Capítulo 352 – TBATE – Reliquia, Revivida

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Punto de Vista de Caera Denoir.

 

La lluvia torrencial bloqueaba todo menos el golpeteo húmedo creada por mis propias botas sobre el empedrado y el latido rápido de mi corazón.

“¡Vayan tras él!”

La orden gritada casi fue borrada por la lluvia. Incluso sin el aguacero, sabía cómo evadir la atención no deseada y evitar las miradas indiscretas, por lo que no tenía miedo de que me atraparan. No, eso fue algo más lo que hizo que mi latido tronara en mis oídos.

Kayden …

¿Qué demonios estaba haciendo allí? ¿Cuánto había visto?

¿Qué es lo que le va a hacer Grey?

Mi garganta se contrajo al recordar la sensación de la poderosa mano de Grey alrededor de mi cuello, levantándome del suelo. No tenía ninguna duda de que Grey mataría a Kayden si pensaba que era necesario.

Dependiendo de lo que hubiera visto el profesor, ni siquiera estaba segura de poder estar en desacuerdo. Probablemente no sería castigada en el sentido tradicional; Yo todavía era una Denoir y sabía tan bien como cualquiera que la ley Alacrianas funcionaba de manera diferente para los Alta Sangre. Aún así, demasiada atención podría resultar en el descubrimiento de la manifestación de mi sangre Vritra.

Sabía que yo haría lo que fuera necesario para evitar que eso sucediera.

Al doblar por un callejón ancho entre dos edificios de la academia, usé el alféizar de la ventana de uno para lanzarme hacia la ventana del segundo piso del otro, luego salté de regreso a través del callejón al techo del primero. Las tejas estaban resbaladizas, pero pude trepar por la cima del techo y deslizarme por el otro lado. Cuando llegué al borde, pateé el techo, elevándome una docena o más pies para aterrizar en el borde de la segunda ventana del piso que conducía al Windcrest Hall.

Las ventanas estaban cerradas y bloqueadas contra la tormenta, pero usando la daga de hoja blanca de mi hermano, desbloquee la cerradura. Antes de abrir la ventana, retiré mi maná de la reliquia que colgaba de mi cuello, dejando que mi apariencia volviera a la normalidad.

Deslizándome desde el alféizar, me encontraba al final de uno de los muchos pasillos largos que dividían el edificio en las distintas habitaciones y suites. La suite de Grey estaba a unas pocas puertas al final del pasillo.

Me congelé cuando me di cuenta de que alguien estaba parado afuera de su puerta, su cuerpo se balanceaba nerviosamente. Ella no pareció haber notado el ruido de mi entrada al edificio.

Su cabello rubio colgaba lacio y húmedo, y la túnica de batalla blanca que vestía se aferraba a su figura, empapada hasta la mitad por la tormenta. Por el charco que se había formado a su alrededor, me di cuenta de que había estado parada allí durante al menos unos minutos.

“Hola,” dije mientras cerraba con cuidado las ventanas detrás de mí.

La mujer dio un grito de sorpresa y se resbaló en el charco. Ella extendió una mano y soltó una ráfaga de viento para evitar caer. “De donde demonios tú …”

Se apagó y se fijó en mi apariencia y en la ventana cerrada detrás de mí. Su mano se levantó de modo que su palma apuntara hacia mi pecho, sus dedos extendidos y expresión se endureció. “Por favor ten en cuenta que soy profesora de esta academia y soy más que capaz de defenderme y defender la propiedad de quienes viven aquí.”

“Me alegro de escucharlo, considerando yo que vivo aquí,” dije, señalando el techo del pasillo. “En el tercer piso, en realidad, pero la ventana del segundo piso era un salto más limpio.” Le di un asentimiento superficial y luego eché hacia atrás los mechones de cabello mojados que habían caído sobre mi cara. “Caera de la Alta Sangre Denoir. ¿Y usted es?”

Su mano se deslizó hacia su costado mientras sus cejas se levantaban. “Oh. ¡Oh! ¡Oh Vritra, lo siento mucho!”

Me encogí de hombros, haciéndome un gesto con la mano. “No te culpo. Parece que estábamos en el mismo barco.”

La mujer agarró un puñado de su túnica y exprimió agua en el suelo. “Ni lo menciones. Solo estuve ahí fuera unos dos segundos.”

Dejé que una sonrisa de complicidad jugara en la comisura de mi boca. “Entonces, usted y el Profesor Grey …”

Se congeló, una mano todavía envuelta en su túnica, sus grandes ojos ambarinos persistieron en la puerta de las habitaciones de Grey. “N-no, yo sólo — la tormenta, y — pensé que …”

La mujer hizo una pausa y forzó una sonrisa. “Lo siento, soy Abby de Nombre de Sangre Redcliff. ¿Puedo ayudarte con eso?” Hizo un gesto hacia mi ropa, que goteaba agua en el suelo en un flujo constante.

Sin esperar respuesta, ella agitó las manos y conjuró una ráfaga de viento cálido que sopló a través de mi ropa y cabello. Entrecerré los ojos contra la corriente y sostuve los bordes de mi capa para evitar que se agitara. Después de varios segundos, estaba seca y caliente de nuevo.

“Gracias,” dije. “¿Por qué no te hiciste eso ya?”

“Um …” La mujer se alisó la ropa empapada, negándose a mirarme a los ojos. “Bueno, parece que el Profesor Grey no está en casa ahora mismo de todos modos. Uh, es un placer conocerte, Lady Caera.”

Giro tan rápido que un arco de gotas de agua se esparció por el pasillo, la mujer comenzó una rápida marcha por el pasillo. Cuando dobló una esquina en el otro extremo, lanzó una mirada cautelosa en mi dirección. Sus labios se tensaron cuando vio que todavía la miraba, y luego se fue.

Eso no debería haberme sorprendido. Un hombre tan llamativo y misterioso como Grey haría que las mujeres lo rodearan como pájaros. Incluso sin un nombre de sangre, el hecho de que hubiera alcanzado el nivel de Profesor en una academia tan prestigiosa sugería que tenía conexiones y riqueza. Como se esperaba de muchas mujeres de nombre de sangre que se casaran por conexión política y mejoramiento de su sangre, generalmente creando un vínculo más fuerte entre dos nombre de sangres de estatus similar.

La sangre Redcliff era bien conocida en el dominio central por sus constantes esfuerzos por ascender en la escala social. Sin embargo, algo me dijo que Abby no podría seguir el ritmo de Grey incluso si lo atrapaba.

De hecho, era extremadamente difícil imaginarla con una mujer. Yo no podía ver cómo el romance o el amor — incluso el tipo que pasó en una sola noche — encajaría en su estilo de vida de “ascenso en solitario”. Me encontré tratando de imaginarme a Grey haciendo algo tan simple como caminar de la mano con alguien por el parque o preparar té y desayuno para su amante en la cama. No pude manejarlo.

Los pasos mojados en las escaleras detrás de mí me devolvieron a mí misma. Me voltee justo a tiempo para ver a un Grey muy desaliñado apareciendo en el pasillo detrás de mí.

Él frunció el ceño ante mi ropa. “¿Cómo te secaste tan rápido?”

“Me encontré con una amiga tuya,” respondí, apoyándome contra su puerta. “Me temo que la perdiste. Profesora Redcliff, creo que dijo.”

“Oh,” fue todo lo que dijo. Sacó su piedra rúnica y la apuntó a la puerta, que se abrió con un click.

En el interior, inmediatamente se desabrochó su lujosa capa blanca y la arrojó a un rincón, luego comenzó a quitarse la túnica mojada. Aunque sabía que por cortesía debía desviar la mirada, mi atención se centró en las runas de su columna. A diferencia de la mayoría de los Alacryanos, Grey se mantuvo cubierto. Incluso en las profundidades de las Relictombs, nunca los había visto.

Eran extraños y poco tradicionales, pero solo alguien que había viajado con él y lo había visto luchar extensamente, o tal vez un estudioso de las runas Alacryans, los cuestionaría.

Las otras runas, aquellas que canalizaban sus poderosas habilidades de éter, no eran visibles.

Al darme cuenta de que me estaba distrayendo, aparté la mirada. “¿Entonces? ¿Conseguiste la reliquia muerta?”

En respuesta, algo me tocó el hombro. Sin mirar detrás de mí, tomé la esfera. Era ligero, prácticamente sin peso. “El peso no era un problema, ¿verdad?”

“Eso se sienta de manera diferente en la almohada, pero no creo que nadie se dé cuenta ya que la reliquia no ha estado aquí por mucho tiempo,” la voz de Grey llegó desde su dormitorio.

Me senté y giré la esfera en mis manos mientras esperaba a que Grey regresara. Cuando lo hizo, estaba vestido con pantalones negros y una túnica azul con bordados negros. Le sentaba bien, haciendo que su cabello y sus ojos parecieran aún más brillantes.

Le arrojé la reliquia muerta y él la tomo del aire. “¡Apúrate! Me muero por ver de lo que es capaz esta cosa.”

“Sí, madam,” murmuró, sosteniendo la esfera en una mano.

La forma de cachorro de Regis salió del costado de Grey y luego saltó hacia el sofá de mi lado. Le di rascaduras en la cabeza mientras se inclinaba contra mí.

“Continúa entonces, princesa,” dijo, presionando su cabeza en mi mano. “Hazlo ya con los bonitos destellos.”

Grey se centró en la esfera. Debió haber activado su runa divina, porque un resplandor dorado bañó la habitación, y brillantes partículas de amatista comenzaron a danzar a lo largo de su brazo hacia la reliquia. Cuando lo alcanzaron, las motas se deslizaron por la superficie de plata bruñida y desaparecieron en las grietas y agujeros.

Durante unos segundos, no parecía que estuviera pasando nada. Traté de llamar la atención de Grey, pero su atención estaba completamente en la reliquia. Respiré hondo mientras el desgaste comenzaba a desaparecer, los pockmarks se llenaban, las arrugas se suavizaban, el gris bruñido se aclaraba. Luego, el flujo de partículas se redujo a un hilo y finalmente se detuvo, y la última mota de amatista desapareció.

Skydark: “pockmarks” esas marcas que te dejan los granitos como pequeños agujeros en la piel…

Grey sostuvo la esfera perfectamente lisa, girándola para que captara la luz y brillara como una luna plateada. Mientras giraba, noté una línea que dividía las mitades superior e inferior de la esfera, tan delgada que era casi invisible. Grey debió haberlo visto también, porque tomó una mitad en cada mano y la retorció ligeramente.

La reliquia se separó.

“Guau,” dijo Regis en voz baja.

El interior de la esfera era una base orgánica que sostenía un cristal que proyectaba una luz rosada a través de la habitación. El cristal estaba derramando un polvo fino que flotaba en el aire, flotando sin rumbo alrededor de la mano de Grey.

“¿Qué es eso?” Pregunté, sin aliento por la emoción.

Grey se movió ligeramente y bajó la mitad vacía de la reliquia mientras su atención en el cristal se intensificaba. El cristal sutilmente brillante inmediatamente resplandeció con una brillante luz morada.

“¿Qué demo …” Grey exclamó cuando la mitad de la esfera se le escapó de la mano y flotó hasta el suelo a sus pies.

Mi mano fue involuntariamente a mi boca, y miramos, atónitos, como el cristal comenzaba a desintegrarse ante nuestros ojos. Una nube de partículas brillantes rosa se elevó para flotar sobre la media reliquia, cada grano transportaba algo de la luz del cristal. Cuando la última pieza desapareció, la nube soltó un destello de luz estroboscópica que hizo que mi cabeza girara, y me obligué a mirar hacia otro lado.

El cachorro Regis hizo una mueca mientras levantaba una pata para cubrirse los ojos. “¡Estoy bastante seguro de que así es como se convoca a los overlords demonios!”

Mirando por el rabillo del ojo para asegurarme de que el destello se había detenido, dejé escapar un grito de asombro. “Por los cuernos de Vritra …”

La nube se había fundido en un óvalo opaco que flotaba en el aire, alrededor del cual Grey caminaba en círculos lentos. Tenía un brillo aceitoso en su superficie e irradiaba una tenue luz morada.

“Este es un portal de ascensión, tiene que serlo,” dije, hundiéndome más en el sofá. “Pero uno que puedes activar en cualquier lugar … Eso significa—”

“Puedo ir a las Relictombs cuando quiera,” finalizó Grey. Frente a mí, levantó la otra mitad. “¿Entonces pa qué crees que es este?”

Consideré la media esfera plateada y la matriz de soportes orgánicos en su interior. “Bueno, si el otro te lleva a las Relictombs …”

“¿Entonces este podría traerme de vuelta?” Grey asintió con la cabeza y su mirada seria se volteó hacia el portal. “Caera, espera aquí.”

Me levanté de mi asiento, casi haciendo que el cachorro Regis cayera. “¿Qué? ¿Iras ahora? ¿Sin ningún tipo de investigación o pruebas?”

“Esta será la prueba,” afirmó, con los ojos todavía pegados a la reluciente puerta.

“Entonces, al menos vayamos juntos,” razoné. “Incluso si terminas dentro de las Relictombs, ¿qué pasa si esa mitad de la reliquia te lleva a una de las puertas principales? Conmigo allí, será más fácil superar cualquier tipo de interrogatorio.”

Grey frunció el ceño mientras pensaba antes de voltear su mirada fija hacia mí. “Te lo agradezco, pero prefiero tenerte aquí para mantener las miradas indiscretas lejos de esta habitación.”

Abrí la boca para discutir, pero todo lo que salió fue un bufido de frustración. “Muy bien. Estaré atenta en caso de que alguna otra mujer a la que hayas logrado seducir decida hacerte una visita nocturna.”

Me miró con evidente diversión. “Vamos, Regis.” El diminuto lobo sombra me miró y se encogió de hombros antes de seguir la orden. “Y no me he olvidado de nuestra promesa.”

La mención de nuestro acuerdo me trajo una leve sonrisa a la cara. No esperaba ningún tipo de compensación por ayudar a Grey, así que me tomó por sorpresa cuando dijo que haría un ascenso conmigo.

“Creo que te sorprenderás gratamente lo más fuerte que me he vuelto desde nuestro último ascenso,” dije con confianza.

“Espero que entrenar no sea tu excusa por perder contra mí en Sovereigns Quarrel,” Él sonrió con satisfacción justo antes de desaparecer por el portal.

Me quedé mirando, con la boca abierta, el portal suspendido en el aire antes de soltar una carcajada. “Qué inmaduro.”

No mucho después de que Grey se hubiera ido, la puerta que se cernía sobre la mitad de la reliquia comenzó a desvanecerse, la superficie aceitosa y opaca se volvió transparente, como la niebla que se desvanece en un espejo. Después de unos segundos, era solo una forma fantasmal en el medio de la habitación.

Me acerqué al portal inactivo y con cuidado extendí la mano hacia él. Cuando mis dedos rozaron el óvalo transparente, lo atravesaron limpiamente y no sentí nada. Agité la mano de un lado a otro, pero el movimiento no alteró la forma.

“Al menos nadie puede perseguirlos,” murmuré.

Demasiado inquieta para sentarme, comencé a pasear por la pequeña suite.

Me vinieron pensamientos de Sevren. Recordé tan claramente cuando se fue en su ascenso preliminar después de solo su primer trimestre en la Academia Central. Se había sentido mucho así: la emoción atenuada por la decepción de no poder seguirlo o luchar junto a él.

Sacando la daga de hoja blanca de mi anillo dimensional, la desenvainé para revelar el símbolo en la base de la hoja. Esta daga había sido su primer accolade. Él había grabado la runa del éter en el mientras me contaba todo sobre su ascenso, todavía tan emocionado por su aventura que prácticamente había estado vibrando.

Me rompía el corazón pensar en él ahora, muriendo solo en las Relictombs, víctima de algún horrible monstruo. Pensé que él iba a ser el que descubriera los secretos de las Relictombs. Me había equivocado.

Pero no pensé que estaba equivocada con respecto a Grey.

Cuando mis pensamientos volvieron hacia él, me di cuenta de que Grey ya se había ido por un par de minutos. Teniendo en cuenta cómo el tiempo funcionaba de manera diferente en las Relictombs, debería haber podido activar la reliquia y regresar ya.

“¿Y si no fuera en realidad un portal de ascensión?” Murmuré, jugueteando con la punta de la hoja de la daga. Inclinándome, miré la mitad de la reliquia, pero eso no me dijo nada.

Incluso si el portal lo llevaba a una zona, era posible que estuviera en peligro y no hubiera podido activar la otra mitad de la reliquia … o tal vez nos habíamos equivocado y no podía regresar de inmediato. Podría quedar atrapado allí, obligado a despejar la zona y encontrar un portal de descenso antes de regresar. La segunda mitad no contenía un cristal, lo que podría significar …

Entrecerré los ojos contra una brillante luz amatista mientras el portal cobraba vida de nuevo, el contorno fantasmal solidificándose en una opaca perlescencia. La figura que apareció en ella se parecía mucho a Grey, pero su fina ropa estaba hecha jirones y su rostro estaba cubierto de sangre y mugre.

Cuando estuvo fuera del portal, se disolvió en una nube que lentamente se asentó hacia abajo, condensándose nuevamente en un cristal dentro de la reliquia.

“Qué…?”

El rostro cubierto de mugre de Grey se rompió en una sonrisa y levantó el cuerno negro de una bestia. Una gota de sangre oscura goteó y salpicó el suelo. “Funciona.”


Skydark: Se subieron 3 capítulos ayer en el Patreon del Autor este es uno de ellos mañana los subo los 2 restantes… ayer me fui de peda y voy a recuperarme hoy…jajajja …casi amanecí así que ya suben algunos como se siente uno al día siguiente

Pagina Anterior
Pagina Siguiente