RW 11 – Tercera Princesa

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“La brisa del mar se ha vuelto tan fría”.

Mientras contemplaba la superficie del océano sin límites, García Wimbledon dijo mientras acariciaba su pelo enredado por el viento con una sensación de pesar en su voz.

“Es debido a que el invierno está llegando,” dijo, mirando al apuesto hombre que estaba detrás de ella y dándole una respuesta. “Aunque este es el sur, no es el sur profundo. Allí, la gente no entiende lo que significa el invierno”.

“Durante el invierno nuestra flota no puede estar en el puerto, la corriente del océano los mantendrá abajo, seremos incapaces de movernos un solo paso. Así que, en este momento, deberían estar en el último viaje.” La mujer se dio la vuelta, “Ryan, ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que La Flota de Las Velas Negras ha zarpado?”.

“Dos meses y cuatro días,” respondió el hombre sin vacilar. “Si no pasa nada, dentro de tres días llegarán al Puerto de Clear Water.”

Ella se echó a reír, “espero que puedan darme una buena sorpresa”.

Ryan miró a la mujer frente a él, su corazón estaba lleno de emoción. Cuando era reflejada por el sol del otoño, su pelo gris tenía rastros de verde en el, sus ojos largos y estrechos eran un verde reseda. Mientras la miraba, sentiría una indescriptible sensación de opresión. Debido a su estancia en la costa durante mucho tiempo, su piel se había vuelto ligeramente áspera, ya no era tan blanca como todas las otras mujeres de la familia real, pero Ryan no se quejó. En sus ojos, García tenía el temperamento que arroja cualquier otra belleza a la sombra.

En comparación con los idiotas puros del “rebaño Greycastle” parecía ser diferente, más bien en lugar de ser la hija del Rey Wimbledon III, era un verdadero genio. Ella poseía la sabiduría y el orgullo de una Noble, aunque a diferencia de la otra Nobleza, que respetaría escrupulosamente el sentido común, en ese punto, ella era incluso un poco como los civiles, rompiendo con lo ordinario, llena de expectativas, con un extremadamente rico espíritu de aventura.

Por supuesto, ningún civil tendría este tipo de capacidad y visión, para unirse al rango de un Duque de inmediato, en comparación con ella, incluso la otra aristocracia parecía carecer de previsión.

Todos los ingresos comerciales del Puerto de Clear Water eran reinvertidos en la construcción de la flota, no se dejaría ninguna moneda en la tesorería, la luz de un tacaño no brillaría muy lejos.

‘Ocultar un Royal de Oro en el armario sería una tontería, cuando no lo usas, será como una piedra. Sólo cuando se saca, puede reflejar su propio valor. El punto es que gastar no era igual a perderlo, siempre y cuando la inversión sea en lugar indicado, la recompensa que ganes, irá mucho más allá de su propia inversión’.

Este método auspicioso, Ryan todavía podía recordar profundamente el momento en que se lo contara, era casi como si estuviera ungiendo su cabeza con el bálsamo más puro, fácilmente rompió con todo el concepto heredado de sus enseñanzas antiguas.

En comparación con los Nobles que pasaban todo el día ahorrando y tratando de aumentar la cantidad de sus Royals de Oro, Ryan tenía la sensación de que éste era el verdadero método de un gobernante.

Así que ha puesto audazmente su vida bajo el mando de García, jurando seguirla hasta el Puerto de Clear Water.

Después de que llegaron aquí, Ryan había descubierto que La Tercera Princesa era mucho más que su filosofía. No sólo era una persona de filosofía, sino que también era una persona de acción. En el centro de su plan estaba su Flota de Velas Negras, y en el camino a sus ambiciones, no había ningún obstáculo que se le permitiera. Ya habían pasado cinco años, las fuerzas de García se habían infiltrado en el Puerto de Clear Water, organizando y preparando su Flota de Velas Negras y entonces, su padre, Wimbledon III comenzó La batalla por la posición del Rey. En otras palabras, incluso desde el principio, ella ya había caminado delante de todos los demás herederos.

“Volvamos al interior de la habitación, el viento se está volviendo más y más poderoso.” Dijo García. Su palacio estaba situado en el Puerto Agua Azul, sobre el puerto natural. El edificio con forma de una torre parecía ser un protector estacionado sobre la orilla. En la parte superior de la torre había una terraza circular, con un campo de visión sin obstáculos, era posible tener una vista de pájaro de todo el puerto, viendo el ir y venir de los buques mercantes.

Hoy, después de su operación de cinco años, el plan de negocios en el Puerto de Clear Water ya había empezado a tomar forma, cada seis meses se lanzaría una barca. Además, ya había obtenido la confianza del pueblo. Mientras que la Tercera Princesa parecía estar de buen humor, Ryan vacilante planteó su mayor duda, que lo había perseguido durante meses.

“Su Alteza, hay una cosa que no entiendo…” Dijo él mientras cerraba la puerta, dejando el rugido de la brisa del mar afuera.

“Puedes hablar.” Asintió mientras sonreía.

“¿Cómo habrías podido prever todo esto, incluso antes de que el Rey proclamara luchar por gobernar el Reino?” También había pensado que sería imposible que su padre Wimbledon III se lo dijera de antemano, pero incluso después de haber pensado cuidadosamente esto todavía no había llegado a una conclusión. Todo el mundo sabía, que el Segundo Príncipe era el heredero que el Rey valoraba más, la Orden del Rey había sido establecida para él. Este punto podía ser visto por todos, ya que el Segundo Príncipe había llegado a Valencia como feudo.

¿Podría ella haber imaginado todo esto por su cuenta, además de haber comenzado ya hace cinco años, paneando su plan? ¡Dios, sólo tenía dieciocho años!.

“¿Previsto?” Ella mostró una mirada divertida, “¿Me tomas por una Bruja? No tengo ese tipo de habilidad”.

“Erm, pero……”

“Además, no sabía que mi padre declararía la lucha por gobernar el reino, allanando el camino para su estimado Segundo hijo. De hecho, no existe conexión entre el La lucha por gobernar El Reino y mi plan”.

¿No había relación? Cuando Ryan de pronto hizo conciencia de este aspecto, su boca se hizo más ancha y más ancha.

Al ver la expresión de incredulidad en la cara de Ryan, García sonrió. “No me digas que debí haber esperado a que mi padre me dijera primero que debía luchar por el trono, ¿habría tenido entonces la capacidad de luchar por el trono? del mismo modo, ¿habría sido realmente al final quien gobernara su pueblo, el mejor para sentarse en el trono de Graycastle?, pensé que habías entendido mi plan cuando habías visto la Flota de Velas Negras”.

Así que esa es la razón, murmuró Ryan, su Flota no es sólo para la batalla por el trono. Esta flota perteneciente a la Tercera Princesa podría cambiar las velas después de salir del Puerto, robando a los barcos de otras ciudades y países. Del mismo modo, la Tercera Princesa animó a la gente a salir al mar, a participar en su Flota de Velas Negras. Ella prometió que todo el botín se convertiría en propiedad del Capitán del Buque, el Puerto de Clear Water nunca cobraría ningún impuesto para este beneficio.

Este movimiento le traería una enorme riqueza, así que esta vez simplemente había ordenado a la Flota de Velas Negras navegar directamente hacia el sur, saquear cualquier barco que pasara por el cabo Sin fin, así como a la gente del sur de Shamin.

Y estas medidas no eran sólo por dinero. No tomaría la riqueza saqueada para construir ciudades o expandir el comercio de tierras, sólo lo reinvirtió y continuó construyendo más barcos.

En los últimos años había ganado un gran número de marineros experimentados, guerreros feroces, también abrazó los corazones y las mentes del pueblo, si no pudiera seguir gobernando, todos los que habían participado en el saqueo de los barcos y aldeas también sería enviados a la horca.

“¿El mejor en el gobierno de su territorio terminaría en el Trono de Graycastle?”. No, Ryan ahora sabía, para poder sentarse en el trono, ella tendría que poseer numerosos buques de guerra y soldados, entonces ella podría seguir el río Sanwan, incluso llegar a presionar a la Ciudad de Golden Harvest.

“¿Sabías que estarías asignada al Puerto de Clear Water?”.

“Esto, contrariamente a lo que uno podría pensar que era inesperado, un acuerdo para aumentar el valor comercial de este lugar,” García se encogió de hombros. “Originalmente era un pago a la Iglesia que trató de engañarme…”

¿Relacionado con la iglesia? Al ver a su contraparte que no ha dicho nada más, Ryan tampoco se atrevió a hacer más preguntas. Pero sabía que, aunque García no hubiera llegado a Puerto de Clear Water, este lugar habría seguido su voluntad y se hubiera trasladado según su dirección deseada.

“Dejando de lado esos asuntos,” Se sirvió una taza de té negro. “El pequeño truco de antes parece haber fallado”.

“Ah, sí”, Ryan, que apresuradamente recuperó sus pensamientos, respondió: “Sólo hay noticias procedentes de Ciudad Fronteriza, informaron que las píldoras han fallado. No hay noticias de los otros lugares”.

“Ninguna noticia debería significar que fueron asesinados por mis hermanos, nada de lo que me sorprenda. Originalmente eran piezas de ajedrez que habían sido arregladas apresuradamente, sólo para ser utilizadas mientras tanto. Sin embargo…” Ella cambió de tema, “Para otras piezas el fallar es normal, pero no creo que ni siquiera mi Cuarto Hermano estaría sano y salvo. A decir verdad, estoy un poco decepcionada”.

“Kingfisher dijo en el mensaje secreto, que el príncipe sin duda lo comió, pero…”

“Un fracaso sigue siendo un fracaso, no quiero escuchar ninguna excusa,” interrumpió García, “Pronto será la época de los Meses de los Demonios. Nuestro querido hermano tendrá que buscar refugio en la Fortaleza Longsong, ¿Verdad? Cuando llegue el momento en que las bestias demoníacas invadan, temo que él necesite permanecer durante un largo tiempo dentro de la fortaleza. Escríbele, dile que aproveche esta oportunidad. Me gustaría ver si la diosa de la fortuna se quedará al lado del Cuarto Hermano una vez más.

“Si su Alteza”.

“Puedes irte.” García agitó la mano, cuando Ryan estaba a punto de marcharse, la princesa lo llamó una vez más. “Ah, sí. Estoy segura de recordar que la píldora había sido comprada a un maestro alquimista, ¿no?”.

Ryan asintió con la cabeza.

“¿Qué dijo en aquel entonces? La píldora será incolora, insípida y se derretirá dentro del agua, si entra en la boca será incurable, una muerte garantizada, fueron sus últimos logros alquímicos, ¿no?”.

García bostezó, “cuélgalo”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente