Capítulo 35 – Nivelando con los Dioses

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

YuWon sujetó a WoonCheon con una cuerda duradera.

Aunque podría haber sido un player del Primer Piso, aún era bastante hábil. Entonces YuWon había comprado una cuerda bastante duradera en la Tienda para esta ocasión.

“Ngh …”

WoonCheon bajó la cabeza mientras gruñía. Supuso que debía ser una cuerda bastante cara porque no sin importar cuánto maná usara para forzarla, no cedía.

Al ver a WoonCheon, YuWon levantó la mano.

¡Smack—!

“¡Ugh!”

No apartes la mirada. Sé exactamente lo que estás pensando.”

“¿P-por qué me haces esto?”

“Porque eres Mu WoonCheon.”

“Te equivocaste de persona. Lo ju-juro.”

“Entonces, ¿por qué intentaste huir antes?”

“Eso es porque tenías una mirada tan aterradora en tus ojos, pensé que las cosas podrían resultar así …”

WoonCheon se apagó mientras bajaba la cabeza. Tenía un rostro puro e inocente, y parecía como si estuviera a punto de llorar por haber sido acusado falsamente.

Con una mirada confusa en su rostro, Hargaan miró de un lado a otro entre el atado WoonCheon y YuWon.

“Detente.”

Hargaan llamó a YuWon quien volvió a la parte de atrás. Una vez que YuWon se acercó lo suficiente a él, él susurró una pregunta.

“¿Estás seguro de que este es el tipo que estabas buscando?”

“Estoy seguro.”

“¿Cómo puedes estar tan seguro? Realmente podría haber huido porque estaba asustado.”

“¿Huir solo porque escuchaste un nombre? ¿No te parece extraño?”

“Pero decir que él es el Rey de los Chacales solo por eso es …”

“Esto.”

YuWon levantó y agitó la pequeña daga que sobresalía del suelo. Era el arma que WoonCheon le había arrojado a YuWon.

“¿Parece un cuchillo normal?”

“¿Entonces que es esto?”

“Mira de cerca el suelo.”

“…?”

Hargaan comprobó el lugar donde había estado la daga. Al principio, no pensó que nada fuera extraño, pero tras una inspección más cercana, encontró algo extraño.

“Se está derritiendo…”

Hargaan originalmente pensó que el cuchillo se había clavado en el piso, pero eso estaba mal. Cuando el cuchillo cayó, derritió el mármol hasta que pareció que lo habían empalado.

Y ahora que lo pensaba, a menos que fuera una verdadera espada de grado maestro, sería extraño que un cuchillo se empalara en mármol tan profundamente con solo caer sobre el.

“Este es un veneno bastante potente. Es algo que usarían los players de los pisos superiores, no un player del Primer Piso.”

Un veneno letal de los pisos superiores. Era una sustancia que era ilegal usar con otros players. No solo requería permiso de la oficina para poseerlo, también era increíblemente difícil obtenerlo.

“¿De verdad crees que el propietario de una tienda general tendría algo como esto? ¿Nada menos siempre escondido en sus mangas?”

Definitivamente hubo algunas rarezas. Eso significaba …

“¿De dónde se filtró la información?” dijo una voz al azar.

En realidad, era la voz de WoonCheon, pero su voz se había vuelto más áspera y su forma de hablar sonaba mucho más extraña.

Y no era solo su voz …

Kk-crack—

La cara de WoonCheon lentamente comenzó a transformarse. En el rostro del joven de aspecto amable, empezaron a aparecer arrugas y sus ojos empezaron a verse mucho más nublados. Era como si hubiera envejecido de repente.

“… Así que tenías razón.”

Hargaan ahora creía plenamente en YuWon. Este tipo era Mu WoonCheon, el Rey de los Chacales.

“¿Cómo descubriste mi identidad? Y lo que es más importante, ¿Cómo te enteraste de mi nombre?”

“Me pregunto. ¿Cómo me enteré?”

YuWon le devolvió la sonrisa en respuesta a la pregunta de WoonCheon, respondiendo burlonamente a su pregunta con una pregunta, lo que hizo que WoonCheon rechinara los dientes y mirara a YuWon.

“Aparentemente no tienes miedo. ¿Acaso no sabes quién me respalda …?”

Los ojos de WoonCheon se volvieron hacia Hargaan y se sorprendió.

“Ese color de cabello y ojos …”

Cabello y ojos amarillo dorado. Esa era una apariencia poco común.

“¿Hargaan?”

Sabía el nombre de Hargaan. No era tan extraño que él supiera. Hargaan era el hijo de Zeus, y era un novato que se hizo un gran nombre durante este Tutorial. Sin embargo, esa no fue la única razón por la que sabía que era Hargaan …

Tap—

YuWon golpeó ligeramente el lado de Hargaan desde un ángulo que WoonCheon no podía ver. Hargaan trató de evaluar la acción de YuWon, y luego recordó lo que le había dicho antes de venir aquí.

“Asegúrate de responder apropiadamente.”

‘Responder …’ se preguntó Hargaan, ‘¿A esto es lo que se refería YuWon?’

Hargaan levantó la mano en alto. Y en un segundo, la electricidad comenzó a acumularse en su mano.

¡Chispa, vzzzzt—!

Un ataque eléctrico, que irradiaba un calor intenso, se formó en la mano de Hargaan.

Después de presenciar eso, WoonCheon comenzó a murmurar: “… Así que es verdad.” Había ira en la voz de WoonCheon. “¿Nos traicionó Olympus?”

“¿Qué?” Hargaan se sorprendió por la pregunta inesperada.

“Decir que te traicionaron. Eso es un poco duro.” YuWon respondió como si sus sentimientos estuvieran realmente heridos.

Hargaan volteó la cabeza y miró a YuWon. Mientras tanto, YuWon caminó hacia WoonCheon para ocultar la expresión del rostro de Hargaan.

“Simplemente tenemos un favor que queremos pedir.”

“¿Un favor?”

“Actualmente estás siguiendo las órdenes de Agamemnon, ¿verdad?”

“Eso es correcto. ¿Entonces?”

La respuesta de WoonCheon hizo que la expresión de Hargaan se volviera amarga.

Agamemnon. Hargaan se preguntó por qué ese bastardo tenía una conexión con los Chacales.

A Hargaan le resultó difícil deshacerse de la confusión. Pero antes de que pudiera salir de él, YuWon continuó.

“Desde hace un tiempo, el Gobernante de los Cielos parece estar interesado en los asuntos del Primer Piso.”

“¿El Gobernante de los Cielos … interesado?”

“Sí. Y justo en este momento, su hijo acaba de terminar el Tutorial.”

WoonCheon, que tenía una cara amarga por pensar que fue traicionado, ahora parecía estar lleno de esperanza y expectativas.

“¿Cuánto tiempo más planeas actuar como el perro de Agamemnon aquí en el Primer Piso? Ni siquiera sirve a uno de los ‘Tres Grandes’, sino a un novato que acaba de convertirse en un Alto Ranker.”

“B-Bueno, eso es …”

“Si todo esto va bien, el Gobernante de los Cielos comenzará a cuidar personalmente de ustedes, los Chacales. Y si continúan haciéndolo bien, es posible que incluso obtengan un papel importante en el Olympus.”

“Un rol importante…?”

WoonCheon parecía vendido. El Gobernante de los Cielos se había interesado por él. Fue mucho más importante que recibir órdenes solo de Agamemnon, uno de los lacayos de Ares.

El Gobernante de los Cielos. El Rey del Olympus. Zeus.

Estar en sus gracias significaría que no tendría nada que temer en esta Torre. WoonCheon asintió con la cabeza, habiendo forjado su resolución.

“¿Cual … es el favor, señor?”

WoonCheon comenzó a hablar con más humildad. Era como si confiara plenamente en las palabras de YuWon, lo cual era inevitable. Había estado siguiendo las órdenes de Olympus hasta ahora, y después de ver el ataque eléctrico de Hargaan, no había forma de que no creyera en YuWon.

“¿Cuántos Chacales hay?”

“Hay alrededor de mil de ellos.”

“Reúne a todos para mañana por la noche. Aquí está la ubicación.”

YuWon sacó un papel doblado de su bolsillo y se lo arrojó.

“Que estén todos allí antes de la medianoche.”

“Media noche…”

“No dejes que Agamemnon o cualquiera tipo del lado de Ares lo sepa. Puedes hacerlo, ¿verdad?”

WoonCheon asintió agresivamente con la cabeza.

Tak—

YuWon tocó el hombro de WoonCheon antes de darse la vuelta.

Hargaan y YuWon salieron rápidamente de la tienda juntos, y Hargaan comenzó a gruñirle a YuWon: “Seguro que eres bueno para nombrar al padre de otra persona.”

Volteó la cabeza y vio que Hargaan estaba realmente enojado. Honestamente, era una maravilla cómo se las arregló para contener su ira.

“Explícate y no dejes un solo detalle fuera.”

Su voz sonaba como una bestia gruñendo.

Chispa, chispa —

Debido a lo furioso que estaba, un poco de electricidad salió del cuerpo de Hargaan. Si realmente explotara de ira, toda esta área probablemente se haría añicos.

YuWon se dio la vuelta por completo y miró a Hargaan directamente a los ojos. Podía decir que Hargaan estaba enojado, pero él no era el objetivo de su enojo.

‘Hizo un buen trabajo reteniéndose.’

YuWon sabía que probablemente sería difícil para él reprimirse después de que se mencionara al Olympus. Era un tipo más paciente de lo que YuWon había asumido al principio.

“Es como escuchaste.”

“¿Me estás diciendo que Olympus está trabajando junto con los Chacales? ¿De verdad esperas que me crea eso?”

“¿Y qué sucedería si no lo creerías?”

“No hay forma. Debe estar vendiendo el nombre del Olympus. El Olympus es—”

“Hargaan.”

YuWon detuvo a Hargaan.

“No sé qué tipo de lugar crees que es el Olympus, pero necesitas quitarte esas gafas teñidas de rosa…”

Paso—

YuWon se dio la vuelta y comenzó a alejarse.

“… Y echa un vistazo al verdadero rostro del Olympus.”

“…”

Y así, Hargaan quedo solo. Se sintió aturdido.

Solo pensar en cuánto más trabajo tengo ahora por culpa de esos bastardos me dan ganas de arrancarle la barba a Zeus ahora mismo.”

La relación entre Olympus y el Administrador del Tutorial se había agriado. Le había preguntado a YuWon, pero evitó darle una respuesta.

“¿Olympus nos traicionó?”

Recordó cómo el Rey de los Chacales mencionó la traición del Olympus. Era algo que nunca hubiera dicho si no tuvieran algún tipo de conexión para empezar.

A Hargaan le dolía la cabeza y pensó en algo que YuWon había dicho.

“El Olympus que conoces es probablemente un lugar que es justo y usa su poder para mantener el orden dentro de la Torre.”

Eso debería ser correcto. Olympus era un gremio que usaba su poder para mantener el orden dentro de la Torre. Se le enseñó que no debe permanecer al margen de las fechorías y juzgar a otros que las cometieron.

Sin embargo…

“Si quieres conocer los verdaderos colores de todos, deberías descubrirlo tú mismo lentamente. No me creerías incluso si te lo dijera.”

Todo lo que había sucedido hasta ahora y las historias que había escuchado sobre el Olimpo, se unieron como piezas de un rompecabezas, formando una imagen. Y esa imagen no era el Olympus que conocía Hargaan.

Qué era esos …

“‘Colores verdaderos’, que él dijo …”

… Podría ser el verdadero Olympus.

Hargaan permaneció inmóvil durante un largo tiempo, aturdido. Su fe se había tambaleado.

 

*****

 

Pasó el tiempo, y dos días después, cuando la luz del techo se desvaneció, cayó la noche. Hargaan llegó al lugar prometido, buscando a YuWon. No había podido comunicarse con él, por lo que le preocupaba que YuWon no apareciera, pero estaba parado en las afueras de la ciudad central, esperando a Hargaan.

“Si hubieses llegado más tarde, me hubiese ido sin ti.”

Hargaan había llegado con un minuto antes de la hora establecida. Lo había cortado un poco, pero al final apareció.

“¿Has terminado de pensarlo bien?”

“Nací y crecí en el Olympus.” Hargaan empezó a ir por la tangente. “Olympus era mi hogar y mi familia. Y mi padre era mi héroe.”

Por supuesto que ese sería el caso. Hargaan había pasado toda su vida creciendo en el Olympus, y había pasado menos de un mes desde que fue seleccionado por la Torre para escalarlo.

“No tengo muchos recuerdos con mi madre. De hecho, ni siquiera puedo recordar su rostro, pero recuerdo su voz y algo que me dijo.”

“¿Y qué fue que te dijo?”

“‘Hijo mío, no te olvides del orgullo del Olympus…’”

Hargaan se calló, pero por lo que dijo, YuWon supo qué significaba el Olympus para él.

Para Hargaan, el Olympus era más que un gremio. El Olympus era el orgullo en sí mismo.

“Me tomé mi tiempo para pensarlo,” dijo Hargaan, cerrando los ojos. “Si esto fuera lo correcto. O si estaría traicionando al Olympus.”

Todos los pensamientos que había tenido durante el día anterior pasaron por la mente de Hargaan. Su propio credo y el Olympus lucharon en equilibrio y, al final, la balanza se inclinó hacia un lado.

“¿Y tú conclusión es?”

Hargaan volvió a abrir los ojos después de escuchar la pregunta de YuWon.

“Ya sea que tengas razón o no, los Chacales deben ser exterminados, ya que son los parásitos del Primer Piso.”

YuWon sonrió levemente mientras Hargaan continuaba hablando.

“Y si ese es un secreto vergonzoso del Olympus…”

Los ojos de Hargaan ya no parecían temblorosos.

“Los arrancaré con mis propias manos.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »