Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

PTH 152: Técnica Bestia Real Espiritual

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La Anciana Qin’nyao había insinuado que Xiao Mahn debía sondear a Fang Xing discretamente, aunque Xiao Mahn se lo había revelado directamente. Desde que la Anciana Qin’nyao no detuvo a Xiao Mahn, Fang Xing supuso que esta vieja bolsa había pasado por todo este esfuerzo para usar el bienestar de Xu Linyun como una amenaza y Xiao Mahn como una espía. Él le dio una sonrisa fría y respondió: “Si ella pregunta, solo dile que aprendí algunas cosas. Una vez que te haya dado suficientes recompensas, ¿qué importaría si le revelara la verdad a ella entonces?”

Xiao Mahn se rió. “Eso sería bueno, pero ¿esto no te causaría problemas, joven maestro?”

Fang Xing dejó escapar un suspiro y dio unas palmaditas en la cabeza de Xiao Mahn. “¿Quién fue el que te dejó caer en sus manos? Solo podemos contenernos hasta que me deshaga de Xiao Jianming, ¡entonces podremos huir tan lejos como nos plazca, sin necesidad de tolerarla más!”

Xiao Mahn parecía estar esperando esto. “Será mejor que me lleves contigo…” contestó después de un momento.

Fang Xing se rió. “No te preocupes, ¡por supuesto que lo haré!”

Xiao Mahn asintió silenciosamente con la cabeza y se fue con las hierbas y las piedras espirituales necesarias para elaborar la Píldora Fractura del Nivel de Séptimo Nivel, para volver poco después. Esta vez había una oreja de una persona apretada entre sus dedos, y la persona atada era un hombre gordo y alto, que pesaba alrededor de trescientas libras con un cuerpo parecido a una bola que le hinchaba la bata. Cuando Xiao Mahn lo arrastró hasta aquí por la oreja, gritó de dolor, pero no se atrevió a resistir.

Este cap咜ulo es propiedad de https://novelasligera.com/. Si est・leyendo esto desde otros sitios, considere dejar de leerlos y le・en https://novelasligera.com/ en su lugar. Es una gran bofetada para nosotros los traductores saber que nuestros lectores est疣 leyendo nuestro trabajo en un sitio de ladrones. Gracias por su amabilidad.

“Joven maestro, cuando salí, vi a esta persona merodeando por la entrada del valle. ¡Quién sabe qué clase de planes malos podría tener!” Xiao Mahn estaba claramente molesta. Había atrapado a este tipo gordo tratando de esconderse y, naturalmente, había creído que no era bueno.

Fang Xing sonrió al ver esto. “¡Gordo! ¿Cómo llegaste aquí?” Este “gordo” no era otro que el taoísta Yu Sanliang, a quien no había visto en los últimos cuatro años.

Xiao Mahn estaba un poco sorprendida por esto. “Joven maestro, ¿lo conoces?”

Fang Xing se rió. “¡Por supuesto! ¡Este es el Sénior Zhu, un buen amigo mío!”

Xiao Mahn inmediatamente soltó al taoísta regordete y cortésmente tomó sus manos. “Experto Zhu, Yo, Xiao Mahn, actué demasiado precipitadamente”.

El regordete taoísta estaba claramente asustado y agitó sus manos apresuradamente, pero tenía miedo de cualquier contacto físico con Xiao Mahn y solo podía frotar sus orejas frustradamente y rascarse la mejilla. “Oh mi oh no, no hay necesidad, está bien…. Aunque mi nombre es Yu, no Zhu…. Tú… eres la talentosa genio del Valle Qinxia. Te vi una vez cuando la Anciana Qin’nyao estaba enseñando. alguien como tú para inclinarse ante mí es simplemente… demasiada rudeza por mi parte…”

Xiao Mahn se rió. “Eres el amigo de mi joven maestro y yo soy su sirvienta. ¡Por supuesto que debo inclinarme ante ti!”

Sintiéndose aún más avergonzado, el taoísta regordete miró hacia Fang Xing como si estuviera pidiendo ayuda.

Fang Xing solo se rió. “Solo tengo un amigo dentro de la secta, no tienes que ser tan educado, Gordito. Pero será mejor que me digas la verdad sobre lo que estabas haciendo furtivamente afuera, o si no, yo -tu abuelo- lo sacaré a golpes de ti”

Al ver a Fang Xing reír y maldecir como solía hacer, el regordete taoísta realmente dejó escapar un suspiro de alivio. “Has sido promovido para ser el tercer discípulo núcleo, pero se siente como… como… Junior Fang, no tienes la arrogancia de un discípulo núcleo. Es bueno…”

Como sucedió, el regordete taoísta había estado en reclusión cuando Fang Xing había regresado de su entrenamiento con Bai Qianzhang, y no había descubierto que Fang Xing regresó hasta que terminó y Fang Xing ya se había ido a la Montaña Desolada. Cuando Fang Xing regresó después de eso, Yu Sanliang finalmente tuvo la oportunidad de visitar a Fang Xing, pero esto fue justo cuando escuchó que Fang Xing había sido recientemente promovido para ser el tercer discípulo núcleo. El estatus de Fang Xing había aumentado de la noche a la mañana, haciendo que el regordete taoísta dudara en su visita por temor a avergonzarse.

Este cap咜ulo es propiedad de https://novelasligera.com/. Si est・leyendo esto desde otros sitios, considere dejar de leerlos y le・en https://novelasligera.com/ en su lugar. Es una gran bofetada para nosotros los traductores saber que nuestros lectores est疣 leyendo nuestro trabajo en un sitio de ladrones. Gracias por su amabilidad.

Al final, Yu Sanliang continúo yendo, pero aún estaba preocupado y había merodeado en la entrada del valle sin atreverse a entrar. Esto fue cuando Xiao Mahn lo vio y lo arrastró adentro.

De hecho, Xiao Mahn todavía recordaba a Yu Sanliang como el hombre que había pateado a Fang Xing en la entrada de la secta durante la Ceremonia de Reclutamiento, por lo que inmediatamente había pensado en él como una mala persona.

Cuando Fang Xing notó que el regordete taoísta dudaba un poco con sus palabras, como si tuviera algo que decir, pero estaba demasiado avergonzado para hacerlo, primero planteó la pregunta: “Somos hermanos, manda a la mierda toda pretensión arrogante. ¿Tienes algo que decir?”

El rechoncho rostro del taoísta se puso rojo cuando escuchó la pregunta de Fang Xing, y miró torpemente a Xiao Mahn. Xiao Mahn era una chica inteligente e inmediatamente se fue con una sonrisa, lo que permitió que los dos hermanos hablaran entre ellos. Esto hizo que el taoísta regordete diera un suspiro de alivio, seguido de una mirada triste cuando dijo: “Junior Fang, no vine aquí exactamente por esto… pero hay algo…”.

Fang Xing agitó su mano. “¡Entra primero!” Mientras decía esto, Fang Xing también llamó a los dos discípulos disciplinarios. Les pasó una Piedra Espiritual y los envió a comprar un poco de vino y carne, y la pareja felizmente tomó la piedra y se fue de inmediato, al igual que los sirvientes reales. En cuanto al regordete taoísta, cuando vio que Fang Xing todavía lo trataba del mismo modo que en el pasado, sintió como si una piedra haya sido levantada de su corazón, y todo rastro de nerviosismo lo dejó mientras seguía a Fang Xing al pabellón.

Este cap咜ulo es propiedad de https://novelasligera.com/. Si est・leyendo esto desde otros sitios, considere dejar de leerlos y le・en https://novelasligera.com/ en su lugar. Es una gran bofetada para nosotros los traductores saber que nuestros lectores est疣 leyendo nuestro trabajo en un sitio de ladrones. Gracias por su amabilidad.

Fang Xing había estado observando todo el tiempo, y notó que el taoísta regordete estaba ahora en las primeras etapas de la Etapa Condensación de Qi de Cuarto Nivel. Teniendo en cuenta la habilidad innata de Yu Sanliang, esto no estaba nada mal; parecía que los recursos que Fang Xing había dejado para él no se habían desperdiciado.

Una vez que el regordete taoísta se sentó, dejó escapar un largo suspiro. “Junior Fang, después de lo que hiciste, se puede decir que yo -Yu Sanliang- me he hecho famosos dentro de la secta…”.

Fang Xing sonrió. “¿Famoso? ¿Qué pasó?”

El taoísta regordete le devolvió una sonrisa amarga. “¿No lo sabías? Las dos personas más famosas en este momento dentro de la secta son el ladrón de ropa interior, Feng Qingwei, y el secuestrador, Yu Sanliang…”.

Fang Xing comenzó a reírse tanto que su estómago comenzó a doler.

Luego de más preguntas, parecía que una vez que el Talismán de Misión había terminado, algunos de los discípulos de la secta interior que habían regresado hablaron de lo que sucedió durante la misión. Las historias más interesantes fueron Feng Qingwei, de quien se decía que había robado la ropa interior de Fang Xing, y el secuestro de la princesa de la Secta Mil Bestias. En la actualidad, Feng Qingwei estaba tan avergonzada que no había dado un paso fuera de su valle durante el último medio mes, y el nombre “Yu Sanliang” también se hizo famoso y lo convirtió en otra persona famosa.

“Si fuera solo eso, todavía estaría bien. La cosa es… Junior Fang, tienes que ayudarme…”. Mientras Yu Sanliang hablaba, su rostro se volvió amargo una vez más.

“¿Nn?” La ceja de Fang Xing se levantó, dándole una mirada bastante siniestra, “¿Alguien te está acosando?”

Yu Sanliang agitó su mano apresuradamente. “No, no es eso. Es solo que he tenido mala suerte. Ahora que Junior Fang y el Senior Xiao Jianming han puesto sus rencores en piedra, todo el mundo está muy consciente de esto y parecen saber sobre nuestra relación cercana… Y, bueno, Hace tres meses, cuando llegué por primera vez a la secta interior, simplemente elegí el Valle Shanhe como mi estudio principal… Entonces, ya sabes…”.

Yu Sanliang acababa de llegar a la secta interior hace tres meses y, de acuerdo con las reglas, tuvo que elegir una de las cinco disciplinas de la Secta QinYun a su entrada. Sin embargo, este gordito había elegido casualmente estudiar la Técnica Atracción de Montaña Benevolente, y ahora que había estudiado hasta la competencia básica, tenía que convertirse en un discípulo del Valle Shanhe para continuar. El rencor entre Fang Xing y Xiao Jianming y Feng Qingwei ya se había grabado en piedra y era ampliamente conocido, por lo que el regordete taoísta había sentido miedo.

Este cap咜ulo es propiedad de https://novelasligera.com/. Si est・leyendo esto desde otros sitios, considere dejar de leerlos y le・en https://novelasligera.com/ en su lugar. Es una gran bofetada para nosotros los traductores saber que nuestros lectores est疣 leyendo nuestro trabajo en un sitio de ladrones. Gracias por su amabilidad.

Esta fue la razón por la que Yu Sanliang visitó hoy; teniendo en cuenta la relación que tenía con Fang Xing, si Yu Sanliang ingresara en el Valle Shanhe, ¡podría ser desollado vivo!

Fang Xing frunció el ceño. “Esto es realmente un problema. ¿Qué quieres hacer?”

La cara de Yu Sanliang estaba llena de amargura. “Normalmente hablando, una vez que eliges una de las cinco disciplinas de QingYun, no puedes elegir una segunda hasta dominar la primera hasta cierto nivel. Pero quiero que hables con algunas personas del Valle Duanzhen, para permitirme cambiar a estudiar la Técnica Forjado Real de Fuego Azul…”.

Fang Xing sonrió. “Eso no es tan difícil. ¡Dejaré que el valle lo sepa la próxima vez!” En su mente, esta no era una tarea difícil en lo más mínimo; ni siquiera necesitaba hablar con Tie Rukuang y solo podía hacerle saber a Wu Xiangtong.

El regordete taoísta se sintió aliviado cuando escuchó la respuesta de Fang Xing, y los dos discípulos disciplinarios también habían regresado con vino y carne. Los dos comenzaron a platicar nuevamente como en los viejos tiempos, y naturalmente había muchos temas de los que hablar desde que estuvieron separados durante tres años. Sin embargo, sin importar de qué hablara el regordete taoísta, su gran gratitud hacia Fang Xing era muy clara. Todo gracias a los recursos que Fang Xing le había dejado atrás fue capaz de pasar de la inútil persona que era antes al discípulo de la secta interior que era ahora.

Los dos disfrutaron de sus bebidas, y fue bien entrada la noche antes de que el taoísta regordete se fuera. Reflexionando sobre el asunto, Fang Xing consideró la posibilidad de dejar la secta dentro de medio año y cómo la probabilidad de ver este gordo sería mínima. Detuvo al regordete taoísta justo cuando estaba a punto de irse y colocó treinta Piedras Espirituales de Grado Medio y algunas mercancías sobrantes en algunos sacos de almacenamiento que había sacado de los discípulos de la Secta Mil Bestias y lo metió todo en las manos de Yu Sanliang. Esto causó al taoísta regordete una gran vergüenza, pero Fang Xing le exigió que lo aceptara todo y se fuera.

…..

“Aiiii … Si no hiciera lo que hice antes…” el taoísta regordete suspiró en su camino de regreso. Consideró cómo si su cerebro, normalmente lento y estúpido, no haya visto el potencial de Fang Xing, si no tuviera un repentino ataque de inspiración para tratar de hacerse amigo del niño, todavía estaría en la secta exterior siendo nadie. Si no fuera por Fang Xing, ¿alguna vez terminaría convirtiéndose en un discípulo de la secta? Sus suspiros, a veces largos, a veces cortos, no se detuvieron, y comenzó a sentir el alcohol golpeando su cabeza. Se sentó en un pino cercano y sacó la bolsa de almacenamiento que Fang Xing le había puesto en los brazos.

El regordete taoísta estaba casi cegado por la cantidad de luces rojas y rastros de púrpura que había cuando abrió el saco. No había pensado que Fang Xing le daría tantas Piedras Espirituales de una sola vez, y esto lo puso serio en un instante mientras seguía mirando dentro. Había Espadas Voladoras de Grado Medio, todo tipo de píldoras medicinales… Cada uno de estos artículos era raro, incluso dentro de la secta interior, causando que su corazón se llenara una vez más de gratitud.

“Junior Fang es tan generoso…” el gordo taoísta murmuró para sí mismo, solo para encontrar de repente un librito amarillo claro. Lo sacó y pidió prestada algo de la tenue luz de la luna para leer, y vio que era un manual de cultivo titulado “Técnica Bestia Real Espiritual”.

“¿Oh? ¿Es esto algo que Junior Fang me dejó para aprender?” El regordete taoísta abrió el folleto, y cuanto más leía, más fascinado se volvía, hasta que el tiempo se olvidaba lentamente…

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario