ISSTH 727 – ¡Completamente Dorado!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Inmediatamente, innumerables bestias humanoides de color violeta lo rodearon. Todo lo que podía ver era una masa de color violeta.

De los 3.000 metros hasta el portal de llamas, los primeros 1.500 metros eran ocupados firmemente por las bestias de color violeta. Solo después de pasar por esa región se retirarían. Las bestias de color plateado harían su movimiento en la marca de 1,000 metros, que fue donde Gu Tianxiang de la Secta Espada Solitaria había sido derrotado.

Si uno podía pasar a las bestias de color plateado, el siguiente desafío era una bestia de color dorado.

Los ojos de Meng Hao brillaron. No tenía tiempo que perder aquí, así que inmediatamente se puso a la ofensiva. Las Perlas y la Novena Montaña retumbaron.

Cuando la Novena Montaña descendió, con las Perlas Blanca y Negra circulando a su alrededor, todo tembló. El aire vibró, y múltiples ondas se expandieron a su alrededor, transformándose en un poder asombroso que presionó sobre todo.

La intensa presión era como un muro que se estrelló contra las bestias de color violeta. Cuando Meng Hao cargó hacia adelante, retrocedieron aullando. Incluso la más destacada de las bestias de color violeta fue incapaz de acercarse a Meng Hao antes de ser obligada a retirarse.

250 metros, 500 metros, 750 metros. 1,000 metros…

En el espacio de solo unas pocas respiraciones de tiempo, Meng Hao avanzó como si estuviera caminando por un camino pavimentado. Alcanzó rápidamente la marca de los 1.500 metros, dejando a las bestias de color violeta completamente humilladas. Éstas lo fulminaron con la mirada, pero no lo persiguieron ni lo atacaron más.

Más adelante había un resplandor plateado, que era una bestia plateada. Se disparó hacia adelante con una expresión feroz y una velocidad increíble. Su poder parecía equivalente a la Segunda Separación.

Meng Hao lanzó un frío suspiro mientras agitaba su mano derecha. La Novena Montaña avanzó, y aplastó a la bestia de color plateado. Soltó un aullido miserable mientras su cuerpo comenzaba a desmoronarse. Sin embargo, las llamas de su cuerpo se avivaron y rápidamente la restauraron.

Meng Hao avanzó rápidamente unos 250 metros, colocándolo a solo 1,250 metros del portal de llamas.

Fue entonces cuando otras seis bestias de color plateado se unieron a la bestia de antes. Siete en total, cinco con bases de Cultivo de la Segunda Separación, y dos con bases de Cultivo de la Tercera Separación, cargando hacia Meng Hao.

“¡Hora de aplastar!” Meng Hao avanzó, agitando su dedo derecho. La Novena Montaña creció en tamaño, retumbando mientras se estrellaba contra las siete bestias de color plateado.

Meng Hao cargó hacia adelante. Ahora estaba a solo 500 metros del portal de llamas.

En este punto, más de diez bestias de color plateado lo atacaron furiosamente. Las explosiones resonaron desde la Novena Montaña y las siete bestias de color plateado, que fueron reprimidas en su interior, lograron liberarse con sus cuerpos envueltos en llamas. Luego rápidamente se unieron para rodear por completo a Meng Hao.

Los cinco hombres de la Secta Escarcha Dorada observaban atentamente cómo sucedía todo esto. A su lado, los ojos de Gu Tianxiang brillaron. Meng Hao estaba ahora en la misma posición que él había estado cuando sufrió la derrota.

“¡Ese Lu Bai es inhumano!”, Pensó. “Meng Hao podrá ser poderoso, pero si cree que puede llegar más lejos, ¡Eso es imposible!”

El Líder de color dorado resplandeciente en el aire también observaba atentamente el avance de Meng Hao y pensó: “Definitivamente será derrotado.”

Sin embargo, en ese mismo instante la mano derecha de Meng Hao brilló con un gesto de encantamiento, y agitó su manga.

“¡Gran Magia del Demonio de Sangre!”

En ese momento comenzaron a escucharse sonidos extraños a medida que se formaba un gigantesco vórtice que envolvió a las veinte bestias de color plateado. Al mismo tiempo, apareció una enorme mano de color sangre que agarró firmemente a las bestias.

“¡Estrato de Qi y Sangre!” Rugió Meng Hao. Las más de veinte bestias de color plateado comenzaron a temblar, y se podían ver expresiones de asombro en sus rostros. Sus cuerpos comenzaron a marchitarse rápidamente a medida que grandes cantidades de Qi y Sangre se disparaban hacia Meng Hao.

Un temblor recorrió su cuerpo. El Qi y la Sangre eran increíblemente poderosos, y en un instante su cuerpo ya había alcanzado el límite que la Separación del Espíritu podía soportar.

Las más de veinte bestias de color plateado lucharon violentamente, hasta el punto en el que el vórtice parecía estar a punto de colapsar. Aparentemente, se había alcanzado el límite del segundo nivel de la Gran Magia del Demonio de Sangre de Meng Hao.

Los ojos de Gu Tianxiang brillaron. “¡Va a ser derrotado!”

Los cinco miembros de la Secta Escarcha Dorada suspiraron. Si Meng Hao no podía pasar el primer nivel, entonces no había ninguna esperanza para ellos.

En el aire, el Líder de color dorado resplandeciente observó la Gran Magia del Demonio de Sangre de Meng Hao, y su expresión se oscureció, pero luego rápidamente volvió a la normalidad.

Actualmente, las más de veinte bestias de color plateado luchaban y rugían tan violentamente que el vórtice no podía soportarlo. Se escucharon crujidos y comenzaron a aparecer grietas. Sin embargo, Meng Hao señaló con su dedo y gritó:

“¡Marchitar!”

El caracter ‘Marchito’ de la Magia del Demonio de la Llama Marchita, el Verdadero Ser Dao, hizo que los cuerpos de las bestias de color plateado temblaran. Sus cuerpos carnales comenzaron a marchitarse aún más rápido, y sus bases de Cultivo fueron suprimidas instantáneamente. Incluso sus fuerzas vitales mostraron signos de marchitarse.

Debido a su debilitamiento, el vórtice de la Gran Magia del Demonio de Sangre ya no estaba bajo la tensión que había soportado antes, y una vez más comenzó a girar.

Desde la distancia, el vórtice era increíblemente enorme e impactante.

¡Booom!

Más corrientes densas de Qi y Sangre se vertieron del vórtice para ser absorbidas por Meng Hao. Tembló violentamente y su cuerpo carnal salió repentinamente de la etapa de la Separación del Espíritu y entró en la Búsqueda del Dao.

Las más de veinte bestias de color plateado se marchitaban rápidamente, y parecían estar al borde de la muerte. Las llamas parecían restaurar sus cuerpos, pero su poder era absorbido por Meng Hao incluso mientras ocurría la restauración.

Era un ciclo que se convirtió en una fuente de poder para Meng Hao. Era casi como si pudiera continuar fortaleciéndose… ¡Para siempre!

Búsqueda del Dao Inicial. Búsqueda del Dao Intermedia…

Levantó su cabeza y rugió al sentir un nivel de poder sin precedentes que lo atravesaba. Junto con este increíble poder corporal carnal vino una mayor confianza en sí mismo.

¡Este era el poder desafiante del Cielo de la Gran Magia del Demonio de Sangre!

Esta fuerza intensa y sin precedentes también causó que Meng Hao sufriera un fuerte dolor; sentía como si su cuerpo estuviera por ser destrozado. Cuando Gu Tianxiang vio lo que estaba sucediendo, jadeó, y los cinco Cultivadores de la Secta Escarcha Dorada lo observaron con los ojos muy abiertos.

El Líder de color dorado resplandeciente en el aire estaba aún más asombrado. Jadeó y pensó: “¿Qué Habilidad Divina es esa?” ¡Es tan impactante! ¡Es completamente diferente al Río del Tiempo y, de hecho, mucho más aterradora!”

Además, la regeneración de las más de veinte bestias de color plateado no era capaz de mantenerse al día con el poder absorbente del vórtice. Incluso se podían ver miradas de desesperación en los rostros de algunas bestias.

Meng Hao parecía como si se hubiera convertido en el vórtice que devoraba todo el poder del Qi y la Sangre.

El rostro del Líder de color dorado resplandeciente cayó. “¡Maldita sea! ¡¡¡Si esto continúa, ¡¡Podrá realmente llevar a los miembros de mi clan hasta la muerte!!”

Los ojos de Meng Hao brillaron y su cuerpo carnal explotó repleto de poder. ¡Avanzó a través de la etapa Intermedia de la Búsqueda del Dao y luego entró en la etapa Avanzada!

¡En ese momento, el vórtice de la Gran Magia del Demonio de Sangre cambió repentinamente de color, pasando de rojo a dorado!

Cuando se volvió de color dorado, sonidos retumbantes e intensos resonaron por el aire y un poder increíble presionó sobre todo. Las expresiones de los cinco Cultivadores de la Secta Escarcha Dorada se llenaron de sorpresa y sus corazones temblaron. Podían sentir claramente lo temible que era el vórtice dorado, y sabían que incluso si se combinaban con la marioneta, serían incapaces de obstaculizar a Meng Hao en lo más mínimo.

Gu Tianxiang de la Secta Espada Solitaria estaba aún más sorprendido. ¡Sus pupilas se contrajeron al darse cuenta de que Meng Hao era en realidad tan inhumano como Lu Bai!

El vórtice dorado parecía haberse transformado de manera interna. Su presión explotó con un poder diez veces mayor, y hasta Meng Hao tembló interiormente al sentir la naturaleza aterradora del vórtice dorado.

“No es de extrañar que nunca haya podido cultivar el tercer nivel. ¡El vórtice de color sangre… no es el límite final del segundo nivel de la Gran Magia del Demonio de Sangre! ¡Solo al cambiar de color el vórtice puedo alcanzar el Gran Círculo del Estrato de Qi y Sangre!”

Iluminado, Meng Hao ahora confiaba en que podría eliminar fácilmente a las bestias de color plateado. Sin embargo, ese no fue el curso de acción que eligió.

Después de todo, el Líder de color dorado resplandeciente tenía el control de todo este lugar, por lo que era mejor no exagerar.

“¡Maldita sea!”, Pensó el Líder de color dorado resplandeciente. “Un inhumano es suficientemente malo. ¡Cómo puede haber aparecido un segundo! ¡Y este nuevo es aún más impactante que el anterior!”

Lu Bai había pasado por el primer nivel usando su Río del Tiempo para evitar a las bestias de color plateado. Meng Hao, por otro lado, confiaba en el poder de su Magia para aplastar todo a su paso. ¡Era fácil ver cuál de los dos era superior!

El Líder de color dorado resplandeciente se estaba poniendo ansioso, pero debido al antiguo tratado no había nada que pudiera hacer para interferir. Justo cuando estaba en la cima de la ansiedad, Meng Hao agitó su mano, causando una explosión. El vórtice dorado se desvaneció, y las más de veinte bestias de color plateado fueron lanzadas dando vueltas, con sangre brotando de sus bocas. Estaban apáticos y desanimados, y miraron a Meng Hao con unas expresiones de temor y asombro sin precedentes.

No habían temido a Lu Bai; Si Lu Bai fuera aún más fuerte que Meng Hao, aún no podría matarlos.

Sin embargo, Meng Hao era bastante diferente. ¡Estaba calificado para exterminarlos por completo!

Mientras los sonidos retumbantes continuaban resonando, y las más de veinte bestias de color plateado se retiraban, Meng Hao avanzó.

Había absorbido una cantidad prácticamente inagotable de Qi y Sangre. Aunque no le pertenecía realmente, temporalmente era increíblemente poderoso y podía explotar con un poder corporal carnal que era casi equivalente al pico de la Búsqueda del Dao.

Él avanzó y la ley natural se extendió a su alrededor. El mundo retumbó, el aire se distorsionó y una energía impactante invadió su cuerpo.

Mientras avanzaba, la expresión del Líder de color dorado resplandeciente se oscureció. Tenía una cierta cantidad de control basado en el tratado, por lo que rápidamente recurrió a un miembro del clan de color dorado que era más poderoso que el que había atacado a Lu Bai.

Éste Rugió y cargó hacia Meng Hao, mientras surgía su base de Cultivo de la Búsqueda del Dao. Su cuerpo estaba rodeado de llamas, y se dirigió hacia Meng Hao como una estrella fugaz.

Meng Hao pudo ver instantáneamente la diferencia entre esta bestia y la que había atacado a Lu Bai.

Él resopló fríamente y luego apretó el puño.

“¡LÁRGATE!” Rugió, golpeando con toda la fuerza que su cuerpo carnal pudo reunir.

Todo se atenuó y una ola de poder increíblemente salvaje avanzó destruyendo el suelo y bloqueando la luz del techo de la cueva.

La bestia de color dorado que se acercaba parecía sorprendida e instantáneamente se llenó de una intensa sensación de crisis mortal. Sin dudarlo, intentó esquivar.

Sin embargo, la ola de poder generada por el cuerpo carnal de Meng Hao era demasiado impactante. En un abrir y cerrar de ojos, invadió por completo el corazón de la bestia de color dorado.

Un grito espeluznante resonó.

Las llamas lo cubrieron por completo, pero fueron incapaces de evitar que el cuerpo de la criatura comenzara a desmoronarse por completo.

Al ver que su compañero miembro del clan estaba a punto de morir, el Líder de color dorado resplandeciente se movió instantáneamente dejando una imagen residual. Agarró a la bestia de color dorado, y luego la abofeteó el aire para dispersar la ola de poder generada por Meng Hao. Se las arregló para salvar a su compañero miembro del clan en el último momento.

La bestia de color dorado jadeaba para respirar y miraba a Meng Hao con un intenso miedo. No solo era esta bestia de color dorado, todos los demás lo observaban completamente conmocionados.

“¡Has pasado el primer nivel!”, Dijo el Líder de color dorado resplandeciente, observando a Meng Hao con una mirada profunda.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente