Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 63 – MGZ – Cuchillo de cocina.

Night mode
Pagina Anterior

Capítulo 63: Cuchillo de cocina. 

Independientemente de las razones de esta persona, definitivamente no vendría y eliminaría a los zombis solo por ser altruista. Lo único que vale la pena dentro de este sitio de construcción es el edificio residencial. También es donde Ling Mo escondió sus suministros. El objetivo de la otra parte es probable que sea eso también.

Encontrar a un sobreviviente luego del fin del mundo no es algo que siempre sea bueno. Ling Mo se aproximó al edificio residencial de manera cautelosa; y luego de asegurarse de que no había nada anormal él decidió entrar.

Al llegar al segundo piso Ling Mo escucho la risa de una persona. Eso es bueno. Basado en el sonido, esta persona solo llego hasta el segundo piso, probablemente para tomar refugio de la lluvia. Esto quiere decir que los suministros que Ling Mo escondió en el tercer piso no fueron descubiertos.

¡Pero la risa de esta persona es muy irritante!

“Hahaha. Jefe, no estarás pensando en terminarla, ¿Verdad?” (Nota: Jefe en el sentido de Líder del grupo)

“No jueguen con ella hasta que muera, nuestros compañeros aún no se han divertido!”

Luego de tomar un suspiro, la voz ligeramente áspera y pesada de un hombre resonó, “Cual es el apuro! Con migo cerca, mujeres se nos tiraran a los brazos pidiendo que las cojamos. Maldición, esta mujer es mucho mejor que la joven de antes…”

Luego de hablar, la voz de ese hombre empezó a resonar. Los trágicos llantos de una mujer se podían escuchar entre las risas de los hombres.

Su boca estaba más o menos tapada, silenciando un poco de su llanto. Pero a pesar de eso, uno aun así podía escuchar el dolor en su voz.

“¡Cállate! ¡Por que lloras! Yo, tu padre, sé que las mujeres como tu antes nos despreciaban. Pero ahora más vale que te asegures que me sienta bien, sino, te cortare y te alimentare a los zombis!” (Nota: No es el padre, es una forma de decir de los Chinos, se refiere a alguien que se encuentra en una posición de poder comparado con la otra persona. En conclusión, un hijo de puta arrogante)

“Haha, jefe, casi haces que se muera del susto”

“Asegúrense de no matarla, encontrar mujeres en estos días es difícil!”

“No tenemos nada que temer! Es difícil que tengamos una oportunidad como esta para divertirnos. Afuera está lloviendo y los zombis no pueden escucharnos. Hahahaha…”

Ling Mo no pudo sino presentar una fea excreción, pero aun así sus piernas no se detuvieron. Él lentamente se aproximó a las escaleras y se dirigió al segundo piso.

Ling Mo tenía planeado correr a estas personas, pero al escuchar lo que decían de esta mujer, él se aferró a la empuñadura de su daga, y sus ojos presentaba un brillo peligroso.

Seguramente, se podía considerar que la mayoría de la población femenina se encontraba en desventaja una vez llego el fin del mundo. Y, en este mundo sin orden, personas con poder naturalmente poseen la calificación para obtener mejores cosas. Obviamente, mujeres que estaban dispuestas a aferrarse a estas personas para sobrevivir también existen.

Pero Ling Mo siente asco desde el fondo de su corazón hacia personas como este grupo que insultan a las mujeres!

Las restricciones sociales ya no existen, pero esto no quiere decir que la gente puede actuar como animales!

“Que mierda, ustedes aun no acaban luego de haber jugado por tanto tiempo”

La voz provenía de un hombre que se encontraba cerca de la escaleras hacia el tercer piso. Un palo fino de madera se encontraba atado en su cintura, y él sostenía un cuchillo de cocina en la mano. Él parecía algo inquieto… una gran carpa se había armado en su entrepierna luego de escuchar lo que sucedía.

Él giro su cabeza hacia él corredor y gruño. “Apúrense y manden a alguien para cambiar con migo! Mierda, soy el único que tiene que estar acá fuera todo caliente y aguantándome. La lluvia es tan fuerte que no verías ni un solo zombi, porque están tan asustados…”

En el momento en que giro su cabeza, una silueta de repente apareció en la esquina y corrió en su dirección, utilizando una daga para atravesar su cuello y clavarlo en la pared.

Las cuatro extremidades se pusieron flácidas y el cuchillo en su mano callo, pero Ling Mo con destreza lo atrapo entre sus manos.

Viendo los ojos del hombre que se encontraban llenos de desesperación y terror; Ling Mo rápidamente saco su daga de la pared mientras él sostenía los brazos al mismo tiempo; apoyándolo en el suelo con gran destreza.

Sangre fresca salía desde su boca. Un charco de sangre también se estaba formando detrás de su cabeza por la herida. Su cuerpo continuo retorciéndose aunque él ya había respirado por última vez.

Se podía decir que todo el proceso se llevó a cabo sin ruido. Ninguno de los demás fueron alertados.

Una escena desagradable se podía observar en un cuarto sucio del segundo piso.

Habían otros 4 hombres dentro del cuarto gritando y alentando a su calvo líder.

Cuando Ling Mo empezó a observar, el líder recién había terminado y otro hombre empezó de manera impaciente.

“Ese idiota no para de gritar. Uno de ustedes cambien con él, dejemos que se divierta un poco también” Dijo el calvo mientras se subía los pantalones.

Sin embargo, él vio que una figura delgada apareció en la puerta del cuarto justo cuando giro su cabeza.

¡Whoosh!

Un filo frio y metálico produjo una brisa mientras se dirigía hacia el hombre que se estaba acercando. Él se encontraba inconsciente de la anormalidad detrás de él. Él se estaba preparando para divertirse cuando sintió un dolor punzante en su nalga; causando que caiga con la cara hacia abajo y empezara a gritar por el dolor.

Este repentino acontecimiento hizo que todos en el cuarto quedaran petrificados por un momento!

Ese cuchillo de cocina filoso y brillante casi corto a la mitad la nalga. Era tanta la fuerza utilizada que hizo que los demás estuvieran estupefactos!

Aunque las mejoras en el cuerpo de Ling Mo no eran muy obvias; aun así, él es mucho más fuerte que una persona normal.

Ese hombre continuo gritando luego de haber sido cortado, pero este incidente hizo que se retorciera en el suelo.

El líder fue el primero en recuperarse. Él tomo un hacha y observo a con furia a Ling Mo, el cual había aparecido desde la entrada.

Ling Mo parecía un joven ordinario, pero su método agresivo y las ganas de matar que había en su mirada hizo que el líder estuviera aterrado.

“Qué tipo de persona es esa” El calvo tomo un paso hacia atrás sin pestañar; aumentando la distancia entre él y Ling Mo, “¿Cuál es tu puto problema? ¿Porque mierdas matas a mi gente?”

Por su expresión, parecía que él no se dio cuenta que Ling Mo actuó por la humillación hacia la mujer.

La razón era sencilla, para él, las mujeres son utilizadas para desahogar sus emociones. Esto fue tanto así que se notaba en los ojos de los hombres reunidos aquí.

Pero Ling Mo no pensaba igual, especialmente cuando él tiene a dos chicas en su lado.

Ling Mo no respondió el grito furioso del calvo. Él simplemente miro el interior del cuarto antes de que su mirada se detuviera en el cuerpo de la mujer.

Ling Mo apretó sus dientes al ver el estado en que la mujer se encontraba.

Su cara estaba sucia y era difícil distinguir su apariencia; pero ella no parecía tener demasiada edad. Aun así, ella parecía estar a un paso de la muerte gracias al tormento de estos hombres.

Ellos probablemente lo hicieron por diversión; pero el cuerpo de esta mujer estaba lleno de cortes, tiñéndolo así con un rojo sangriento. Ambas manos se encontraban atadas y sus diez uñas fueron arrancadas; sangre continuamente chorreaba de la punta de sus dedos. Incluso su boca fue tapada con una media de color dudoso y olorosa. Aunque ella aun podía expresar gritos de agonía, se notaba en su voz que a ella le faltaba la fuerza para hacer algo más. Quizás ella estaba soltando más aire del que inhalaba.

“Que te den! Quien mierdas te crees que eres!” Él calvo sentía que el joven delante de él era problemas! Pero como el jefe de este grupo, él no tenía otra opción más que morder la bala y gritar.

Claramente, su grito lleno de fuerza y furia hizo que sus compañeros regresaran del estupor. Ellos no eran idiotas; sus expresiones se tornaron cautelosas al ver la daga manchada con sangre en las manos de Ling Mo; ellos tomaron las armas que se encontraban cerca mientras lo observaban.

Ling Mo actuó como si él no viera lo que hicieron; pero esto no solo hizo que la mente del calvo no se calmara, sino , hizo que sintiera un escalofrió desde el fondo de su corazón!

Pagina Anterior