RW 105 – Canción de marcha del ejercito

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Echo se encontraba sentada en el punto más alto del castillo, en el techo de la torre de vigilancia, desde donde era capaz de observar toda la ciudad.

Ella sólo era capaz de llegar a la cima gracias a que Linghtning la llevo en un viaje obligada, ahora tenía que permanecer aquí hasta la puesta del sol, sólo entonces la niña volvería y la llevaría de vuelta hacia abajo. Por el momento, Linghtning ya debería estar en su camino a la Fortaleza de longsong.

El tiempo era muy bueno hoy, el sol brillaba intensamente, y el río en la distancia se veía bajo la luz del sol como si estuviera hecho de satén, fluyendo lentamente hacia el oeste y dividiendo las hojas verdes por un lado y el paisaje nevado por el otro lado. Tumbada cómodamente en el sol, sentía, como si su cuerpo entero estuviera siendo abrazado cálidamente por el sol. Era completamente diferente a cuando estuvo en el extremo sur, donde la abrasadora luz del sol era tan agresiva que fácilmente dañaría su piel.

Incluso hasta el viento no es el mismo, pensó, durante toda mi vida me he sentido ya seis tipos diferentes de viento. La brisa del mar ligeramente salado en el Puerto de Clearwater, mientras que en King City el viento se sentí como el de los monzones calientes y húmedas, durante mi viaje a través de la Cordillera infranqueable que estaban constantemente acompañadas por el frío viento del norte. Y ahora, aquí en la ciudad fronteriza, la brisa contiene un ligero aroma terrenal en ella misma. No importa qué, el viento aquí es puro e independiente.

En la Ciudad Ironsand, era tan caliente que no había viento, o tendríamos una tormenta abrumadora. Entonces el viento se haría visible y el aire nos asaltaría mezclado con piedras y grava, a lo lejos se vería como un monstruo negro gigante. Cada vez que el viento tocaba, yo tenía que esconderme dentro de una casa o cualquier otro lugar que no estuviera a la intemperie. No había nada que fuera capaz de detener el viento.

Echo todavía quería vomitar, y tomar su venganza cuando pensaba en su pasado, fue hace casi cuatro años que abandono la ciudad Ironsand. Su clan Osha, por desgracia, fue derrotado en una lucha por el poder, su padre termino muerto a manos de su enemigo, incluso después de que él se rindiera. Echo que fue testigo de todo esto, quiso abalanzarse al enemigo y tomarlo por sí misma, pero en ese momento la habían tomado por sorpresa desde atrás.

No conocía cuántos miembros de su clan seguían vivos después de estos cuatro años.

Antes de que fuera vendida como esclava al Puerto de Clearwater, oyó que su clan Osha había violado los acuerdos del duelo sagrado, y fueron rechazados por los tres dioses. Quienes los expulsaron al Cabo Sin Fin, negándoles regresar de nuevo a la ciudad de Ironsand

Pero Echo sabía que todo fue una conspiración del clan Tibia, quienes habían untado de aceite negro su látigo y mientras este aceite se encendía, ni siquiera el agua era capaz de apagarlo. Fue con este truco que capturaron a su hermano –Él guerrero más fuerte del clan- con la guardia baja en el duelo, por lo que fue quemado vivo, lo que provocó el caos en la formación de su equipo…

En el Cabo Sin Fin, lo único que había al lado de la arena caliente eran los incendios ardientes de la Madre Tierra, que era aún más loco que su hermano el Emperador del Mar. Pronto la gente de su clan se habría convertido en huesos; Pero al final, su destino como esclava fue aún más miserable.

Cuando Echo despertó a su poder,  ella sabía que se había convertido en una bruja. Naturalmente, pensó en la venganza, pero al final su capacidad era inútil, que sólo fue capaz de liberar el sonido. No importa lo mucho que les rogó a los dioses, nunca escucharon sus oraciones.

Seis meses más tarde, cuando ella vivía en el puerto de Clearwater, llegó a un entendimiento, la idea de que eran amados por los tres dioses era en realidad sólo su auto-engaño. Bajo la jurisdicción de la Iglesia, comenzó una cacería de brujas dentro de los cuatro reinos. Desde ese día, Echo renunció completamente a su esperanza de venganza.

En este momento, de repente una nube de humo se elevó desde la distancia. Miró a la orilla oriental del río Redwater y vio varias luces de una llama verde parpadeando a través de los árboles. El humo negro de los árboles ardientes se mezcló con el vapor de la nieve que se derretía formando una pluma gris en el cielo.

Era a causa de la llama verde de Anna.

Cuando llegaron por primera vez a la ciudad fronteriza, Wendy les había informado a sus hermanas sobre Anna y Nana. Cuando Echo escuchó acerca de la habilidad de Anna estaba muy celosa.

Anna era capaz de manipular libremente las llamas, incluso podía llegar a una temperatura lo suficientemente caliente como para fundir espadas… Si hubiese tenido una habilidad de gran alcance cuando había vivido en ciudad Ironsand, la gente del clan Tibia clan nunca habrían sido capaces de hacernos daño.

Echo sacudió la cabeza, pensamientos como éstos eran totalmente innecesario, muy probablemente su gente ya se había convertido en huesos. Puesto que todavía estaba viva, podía considerarse afortunada. Dado que Su Alteza Real estaba dispuesta a aceptarla, debía completar las órdenes dadas por Su Alteza Real.

Se aclaró la garganta y comenzó a tararear la canción de acuerdo a las demandas del príncipe.

Era una cancioncilla alegre, el Príncipe sólo había tarareado la melodía una vez, pero era capaz de recordar por completo toda la cancioncilla.

La música no era nada nuevo para Echo, como esclava superior se le enseñó muchas cosas. Bailes seductores y canturreos coquetos eran las habilidades que había tenido que dominar. Pero la música dada por Su Alteza era completamente diferente… Estaba llena de ritmo, llena de una energía contagiosa. Especialmente cuando le pedía que simulara el sonido de una flauta, cada nota era como un latido pulsante, la gente que escuchará esto no podía evitar el deseo de bailar.

La dificultad radicaba en tocar varios instrumentos al mismo tiempo, más tarde también se añadieron tambores e instrumentos de cuerda. Así que tuvo que simular tres tipos diferentes de sonidos al mismo tiempo, que se superponían entre sí. Algo como esto era algo que nunca había hecho antes. ¡Anteriormente ella nunca habría creído que la música también se podría tocar de esta manera!

Al principio, le era difícil asegurarse de que los tambores no alteraran el ritmo de las flautas, por lo que Roland le dio el consejo que tocara el ritmo con sus manos o pies, y sólo más tarde poco a poco empezara a mezclar los dos sonidos entre sí.

Después de unos días de práctica, Echo había llegado a dominar poco a poco este tipo de música.

Después de tocarlo durante varias veces, se sintió segura de sí misma para añadir finalmente los instrumentos de cuerda.

Cuando Echo toco la nueva melodía por primera vez, tuvo que cambiar las notas de nuevo un poco, si el sonido de la alegre flauta era el torso, los tambores calientes eran los huesos y las cuerdas aparentemente embellecidas eran el alma. Aumentó el ritmo, una y otra vez, hasta que los tres instrumentos finalmente se integraron completamente, el sonido se fue haciendo cada vez más alto hasta que no pudo evitarlo y empezó a cantar

“Mi poder de ataque es más alto que el tuyo, así que es mi victoria.”

*******************************************************************+

Roland puso su última carta sobre la mesa, y Soraya, quien se cruzó con él, se cubrió la cara y dijo con voz baja.

“Una ronda más,” entonces pensó por un momento, y barajó a través de las cartas. “Déjame recoger tus diez cartas esta vez.”

“Bueno,” tosió el Príncipe, “Ya es tarde, todavía tengo varias cosas que hacer.”

Después de establecer una base de diferentes tarjetas, la siguiente parte fue copiar las cartas ya inventadas. Con la plantilla delante de ella, la velocidad de dibujo de Soraya era comparable a una impresora. Pronto, Roland consiguió varias copias de las mismas unidades.

Tan naturalmente Soraya se convirtió en su primer oponente.

Después de explicarle las reglas, empezó la primera guerra de cartas. Durante los juegos, rápidamente aprendió que el proceso de pensamiento de las brujas era completamente diferente de la gente común. Soraya rápidamente descubrió la manera correcta de usar las habilidades. Después de jugar durante varias rondas, Roland todavía era capaz de ganar, pero esto sólo se debía utilizando varias cartas especiales. Cuando Soraya le pidió que creara sus propias tarjetas especiales, rechazó vergonzosamente.

“De acuerdo.” Dijo Soraya, y luego tomó las cartas en sus manos y corrió hacia la puerta. En este momento, una melodía alegre llegó a través de las ventanas abiertas. Al oír esto, Soraya hizo una pausa, se giró de nuevo y corrió hacia la ventana, echando una mirada hacia fuera para observar. “¿Es Echo?”

Bueno, parece que lo ha dominado por completo. Roland se recostó en su silla y admiró la música familiar.

———————————————————–

El primer ejército de Ciudad Fronteriza pronto entraría en la primera etapa de maniobras completas. Comparado con el entrenamiento para disparar mientras está de pie en la pared, la maniobra completa se llevaría a cabo en la naturaleza. Al mismo tiempo que se movían a través de la naturaleza, tenían que mantener su formación, siempre formando una línea de tiro.

Con el fin de hacer que los soldados marcharan al mismo ritmo, tuvo que depender de los tambores y consignas. Pero ahora, con Echo, podía simular varios instrumentos al mismo tiempo. Ahora sólo simplemente tenía que aprender Inglés, entonces podrían implementar varios sonidos famosos de la marcha.

En comparación con los tambores simples, la canción de marcha no sólo controlaría la velocidad de la misma, sino que también aumentaría la eficacia moral. Por supuesto, la canción de la marcha más famosa era “Los granaderos británicos”, pero Roland sólo sabía su nombre, y no se sabía la melodía completa.

Pero esto no suponía un problema para él, siempre y cuando tuviera la melodía de “Los Granaderos británicos”, siempre podía reorganizar sus líneas más adelante.

Durante la “Guerra de Resistencia”, el sonido podía ser escuchado a través de toda la nación, al norte y al sur del río Yangtze. Y casi todo el mundo estaba familiarizado con su melodía, después de todo, era la famosa “Canción de Guerrilleros”.

Cuando Soraya giro su cabeza en dirección al Príncipe, escuchó al príncipe siguiendo la canción, cantando suavemente. Cantaba en un idioma que nunca había escuchado antes, pero aún así, la melodía y la lírica encajaban perfectamente.

“Todos somos tiradores,”

 “Cada bala lleva a cabo un enemigo.”

 “Todos somos soldados con alas,”

 “Sin temor a las altas montañas y aguas profundas.”

 “En los bosques densos,”

 “Nuestros compañeros establecen sus campamentos.”

 “En las altas montañas,”

 “Nuestros innumerables hermanos están ahí.”

 “…”

 TN: Información para los Canción guerrilla

https://www.youtube.com/watch?v=KNXwcYu9r_c

Pagina Anterior
Pagina Siguiente