padre se liberado, le enviaré inmediatamente todo nuestro dinero a usted.”

“No necesito dinero,” Dijo Roland negando con su dedo. “Quiero ganado y personas.”

Era normal que quisiera ganado, incluso hace cincuenta años, cuando los conflictos entre los señores terminaban, la mayoría de las veces el perdedor tenía que pagar con ganado, historias como esta era algo que había leído muchas veces en los libros. Pero… Personas, ¿Qué quiso decir con eso? “Su Alteza Real, ganado de vacas, ovejas, caballos, el territorio Honeysuckle tiene una gran cantidad, pero personas…”

“Muy simple, necesito canteros, albañiles, carpinteros, agricultores, siervos y así sucesivamente,” el Príncipe le entregó un pergamino, “Puedes pagarnos de acuerdo a la conversión numérica que está escrita en la parte de arriba, siempre y cuando puedas llegar al número total de tres mil será suficiente.” Sonrió, convenientemente, de este Conde fue de quien capture la mayoría de caballeros, por lo que también tuvo que pagar el más alto rescate.”

Petrov extendió el pergamino en la mesa.

En él estaban escrito los nombres específicamente de cada tipo de animales domesticados y la profesión de las personas, seguido de un número, por ejemplo: ganado vacuno 3, ovejas 2, canteros 10 y similares, de inmediato comprendió el significado de todo esto.

Un valor de tres mil era lo mismo que mil cabezas de rebaño o 300 canteros siendo lo suficiente para rescatar a su padre. Por supuesto, su territorio no era capaz de proporcionar tanto ganado y albañiles. Sin embargo, en este papel, tenía tantas combinaciones posibles de elementos, muchas opciones. Como un noble que trabajaba a diario con el comercio, Petrov se dio cuenta al instante, de la delicadeza puesta en esa lista. Sólo unos pocos días serían suficientes para calcular la mejor solución para los costos mínimos en su territorio, para cumplir con los requisitos de tres mil puntos.

“Su Alteza Real, puedo…”

“Un día, solo tienes un día,” Roland alzó su dedo índice, “Esto sólo significa que usted tiene que tomar su elección en un día, después de todo, puedes reunir a tanta gente y animales en tres o cuatro días. Además, no siempre puedo estar aquí, por mucho me quedaré aquí por una semana, y luego me iré.”

“Un día es…” Petrov de repente se sorprendió se quedó mirando a Roland con los ojos ensanchados, “Espera, acaba de decir… ¿Qué quiere marcharse?” ¿Qué significa eso? Si el Príncipe no miente en la carta, entonces el Duque ya ha muerto en el campo de batalla. ¿Con esto la Fortaleza longson no pertenece ahora a Su Alteza? Pero en realidad esta diciendo que quiere marcharse, ¿Por qué iba a querer volver a esa pequeña y destrozada Ciudad Fronteriza? No, ¡Eso está fuera de lugar! El punto clave es que, si Su Alteza Real se fuera, ¿Quién manejaría esta magnífica ciudad? Su mente se convirtió en un mar tempestuoso, ¿Acaso uno de los hijos del Duque heredará el trono? Cuando pensaba en todo lo que sabía, esto no parecía ser una posibilidad, después de todo, ¿No sería solo cuestión de tiempo antes de que desarrollen una nueva fuerza para vengar a su padre? Además de la familia Ryan y de las otras cinco familias nobles, ¿Había alguien que pudiere hacerse cargo?

“Sí,” Rolando asintió. “Me quedo con el rescate y luego regresaré a ciudad Fronteriza.”

La mente de Petrov se llenó de repente con una idea estrafalaria, y en el momento en que pensó en ello, no pudo ser capaz de reprimirlo.

“Su Alteza Real,” comenzó Petrov, trago saliva y susurro. “Disculpe, ¿Hay también un valor numérico que puede ‘redimir’ Fortaleza Longsong?”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente