ISSTH 718 – ¡Dame Ese Lago!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

¡BOOOM!

Varios días después, los Antiguos Lagos Dao una vez más comenzaron a entrar en erupción. Fue una enorme erupción en la que enormes pilares de luz se dispararon hacia el cielo desde aproximadamente el ochenta por ciento de los Lagos y Géiseres Dao.

Era lo mismo en la Región Interior y en la Exterior.

Cuando los Lagos Dao estallaron, aparecieron innumerables Proyecciones Dao. En la Región Interior, había incluso Lagos Dao de 300 metros que estallaron con objetos mágicos y otros tesoros. En cuanto a los Lagos Dao de 3.000 metros, dos estallaron con Proyecciones Dao y ocho escupieron objetos mágicos.

Todos los objetos mágicos eran diferentes, había intactos y otros que estaban fragmentados o le faltaban partes; algunos eran antiguos, otros eran nuevos y otros completamente arruinados. La mayor parte de las erupciones produjo fragmentos de objetos mágicos. Por último, había trozos rotos de rocas y tierra de ruinas antiguas.

De los tres Lagos Dao de la Secta del Demonio de Sangre, dos escupieron objetos mágicos. En cuanto al Lago que ocupaba Meng Hao, apareció una Proyección Dao.

La otra Proyección Dao apareció dentro del Lago de 3.000 metros perteneciente a la Secta Escarcha Dorada, justo donde estaba Gordito.

Esa Proyección Dao en particular representaba a un tipo regordete que Cultivaba algún tipo de técnica mágica formidable. Cuando Gordito la vio, abrió mucho los ojos e inmediatamente comenzó a buscar la iluminación.

Debido a la erupción, la quietud previa se hizo añicos instantáneamente. Sin embargo, no hubo un descenso al caos. Los Lagos Dao se habían dividido, por lo que, a menos que apareciera algún elemento increíblemente impactante, no habría luchas frenéticas como las que ocurrían en la Región Exterior.

Quien ocupaba un Lago determinado tenía derecho a lo que sea que éste escupiera.

Inmediatamente, innumerables Cultivadores volaron por el aire hacia sus diversos Lagos Dao. Varias explosiones menores llenaron el aire y los seis Patriarcas de la Secta del Demonio de Sangre comenzaron a recolectar los diversos objetos que habían sido escupidos.

Todo esto lleva un tiempo para describirse, pero en realidad solo tomó el espacio de aproximadamente diez respiraciones de tiempo para que todas las Sectas recogieran todos los artículos de los Lagos Dao de 3.000 metros. Fue entonces cuando dirigieron su atención a los Lagos de 300 metros.

Eso era especialmente cierto en los más de cuatrocientos Lagos de 300 metros que pertenecían a Meng Hao. Más de un centenar de ellos habían escupido objetos mágicos, que flotaban allí en el aire. También había algunos que tenían Proyecciones Dao y otros objetos misceláneos. La vista era impactante, y naturalmente haría que cualquiera que la viera se moviera interiormente.

A pesar de eso, ni una sola pelea estalló. Las anteriores acciones de Meng Hao habían demostrado claramente lo poderoso que era, así como la forma desenfrenada en la que solía actuar. Cualquier Cultivador que codiciara un artículo protegido por uno de los estandartes del Príncipe de Sangre primero lo pensaría mucho antes de hacer algo.

Los discípulos de la Secta del Demonio de Sangre estaban cansados ​​pero felices. Se apresuraron durante casi dos horas a recoger todos los diversos objetos escupidos por los Lagos Dao.

Los Cultivadores de las otras Sectas y Clanes los miraban con envidia.

Justo cuando estaban a punto de entregar todos los objetos a Meng Hao, uno de los Lagos de 300 metros que había escupido una Proyección Dao, de repente comenzó a retumbar.

Inmediatamente, un gran número de Cultivadores se puso de pie, con los ojos ardiendo de pasión.

“¡Una segunda erupción!”

“Es común que los Géiseres Dao entren en erupción dos veces. Que lo haga un Lago Dao de 30 metros, es poco común. Que un Lago Dao de 300 metros haga erupción por segunda vez… ¡Es raro!”

“¡Una segunda erupción casi seguramente significa que aparecerá un objeto precioso!”

Hasta este punto, Meng Hao había estado sentado allí meditando, pero ahora que uno de los Lagos Dao estaba en erupción por segunda vez, abrió los ojos.

¡BOOOM!

¡Una luz brillante estalló desde el Lago Dao y un cadáver fue escupido desde su interior!

“¡¡Un cadáver!!”

“¡¿El cadáver de un Cultivador de la antigüedad?!”

“Wow… ¡Tengo que conseguir eso!”

Los cadáveres eran increíblemente raros, y en el instante en que apareció, la Secta Espada Solitaria, la Secta Escarcha Dorada, la Secta Destino Violeta, el Clan Song e incluso el Clan Li en la distancia, se sacudieron. Sin embargo… el Lago Dao que estaba en erupción por segunda vez tenía una bandera color sangre al lado. Eso instantáneamente hizo que bastantes personas se calmaran repentinamente.

Sin embargo, no todos se calmaron. Tres de los expertos en la Separación del Espíritu de la Secta Escarcha Dorada volaron con sus ojos destellando. En sus mentes, Meng Hao se había abstenido de tomar medidas contra la Secta Escarcha Dorada antes porque era precavido; un hecho que podrían aprovechar para mantenerlo bajo control.

Los tres Cultivadores volaron por el aire y luego dispararon directamente hacia el Lago Dao de 300 metros.

Los seis Patriarcas de la Secta del Demonio de Sangre se movieron instantáneamente para interceptarlos.

“¡¿Cómo se atreven, Secta Escarcha Dorada!”

“¡Qué agallas!”

Cuando Meng Hao vio lo que estaba sucediendo, una sonrisa fría apareció en las comisuras de sus labios. Luego golpeó su mano contra el suelo, haciendo que todo temblara. Al mismo tiempo, su cuerpo se transformó en una imagen ilusoria, y luego desapareció por completo.

Su increíble velocidad superó con creces a los tres Cultivadores de la Secta Escarcha Dorada y a los Patriarcas de la Secta del Demonio de Sangre.

Apareció junto al Lago Dao en un abrir y cerrar de ojos, y agitó su mano derecha para recoger el cadáver. Finalmente, se giró para mirar fríamente a los tres Cultivadores de la Secta Escarcha Dorada.

“Parece que ustedes tres están buscando morir.”

Las expresiones de los tres Cultivadores se oscurecieron. Sorprendidos por la exhibición de velocidad de Meng Hao, se retiraron sin vacilar.

Al mismo tiempo, el hombre con armadura de la Secta Escarcha Dorada voló, seguido por los otros expertos de la Secta Escarcha Dorada.

Meng Hao resopló fríamente, luego levantó su mano derecha en el aire e hizo un movimiento de agarre. La Gran Magia del Demonio de Sangre apareció. Un enorme vórtice rodeó a los tres Cultivadores, y apareció una mano de color sangre.

Inmediatamente, los tres ancianos comenzaron a ser consumidos.

Se escucharon gritos miserables y los tres Cultivadores ejercieron cada hebra de poder que pudieron reunir para tratar de liberarse, en vano.

“¡Detente inmediatamente!” Rugió el hombre con la armadura dorada. Él aceleró por el aire con velocidad explosiva. Los cinco Cultivadores detrás de él comenzaron a realizar encantamientos con ambas manos, después de lo cual señalaron hacia adelante.

Sorprendentemente, aparecieron las imágenes ilusorias de unas marionetas.

Las marionetas tenían docenas de metros de altura, y mientras volaban hacia adelante, el hombre con armadura realizó otro encantamiento. En ese momento aparecieron venas azules en su frente y surgió la imagen de una marioneta sobre él.

En ese instante comenzaron a escucharse crujidos y todos los títeres se fusionaron rápidamente. Sorprendentemente, se transformaron en una enorme marioneta dorada, de trescientos metros de altura y con una gran espada dorada. Esta emanaba una presión impactante, que hacía que todo temblara.

Una voz igualmente impactante retumbó de la boca de la marioneta. “¡Detente inmediatamente!”

La voz se convirtió en poderosas ondas de sonido que se extendieron en todas las direcciones.

“Demasiado tarde…”, respondió Meng Hao, con un tono frío. Apretó la mano en un puño y una explosión resonó en todas las direcciones.

Los tres Cultivadores de la Separación del Espíritu de la Secta Escarcha Dorada soltaron gritos espeluznantes y fueron aplastados en una pulpa sangrienta. Su Qi y su sangre fluyeron hacia Meng Hao, fusionándose con su cuerpo, donde se transformó en un poder impactante que se congregó dentro de él.

Mientras las tres Divinidades Nacientes trataban frenéticamente de escapar, los seis Patriarcas de la Secta del Demonio de Sangre dispararon en su búsqueda.

“¡Maldita sea!”, Gritó el hombre con la armadura dorada. “¿Realmente crees que la Secta Escarcha Dorada te tiene miedo?”

Él y los cinco Cultivadores detrás de él comenzaron a realizar gestos de encantamiento al unísono. En respuesta, la marioneta resplandeciente comenzó a emitir… un aura impactante que rozaba la Búsqueda del Dao.

En el instante en que apareció el aura, los rostros de los miembros de las Sectas y Clanes circundantes se oscurecieron.

“¡¡Ese aura está en el límite de la Búsqueda del Dao!!”

“¡Esa es la Magia Suprema de la Secta Escarcha Dorada, la Marioneta Escarcha Dorada!”

La marioneta dorada levantó su gran espada y cortó hacia adelante. En ese momento resonó un sonido desgarrador y apareció una grieta de 30 metros. Un aura cercana a la Búsqueda del Dao explotó, transformándose en una presión que podría pesar sobre cualquier persona en la etapa de la Separación del Espíritu.

“¡MUERE!” Gritaron los seis Cultivadores de la Secta Escarcha Dorada, sus voces se unieron en un grito que hizo temblar todo.

“El aura de la Búsqueda del Dao, ¿Eh?…” Dijo Meng Hao, mientras sus ojos destellaban. “¡Yo también tengo eso!” El poder del Qi y la Sangre de los tres Cultivadores de la Separación del Espíritu combinados con el resto disipado que había absorbido del Patriarca de la Tercera Separación de la Secta Tamiz Negro, se fusionaron dentro de él y luego explotaron.

Apretó su mano en un puño y luego golpeó directamente hacia la espada que descendía.

¡BOOOOM!

El aire se hizo añicos bajo el poder su puño. Apareció un agujero negro que no medía 30 metros, sino más bien, 90 metros de ancho, con el aura de la Búsqueda del Dao.

La Búsqueda del Dao era una encarnación de la ley natural, una etapa en la que dichas leyes se fusionaban con el cuerpo.

Las leyes naturales se basaban en la iluminación del Dao que acompañaba a la Tercera Separación. La Búsqueda del Dao era el momento de ver si los Daos de las tres Separaciones estaban en conflicto. Era una introspección con respecto al corazón, y no podía ser interferido ni influenciado de ninguna manera.

Si uno había estado acertado con su Dao, entonces eso era todo. Si se habían equivocado, no había nada que hacer. Si era correcto… uno entraría en la Búsqueda del Dao. Si era incorrecto… el Dao desaparecería.

Por lo tanto, ésta llamada aura, era un aura del Dao.

Cuando el aura se extendió, los Cultivadores de los alrededores jadearon. Sir Jian, el Reverendo del Dao Marchito y el Patriarca de la Separación del Espíritu del Clan Song estaban especialmente conmocionados. Observaron en estado de shock cómo el poder del puño de Meng Hao se conectaba con el de la gran espada.

¡BOOOMMMMMM!

La gran espada dorada se rompió en pedazos que se arremolinaban como pétalos de flores. La marioneta se sacudió violentamente y aparecieron numerosas grietas en su superficie. Cuando se extendieron, una expresión de sorpresa apareció en el rostro de la marioneta, y luego explotó en miles de pedazos.

Cuando estalló la marioneta, los seis Cultivadores en su interior, incluido el hombre de la armadura dorada, escupieron sangre. Sus cuerpos se marchitaron y sus expresiones se llenaron de asombro mientras se retiraban a toda velocidad.

En cuanto al puño de Meng Hao, perdió su aura del Dao.

Después de todo, el poder provenía de la fuerza que había obtenido al usar la Gran Magia del Demonio de Sangre, y no desde dentro de sí mismo. Ahora que la energía había sido liberada por su primer golpe, era incapaz de hacer un segundo golpe similar.

“¡Mientras más lucho con la Gran Magia del Demonio de Sangre, más feroz se vuelve!” Mientras sus ojos destellaban, disparó tras las seis figuras que se retiraban.

Las tres Divinidades Nacientes perseguidas por los seis Patriarcas de la Secta del Demonio de Sangre fueron incapaces de escapar; en este punto ya habían sido sellados y recogidos. La base de poder de la Secta Escarcha Dorada en el área ahora se debilitó significativamente.

Al ver a Meng Hao volar hacia él, el hombre de la armadura dorada sintió de repente que su corazón se tensaba de ansiedad. Apretando los dientes, gritó: “¡¡La Secta Escarcha Dorada te dará un Lago Dao de 3.000 metros!!”

“¡Uno no es suficiente!” Gritó uno de los seis Patriarcas. “¡Danos dos!”

“Maldición…” Los Cultivadores de la Secta Escarcha Dorada se quejaron, y el rostro del hombre con armadura dorada cayó. Había tenido miedo de la fuerza de Meng Hao antes, y en realidad no quería terminar luchando contra él. Estaba a punto de aceptar cuando…

Los ojos de Meng Hao se posaron en Gordito, que estaba sentado al lado del Lago Dao mirando a la Proyección Dao.

Luego miró al otro Lago y lo señaló. “Dame ese Lago.”

El hombre de la armadura dorada se quedó boquiabierto por un momento, luego rápidamente asintió con la cabeza. Miró a Gordito, y finalmente juntó las piezas del rompecabezas. En este punto, se dio cuenta de que la razón por la que Meng Hao no había hecho un movimiento contra ellos antes no fue por ser precavido con respecto a la Secta Escarcha Dorada, sino por Li Fugui.

La Secta Escarcha Dorada se retiró al Lago Dao con la Proyección Dao, y la Secta del Demonio de Sangre ocupó otro Lago Dao de 3.000 metros. A partir de ahora, ¡Tenían un total de cuatro!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente