Capítulo 24- Conociendo un acto de porcelana

Night mode
Pagina Anterior

La ciudad más cercana a Hetan Village, se llama Hua Yang Zhen.

(NT: Huayang es una ciudad bajo la jurisdicción del condado de Wuhua , ciudad de Meizhou, provincia de Guangdong, sur de China)

La ciudad de Hua Yang está afiliada al condado de Hongni, en el país Qiu Yunguo, son tres días de viaje al condado de Hongni.

Hua Yang Zhen, es también la ciudad más grande y animada de las varias ciudades cercanas a Hetan Village. Se decía que la ciudad era muy antigua, estaba rodeada por murallas y fosos, de hecho, esta ciudad Hua Yang también puede decirse Huayang.

Hua Yang Zhen es muy grande, existen numerosas calles en toda la ciudad, todos los caminos estaban hechos con piedra azul, también hay personas encargadas de limpiar las calles, toda la ciudad da una sensación agradable y limpia.

Desde las puertas de entrada de la ciudad, Nin Shang miro de izquierda a derecha de la carretera. Este era un lugar muy concurrido y bueno, había restaurantes y varios tipos de pabellones para descansar y tomar té.

La mayoría de los peatones, estaban vestidos de manera glamorosa, las mujeres llevaban brillantes joyas, de oro, plata y broches en sus cabezas.

Observando la calle, la porción de hombres y mujeres no era pequeña. Nin Shang, sabía que, en este mundo, las mujeres también pueden mostrar sus caras y caminar por la ciudad, a diferencia de la antigua china, la cual no permitía a las mujeres mostrar su rostro y salir solas por la calle.

“Cuarto tío, es realmente grande aquí, es genial, me gusta la ciudad”, Nin Shang exclamo.

No es que ella nunca haya visto un lugar mejor, pero pensando en que pueblo fue a parar en esta vida, el corazón de Nin Shang estaba emocionado, no esperaba tener la oportunidad de venir a esta ciudad concurrida y llena de vida.

Liu Silong miro los ojos brillantes de Nin Shang, su rostro sin darse cuenta mostro una sonrisa.

En las calles, los peatones vieron el carro de bueyes moviéndose, temerosos de ensuciarse, evadían y escapaban de alrededor. En las calles había muchos carros y carruajes, todos los peatones trataban de evitarlos como si su vida dependiera de ello.

Liu Silong, noto la incomodidad de la gente e intento estacionar el carro de bueyes para caminar por las calles.

“Cuarto tio, ¿A dónde iremos primero?”, Nin Shang pregunto.

“Primero iremos a Ya Hang, si todo sale bien, compraremos una persona. Así luego tendrás una compañera para hablar”.

(NT: Ya Hang: comerciante o intermedio, se encarga de cobrar y realizar transacciones. Fuente: https://baike.baidu.com/item/牙行)

“¡Oh!”, Nin Shang asintió.

Ya Hang se encontraba en el norte de la ciudad Huayang, Liu Silong y Nin Shang entraron por la puerta sur de la ciudad. Tenían que cruzar toda la ciudad para llegar a la calle lateral, donde se encontraba Ya Hang.

Justo cuando acababan de girar a una calle estrecha, repentinamente de un callejón salieron corriendo un hombre y una mujer.

La mujer corría enfrente, el hombre la persiguió detrás mientras gritaba, “¡Mujer, para de correr!”

Cuando Liu Silong los vio, rápidamente tiro de las riendas del carro y detuvo la carreta, evitando golpear a los dos que venían corriendo.

Quien sabía que la mujer correría y caería frente de la carreta.

“Ah, duele, el carro golpeo a la gente, madre mía, ¡Duele!”, la mujer se tocó el pecho y grito en voz alta.

El hombre vio lo que ocurría y rápidamente pregunto, “¿estás bien?”

“¡Hijo, me duele el pecho!” la mujer se apretó el pecho con fuerza, con la cara pálida y débil.

“¿Cómo conduces tu carro? ¿No nos viste salir del callejón? ¿Qué deberías hacer? ¿No sé cómo no te haces responsable cuando golpeas a alguien?” el hombre se adelantó y tomo en sus manos la túnica de Liu Silong.

Nin Shang se encontraba sentada detrás del carro, viendo claramente como la mujer cayó al suelo. ¿era aquello la versión antigua de estafar a la gente?

(NT: traduje los más literal posible este cap, si encuentran algún error de traducción no duden en decírmelo)

Nin Shang, abrió los ojos ante este hombre, no esperaba que fuera realmente inteligente, esta vez le toco presenciar como realizaban un acto de porcelana.

(NT: antiguamente el acto de porcelana o toque de porcelana se refería a algunos actos de estafa o de extorción. Antiguamente los delincuentes colocaban porcelanas frágiles entre el gentío, así cuando alguien lo rompiera podrían chantajearlos por dinero.)

Liu Silong aparto la mano del hombre, miro a la mujer en el suelo, con frialdad dijo, “La mujer cayó al suelo por sí sola, ¿Cómo puedes decir que nuestro carro choco contra la gente?”

“Oye, ¿de qué pueblo eres? ¡Acabo de verlo todo, vi que el carro la golpeo!”, en ese momento, salió un anciano temblando, en sus ojos se notaba el deprecio y la culpa.

Nin Shang, estaba mirando todo lo que ocurría, el programa está completo, ¿son una pandilla? O simples ¿cómplices?

Al escuchar el disturbio, las personas vinieron una tras otra, todos alrededor, mirando y gritando. Algunas personas decían llevar este caso al gobierno, para dejar que un oficial lo resuelva, otros gritaban a Liu Silong que resolviera el problema dándole a la mujer un par de monedas en privado, ya que es imposible solucionar en el gobierno oficial con unas pocas monedas de plata.

Liu Silong a medida que escuchaba las palabras de la gente, se enojaba más, su rostro estaba contorsionándose de furia.

Nin Shang salto de la carreta y camino hacia el costado de la mujer, arrodillándose alcanzo su muñeca y le tomo el pulso.

“Oye, estas bien, gozas de buena salud, también eres fragante, ¿Por qué hacer este tipo de cosas malvadas? Justo ahora vi como caíste a unos pasos de nuestra carreta, ¿Cómo puedes decir que te hemos golpeado con el carro de bueyes?, además, nuestro buey es muy feroz, si golpeara a alguien lo haría con sus cuernos, también, si te golpeara te enviaría lejos. Recuerdo la última vez en el pueblo, una vaca se atravesó frente a nuestro buey, ¡y lo mando volar lejos!”

la voz de una niña de diez años repentinamente se escuchó, dejando a la mujer perpleja.

La mujer en el suelo tembló por las palabras de Nin Shang, miro de reojo al anciano que se encontraba entre la multitud, entendiendo de manera tacita su mirada, bajo la cabeza y empezó a llorar.

“Pequeña, ¿Qué entenderías? Es obvio que golpearon a alguien, pero no quieren hacerse responsable…” la mujer lloro y miro a las personas de su alrededor.

Esta escena fue muy lamentable, cualquier hombre que la viera llorar de tal manera se sentiría mal e intentarían ser amables.

“Niña, ¿Quieres una paliza? Es obvio que tu padre golpeo a alguien, ¿Qué es lo que dices? ¡Crees que alguien va a creer tus mentiras!” el hombre que anteriormente estaba persiguiendo a la mujer hablo con una voz feroz.

Nin Shang lo miro y con una voz lastimera dijo, “Él es mi tío, no estoy diciendo mentiras, si no hablo, estafaras nuestro dinero”

El hombre escucho las palabras de Nin Shang dando un paso atrás.

“¡Entonces, ¡Decir que hacer!, la persona aún se encuentra tendida en el suelo y no puede levantarse!” el hombre miro sombríamente a Nin Shang, preguntando a Liu Silong.

Liu Silong no respondió, impotente mordió su labio inferior.

Nin Shang desconcertada respondió, “Oye, acabo de tomarle el pulso, parece que la mujer está embarazada. Cayendo repentinamente al suelo, ¿estará bien?, ¿se lastimo el niño en el estómago?”

Cuando el hombre escucho las palabras de Nin Shang, giro hacia la mujer.

El rostro de la mujer estaba blanco pálido, miro a Nin Shang con enojo, “¡De que estas hablando, como podría estar embarazada!”

“¿Cómo es posible? Aun no le has dicho a la otra parte que serás madre, ¡juro que no estoy mintiendo!” Nin Shang agrando sus ojos con sorpresa.

“Habla, ¿Es cierto lo que dice?” el hombre grito a la mujer.

La mujer miro al hombre de manera agraviada, “No es verdad, ¿acaso no me crees?”

“Mujer maloliente, ¿eres una mujer que se acuesta con cualquiera?”, el hombre furioso levanto su pie y pateo a la mujer al suelo.

Repentinamente la mujer fue golpeada en el pecho, levantando la vista, vio a Nin Shang parada a un lado, rápidamente se levantó y corrió a agarrar el cabello de Nin Shang, “Niña maldita y apestosa, esta mujer te matara por decir tonterías, ¡solo dices tonterías!”

Aunque era un dios astuto e inteligente, cuando fue repentinamente golpeada, quedo mareada por tal movimiento, y se olvidó por completo de defenderse.

Ni siquiera pensó que una mujer la atacaría de esta manera en este mundo, aun así, una sonrisa se asomó por su rostro, con la cabeza baja una idea cruzó por su mente.

 

Pagina Anterior