ISSTH 733 – En Vísperas de una Guerra en el Dominio Sur

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

El Patriarca Demonio de Sangre miró a Meng Hao, sonrió y luego se desvaneció en el aire. Este por supuesto era otro clon…

Meng Hao se volvió para mirar al Monte Demonio de Sangre, y un sentimiento cálido se elevó en su corazón. Por primera vez, sintió como si la Secta del Demonio de Sangre fuera su hogar.

Las Voces de bienvenida lo rodearon mientras regresaba a La Garganta del Príncipe de Sangre. Xu Qing había preparado alcohol e inmediatamente llenó una taza para él. Se miraron a los ojos por un largo tiempo antes de hablar.

Pasaron diez días en un abrir y cerrar de ojos. Ahora que había regresado a La Garganta del Príncipe de Sangre, se sentía separado del mundo. Tenía a Xu Qing para acompañarlo, y los días eran maravillosos. El sol se alzaba majestuosamente por las mañanas y descendía de una forma hermosa por las tardes.

El Patriarca Demonio de Sangre cumplió su promesa con Meng Hao. Consciente de que Meng Hao había alcanzado el tercer nivel de la Gran Magia del Demonio de Sangre, le entregó un bastón.

El bastón estaba hecho de hueso y era completamente negro. Cuando lo sostuvo en su mano, Meng Hao sintió que un frío helado latía en su cuerpo. Además, el Jade Sellador de Demonios en su bolsa de almacenamiento comenzó a brillar, salió espontáneamente de la bolsa y circuló alrededor del bastón de hueso.

Después de un momento, realmente se fusionó con el bastón, y los dos aparentemente se convirtieron en uno.

Simultáneamente, algo similar a recuerdos inundaron la mente de Meng Hao. Eran vagos, casi como si alguien se los estuviera susurrando. Muchas de las cosas que decía la voz eran indistintas e inentendibles, pero había una oración que era muy clara.

“Séptimo Hechizo de Sellado de Demonios. ¡Hechizo Kármico!”

“¡Usa el Qi Demoníaco para hechizar el Karma, mata a cualquier cosa formada a partir de cinco elementos y extermina a los Cielos más altos!”

La mente de Meng Hao tembló. Los Selladores de Demonios tenían una gran cantidad de Artes Mágicas, pero los ocho Hechizos de Selladores de Demonios se consideraban sus habilidades principales. Cada uno fue creado personalmente por una generación anterior de Selladores de Demonios y eran sorprendentemente poderosos.

Sin embargo, los diversos Hechizos no se habían transmitido y, en su mayor parte, se habían perdido con los años. Fue solo por coincidencia que Meng Hao pudo adquirir el Octavo Hechizo. ¡Ahora, por medio de este bastón de hueso, había adquirido el Séptimo Hechizo!

Rápidamente se sumergió en obtener la iluminación del Karma del Séptimo Hechizo. Afortunadamente, él ya entendía un poco sobre Karma; por lo tanto, pudo cultivar el Séptimo Hechizo sin ningún obstáculo, aunque un poco lento.

Mientras practicaba su Cultivo, el resto del Dominio Sur hizo un gran contraste con la calma y la tranquilidad de la Secta del Demonio de Sangre. El Dominio Sur estaba hirviendo.

La Secta Espada Solitaria estaba completamente preparada para la guerra. Incontables discípulos habían sido retirados de todos los rincones del Dominio Sur, y la Secta ahora era como una espada impactante y desenvainada, lista para la batalla.

Incluso produjeron tesoros preciosos que podrían sellar el destino de Sectas enteras. Después de refinar los tesoros, flotaron en el aire sobre la Secta, proyectando luz radiante, multicolor y una energía increíble.

Cualquiera podría decir que la Secta Espada Solitaria… ¡Estaba a punto de marchar a la guerra!

Además de la Secta Espada Solitaria, la Secta Escarcha Dorada también se estaba preparando para la guerra. Dieciocho de sus grandes Formaciones de Hechizos estaban en pleno funcionamiento. Claramente, habían activado las Formaciones de Hechizos para proteger a la Secta en preparación para la guerra.

Los discípulos de la Secta Escarcha Dorada estaban nerviosos. Habían escuchado algunas noticias aquí y allá que lentamente juntaron en una versión más precisa de los acontecimientos recientes. Gordito estaba cada vez más ansioso, aunque lo escondió bien. Desafortunadamente, no había nada que pudiera hacer para evitar lo que estaba sucediendo.

De los tres grandes clanes, el Clan Wang ya no existía. El Clan Li ahora estaba en la posición de prominencia. La intención asesina de sus miembros aumentó a medida que se preparaban para la guerra.

En la Secta Tamiz Negro, el Patriarca Seis Daos no dudó en absoluto después de recibir la invitación. Inmediatamente respondió afirmativamente.

En los últimos días, todo el poder de la Secta Tamiz Negro se centró en la movilización de Almas Desencarnadas, así como en todo el poder de su Reserva Dao. Prepararon 193 ataúdes, todos los cuales se utilizarían en la batalla.

Al mismo tiempo, los cuatro grandes poderes compraron píldoras medicinales, Formaciones de Hechizos y los objetos mágicos necesarios para la guerra en grandes cantidades. Todas estas cosas hicieron que los rumores se extendieran como un incendio forestal en todo el Dominio Sur.

“¡Va a haber una guerra!”

“Las Sectas y Clanes no se han movilizado así en años. Solo me pregunto… ¿Contra quién irán a la guerra?

“¡La Secta del Demonio de Sangre seguro!”

Los Cultivadores del Dominio Sur estaban alarmados por los acontecimientos. Sin embargo, también había algunos Cultivadores rebeldes que vieron la oportunidad. Cuando las cuatro grandes potencias comenzaron a reclutar Cultivadores renegados, muchos se unieron debido a los beneficios potenciales.

La Secta Destino Violeta mantuvo silencio sobre el asunto. Debido a su relación con Meng Hao, no se unieron al grupo de los cuatro poderes. Los cuatro grandes poderes, por supuesto, entendieron esto, y no esperaban formar ninguna alianza con la Secta Destino Violeta.

Sin embargo, lo que querían evitar era que la Secta Destino Violeta viniera en ayuda de la Secta del Demonio de Sangre.

En lo que respecta al Clan Song, los cuatro grandes poderes estaban bastante confundidos al descubrir que también mantenían el silencio y no se unirían a la alianza.

Cuando una Región entera va a la guerra, no se puede hacer en secreto. Una guerra bien realizada requiere mucha preparación, preparación que no puede completarse rápidamente. Los preparativos para la guerra a menudo crean una presión sofocante que influye en todos, y es aún más intensa que la guerra en sí.

Como resultado, en la Secta del Demonio de Sangre, el silencio taciturno se estaba volviendo más común y frecuente.

Según lo que estaba sucediendo en el mundo exterior, ¡Era obvio que la Secta Espada Solitaria, la Secta Escarcha Dorada, la Secta Tamiz Negro, el Clan Li y un gran número de Cultivadores rebeldes se estaban preparando para ir a la guerra con la Secta del Demonio de Sangre!

¡Cientos de miles de Cultivadores estaban listos para eliminarlos!

Tal presión del mundo exterior pesó sobre los discípulos de la Secta del Demonio de Sangre, haciéndolos cada vez más violentos. Aún más, su intención asesina comenzó a irradiarse desde las profundidades de su médula.

Eran discípulos de la Secta del Demonio de Sangre, y se comportaron como Demonios. ¡Además, el nombre de su secta tenía el carácter ‘Sangre 血’! ¿Cómo podría tal cosa no ser aterradora?

Por supuesto, también se estaban preparando para la guerra, y el anciano jorobado del Quinto pico de montaña estaba a cargo de todos los preparativos.

En la Garganta del Príncipe de Sangre, Meng Hao también podía sentir la presión. Sabía que todo esto estaba sucediendo debido al alma del Verdadero Inmortal. De hecho, realmente intentó entregar el alma. Sin embargo, el Patriarca Demonio de Sangre se negó una vez más.

“Lo que es tuyo es tuyo. Te traje aquí para ser el Príncipe de Sangre de la Secta del Demonio de Sangre, ¡Y soy responsable de ti!”

“Si permito que algún espectador les arrebate algo que les pertenece, entonces, ¿Qué es lo que les impide tomar cosas de otros discípulos? ¡¿Cómo podría la Secta del Demonio de Sangre soportar tal humillación?!”

“¡Puedo ser viejo, pero aún necesito mantener la cara! ¡Si quieren la guerra, les daremos la guerra!”

Cuando Meng Hao escuchó esto, sus ojos comenzaron a brillar con una luz extraña, que gradualmente se transformó en determinación. En este punto, no le importaba cómo fue que llegó a estar en la Secta del Demonio de Sangre. Lo que le importaba era un concepto que existía en su corazón: enfrentar a los demás con la conciencia tranquila.

El hecho de que la Secta del Demonio de Sangre lo tratara así significaba que a cambio tenía que actuar con la misma responsabilidad.

Meng Hao decidió entrar en meditación aislada. Por el momento, dejó de estudiar constantemente el Séptimo Hechizo de Sellado de Demonios, y en su lugar pasó la mayor parte de su tiempo en el caracter ‘Ser’ de la Magia del Demonio de la Llama Marchita, el Verdadero Ser Dao.

Él ya estaba iluminado con respecto a la mayoría de los aspectos del caracter “Ser”. ¡Lo que tenía que hacer ahora era realmente convertirse en un segundo Verdadero Ser!

En cuanto a lo poderoso que sería el segundo Verdadero Ser, incluso él no tenía idea. Sabía que estaba hecho de su propia carne y sangre, y era como una vaina, dentro de la cual se colocaba un alma. En cuanto a qué alma usar, Meng Hao decidió usar… ¡El alma del Verdadero Inmortal!

Su única preocupación era que si la usaba, entonces su Maestro Píldora Demonio no podría beneficiarse más tarde. Por lo tanto, consultó con el Patriarca Demonio de Sangre sobre el asunto. Después de que el Patriarca Demonio de Sangre le aseguró que no había daño en seguir adelante con su plan, se decidió.

Meng Hao estaba expectante de qué tipo de poder se desataría cuando fusionara el alma del Verdadero Inmortal en su segundo Verdadero Ser.

“¡Otras personas pueden cultivar Clones, pero este arte produce un Verdadero Ser!”, Pensó mientras se sentaba con las piernas cruzadas en la cabaña de troncos.

“Aquellos que cultivan Clones simplemente separan una parte de su alma y luego la usan como esencia. Luego, ellos la colocan en un cuerpo moldeado. Ese es el Dao de la Clonación.”

“Para cultivar un Verdadero Ser, usas carne y sangre. Después de nutrirlo, se convierte en una vaina invencible, dentro de la cual se oculta una espada inigualable.”

“Usar el alma como base es en realidad muy diferente de usar carne y sangre. Parecen similares, pero de hecho son completamente diferentes.” Después de obtener la iluminación del caracter ‘Ser’, sus ojos se abrieron repentinamente.

Al unísono, extendió los dedos de su mano derecha, después de lo cual salieron cinco gotas de sangre. Luego hizo lo mismo con su mano izquierda. Cinco gotas de sangre salieron de ambas manos.

Luego estaban cada una de sus piernas, luego sus pies; cinco gotas de sangre de cada parte. Finalmente, un temblor recorrió su torso y emergieron diez gotas de sangre.

En total, había cuarenta gotas de sangre flotando frente a él, irradiando una luz brillante. Sólo tomó un instante para que comenzaran a congregarse juntas. Mientras lo hacían, la piel de la frente de Meng Hao se abrió, y otra gota de sangre emergió para unirse a las demás. Finalmente, se mordió la punta de la lengua y escupió un poco de Qi y sangre.

Las 42 gotas de sangre irradiaron una luz brillante y se fusionaron, tomando gradualmente la forma de una persona.

El rostro de Meng Hao palideció, y su cuerpo se volvió débil. Sin embargo, su mirada estaba tan determinada como siempre.

“¿Qué hace que este sea un Verdadero Ser?”, Reflexionó retóricamente.

“La sangre que circula es mía. La piel es mía. Los vasos sanguíneos son míos. Los órganos vitales son míos. Todo viene de mí y es igual que mi Verdadero Ser original.”

“¡Este es mi segundo Verdadero Ser!”

Un brillo despiadado apareció en sus ojos mientras levantaba su mano y la apuñalaba en su abdomen. Se escuchó un crujido, pero soportó el dolor mientras se rompía una de sus costillas. Después de sacarla de su cuerpo, la aplastó en polvo y luego sopló hacia la masa de sangre frente a él.

Tan pronto como el polvo de hueso entró en el cuerpo frente a él, se escucharon crujidos, como si se estuviera formando un esqueleto en su interior.

El cuerpo de Meng Hao tembló y su estrato Eterno curó su cuerpo a gran velocidad. Desafortunadamente, las gotas de sangre y la costilla se perdieron para siempre.

“El segundo Verdadero Ser se forma a partir de lo que el encantamiento del caracter ‘Ser’ extrae permanentemente de mi cuerpo. Lo que se quita, no se puede recuperar… Esta Habilidad Divina básicamente crea una nueva persona. ¡Qué extraordinario!” Murmurando para sí mismo, Meng Hao cortó algunos de los vasos sanguíneos redundantes en su cuerpo y luego los fusionó en el otro cuerpo.

Inmediatamente, aparecieron vasos sanguíneos en él.

Luego fueron los órganos vitales y otras partes misceláneas. Lo único que faltaba ahora era el alma.

El tiempo pasó, aunque Meng Hao no estaba seguro de cuánto. Su cuerpo era muy débil, pero ahora frente a él había una persona cuyas características eran exactamente las mismas que las suyas.

Llevaba una túnica blanca y estaba sentado con las piernas cruzadas, tan bello como el jade. Era guapo y tenía un fuerte aura académica. Se veía exactamente como Meng Hao cuando tenía unos quince o dieciséis años.

Mirándolo, Meng Hao tuvo la sensación de que estaba mirando una extensión de su propio cuerpo. Casi olvido por completo que este era su segundo Verdadero Ser. Era casi como… un tesoro precioso en forma de persona.

“¡Ahora es el momento de insertar el alma del Verdadero Inmortal!” Sus ojos brillaban con una luz extraña mientras golpeaba su bolsa de almacenamiento. Apareció el alma del Verdadero Inmortal, junto con una luz suave, radiante y un aura misteriosa.

En el instante en que apareció el alma, la totalidad de la Garganta del Príncipe de Sangre se llenó de un Qi Inmortal. De hecho, toda la Secta del Demonio de Sangre se convirtió instantáneamente en un paraíso Inmortal.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente