ISSTH 728 – ¡Segundo Nivel!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

La bestia de color dorado que había atacado a Meng Hao era claramente mucho más poderosa que la que había sido enviada contra Lu Bai.

A pesar de eso, casi murió. Si no fuera por la intervención del Líder de color dorado resplandeciente, seguramente habría sido destruida.

¡Sin embargo, Meng Hao solo fue capaz de lanzar ese golpe!

Ese golpe había contenido todo el poder que acababa de absorber. Justo ahora, en este momento, su cuerpo volvió a la normalidad. Aunque su aura era bastante más débil, no había nadie que se atreviera a menospreciarlo.

Los cinco cultivadores de la Secta Escarcha Dorada fueron sacudidos completamente.

“¡Él es… incluso más fuerte que antes!”

“¡¿No me digas que apareció el vórtice dorado porque estaba iluminado?! ¿O antes simplemente se estaba conteniendo?”

Los cinco hombres intercambiaron miradas, y cada uno pudo ver lo sorprendidos que estaban los demás. Si lucharan contra Meng Hao, y él usara el vórtice dorado, incluso en su forma de marioneta… serían completamente derrotados.

Gu Tianxiang de la Secta Espada Solitaria tenía una expresión llena de conmoción. Tenía los ojos muy abiertos y su corazón temblaba. “Está claro que solo está en el nivel de la Segunda Separación, pero esa Gran Magia del Demonio de Sangre… ¡Es simplemente aterradora!”

Era un poderoso experto de la Secta Espada Solitaria, y anteriormente se había visto a sí mismo como un amplio conocedor de la Secta del Demonio de Sangre. Sin embargo, justo ahora se dio cuenta de que la Magia de la Secta del Demonio de Sangre estaba más allá de su imaginación.

El Líder de color dorado resplandeciente también se sorprendió, y no pudo hacer nada más que mirar sin dirigirle ninguna palabra a Meng Hao.

La expresión de Meng Hao era la misma de siempre mientras caminaba lentamente hacia adelante. Cuando llegó al portal de llamas, entró sin dudarlo.

Al otro lado del portal de llamas estaba lo que parecía ser un mundo completamente diferente. Tan pronto como Meng Hao entró, vio a Lu Bai a lo lejos, tosiendo sangre mientras caía hacia atrás como una cometa con el cordón cortado. El dragón negro frente a él estaba volviendo a su estado sin vida habitual.

Este mundo era un mundo de fuego. Un mar de llamas se extendía en todas las direcciones, y en su centro se alzaba un enorme y altísimo altar. El altar era colosal, de cientos de miles de metros de altura, dispuestos en nueve niveles.

Justo ahora, Lu Bai había encontrado la derrota en el tercer piso, y fue expulsado, rociando sangre de su boca. El voló por el aire, con su rostro pálido. Luego miró hacia atrás y vio a Meng Hao. En ese instante sus ojos comenzaron a destellar con un brillo radiante, y su mente se llenó de pensamientos complejos.

“Entonces, estás aquí…”, dijo mientras flotaba hacia el suelo. Sin prestarle más atención a Meng Hao, se sentó con las piernas cruzadas y comenzó a meditar.

Meng Hao miró hacia el enorme altar que se extendía desde el mar de llamas. Por alguna razón, tuvo un extraño presentimiento sobre este lugar. Por alguna razón, se sintió más relajado, como si le hubieran quitado algunos grilletes intangibles. Su mente se sintió más clara.

“¡Forastero!”, Dijo una voz antigua, que resonó desde arriba. Allí, Meng Hao se sorprendió al ver una bestia blanca humanoide, otro supervisor.

Se cernía sobre lo que parecía ser la cima del mundo, sin emitir absolutamente ningún aura de su base de Cultivo.

Miró a Meng Hao y dijo: “Has pasado el primer nivel, que es tu buena fortuna. Si pasas el segundo nivel, estarás calificado para abandonar este lugar y también puedes recibir un artículo preciado de nuestro clan.”

“Esta es una Prueba de fuego de vida o muerte, resultado del tratado con nuestro benefactor hace mucho tiempo. Cualquier forastero que ingrese, independientemente del clan del que provenga, puede participar en la Prueba de fuego.”

“Atraviesa las llamas y entra al altar de nueve pisos. ¡Derrota al enemigo que encuentres en cada piso, y puedes pasar al siguiente!”

“¡Puedes emplear cualquier técnica mágica, cualquier Habilidad Divina, cualquier medio o método que desees!”

“Tienes tres oportunidades. Si sufres una derrota en tu tercer intento… serás borrado de la existencia.”

Cuando el Líder de color blanco terminó de hablar, cerró los ojos y no dijo nada más.

Meng Hao respiró hondo e inmediatamente se sentó con las piernas cruzadas para meditar. Después de ajustar su base de Cultivo por un día, abrió los ojos y avanzó hacia el mar de llamas.

En ese instante, Lu Bai abrió los ojos y miró a Meng Hao.

“Ten cuidado con el tercer piso…”, dijo lentamente. “Allí, encontrarás una copia de ti mismo.”

Meng Hao se detuvo por un momento, miró a Lu Bai y asintió. Luego, voló a través del mar de llamas y subió al primer piso del altar. Tan pronto como lo hizo, vio una estatua con forma humana, que inmediatamente se derritió y se transformó en un hombre joven con una túnica azul.

Los ojos del joven estaban apáticos al principio, pero cuando Meng Hao los miró, comenzaron a destellar con un brillo radiante.

“Ese chico de antes me pasó por casualidad. Tú… no tendrás tanta suerte.” Mientras hablaba, levantó su mano en el aire y luego señaló hacia adelante. Detrás de él, apareció una sola abeja negra. Inmediatamente, surgieron imágenes ilusorias a su alrededor y en un abrir y cerrar de ojos, Meng Hao se enfrentaba a más de diez mil abejas.

Comenzaron a escucharse zumbidos y las abejas dispararon hacia Meng Hao. Los dedos del joven destellaron mientras realizaba un gesto de encantamiento, y volvió a señalar. Esta vez, sorprendentemente, aparecieron más de diez mil ciempiés.

“¿Un Dragoneer?” Pensó Meng Hao, sorprendido. Todo lo que estaba haciendo esta persona le parecía muy familiar. En el Desierto Occidental, los Cultivadores Dragoneer atacaban de la misma manera. Meng Hao no respondió de inmediato, sino que retrocedió un poco y examinó la situación. Después de un momento, se dio cuenta… esta no era una Magia Dragoneer, pero en general, era muy similar.

En cuanto a Meng Hao, cuando se trataba del Dao de los Dragoneers, una vez fue un Gran Dragoneer del Desierto Occidental. De hecho, se podría decir que fue el Gran Dragoneer más poderoso de su generación.

Mientras las abejas y los ciempiés se acercaban, la expresión de Meng Hao era la misma de siempre. Hizo un gesto de encantamiento para emplear la Magia Dragoneer. Su Sentido Divino se extendió, y las abejas y los ciempiés se detuvieron de inmediato.

Parecían un poco confundidos, y en cuanto al joven, su rostro se llenó de sorpresa.

Al mismo tiempo, Meng Hao señaló, haciendo que aparecieran las Perlas y la Novena Montaña.

Comenzaron a escucharse sonidos atronadores y en un abrir y cerrar de ojos, las abejas y los ciempiés ya habían sido aplastados.

Meng Hao se lanzó hacia adelante con una velocidad increíble para aparecer directamente frente al joven. Agitó su mano derecha, y apareció la Gran Magia del Demonio de Sangre.

Apareció el impactante vórtice dorado, así como una mano dorada que agarró al joven.

Inmediatamente, su cuerpo comenzó a marchitarse mientras su Qi y su Sangre eran absorbidos. Solo le tomó un momento colapsar por completo.

Después de colapsar, el joven reapareció en otro lugar. Miró profundamente a Meng Hao por un momento antes de decir con frialdad: “Soy simplemente un Clon Dharma creado por una hebra de Qi. Sin embargo, pudiste derrotarme, algo que nadie ha hecho antes. Has pasado.”

Meng Hao frunció el ceño ligeramente. No había absorbido mucho Qi y Sangre, y todavía no podía ver la base de Cultivo del joven. Sin otra palabra, se dirigió hacia el segundo piso.

Tan pronto como pisó el segundo piso, un poder increíble se dirigió hacia él.

La expresión de Meng Hao se oscureció. Rápidamente levantó su mano y la empujó directamente frente a él.

Una explosión resonó por el aire y una increíble oleada de energía lo atravesó. Meng Hao tembló, y su rostro se oscureció mientras se retiraba a toda velocidad.

Él levantó su mirada y vio a un minotauro gigante, mirándolo con una expresión de sorpresa. “Esta bestia…”, pensó Meng Hao, “Tiene un cuerpo carnal en la etapa de la Búsqueda del Dao”. ¡También parece que el ataque de hace un momento fue casual! ¿Cómo pasó Lu Bai por este lugar?”

“¡Jajaja!” El minotauro rió maliciosamente. “¡Excelente! ¡Excelente! ¡Por fin ha llegado alguien con cierto poder! ¡Ese mocoso con los poderes del Tiempo era mucho más débil que esto!” Los músculos del minotauro se hincharon, golpeó el suelo con su pie y atacó a Meng Hao.

“¡No me decepciones, ahora!”, Rugió. “¡Ese mocoso de antes fue una completa molestia! Ese Arte Secreto del Tiempo que usó era extraño y difícil de manejar. ¡Luchar contra ese tonto no fue divertido en absoluto! Me molestó al máximo hasta que finalmente lo dejé pasar. Pero tu… ¡Me gustas, mocoso!”

¡BOOOM!

El minotauro golpeó con el explosivo poder de la Búsqueda del Dao, haciendo que la expresión de Meng Hao palideciera. Él giró su base de Cultivo e inmediatamente lanzó su propio golpe.

Se escuchó una explosión masiva y sorprendente, y el rostro de Meng Hao se puso aún más pálido. Justo ahora estaba en completa retirada; El minotauro levantó la cabeza hacia atrás y se rió a carcajadas.

“¡Excelente! ¡Excelente!”, Dijo, cargando hacia Meng Hao una vez más a toda velocidad.

Los ojos de Meng Hao se abrieron de par en par.

“¡Está vez esta usando más poder!”, Pensó, y el deseo de pelear brilló en sus ojos. El poder surgió en todo su cuerpo carnal, y una vez más contraatacó, agregando el poder de la vibración a su ataque.

Los dos poderes masivos colisionaron, y Meng Hao tosió una bocanada de sangre mientras era enviado hacia atrás. En cuanto al minotauro, su cuerpo vibró, y el suelo bajo sus pies se agrietó y se destruyó. Cuando levantó la vista, sus ojos destellaron con un brillo radiante.

“¡Esto es asombroso! ¡Increíble! No eres malo en lo absoluto, mocoso. ¡Ven, deja que el abuelo Minotauro te destroce hasta la muerte!” Lanzó una carcajada y cargó de nuevo.

La expresión de Meng Hao palideció, y todo su cuerpo temblaba. Por el contrario, su oponente no parecía estar ni siquiera un poco herido. De hecho… Meng Hao podía sentir que el cuerpo carnal de la bestia se estaba volviendo cada vez más poderoso.

“¡No puedo competir con él en términos de fuerza física!”, Pensó Meng Hao, y sus ojos destellaron. Cuando el minotauro se abalanzó sobre él, realizó una pequeña Teletransportación para evadir.

“¿Por qué estás huyendo?”, Gritó el minotauro enfurecido, y se lanzó una vez más. Meng Hao realizó otra Teletransportación menor, enfureciendo aún más al minotauro.

“¡Maldita sea! ¡Me estás enfureciendo tanto como a ese otro tipo!” Rugió el minotauro. Repentinamente estampó su pie derecho en el suelo, desatando una explosión increíble. El aire se distorsionó, haciendo que fuera imposible para Meng Hao teletransportarse. Rápidamente realizó un encantamiento y luego apuntó.

“¡Gran Magia del Demonio de Sangre!”

Inmediatamente, el vórtice dorado apareció alrededor del minotauro, que quedó inmediatamente atrapado en su lugar. Cuando su cuerpo carnal comenzó a marchitarse, su rostro se llenó de sorpresa y aulló: “¿Qué clase de magia horrible es esta?”

Dicho eso, su poder pareció explotar dentro de él, surgiendo salvajemente para luchar contra el vórtice. Por primera vez… el vórtice colapsó.

El rostro de Meng Hao cayó y se disparó hacia atrás en retirada. El minotauro se rió maniacamente y lanzó otro golpe.

Meng Hao apenas pudo esquivarlo, y aún así se vio obligado a toser otra bocanada de sangre. Se retiró de nuevo, y miles de ideas revolotearon por su mente.

“Una fuerza extraordinaria, un cuerpo increíblemente resistente, puede bloquear la Teletransportación en el área, e incluso la Gran Magia del Demonio de Sangre es inútil contra él… ¡¿Qué hago?!” Meng Hao retrocedió, y fue herido constantemente. La sangre brotó de su boca, y el minotauro continuó exitandose cada vez más mientras luchaba.

“¡Si pudiera absorber su cuerpo carnal, entonces definitivamente cambiaría esto y ganaría! Pero logró destruir el vórtice de la Gran Magia del Demonio de Sangre… Espera…” Los ojos de Meng Hao brillaron.

“Espera un segundo. La Gran Magia del Demonio de Sangre primero se consolida, y luego absorbe. Es por eso que requiere un vórtice tan grande. Eso significa que su poder se extiende. Si enfoco el vórtice en el área más pequeña posible, y no intento absorber todo, sino que solo hago una absorción rápida…” La mente de Meng Hao ahora estaba increíblemente clara. La iluminación había llegado repentinamente, justo en medio de la batalla. Al mismo tiempo, el minotauro estaba una vez más casi encima de él.

Meng Hao no tuvo tiempo para una mayor consideración. Agitó su mano, y nuevamente apareció la Gran Magia del Demonio de Sangre. Sin embargo, no era una versión a gran escala, sino más bien un vórtice del tamaño de la palma de su mano.

El vórtice giró rápidamente en su palma, fusionándose en su mano hasta tal punto que pareció reemplazar su piel.

“Bueno, es hora de intentarlo. ¡¿Funcionará?!”

Cuando el minotauro se acercó, Meng Hao disparó hacia adelante, extendiendo su palma hacia delante.

“¡Estrato de Qi y Sangre!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente