ISSTH 742 – Hora de Volver a Casa, Querida

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Cuando las palabras salieron de la boca del Clon de la Inmortal del Amanecer, Meng Hao sintió que la presión que pesaba sobre él aumentaba. Era como si una voluntad de exterminio estuviera a punto de aplastarlo por completo.

Detrás de él, el Lirio de la Resurrección estaba en un frenesí, su aura destellaba con múltiples colores, y sus tentáculos se retorcían violentamente. Incluso parecía estar emitiendo gritos inaudibles.

Meng Hao sintió que temblaba, y apretó los dientes mientras continuaba observando a la Inmortal del Amanecer. Había oído hablar de ella en la Secta Confianza, pero no fue hasta este momento… que la vio personalmente.

La Inmortal del Amanecer levantó su mano derecha, dentro de la cual apareció una hoja. La agitó suavemente, provocando que una luz brillante explotará a su alrededor y se disparó hacia Meng Hao.

Todo en el Cielo y la Tierra se quedó paralizado, excepto la hoja. Se transformó en un rayo de luz que instantáneamente descendió sobre Meng Hao. Pero entonces… una mano antigua se extendió y agarró la hoja.

La mano se cerró en un puño y la hoja fue aplastada.

Cuando la mano se abrió, el polvo se deslizó con el viento.

¡La mano pertenecía a nada menos que al Clon del Patriarca Demonio de Sangre!

“Frente a personas como ustedes, ¿Cual es el problema si no puedo usar la Gran Magia del Demonio de Sangre?” De repente, estaba rodeado por un resplandor sangriento, que se disparó en el aire, abarcando incluso el enorme rostro que estaba por encima. Sorprendentemente, un cuerno feroz surgió en la parte superior del rostro, provocando que se viera exactamente igual a la Encarnación Demoníaca que Meng Hao había controlado anteriormente.

“¡Reino de Sangre, Activate!” Dijo el Patriarca Demonio de Sangre.

Una Explosiones gran cantidad resonaron por el cielo, y la niebla roja se extendió en todas las direcciones. Al mismo tiempo, los ojos del Clon de la Inmortal del Amanecer destellaron y ella agitó su mano, haciendo que un Lirio de la Resurrección apareciera mágicamente detrás de ella. Brillaba con un resplandor ilimitado que se extendió para luchar contra el Patriarca Demonio de Sangre.

¡El anciano de túnica negra de la Secta Espada Solitaria, el Patriarca de la Secta Escarcha Dorada y el Patriarca del Clan Li desataron sus Habilidades Divinas para ayudar a la Inmortal del Amanecer a resistir al Patriarca Demonio de Sangre!

En cuanto a Seis Daos de la Secta Tamiz Negro, estaba a punto de prestar su ayuda cuando la Inmortal del Amanecer repentinamente le habló.

“Seis Daos, no hay necesidad de que participes en esta pelea. Ve a limpiar los cimientos de la Secta del Demonio de Sangre y destruye el Monte Demonio de Sangre. ¡Ahí es donde yace el Verdadero Ser de este Demonio de Sangre!”

“¡Mata a ese niño Meng Hao mientras lo haces!”, Agregó el anciano de túnica negra de la Secta Espada Solitaria. Agitó su mano, haciendo que el Tesoro Legado de la Secta Espada Solitaria, la Espada de Bambú, volara hacia Seis Daos. “¡Toma, incluso te prestaré mi espada!”

Al principio, Seis Daos estaba a punto de negarse. Ver a Meng Hao matar al experto de la Búsqueda del Dao Inicial de la Secta Espada Solitaria lo había conmocionado hasta su médula. Sin embargo, cuando vio la Espada de Bambú volando hacia él, su humor cambió rápidamente.

Era muy consciente de que el Tesoro Legado de la Secta Espada Solitaria era sorprendentemente poderoso. Tan pronto como su mano se cerró alrededor de la empuñadura, su cuerpo destelló y se lanzó hacia el suelo.

El Patriarca Demonio de Sangre frunció el ceño mientras las estruendosas explosiones de la batalla resonaban por el aire.

Seis Daos se disparó desde el cielo, con sus ojos fijos en Meng Hao, brillando con una intensa intención asesina. Levantó la mano y la Espada de Bambú comenzó a emanar una luz cegadora. El aire se distorsionó, y un aura amorfa comenzó a filtrarse desde su interior. La Espada parecía estar emanando el poder del Tiempo.

La expresión de Meng Hao era antiestetica, pero tan pronto como sintió el aura de la Espada de Bambú, la observó en estado de shock, y una expresión de incredulidad apareció en su rostro.

A medida que la espada se acercaba, su ceño se frunció. La base de Cultivo del Patriarca Seis Daos estaba entre las etapas Intermedia e Inicial de la Búsqueda del Dao. Sin embargo, con el poder adicional de la Espada de Bambú, estaba más allá de la capacidad de Meng Hao.

“¡Vuelvan al escudo!” Dijo Meng Hao. Él y el resto de los discípulos de la Secta del  Demonio de Sangre descendieron inmediatamente detrás de la cuarta capa del escudo.

Cuando Seis Daos se acercaba, se rió con frialdad e hizo un gesto hacia la cuarta capa del escudo. “¡ROMPER!”

El movimiento de su mano hizo que apareciera un enorme Quemador de Incienso.

El Quemador de Incienso no era otro que el Tesoro Legado de la Secta Tamiz Negro. Se podían ver grietas en su superficie, resultado de la presión emanada por el Clon del Patriarca Demonio de Sangre en aquella batalla donde Meng Hao casi destruye por completo la Secta Tamiz Negro.

El Quemador de Incienso emanó un aura antigua mientras de estrellaba contra la cuarta capa del escudo.

Una explosión masiva resonó por los alrededores. Aunque el Quemador de Incienso estaba roto, todavía era un Tesoro Legado de una Gran Secta. A medida que presionaba hacia abajo, de él salía un impactante humo verde que se transformó en innumerables espíritus viciosos y malvados que se unieron al ataque.

A medida que se acercaban al escudo, se escucharon crujidos y éste comenzó a colapsar.

Afortunadamente, Meng Hao y los otros discípulos de la Secta del Demonio de Sangre ya se habían retirado detrás de la tercera capa del escudo. Cuando la cuarta capa explotó, se desató un poder masivo, provocando vibraciones intensas que sacudieron el Quemador de Incienso.

Seis Daos se rió fríamente, mientras levantaba la Espada de Bambú y giraba su base de Cultivo. En ese momento apareció el haz de espada más poderoso que pudo convocar. Tenía una longitud total de 30,000 metros, y una apariencia capaz de dividir el Cielo y la Tierra. Estaba lleno de un Poder del Tiempo ilimitado mientras cortaba hacia la tercera capa del escudo.

La extrañeza de la espada ahora se estaba volviendo aún más evidente. Poco a poco, el exterior de la Espada de Bambú se fue llenando con más y más grietas y fisuras, dentro de las cuales se podía ver otra espada. ¡Era como si la espada en el interior fuera un retoño en primavera, brotando de una rama marchita!

Un aura aún más intensa de Tiempo emergió de la espada, causando que el anciano vestido de negro de la Secta Espada Solitaria estuviera aún más complacido que antes.

Seis Daos estaba aún más feliz, y levantó la cabeza para reír a carcajadas. “Meng Hao, estás MUERTO!”

¡BOOOM!

La tercera capa del escudo solo duró unas pocas respiraciones antes de romperse. Mientras lo hacía, la expresión de Meng Hao debería haber sido extremadamente desagradable, pero en cambio tenía una expresión extraña, y sus ojos brillaban.

“¡Retirense nuevamente!”, Dijo, guiando a los cultivadores de la Secta del Demonio de Sangre detrás del resplandor de la segunda capa de escudo.

Al mismo tiempo, los cientos de miles de Cultivadores enemigos sintieron que sus espíritus se fortalecian. Ellos Avanzaron hacia la Secta del Demonio de Sangre mientras Seis Daos desató una vez más un ataque masivo hacia la segunda capa de escudo.

Había caído la noche y la brillante luna adornana el campo de batalla desde lo alto del cielo. Sin embargo, el suelo temblaba, y la lucha había alcanzado tal intensidad que nadie estaba prestando atención a si era de día o de noche.

“Meng Hao, tú maldito, el día que pisaste la Secta Tamiz Negro, ¡Debes haber sabido que este día llegaría!” Mientras la voz de Seis Dao resonaba en todas las direcciones, el Quemador de Incienso giró en el aire sobre él y a Espada de Bambú se arremolinó a su alrededor, emanando un aura brillante.

Los ojos de Seis Dao estaban llenos de un rencor venenoso. Su animosidad hacia Meng Hao hacía mucho que se había filtrado hasta su médula. Quería exterminar a la Secta del Demonio de Sangre y destruir a Meng Hao en cuerpo y alma. Para lograr ese objetivo, sacrificaría cualquier cosa y todo.

“¡MUERE!”, Aulló, riendo maníacamente mientras levantaba la mano y imbuia toda la fuerza de su base de Cultivo en la Espada de Bambú, haciendo que explotara con un increíble haz de espada.

¡El haz de espada era impactante hasta el extremo!

Cuando estalló el haz de luz, la espada comenzó a crujir. Más grietas se extendieron por la Espada de Bambú y, finalmente, se escuchó un estallido cuando explotó.

¡En el instante en que fue abierta, sorprendentemente, apareció una Espada de Madera!

¡La Espada de Madera había estado escondida dentro de la Espada de Bambú todo el tiempo! ¡Ahora que la Espada de Bambú se había roto, la Espada de Madera fue revelada!

Tan pronto como apareció, irradió un Poder del Tiempo ilimitado, y un aura increíblemente antigua inundó el área. Incluso las expresiones de la Inmortal del Amanecer y Patriarca Demonio de Sangre se oscurecieron cuando sintieron el aura.

El anciano vestido de negro de la Secta Espada Solitaria se estaba volviendo loco de alegría. Levantó la cabeza y se rió a carcajadas. Aunque le había prestado la espada a Seis Daos, todavía era el Tesoro Legado de la Secta Espada Solitaria, algo que se había transmitido de generación en generación. A pesar de estar en manos de otro, todavía pertenecía a la Secta Espada Solitaria; ¡Nadie podría robarlo!

Había un hecho desconocido para los extraños que se transmitió sólo a las sucesivas generaciones de Patriarcas de la Secta Espada Solitaria. El maestro principal de esta espada era la Secta Espada Solitaria.

Cuando se descubrió originalmente, en realidad no era más que un palo de bambú que poseía un enigmático Qi de Espada natural. La Secta Espada Solitaria lo había tomado como un tesoro supremo, y lo había refinado en una espada.

“¡Ese es el corazón del bambú! ¡El corazón del bambú se transforma en madera, por lo que, naturalmente, sería una espada! Los ojos de Seis Daos brillaron mientras señalaba abruptamente hacia Meng Hao.

“¡MUERE!”, Gritó, su voz retumbó como un trueno y avanzó llenó de una confianza inigualable. ¡Estaba absolutamente seguro de que incluso con el escudo que lo protegía, Meng Hao definitivamente moriría bajo el poder de esta espada!

En respuesta a sus palabras, la Espada de Madera comenzó a retumbar y luego se disparó hacia la segunda capa del escudo.

Los cientos de miles de Cultivadores en el área observaron sin aliento la deslumbrante espada y su aura. Una presión impactante emanaba de ella mientras se disparaba magníficamente por el aire.

“El Tiempo se convirtió en bambú…”, murmuró la Inmortal del Amanecer, “Y el bambú ocultó el Tiempo. Se transformó en madera de bambú…” Su batalla con el Patriarca Demonio de Sangre no se detuvo, sino que se hizo aún más intensa.

Cuando la Espada de Madera descendió, el suelo tembló y aparecieron fisuras, como si no pudiera soportar la increíble presión del Tiempo.

La hierba se marchitó, y el Tiempo mismo pareció distorsionarse. Apareció una tempestad de tiempo, sorprendiendo a los Cultivadores de los alrededores, que inmediatamente retrocedieron.

La espada estaba ahora a punto de estrellarse contra la segunda capa de escudo. En el interior, los discípulos de la Secta del Demonio de Sangre tenían miradas de desesperación en sus rostros. En contraste, los cientos de miles de enemigos que lo rodeaban tenían expresiones de euforia.

Todos los ojos estaban fijos en la espada que volaba por el aire.

La risa de Seis Daos resonó por todo el campo de batalla.

Meng Hao tenía una expresión extraña. Anteriormente, había sentido algo familiar sobre el aura de la Espada de Bambú. Cuando las grietas aparecieron en su superficie, esa sensación familiar se hizo más fuerte. Cuando el bambú se hizo añicos y apareció la Espada de Madera, apareció una conexión entre él y la espada que solo él podía sentir.

¡Él estaba conectado a la Espada de Madera!

En cierto momento, una sonrisa tímida apareció en el rostro de Meng Hao, y se aclaró la garganta.

Cuando los ojos de todos los discípulos de la Secta del Demonio de Sangre y los Cultivadores enemigos estaban fijos en la Espada de Madera, salió al exterior de la segunda capa de escudo.

Esta acción inmediatamente atrajo la atención de todos, y el zumbido de las conversación se elevó en el aire.

“¿Qué está haciendo? ¡¿No me digas que tratará de luchar contra el Tesoro Legado de la Secta Espada Solitaria?!”

“¡Realmente sobreestima su habilidad! Puede que sea fuerte, ¡Pero seguro va a morir!”

“¡Jajaja! ¡Nunca pensé que alguien pudiera ser tan arrogante! ¿Realmente se atreve a salir del escudo? ¡¡Esa espada lo va a destruir en cuerpo y alma!!”

“¿Buscas morir?” Se rió Seis Daos. Asumió que Meng Hao debía haberse asustado tanto que perdió su cordura. Una persona normal nunca saldría de atrás del escudo, se acobardaría detrás de él.

Lo que le atrajo aún más atención era cómo Meng Hao no solo salió de detrás del escudo, sino que también extendió su mano… directamente hacia la impactante y poderosa Espada de Madera que lo atacaba… como si la estuviera llamando.

Se aclaró la garganta y luego dijo: “¡Hora de volver a casa, cariño!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente