Capítulo 1 — Nivelando con los Dioses

Night mode
Pagina Siguiente

En un cielo crepuscular.

En este podrido camino dentro de la oscuridad donde el suelo se desintegraba. El lugar al que ellos habían llamado hogar durante años.

La Torre estaba cayendo a pedazos.

“Así que hemos perdido.”

Esas fueron palabras que nadie se atrevió a decir porque sentían que finalmente se haría realidad una vez que se pronunciara.

Los diez “Dioses” que estaban reunidos comenzaron a recordar sus epopeyas.

“Así que, ¿Este es realmente el final?”

“Nunca imaginé que así sería como nos separaríamos.”

“Bien dicho. Sabía que tenía que terminar de una forma u otra, pero …”

“No nos pongamos sentimentales y hagamos esto rápido. De todos modos, estamos acabados.”

“¿A qué te refieres con estamos acabados? Esto aún no ha acabado.”

Un hombre de cabello blanco platino que sostenía un palo largo habló. Este era Son OhGong. * Tenía el título de “El Gran Sabio, un Igual del Celestial” y fue el protagonista del mito “El Traidor del Reino Celestial.”

Nota del Traductor: Son OhGong es el nombre en Coreano de Sun Wukong, el Rey Mono.

“Estás hablando en grande para ser alguien que está al borde de la muerte.”

El que cuestionó la confianza de Son OhGong fue Hércules, vestido con su piel de león, empuñando un garrote roto. Habiendo traído la victoria en la guerra contra los Titanes, el héroe más grande del Olimpo se acercaba a la muerte con uno de sus brazos cortado.

“No me estoy muriendo.”

“Podrías ser un ‘Inmortal’, pero ¿realmente puedes seguir actuando tan poderoso frente a ellos?”

Hércules volteó la cabeza, mirando a los seres que volaban muy por encima del cielo crepuscular. Los Dioses del Otro Reino.

Los Dioses Externos.

La Desesperación que Llega hasta los Cielos, la Tristeza Atrapada dentro de un Pantano, el Único Quien no Pudo Nacer, la Calamidad Imprudente

Las personas normales perderían la vida con solo mirarlas. Tales seres estaban destrozando su mundo.

“Ugh …”

“Pronto descubrirán este lugar.”

“Existe la posibilidad de que ya lo hayan descubierto.”

Whoosh—

Thud—

Una masa de color blanco puro voló de la nada. Todos los Dioses giraron sus miradas hacia la masa antes de mirar hacia la voz de la persona.

“Así que volviste.”

“Pensé que iba a morir.”

Cabello negro azabache con ojos igual de oscuros, el hombre tenía el cabello corto y desordenado. YuWon parecía agotado, dando pasos lentos hacia la silla improvisada del tronco del árbol antes de sentarse.

“¿Eres solo tú?” Preguntó Hércules.

Los compañeros que definitivamente fueron con él no estaban por ningún lado, y YuWon regresó solo.

“… UH-Huh.”

“Merlín, Asura, Vishnu … ¿Todos ellos?”

“Si.”

YuWon asintió con la cabeza.

“Están todos muertos.”

El aire se volvió sombrío.

Los Dioses que se fueron con YuWon no pudieron regresar. Probablemente fueron tragados por esos seres, alimentando al Otro Reino.

El estado de ánimo sombrío duró poco. Los Dioses dirigieron su atención hacia la masa blanca pura que arrojó YuWon.

“¿Quién es este bastardo?”

“El 《Caos Imprudente.》”

“¿Qué?”

Los Dioses sobrevivientes se sorprendieron por la respuesta de YuWon.

Sabían que no sería alguien normal cuando YuWon era quien regresaba solo, pero su identidad era aún mayor de lo que imaginaban.

“… ¿En serio? ¿Es ese tipo?”

YuWon asintió con la cabeza.

“Con esto, ahora sé a ciencia cierta.”

Uno de los Dioses Externos.

YuWon se dio cuenta de la fría y dura verdad en su lucha contra el 《Caos Imprudente》.

“Un ‘Interno’ no puede vencer a un ‘Externo’.”

Interno.

Así era como se hacía referencia a los seres que existían dentro de la Torre, como YuWon. Y los que estaban reunidos aquí eran seres que se habían elevado al último piso de la Torre, forjando su mito, ganando divinidad y un nombre divino.

Pero incluso ellos no podían compararse con los Dioses del Otro Reino.

En realidad, esto era algo que sabían desde el principio. Desde el comienzo de esta pelea, cuando aparecieron los Dioses del Otro Reino. Su existencia fue una calamidad, incluso para aquellos que pensaban que eran iguales a un Dios.

“No hay forma de ganar.”

El anciano que estaba sentado en la esquina habló.

“Por ahora, así es.”

Extendió la mano para revelar el mecanismo interno de un reloj en su palma.

 

「Movimiento del Reloj de Chronos *」

 

YuWon preguntó mientras miraba al anciano, Chronos, “¿Es esta la única manera?”

“Regresar a la anterior línea del mundo. Y empezar de nuevo.”

“Si es posible, quería terminar con esto aquí.”

“Esta era la última oportunidad.” Chronos habló con una voz poderosa, que contrastaba con su rostro jorobado y arrugado.

Chronos era un ser que poseía la Divinidad para controlar el tiempo. Los objetos que creó tenían poderes relacionados con el tiempo. Pero…

“En la línea del mundo a la que regresarás, probablemente habré desaparecido. Es un precio justo a pagar por la única forma de retroceder en el tiempo y cambiar la línea del mundo. Así que no malgastes tu energía buscándome.”

“¿Entonces dejarás de existir?”

“No sé en qué forma será, pero mi desaparición no importa.”

Su historia ya había terminado, por lo que YuWon quería que la pelea terminara aquí. Sin embargo, la pelea fue una derrota al final. Ahora, no quedaba otra opción que volver.

“Entonces, ¿quién se…?”

Los ojos de todos se volvieron hacia YuWon.

Ya estaba decidido quién volvería al pasado.

Lo único que quedaba era la decisión de YuWon.

“Lo esperaba, pero ¿realmente voy a ser yo?”

“Eso es correcto.”

Era algo de lo que se hablaba desde que se planteó por primera vez el 「Movimiento del Reloj」, de quien volvería al pasado. No era seguro, pero había dos candidatos principales.

YuWon y Son OhGong.

Pero mientras YuWon estuvo ausente, debe haber habido algún tipo de discusión porque se tomó una decisión.

“… ¿Por qué yo?”

“Porque entraste de ultimo. Sin embargo, a pesar de eso, estás aquí ahora mismo.”

Eso era cierto. YuWon entró en la Torre más tarde que todos los presentes. Sin embargo, se adaptó a este mundo y subió a la Torre más rápido que nadie, llegando a este lugar donde podían luchar juntos.

“No lo olvidaste, ¿verdad? Los seres en los pisos superiores están restringidos en cómo pueden intervenir en los pisos inferiores. Entonces, para cambiar la Torre, tenemos que comenzar desde los pisos inferiores y subir.”

“Si, ya lo sé.”

“Por eso eres nuestra única opción.”

YuWon dejó escapar un profundo suspiro mientras extendía su mano.

El 「Movimiento del Reloj」 continuó moviéndose hacia adelante. Las instrucciones quedarían registradas en la mente de una persona tan pronto como tuvieran el artículo.

“Cuando regrese al pasado, probablemente no tendremos la misma relación que tenemos ahora. Así que incluso si no te reconozco, déjalo pasar. Ya que yo realmente no sabré quién eres.”

“Pon algo de sentido común en los chicos que no pueden comprender la situación. Si todo lo demás falla, puedes simplemente matarlos.”

“… Espero que tengas momentos difíciles, mi amigo.”

Cada uno le dio una palabra a YuWon. Ahora que esta era la despedida final, no se contuvieron.

“Ustedes nunca se quedan cortos de palabras chicos.”

YuWon puso una sonrisa melancólica mientras les daba a sus compañeros una buena mirada final.

Después de que aparecieron los Dioses del Otro Reino, no tuvieron más remedio que unir fuerzas. Nadie aquí fue compañero al principio. Algunos eran antagónicos, hostiles e incluso apuntaban a la garganta del otro.

Pero ahora todo era diferente.

Recordando, eso parecía imposible.

‘Todos eran muy tontos …’

TIC- TAC—

Ya estaba lleno de preocupación. Se preguntó si sería capaz de reunir a todos estos idiotas en un solo lugar después de regresar al pasado. Si ellos pudieran ser capaces de luchar contra los seres del Otro Mundo, si ellos pudieran ganar esta lucha …

Si pudiera cambiar todo para mejor.

TIC – TAC—

El 「Movimiento del Reloj」 comenzó a moverse hacia atrás.

‘Supongo que voy a tener momentos difíciles.’

Dentro del campo de visión de YuWon, innumerables mecanismos del reloj comenzaron a moverse hacia atrás.

____

Pagina Siguiente
Translate »