ISSTH 697 – ¡Cien Mil Montañas!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

¡La Formación Hechizos de niebla negra estaba rota!

Meng Hao emanaba una cruel intención asesina mientras emergia de su interior y giraba violentamente su mano derecha, aplastando instantáneamente la vida del Patriarca de la Primera Separación de la Secta Tamiz Negro. Meng Hao aflojó su agarre, haciendo que el cuerpo del anciano cayera al suelo, con sus huesos totalmente hechos añicos

Meng Hao ni siquiera pensó en su bolsa de almacenamiento.

Detrás de él, el Lirio de la Resurrección se balanceaba, emanando su aura viciosa.

El Lirio de la Resurrección había estado listo para usarse tan pronto como Meng Hao completó su Segunda Separación.

Además, la fuerza vital dentro de Meng Hao provenía de Da Nu, un Lirio de la Resurrección de Siete Colores. Debido a eso, aunque habían estado durante mucho tiempo en una lucha de vida o muerte con el Lirio de la Resurrección, después de borrar su voluntad, ahora era fundamentalmente amable.

Tal amabilidad hizo que hubiera una conexión inquebrantable entre ambos

Tal conexión reemplazaba a la de los Tesoros de la Separación del Espíritu creados por la mayoría de los Cultivadores.

A partir de este momento, no había nadie más en el mundo de Meng Hao, excepto por la figura dentro del Quemador de Incienso. En el instante en que salió de la Formación de Hechizos, se transformó en un humo verde y se disparó directamente hacia la Primera Montaña.

Se podían ver la conmoción en los rostros de los dos Cultivadores de la Separación del Espíritu junto al Quemador de Incienso. El Patriarca en la Segunda Separación voló por el aire y gritó: “¡Alto!”

Al mismo tiempo, todos los discípulos de la Secta Tamiz Negro debajo de la montaña volaron para crear una gran Formación de Hechizos. El poder del Cielo y la Tierra descendió, y las Cien Mil Montañas volvieron a emitir Energía Espiritual.

La Formación de Hechizos surgió con un poder increíble.

El Patriarca de la Tercera Separación no voló, sino que se levantó y puso su mano sobre el Quemador de Incienso. Inmediatamente sus ojos destellaron y comenzó a girar su base de Cultivo.

¡Estaba usando el poder de su base de Cultivo para realizar el refinamiento!

“Este hombre no es débil…”, pensó. “El hecho de que haya llegado hasta aquí me deja con la duda de si puedo derrotarlo o no. Por lo tanto, perturbaré sus emociones. Teniendo en cuenta la base de Cultivo de Zhou Tie y la Formación de Hechizos formada por los otros discípulos, si su corazón está en caos, existe una alta probabilidad de que pueda ser derrotado.”

Tan pronto como Meng Hao emergió, se encontró con la resistencia del Patriarca de la Segunda Separación.

El intenso deseo de matar estaba impreso en la expresión de Meng Hao, especialmente cuando vio al Patriarca de la Tercera Separación junto al Quemador de Incienso, intentando acelerar el proceso de refinación.

Los ojos de Meng Hao se volvieron completamente rojos.

“¡LÁRGATE!” Rugió, agitando su manga. Al instante, el Patriarca de la Segunda Separación fue lanzado hacia atrás con sangre brotando de su boca. Estaba completamente asombrado, pero su intento de bloquear el camino de Meng Hao en realidad lo había detenido un poco.

Simultáneamente, los cientos de miles de Cultivadores debajo estaban desatando rápidamente el poder de la Formación de Hechizos. Una luz brillante se elevó por el aire y luego envolvió completamente el área. Sorprendentemente, miles de figuras brillantes se dispararon por el aire, una tras otra. Parecían almas brillantes, y representaban a todos los innumerables discípulos de la Secta Tamiz Negro.

Rápidamente dispararon en formación hacia Meng Hao en un intento de bloquear su camino.

“¡Veamos cómo atraviesas esto!”, Dijo el Patriarca de la Segunda Separación con un tono malévolo. Cuando su voz resonó, la Formación de Hechizos giró, haciendo que los colores en el cielo y en la tierra se desvanecieran. El viento giró, y la Energía Espiritual de las Cien Mil Montañas surgió.

“¿Están buscando morir?”, Dijo Meng Hao, y su intención asesina surgió. Se lanzó hacia adelante y levantó la Bandera de Tres Serpentinas. Además, aparecieron las Habilidades Divinas del Inmortal de Sangre, que instantáneamente causaron muerte y destrucción.

Constantemente resonaban gritos miserables. El increíble poder de la base de Cultivo de Meng Hao hacía parecer que estos enemigos no eran más que insectos. Sin embargo, la gran cantidad de discípulos de la Secta Tamiz Negro era tal, que era imposible matarlos a todos en un corto período de tiempo.

El Patriarca de la Segunda Separación se le acercaba cautelosamente para lanzarle ataques furtivos cada vez que le era posible.

Cada vez que él y Meng Hao intercambiaban golpes, resonaban increíbles explosiones. Cada vez, el Patriarca de la Segunda Separación tosía sangre, y su corazón se llenaba de asombro.

Fuera de la Formación de Hechizos, el Patriarca de la Tercera Separación de la Secta Tamiz Negro aceleraba el proceso de refinación cada más.

Justo en este momento, el grito lastimero de Xu Qing sonó desde el interior del Quemador de Incienso, lleno de debilidad, y provocó que Meng Hao se volviera loco.

“¡Todos ustedes, MUERAN!” Repentinamente levantó sus manos, y luego las empujó hacia el suelo. Cuando eso sucedió, la tierra debajo comenzó a temblar. El cabello de Meng Hao se agitó salvajemente, y venas azules se hincharon en su frente. Parecía estar cayendo en un tipo de locura nunca antes vista.

“¡Encantamiento de Consumo de Montaña! ¡Cien mil montañas, levántense!” Meng Hao echó la cabeza hacia atrás y dejó escapar un rugido impresionante. Debajo, el suelo se agitó como si fuera líquido, y las Cien Mil Montañas de la Secta Tamiz Negro comenzaron a temblar.

Parecían estar a punto de separarse de sus cimientos, como si una fuerza indescriptiblemente poderosa se hubiera transformado en cien mil manos que ahora intentaban arrancar las montañas de la tierra.

¡Este… era el Encantamiento de Consumo de Montaña!

¡El Encantamiento de Consumo de Montaña, impulsado por el Estrato Eterno de la base Cultivo de la Segunda Separación de Meng Hao!

¡Cuando se desencadenó el encantamiento, fue impactante para los Cielos y pudo hacer que la Tierra temblara!

“¡LEVÁNTENSE!” Rugió Meng Hao. Las Cien Mil Montañas temblaron nuevamente, y esta vez 10,000 montañas fueron violentamente arrancadas de sus bases. Riscos y peñascos cayeron mientras las montañas se elevaban en el aire.

En sus fondos irregulares, las raíces de las plantas se rompieron y quedaron colgando, algunas de solo unos metros de largo, otras de varias docenas.

Esta vista dejó a todos en la Secta Tamiz Negro completamente estupefactos. Eso incluía  a los discípulos ordinarios, a los Ancianos del Alma Naciente e incluso a los dos Patriarcas de la Separación del Espíritu. Su asombro había alcanzado el pináculo.

“¡¿Quien es ese?! ¿Por que se ve tan familiar…?”

“¡A mí también me parece familiar! ¿Qué está haciendo exactamente?”

“¡Maldita sea! ¡¿Qué Habilidad Divina es esa?!”

Sonidos retumbantes llenaban el aire, mientras todos estaban estupefactos. Las Cien Mil Montañas de la Secta Tamiz Negro estaban siendo desarraigadas. En este momento, bastantes personas se dieron cuenta de que Meng Hao les parecía familiar, como si lo hubieran visto antes en algún lugar. Sin embargo, considerando lo rápido que sucedía todo, no podían recordar exactamente cuándo habían visto a un experto tan temible.

“¡¡Detenganlo!!” bramó el Patriarca de la Tercera Separación. Las Cien Mil Montañas eran la base de toda la Secta Tamiz Negro, eran la base que les garantizaba un crecimiento a largo plazo. Además, las Formaciones de Hechizos protectores en la Secta requerían su Energía Espiritual para operar.

Por esos motivos… si las Cien Mil Montañas realmente eran arrancadas del suelo… a pesar de que la Secta no podría considerarse completamente destruida… ¡Esencialmente, lo estaría!

En este punto, la cuestión de refinar a Xu Qing era relativamente insignificante. El Patriarca la Tercera Separación inmediatamente se adelantó y disparó hacia Meng Hao. Todo discípulo de la Secta Tamiz Negro que todavía no lo había hecho, hizo caso omiso del peligro y cargó contra Meng Hao.

Meng Hao ahora estaba rodeado por la Bandera de Tres Serpentinas, el vil Lirio de la Resurrección, y por 10,000 símbolos mágicos que acababan de salir de su bolsa de almacenamiento. Los símbolos mágicos se congregaron juntos en una tempestad que se extendió en todas las direcciones.

¡¡BOOOOM!!

Miles de montañas entre las Cien Mil Montañas fueron arrancadas de sus bases. Se alzaron para flotar en el aire, y comenzaron a emanar Energía Espiritual caóticamente en todas las direcciones.

“Diganme, ¿Conocen el miedo ahora?” Meng Hao evantó su cabeza y se rió maniaticamente. Sus ojos estaban rojos y la intención asesina que emanaba era monstruosa. Apretando los dientes, una vez más rugió: ¡Encantamiento de Consumo de Montaña! ¡¡LEVÁNTENSE!!”

¡¡BOOOM!!

Otras 10.000 montañas fueron arrancadas de sus bases y comenzaron a flotar. Justo ahora, mas de 20,000 montañas flotaban en el aire. Las 80,000 montañas restantes temblaron violentamente y comenzaron a emitir ruidos incesantes y ensordecedores. Ocasionalmente, los picos de algunas montañas se desprendieron y flotaron en el aire.

Meng Hao estaba rodeado por las Habilidades Divinas de los discípulos de la Secta Tamiz Negro, incluidos los Patriarcas de la Segunda y Tercera Separación. Casi se volvieron locos en sus intentos de llegar hasta él.

La sangre brotó de la boca de Meng Hao, pero luego, el poder de su Estrato Eterno estalló, dejando a todos los demás llenos de asombro e incredulidad.

¡Las heridas de Meng Hao se curaron en un instante!

¡Poseía el Estrato Eterno y un Alma prácticamente Eterna!

¡Un Alma Inmortal que, mientras permaneciera intacta sólo una astilla, podría vencer a la muerte y uno podría volver a la vida!

Con el Estrato Eterno, mientras una gota de sangre sobreviva, ¡Uno puede vivir de nuevo!

“¡¿No se han levantado todavía?!” Rugió Meng Hao. El retumbar se extendió por el aire y las bases de otras 30,000 montañas fueron separadas de la tierra, para elevarse en el aire. Actualmente, más de 50,000 montañas flotaban en el aire.

Más de la mitad de la cordillera estaba flotando. Justo ahora, sin su presión para suprimir las venas de Energía Espiritual que recorrían la tierra, la Energía Espiritual en el área estaba en un completo caos. La Energía Espiritual se disparó, rompiendo la vegetación y los árboles, ¡Haciendo que toda la tierra comenzará a quedar desértica!

A estas alturas, los violentos acontecimientos habían atraído la atención de todo el Dominio Sur.

En la Secta Destino Violeta, Píldora Demonio estaba en medio de una sesión de meditación aislada cuando su rostro repentinamente se oscureció.

Se puso de pie y levantó su cabeza. Lo que vio en ese momento fue una gota de sangre flotando sobre la Secta Destino Violeta.

La gota de sangre era de color rojo brillante, y tan pronto como apareció, se extendió, formando un escudo de sangre que cubrió toda la Secta Destino Violeta.

“Patriarca Demonio de Sangre, ¿Qué estás haciendo?”, Gritó Píldora Demonio, volando por el aire. Simultáneamente, innumerables Cultivadores volaron desde el interior de la Secta Destino Violeta.

Píldora Demonio agitó su manga y el mundo tembló. Un poder masivo disparó hacia el escudo de sangre, provocando una enorme explosión. El escudo de sangre tembló, pero permaneció en su lugar.

Un hombre antiguo con una túnica roja apareció fuera del escudo y miró hacia la Secta Destino Violeta. “Compañero Daoísta Píldora Demonio, esta sangre es de la antigua Secta del Demonio Inmortal. ¿De verdad crees que puedes destruir la sangre de un Rey Demoníaco?”

¡Este viejo no era otro que el Patriarca de la Secta del Demonio de Sangre del Dominio Sur! *

Según las leyendas, en lo profundo de la Secta del Demonio de Sangre acechaba un Gran Demonio del Cielo y la Tierra. Había estado dormido durante muchos años, y solo ocasionalmente se despertaba. ¡Ese Demonio Mayor era la Reserva de Dao de la Secta del Demonio de Sangre!

Normalmente hablando, lo que la gente veía fuera de la Secta era a este Patriarca Demonio de Sangre.

“No he venido con malas intenciones…”, continuó el viejo. “He utilizado esta sangre, un tesoro especial, con el propósito de restringirte durante siete días.”

“Después de que hayan transcurrido los siete días, el escudo se desvanecerá. En cuanto a la gota de sangre… puedes conservarla como una forma de disculpa.”

“¡Tú!” Dijo Píldora Demonio, y su rostro se volvió sombrío. Fuera del escudo de sangre, el anciano vestido de rojo se volvió y desapareció en la distancia.

Escenas similares se desarrollaron al mismo tiempo en la Secta Escarcha Dorada, la Secta Espada Solitaria, el Clan Li y el Clan Song. En total, cinco gotas de sangre aparecieron en el Dominio Sur, cubriendo la sede de todas las superpotencias.

¡Las gotas de sangre se convirtieron en sellos, evitando que cualquiera saliera de las Sectas e incluso evitando que sus Reservas de Dao despertaran!

“¡¿Qué está haciendo la Secta del Demonio de Sangre?!”

Eso era lo que todos se preguntaban. Sin embargo, lo que los sorprendió aún más fue que el cielo… ¡Se volvió completamente rojo!

Momentos atrás, 100,000 discípulos de la Secta del Demonio de Sangre habían aparecido en el aire sobre el Dominio Sur. Todos y cada uno de los discípulos se abrieron sus muñecas y comenzó a brotar su sangre.

Li Shiqi, que flotaba en su centro exacto, levantó una botella mágica extraña. Dentro de esta botella había una gota de sangre dorada que voló y absorbió toda la sangre fresca. La sangre dorada se volvió de un color rojo brillante, después de lo cual las demás gotas comenzaron a extenderse, formando un enorme escudo rojo que cubrió todo el Dominio Sur.

¡El Dominio Sur estaba sellado!

Un sello tan grande no podía conservarse por mucho tiempo. A lo sumo… ¡Siete días

En el momento en que ocurrió el sellado, Meng Hao estaba en la Secta Tamiz Negro, terminando de destruir 50,000 enormes montañas. La Energía Espiritual ahora estaba en caos y se extendió por todo el Dominio Sur.

El escudo color sangre impidió que las ondas se escaparan. Ninguna de las super Sectas o Clanes del Dominio Sur lo descubriría… tampoco ninguno de los poderosos expertos.

Mientras tanto, en las profundidades de la Secta del Demonio de Sangre, existía un estanque de color sangre.

Dentro del estanque, un hombre estaba sentado con las piernas cruzadas, meditando. Estaba extremadamente marchito y casi parecía un cadáver. Repentinamente, abrió sus ojos y se llenaron de una antigüedad ilimitada.

“He estado esperando por tanto tiempo. ¡Finalmente ha llegado el día!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente