Capítulo 200 – Las Heroinas estan Intentando Matarme

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Rattle…!

Abrí el carruaje y salí. Con el ceño fruncido, le pregunté al cochero que se inclinaba frente a mí.

“… ¿Por qué el carruaje tiembla tanto?”

“Yo, me disculpo… es porque hay muchas pendientes alrededor…”

“¿Ni siquiera pusiste magia estabilizadora en el carruaje?”

“Eso… no tengo suficiente dinero para…”

“Tch.”

Chasqueé mi lengua. El cochero temblaba mientras respondía con voz temblorosa y mirada cautelosa.

“Usted, no necesita pagarme demasiado…”

“Me esperarás aquí. No sé cuándo terminaré.”

“Sí, sí…”

Lo dije mientras le daba algunas monedas de oro. Murmuré algunas palabras mientras entraba con mi bastón.

‘Necesito contratar un nuevo cochero.’

No tenía a nadie que condujera el carruaje del Duque porque casi todas las personas en la mansión habían dejado de trabajar.

Así que estos días tuve que tomar un carruaje al azar que pasaba por las calles. No era nada cómodo.

Fue porque siempre tuve que organizar magia de protección e insonorización. Además, dada mi situación, podría poner en peligro a los cocheros.

“Maestro, ¿por qué le diste tanto dinero?”

Estaba pensando en esos pensamientos cuando Lulu, que había estado pegada a mi costado, frotó su mejilla contra mí y me hizo una pregunta en voz baja.

“…Esos humildes plebeyos, ¿no se ponen felices cuando les doy pequeños cambios? Me gusta verlos así.”

Por supuesto, entregué esas monedas considerando que ese pobre cochero podría usarlas para tratar a su familia con comida deliciosa, pero aún así necesito poner una mirada de sinvergüenza frente a Lulu.

“Entonces es así.”

Lulú asintió en silencio.

“En el futuro, cuénteme algo más sobre usted.”

“¿Huh?”

Incliné la cabeza ante su abrupta pregunta. Lulu me miró fijamente mientras respondía.

“Quiero saber más sobre usted.”

“… Mmm.”

Dejé escapar una tos falsa ante esa pregunta. Irina, que caminaba a mi lado, murmuró en un susurro.

“Es suficiente que una mascota se vea bonita…”

“…”

Con eso, ambas fijaron su fría mirada la uno en la otra.

‘Ahora que lo pienso, ¿quién es la más fuerte entre las heroínas?’

De repente me vino a la mente un pensamiento divertido mientras observaba su intercambio. Entonces, entre todas las heroínas principales y secundarias, ¿quién sería la persona más fuerte?

La primera persona que me vino a la mente fue Kania. Si la ruta salía mal, ella se convertiría en la jefa final. Luego, la persona a la que el juego le asignó la posición de luchadora, Irina. Y por último, Serena. Con su inteligencia, podría destruir todo lo que pudiera destruirse.

También estaba Ferloche, que era formidable en el combate uno a uno, Isolet, cuyo manejo de la espada estaba a la par del mío una vez que despertó como una Santa de la Espada, y Lulu, que recientemente despertó sus Ojos Mágicos.

“Um…”

Realmente no podía decir quién era la mejor entre todas ellas, pero estos nombres eran las personas que podía considerar como las más fuertes en este momento.

¿Qué podría pasar si pelearan entre sí?

“…….”

Me estremecí al instante. Incluso con sólo imaginarlo, sentí un escalofrío recorrer mi espalda.

De todos modos, necesitaba tener especial cuidado para no dejar que las cosas llegaran a ese punto.

“Grrrr…”

“¿Aún puedo ganar solo con mis Ojos Mágicos?”

No llegué demasiado tarde ¿verdad…?

— toc toc

“…Por favor, entra.”

Llamé a la puerta de la mansión de Isolet mientras empezaba a sudar frío. Entonces, escuché un silencio helado.

““………”“

Junto con esa respuesta, abrí la puerta y entré. Por un momento, sentí que se me cortaba la respiración y detuve mi paso.

“Ustedes…”

Las personas que habían abandonado la mansión Starlight ahora estaban paradas frente a mí, vestidas con el uniforme de sirvienta de la mansión de Isolet.

Como resultado, se produjo una tremenda incomodidad entre todos nosotros.

‘Parece que les va bien. Qué alivio.’

Escuché que las personas que abandonaron la mansión Starlight fueron al Palacio Imperial o a la mansión de Isolet.

También escuché que se turnaban para ir al hospital a cuidar a mi padre.

Con todos los ojos puestos en mí, no podía ir a visitar a mi padre y cuidarlo bien. Me entristeció, pero me sentí agradecido con todas estas personas.

“¿Dónde está la One-san Isolet?”

“…Ella esta allá.”

Mientras tenía esos pensamientos, les pregunté sobre el paradero de Isolet. Luego respondió una maid mientras señalaba el campo de entrenamiento en el otro extremo del patio.

“Okey.”

Si Kania no estaba a mi lado, esa maid era quien me preparaba el desayuno o me servía el té.

Hablamos hasta cierto punto y si mal no recuerdo teníamos una pequeña amistad… ¿Por qué ahora actuaba como si nunca nos hubiéramos visto?

“Antes de eso, ¿dónde está Aria? Quiero verla…”

“No lo sé. Por favor, pregúntale usted mismo a Lady Isolet.”

Mientras pensaba en esos pensamientos, pregunté sobre el paradero de Aria ya que no podía verla por ningún lado. Incluso antes de terminar de hablar, una respuesta gélida me interrumpió.

“Insolente.”

“Ya no eres mi Maestro, soy posesión de Lady Isolet. Si quieres castigarme, hazlo a través de Lady Isolet…”

“Ja.”

Resoplé ante esa respuesta y le lancé una breve mirada antes de dirigirme al campo de entrenamiento.

‘Bien, mi reputación disminuyó adecuadamente.’

A juzgar por el escalofrío detrás de mí, parecía que mi reputación se había visto aún más empañada, tal como esperaba.

Por supuesto que eso me entristeció, pero ya no me importaba. En primer lugar, siempre me habían tratado así y también ya era hora de que acumulara más “puntos.”

— Creak.

Ordené mis pensamientos antes de abrir la puerta del campo de entrenamiento. Allí vi una visión familiar.

Un terreno áspero y fangoso lleno de polvo, pero que se sentía muy reconfortante.

“¡Pa, Para! ¡¡One-san, por favor para!!

“¿Yo tampoco quiero?”

En ese lugar, si Isolet me golpearía antes de hacerme cosquillas.

Como resultado, estaría al borde de las lágrimas. Luego me compraba helado y me decía que no se lo dijera a mis padres… todo eso ahora se había convertido en un recuerdo lejano.

“Oho.”

A medida que avanzaba, aparecían ante mi vista cosas cada vez más familiares.

Los muñecos de entrenamiento que siempre estaban llenos de cortes de espada ahora estaban llenos de cortes más profundos.

Por todos lados, estaban llenos de cortes de varios cuchillos, espadas y otras armas afiladas.

También había vendas con hechizos curativos básicos adjuntos y botellas de pociones de menor grado que rodaban por el suelo.

La casa de Isolet, que había visitado al menos una vez por semana y a veces incluso cada tres días, seguía siendo el mismo lugar que solía recordar.

“…Qué demonios.”

Estaba inmerso en mis recuerdos de la casa de Isolet cuando escuché una voz familiar.

“¿Qué necesitas? ¿Por qué viniste aquí, Frey?”

“Recibí una carta que decía que estabas enferma. Así que vine a visitar…”

Al escuchar esa voz, sin querer giré la cabeza y luego me quedé paralizado en un instante.

“¿One….san?”

Isolet, que estaba empapada en sudor por su entrenamiento, se estaba atando el cabello pegajoso mientras mordía un lazo en los labios.

“Oh, um…”

Está bien hasta esa parte, pero el problema aquí era lo que llevaba puesto.

No llevaba nada más que una camiseta sin mangas y ropa interior.

Además, ella también estaba empapada en sudor.

“No me llames One-san.”

“…Está bien, pero ¿qué estás haciendo allí?”

“Ejercicio.”

“¿No te sentías bien?”

“No se que estas diciendo.”

Sin saber dónde mirar, me quedé mirando un espacio vacío mientras ella respondía descuidadamente.

“Cuando escuché la noticia de tu visita, estaba en medio de mi descanso y simplemente me quité la armadura.”

“…….”

“Pero, ¿por qué me miraste con esos ojos?”

“…Nada.”

Para ser honesto, probablemente Isolet me cortaría por la mitad si realmente respondiera eso. Tampoco tenía idea de qué respuesta darían las dos chicas que estaban detrás de mí con una mirada en blanco, así que actué con calma.

“Mmm.”

Entonces Isolet, que había terminado de atarse el cabello, enfundó su espada y lentamente se acercó a mí.

“No balbucees. Teniendo en cuenta los viejos tiempos, te lo pregunto directamente.”

— ¡Swisshh…!

““……!””

Poco después, pude sentir que mi vida estaba amenazada.

“Es peligroso.”

“Sir…!”

La advertencia de las chicas que estaban detrás de mí llegó con urgencia. Pero, con una mirada fría, les hice un gesto para que se detuvieran y permanecieran en su lugar.

— ¡Claannggg…!

Pronto, a la velocidad del rayo, Isolet dirigió su espada a mi cuello y cerré los ojos en silencio.

““………””

Luego, después de unos momentos de quietud.

— Swish…

En ese momento de serenidad, abrí los ojos y vi la mano de Isolet temblando.

“¿Qué ocurre?”

Y en esas manos temblorosas, la espada se detuvo a sólo una pulgada de distancia después de dejar un corte increíblemente fino en mi garganta. Me quedé mirando la punta de su espada.

“¿Por qué tú…”

Después de que Isolet preguntó con voz temblorosa, un ceño comenzó a aparecer en mi rostro.

“¿No puedes cortarme la cabeza?”

Un viento frío azotó el campo. Isolet todavía me apuntaba con su espada.

“…Ugh.”

Ella silenciosamente cerró los ojos y se desplomó en mis brazos.

““………””

Entonces, prevaleció un largo silencio.

.

.

.

.

.

“Uum…”

Los sirvientes sorprendidos dejaron a Isolet abajo. La seguí a su habitación y miré a Isolet con una mirada en blanco.

“No puede seguir así…”

Al principio, quería disminuir su afecto hacia mí tratando a Lulu e Irina como esclavas sexuales delante de ella.

Originalmente sería una buena idea. Como Isolet despreciaba mis delitos sexuales, el efecto estaría garantizado.

“Qué hago…”

Pero, mirando a Isolet frente a mí, que estaba sudando frío y gimiendo dolorosamente, no creo que el plan pudiera funcionar.

[Conquista de sub-heroínas]

Isolet Arham Bywalker

[Progreso de la Conquista: 85%]

Detalles…

 

Su progreso de la conquista había aumentado un 4 por ciento con solo verme. Si seguía así, no creía que acosar a Lulu e Irina pudiera funcionar.

¿Entonces, qué debería hacer? Necesitaba resolver el problema más importante, pero lo malo…

“Ugh…”

Me estaba agarrando la cabeza mientras pensaba cuando Isolet comenzó a gemir.

“Fr…ey…”

Y entre sus gemidos, también estaba mi nombre.

“……”

Al escuchar eso, inconscientemente toqué su rostro.

“Huh.”

No tenía ningún significado. Sólo deseaba limpiarle el sudor de la cara.

“… Huft.”

A decir verdad, había algún significado detrás de esto. Ya estaba harto de ver su débil mirada frente a mí.

Quedó grabado en mi corazón que ella siempre fue una maestra más fuerte que yo. En mi memoria, ella era una caballero orgullosa y de personalidad íntegra.

La idea de que alguien así dijera débilmente mi nombre fue suficiente para hacerme sentir como si me desmoronara.

“Sudaste mucho…”

Pero no pude mostrárselo.

Yo era muy consciente de que no podía. Sabía que era más fuerte que ella, así que tenía que ser yo quien la protegiera.

No podía revelar mi deseo de apoyarme en su yo inconsciente.

‘Aun así, puedo ayudarla a secarse el sudor.’

– ¡Swish…!

Con ese pensamiento en mente, leí la carta de nombramiento que encontré en el escritorio de Isolet. Pero pronto caí en una profunda contemplación.

‘La Paladín más joven de la Iglesia… Ella también es un problema…’

Entre las sub-heroínas que ingresaron a la academia en el segundo año, también estaba la Paladín más joven de la Iglesia.

Obviamente ella jugó un papel importante en la historia, pero, sorprendentemente, no sabía mucho de ella.

Fue porque se omitió cualquier explicación sobre ella en la profecía y en realidad no se sabía nada.

En aquel entonces, había intentado rastrear su identidad, pero no pude encontrar nada.

Vi su silueta en la Tercera Prueba. Sin embargo, además del hecho de que ella usó una espada, un escudo y poder sagrado, no pude entender nada más.

No hay nada que pueda hacer. Desde mi perspectiva en ese momento, ni siquiera podía ver su rostro.

Lo que sabía sobre ella estaba escrito en la breve explicación que se encuentra en la profecía.

– Actualización planificada: La Paladín más joven de la Iglesia.

[La ‘Santa Creada’ hecha por la Iglesia usando una técnica prohibida que una vez le habían robado a la ciegamente ambiciosa Maestra de la Torre. Esta técnica fue la razón de la división entre Irina y la Maestra de la Torre en el pasado.

La Maestra de la Torre, impulsada por el deseo de salvar a alguien, violó el equilibrio del mundo y trató de desarrollar una forma de ‘Descenso del Alma’ a un cuerpo artificial. Pero lamentablemente, con las órdenes del Dios Demonio, la Iglesia robó la magia y cometió actos que destruyeron las reglas y leyes del mundo. Ese acto atroz es…]

— Ese fue el resumen aproximado de la actualización que pude recordar. Desafortunadamente, fui arrastrada a este mundo antes de que se implementara la actualización. Por eso no sé mucho sobre ella.

‘Hmm… A juzgar por sus palabras, ella es la variable más grande, ¿qué debo hacer…?’

Reflexioné sobre el contenido de la familiar profecía.

“… ¿Frey?”

“¡…..!”

Entonces, los ojos de Isolet se encontraron con los míos, quien estaba secando su sudor.

““……….””

Entonces se hizo un silencio incómodo.

Progreso de la Conquista: 86%

 

Progreso de la Conquista: 87%

 

Progreso de la Conquista: 88%

 

“A… Ah Ah.”

Luego, entré en pánico cuando su progreso de conquista aumentó rápidamente.

“¡Eugh…!

“¡Heuah!”

Actué espontáneamente, subiéndome encima de ella.

“One…One-san… estás sufriendo tanto como estoy pensando, ¿verdad?”

“¡Qué, qué estás haciendo!”

“Me contuve tanto… Finalmente llegó una gran oportunidad. No puedo dejarlo pasar, ¿verdad?”

“¡Alejate…Alejate!”

Entonces Isolet empezó a luchar. Pero sentía tanto dolor que la fuerza de su lucha era patética.

“Mirando el estado de tu cuerpo, ¿puedes siquiera resistirte?”

“Eugh…”

“Quiero intentarlo sólo una vez. Disculpa sólo esta vez, One-san.”

Cuando le dije eso, una expresión de dolor era evidente en su rostro. Entonces, murmuré en voz baja.

‘Sólo hasta que el Progreso de la Conquista disminuya.’

Para que se resolviera el ‘problema principal’ que me preocupaba, parecía que no tenía más remedio que hacer esto.

Porque si le hiciera esto a Isolet, ella me odiaría por el resto de su vida.

Esto era algo realmente triste. No pude evitar debilitar mi resolución sólo con verla.

“………”

Tomé las manos de Isolet y la empujé hacia abajo de la cama. Ella comenzó a mirarme con una mirada llena de odio.

Progreso de la Conquista: 87%

 

Progreso de la Conquista: 86%

 

Progreso de la Conquista: 85%

Junto con eso, su progreso de conquista disminuyó.

Esa vista me hizo sentir triste y feliz al mismo tiempo. Con mis manos por todo su cuerpo, abrí la boca para decir.

“Una vez. Dije que sólo lo haré una vez, ¿vale? No te hagas la difícil, solo una vez.”

Con una mirada astuta, comencé a desabotonarle la camisa.

“…Está bien”

“Sí, sé obediente así como así… ¿qué?”

Me quedé helado al escuchar las palabras que salieron de la boca de Isolet.

“Frey, te lo ruego.”

Ella levantó la mirada hacia mí.

“En el futuro, solo viólame y deja en paz a las otras chicas, ¿de acuerdo?”

“¿Huh, huh?”

“No me importa cuántas veces… o cómo quieras hacerlo. Solo asegúrate de hacérmelo solo a mí.”

“…¿One-san?”

Isolet me miró con su expresión rígida pero firme.

“Es parte de mi responsabilidad como Maestra que hayas resultado ser un sinvergüenza.”

“Disculpa…”

“Quiero matarte, pero no me atrevo a hacerlo… y como he sido sometida vergonzosamente, quiero hacerte una oferta.”

Luego, interiormente, desvió la mirada mientras decía esas palabras.

“Ya que me has sometido, ¿no significa eso que he sido derrotada? Es obligación del caballero conceder el deseo del vencedor.”

“……..”

“…¿Qué estás haciendo? Viólame rápidamente.”

Me atraganté al escuchar esas palabras.

“…Pero, ¿qué y cómo lo harías?”

Empecé a sudar frío mientras me devanaba los sesos ante la pregunta de Isolet. Sus ojos y su expresión cuando me hizo la pregunta eran una mezcla compleja de odio, disgusto, miedo a lo desconocido y alguna otra emoción insondable.

‘… Cierto, Isolet es prácticamente una santa virgen.’

Ella sólo conoció el entrenamiento. Conoció incluso a menos hombres que Irina y Arianne.

En su familia se negó a recibir educación sobre cómo socializar como mujer o estudiar etiqueta, lo que causó bastante revuelo. No era de extrañar que ella no tuviera conocimientos sexuales.

‘No, es imposible que ella no sepa nada al respecto. Al menos debería conocer el hecho.’

De todos modos, ¿cómo debería afrontar este tipo de mujer? Al menos por ahora no tenía ni idea.

Progreso de la Conquista: 85%

Incluso el Progreso de la Conquista no estaba disminuyendo. Si me quedara quieto en esta situación, ella sentiría que algo andaba mal…

— ¡¡Bang!!

En esa situación desesperada, la puerta se abrió de golpe con estrépito.

“Por favor, vete ahora.”

Entonces, llegó una voz fría y clara.

“¡…..!”

Mis ojos se abrieron cuando miré a la persona que de repente apareció frente a mí.

“Como paladín designada por la iglesia y discípula de Lady Isolet, te lo advierto. Si no te bajas en este instante, te atacaré.”

Y así, en esta situación desconcertante logré salir de mi situación siguiendo esas palabras. Salí lentamente de Isolet.

— ¡¡¡Bbang!!!

La chica, que me miraba con una mirada penetrante, de repente se abalanzó sobre mí. Sólo pude colapsar impotente.

“Ten esto en cuenta.”

Después de pisotearme, abrió la boca llena de amenazas asesinas.

“Hay muchos testigos hoy así que tengo que parar… pero de una forma u otra, te mataré. De cualquier forma.”

“Uhuk…”

“Antes de que me vuelva así, si encuentro una oportunidad…”

Mientras murmuraba algo incoherente, la miré con dificultad.

“¿Dio…sa?”

Pregunté confundido.

“¿Sí?”

Fruncí el ceño e incliné la cabeza hacia un lado. Esa chica tenía una apariencia desconcertante.

“Por qué estás aquí…?”

Le hice esa pregunta. Ella respondió con una mirada fría en su rostro.

“¿Llamaste diosa a alguien que acabas de conocer? Resulta que todo lo que escuché era verdad. ¿Fue así como siempre has actuado?”

“No, no es eso…”

“…Si hablas así una vez más, te mataré. Eres un bastardo detestable.”

“……..”

Me quedé mirando a la chica que de repente comenzó a maldecirme con intención asesina una vez más.

“Entonces, ¿eres tú el Dios Demonio?”

“…¿Qué?”

Posteriormente preguntó con una expresión fría.

““……..””

Entonces, comenzó un breve silencio.

“Soy la paladín de la Iglesia. Vine a este lugar hoy para convertirme en discípula de Lady Isolet.”

Luego, cuando escuché su respuesta continua…

“…Mier**da.”

No pude evitar escupir una maldición.

‘Maestra de la Torre, vieja bruja, ¿qué clase de maldito experimento estás haciendo?’

De alguna manera, la Paladín más joven de la Iglesia tenía el mismo rostro que la Diosa que conocí en la Tercera Prueba.

.

.

.

.

.

Mientras tanto en ese momento.

“… ¿Quién me maldijo?”

En la elevada Torre Mágica en las afueras del Imperio, la Maestra de la Torre murmuraba para sí misma mientras se tocaba las cosquillas en las orejas.

“No, espera, ¿todavía están maldiciéndome? Me pican los oídos si alguien me maldice como si fuera una vieja bruja.”

En lugar de hacer pergaminos mágicos, la Maestra de la Torre se levantó de su asiento y suspiró.

“¿Cuál es el punto de maldecir a una anciana que sólo está envejeciendo… Hiks, uuhh…”

Se dejó caer en su sillón y comenzó a murmurar.

“Aun así, mi vida ha sido muy cómoda últimamente, esa alborotadora que sólo tiene su gran cerebro está callada… esa loca discípula mía parece estar saliendo con un chico… la nueva discípula parece estar todavía cuerda.”

Entonces, la Maestra de la Torre cerró los ojos con cansancio.

“Bueno, debe haber una razón por la que no puedo llevarme bien con esa chica pelirroja.”

Luego, comenzó a recordar con una sonrisa en su rostro.

“Al principio, esa chica…”

“¡¡Maestra!!”

“¡¡Maldita sea!!”

Entonces, alguien abrió una puerta y entró corriendo. La Maestra de la Torre se asustó y tropezó hacia atrás.

“Oh Dios… oh Dios mío…”

“Hup.”

— Swooshh

Glare, la discípula de la Maestra de la Torre, se quedó mirando fijamente esta vista por un momento. Luego, usando la magia que acababa de aprender hace unos días, devolvió la silla a su posición anterior.

“¿Puedo pedir algo?”

Tropezó con la aturdida Maestra de la Torre y la miró con ojos brillantes.

“Bueno, dilo. Eres mi única discípula, debería escuchar tu petición.”

Al mirar a Glare, el mal humor de la Maestra de la Torre desapareció. Ella sonrió y tomó un sorbo del té negro caliente a su lado.

“Conoce la Academia Sunrise, ¿verdad?”

“Lo conosco, pero es el lugar que más odio en este mundo… El Decano y todo lo relacionado con él…”

“¡¡Por favor, inscríbame allí!!”

“¡¡Uhuk…!!”

Cuando escuchó las siguientes palabras de Glare, escupió un sorbo de su té.

“Incluso, incluso si no tengo la edad suficiente… con la influencia de la Maestra…”

“¡Uh, Uhuk… Uhhhuuuk…!”

La Maestra de la Torre se quedó mirando a Glare, quien estaba cubierta de té mientras la miraba con una mirada tonta y hablaba con voz alegre.

“¡¡¡Por qué todas mis discípulas son así!!!”

Luego, incapaz de contener su rabia, gritó a todo pulmón.

“…Jeje.”

El tenue brillo que emanaba del cuerpo de Glare secó su ropa.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente