ISSTH 730 – ¡Otro Lord Quinto!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Fuera del altar, Lu Bai levantó la vista. Sus ojos brillaron de sorpresa mientras veía a Meng Hao en el tercer nivel y escuchó las palabras del Líder de color blanco en el aire. De repente se volvió increíblemente taciturno.

“Él… ¿Se derrotó a sí mismo?”, Pensó Lu Bai, bajando lentamente la cabeza. Un momento después, volvió a levantar la vista y sus ojos brillaron con el intenso deseo de luchar.

“No me importa mi estatus como Joven Lord, ni mis títulos en los Altos del Norte, ni los rumores sobre que soy un Cultivador reencarnado y todopoderoso. ¡Lo único que me importa… es que debo ser… la persona más fuerte en mi etapa!”

“¡Según mi Dao, debo convertirme en un Verdadero Inmortal! ¡Mi corazón debe ser intensamente firme!”

“Si Meng Hao puede hacerlo, entonces yo… ¡Puedo hacerlo también!” Después de pensar en el asunto, Lu Bai respiró hondo. Mientras sus ojos irradiaban una resolución sin precedentes, lentamente se puso de pie y luego regresó al primer piso del altar.

“¡Esta vez, definitivamente pasaré el tercer piso!”

Meng Hao estaba en el mismo tercer piso al que se refería. No siguió adelante de inmediato. En cambio, cerró los ojos para sentir el aumento de su base de Cultivo y el majestuoso tercer nivel de la Gran Magia del Demonio de Sangre. Ahora que estaba en el Estrato de Meridianos Espirituales, podía absorber las bases de Cultivo en su propio cuerpo y transformarlo en un poder increíble.

“¡No es de extrañar que el Patriarca Demonio de Sangre dijera que si llego al cuarto nivel de la Gran Magia del Demonio de Sangre puedo defenderme de los Cultivadores de Búsqueda del Dao Inicial!”

“Esta Gran Magia del Demonio de Sangre es increíblemente asombrosa. Es especialmente útil cuando se lucha contra grupos. Cuantos más enemigos queden atrapados dentro… ¡Más poderoso me volveré!”

“Secta Tamiz Negro…” Los ojos de Meng Hao se abrieron de repente, y brillaron con una increíble intención asesina. Su odio hacia la Secta Tamiz Negro hacía mucho que se había infiltrado en su médula. Si no fuera por la Secta Tamiz Negro, Xu Qing no tendría que entrar en el ciclo de reencarnación, y podría haber tenido la oportunidad de lograr la Ascensión Inmortal en esta vida.

Sin embargo, ahora sólo tenían cien años, después de lo cual, esta vida sería destruida. Esta enemistad… ¡Era absolutamente irreconciliable!

Meng Hao respiró hondo y luego dio un paso adelante, con lo que desapareció. Cuando reapareció, había pasado el cuarto y quinto piso… ¡Todo el camino hasta el noveno piso!

El noveno piso era el más pequeño de todos.

¡Este era el pináculo del altar!

¡Esta era la barrera final del segundo nivel!

Después de pasar este piso, Meng Hao tendría la opción de abandonar este mundo o, por supuesto, ingresar al tercer nivel.

¡Booom!

En el instante en que pisó el noveno piso, sintió casi como si estuviera en el pináculo del cielo. A su alrededor se extendía un mundo de llamas ilimitadas, más allá del cual no había nada más que negrura.

En el instante en que pisó el noveno piso, también escuchó una risa estridente y penetrante.

La risa sonó casi como la llamada de un pato macho, y estaba llena de una arrogancia indescriptible.

“¡Han pasado muchos años desde que alguien se paró frente a Lord Quinto, P*rra! ¡Ven, deja que Lord Quinto vea cuánto pelo tienes en tu cuerpo!”

Tan pronto como escuchó esa voz, todos los sentimientos nobles y elevados que habían existido dentro de Meng Hao desaparecieron instantáneamente. Sus ojos se abrieron con incredulidad mientras veía como algo aparecía de la nada en medio del noveno nivel. Era…

¡Un enorme loro!

El loro estaba cubierto de plumas multicolores. Su expresión era de extrema arrogancia y orgullo, como si fuera la única cosa importante en todo el Cielo y la Tierra. Tan pronto como apareció, una energía impactante emanó de su cuerpo.

“Tú…” dijo Meng Hao, su respiración se aceleró. Este loro parecía ser exactamente la misma ave condenada que había huido en el instante en que Meng Hao se enfrentó a un verdadero peligro.

“¿Qué quieres decir con “tú”, eh? ¡P*rra! ¿Nunca has visto a un Lord Quinto tan guapo como yo antes?” Cuando el loro salió volando, parecía estar completamente disgustado con la forma en que Meng Hao lo estaba mirando. Sus ojos destellaban con un brillo radiante, y su voz era discordante.

Mientras hablaba, el loro se lanzó a la ofensiva, cargando a una velocidad increíble. Meng Hao apenas podía verlo, y antes de que pudiera reaccionar, fue lanzado hacia atrás. El loro reapareció en el aire, chilló y atacó de nuevo.

La expresión de Meng Hao se oscureció. El loro se movía tan rápido que no podía verlo con claridad. Sin embargo, fue capaz de determinar que este loro en realidad no era exactamente el mismo pájaro maldito que recordaba.

En cuanto a qué exactamente era diferente, no podía decirlo. Era más un sentimiento.

Sonidos retumbantes resonaron mientras el loro atacaba sin descanso. Sin embargo, no parecía ser capaz de abrumar por completo a Meng Hao en un corto período de tiempo. Meng Hao se retiró sin dudarlo; Cada vez que el loro atacaba, casi se sentía como si una montaña estuviera cayendo sobre él.

Intentó usar la Gran Magia del Demonio de Sangre, pero el loro era demasiado rápido e imposible de alcanzar. Era como si estuviera rodeado por un extraño poder que le permitía romper cualquier cosa que se interpusiera en su camino.

“¡Este maldito y miserable pájaro! ¿Cómo puede ser tan fuerte?” Meng Hao frunció el ceño. Al mismo tiempo, el loro apareció repentinamente en el aire delante de él.

Mirando seriamente a Meng Hao, dijo: “¡Te voy a violar, P*rra! Violar, ¿Me oyes? ¿Cómo puede ser tan duro tu cuerpo? Bien bien, cuanto más duro mejor. ¡Violarte, violarte, violarte hasta hacerte pulpa…!” Lanzando un grito penetrante, y una velocidad increíble, rodeó a Meng Hao, y sus ojos se movieron maliciosamente en dirección a la parte trasera de Meng Hao…

Cuando Meng Hao sintió eso, su cuero cabelludo se entumeció y su corazón tembló. Lo primero en lo que pensó fue en los viles pasatiempos del loro, y luego, las imágenes de las partes traseras explotadas por el loro repentinamente pasaron por su mente.

Estos pensamientos atravesaron su mente, causando que su línea de pensamiento se alterara y cayera en desorden, de modo que Meng Hao comenzó a temblar incontrolablemente. No importaba cuán cruel se hubiera vuelto por dentro, las imágenes lo dejaron profundamente asustado.

Normalmente hablando, él era el que escuchaba los gritos miserables de los demás. No había absolutamente, ninguna razón por la que quisiera experimentar esas cosas por sí mismo.

“¡Maldita sea! ¡MALDITO!” Gotas de sudor estallaron en su frente. Cuando se enfrentó al desafío en el tercer piso, no había sudado, pero a partir de este momento, estuvo tentado a reconocer la derrota.

Este… este era un poder contra el cual los Cultivadores eran fundamentalmente incapaces de enfrentarse.

Especialmente debido al grito incesante del maldito loro, y cómo su pico previamente curvado se transformó repentinamente, volviéndose cada vez más largo y recto…

Algunas veces, abrió la boca, después de lo cual explotó un aura perversa, causando que el corazón de Meng Hao temblara.

Al no tener otras opciones, Meng Hao gritó ansiosamente: “¡Te conozco!”

“¿Huh?” Respondió el loro, boquiabierto. “Bueno, Lord Quinto no te conoce, ¡Así que te va a violar de todos modos!” Dicho eso, se preparó para cargar de nuevo.

“¡Soy tu maestro!” Dijo Meng Hao, golpeando su bolsa de almacenamiento para producir el Espejo de Cobre.

“¡Me estás insultando!”, Dijo el loro, ignorando por completo el Espejo de Cobre. Se transformó en un rayo de luz negra que se disparó hacia Meng Hao.

“¿Qué debo hacer? ¡¿Qué hago?!” Habiendo notado que el rayo de luz negra se curvaba en el aire para flanquearlo por detrás, Meng Hao estaba ahora en un estado de completa emergencia.

Cuando el rayo de luz negra ya estaba cerca, Meng Hao tuvo un repentino destello de inspiración al recordar la debilidad fatal del pájaro maldito. Sin dudarlo, gritó: “Incluso si fueras más poderoso de lo que eres ahora, ¿A quién le importa? ¡No creo por un segundo que puedas perforar un agujero a través de este Altar! No puedes, ¿Verdad?”

Tan pronto como las palabras salieron de su boca, el rayo negro se detuvo en el aire. El loro apareció de nuevo y miró a Meng Hao, como si estuviera furioso.

“¿Que acabas de decir? ¿Dijiste que hay algo que Lord Quinto no puede hacer?”

Los ojos de Meng Hao brillaron, y sus pensamientos Se volvieron estables. Una mirada de desprecio apareció en sus ojos.

La expresión inmediatamente hizo que el loro se volviera loco. Con su voz chillona, ​​gritó: “¿Cómo te atreves a despreciar a Lord Quinto? ¡Lord Quinto es omnipotente! Tt-tu…”

“Pshh.” Meng Hao lanzó un frío suspiro.

“¡AHHHHHHHHH!” Ser despreciado con tales palabras causó que la última reserva de los poderes de razonamiento del loro se desvaneciera.

“¡Solo mira, P*rra!”, Gritó el loro. “¡Mira a Lord Quinto! ¡Miren a Lord Quinto perforar un enorme agujero en este Altar!” Dicho eso, el loro voló en el aire y luego se volvió para cargar hacia el Altar.

El Líder de color blanco voló inmediatamente para interceptar al loro.

“Inmortal Quinto, por favor cálmese. Calma… No hay necesidad de volverse impulsivo, ¿Verdad? Escúcheme….”

“¡Vete al diablo y cierra la boca, P*rra!” Rugió el loro.

“Inmortal Quinto, yo…” El Líder de color blanco sonrió con ironía y estaba a punto de insistir cuando…

“¡Dije que te calles, P*rra! ¡Si no lo haces, te violaré junto con él!”

El Líder de color blanco se estaba poniendo extremadamente nervioso. Esta era la primera vez que escuchaba que el loro tenía tal debilidad. Miró enojado a Meng Hao, y estaba a punto de reprenderlo, cuando Meng Hao vio la mirada en sus ojos, puso los ojos en blanco y resopló fríamente.

“Él tampoco cree que puedas atravesar el Altar. Olvídate del Altar. ¡Apuesto a que ni siquiera podrías violar a ese Líder de color blanco!”

“¡AHHHHHHHH! ¡Cómo te atreves a mirarme de esta manera!” La furia del loro estalló hasta los Cielos.

Se giró para mirar al Líder de color blanco, y éste inmediatamente comenzó a temblar.

Al ver que el loro estaba a punto de atacar, el Líder rugió de inmediato sin dudar: “¡¡Pasas!! ¡¡¡Pasas!!!”

Al instante, el Altar comenzó a retumbar, y una fuerza increíble envolvió al loro, que no hizo nada para defenderse. Cuando el poder lo cubrió, miró fijamente el extremo trasero del Líder de color blanco.

“Cuando se construyó este lugar, Lord Quinto ayudó y, por lo tanto, dejó una hebra de su Voluntad Divina…”, dijo el loro. “A decir verdad, sería difícil hacer un agujero en el Altar. Sin embargo, si tengo la oportunidad, pequeña bestia descarada, ¡Lord Quinto definitivamente te intentará violar!”

Dicho eso, el loro lanzó un resoplido frío y luego miró a Meng Hao. No dijo nada, pero la mirada en sus ojos era clara.

“Solo espera, mocoso. Si tengo la oportunidad, ¡También te violare!”

Meng Hao fulminó con la mirada al loro. Tampoco dijo nada, pero su significado era igualmente claro.

“Solo espera, maldito pájaro. Cuando salga de aquí, te localizaré… ¡Y luego veremos quién manda!”

Mientras tanto, en el Mar de la Vía Láctea, en una costa cerca de los Altos del Norte, un hombre corpulento y de rostro oscuro flotaba en el aire. A su alrededor había un grupo de Cultivadores más pequeños, todos los cuales miraban al hombre con miradas aduladoras. El hombre de rostro oscuro parecía bastante satisfecho consigo mismo.

En sus brazos llevaba un oso negro, y ocasionalmente se inclinaba para besar. Su expresión era intoxicante. El oso tenía una exuberante capa de piel, y era difícil saber dónde había encontrado algo así en el Mar de la Vía Láctea…

“Ah… ¡Esto es vida! No te desanimes, pequeño Tercero. Estamos hablando simplemente de un maestro. ¡Siempre podemos obtener uno nuevo! Mira, después de que alguien más tome el espejo y lo refine, entonces podemos regresar. ¡Mira cuán libres y sin restricciones somos ahora! ¡Esta es la buena vida!”

De repente, el hombre de rostro oscuro estornudó y luego se estremeció. Una mirada extraña apareció en sus ojos, y de repente dos voces comenzaron a discutir dentro de él.

“¿Qué está pasando? ¿Qué fue eso? ¡Lord Tercero acaba de estornudar!”

“¡Al diablo, obviamente fue Lord Quinto quien estornudó!”

“¡¿Incluso me robarás éso?!”

“¡Algo sospechoso está sucediendo aquí, P*rra! Algo está mal! ¡Siento un viento maligno que se agita, como si algo malo estuviera a punto de suceder!”

“¡¿Eh?! ¡No me digas que Meng Hao está vivo! ¡Estamos muertos! ¡Muertos! Voy a morir, estamos muertos! Cuando salimos corriendo esa vez…”

“¿Qué quieres decir?…. Nosotros no escapamos ¡Esa fue una transición estratégica! ¡No entiendes una mierda!”

“¡Maldita sea! La última vez, dijiste que teníamos que darle la oportunidad de calmarse. ¿Estás cambiando de opinión otra vez?”

“¿Estás absolutamente seguro de que eso es lo que dije?”

“¡Lo hiciste! ¡Tu lo dijiste! Tú dijiste….”

A pesar de las disputas, el hombre de rostro oscuro se volvió y voló hacia los Altos del Norte.

“Vayamos a los Altos del Norte, deberíamos estar a salvo allí…”

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente