ISSTH 681 – La Gran Magia de Arrebato de Fundación

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“¿Qué gloria y honor, P*rra?” Enfureció Meng Hao desde el Carro de Guerra. Originalmente era un erudito, y no era el tipo de persona que maldecía a los demás. Sin embargo, después de que el Loro despertó, tuvo una influencia bastante perversa sobre él, e inevitablemente aprendió a maldecir.

Desafortunadamente, después de todos estos años, solo había dominado esta maldición.

El Décimo Patriarca del Clan Wang se rió con una voz ronca. Su sonido estaba lleno de antigüedad, como un viento frío que sopla desde algún lugar ubicado hace incontables años.

“Lo siento…”, dijo, “Pero todas las mujeres de mi familia inmediata están muertas. Si lo deseas, podríamos hacer un trato. Me encantaría entregarte sus esqueletos. ¿Qué piensas?”

La expresión de Meng Hao era extremadamente fea mientras avanzaba en el Carro de Guerra. El Décimo Patriarca del Clan Wang continuó siguiéndolo, y actualmente se estaba acercando a Meng Hao.

Meng Hao podía sentir claramente que su propio cuerpo emitía continuamente niebla blanca. Estaba invadido por el dolor de tener algo en su interior separándose de sí mismo, lo que causó que un destello de ansiedad brillara en sus ojos.

“¡Todavía no es hora de usar la Espada Inmortal!”, Pensó.

“¡Gran Magia de Arrebato de Fundación!”, Dijo el Décimo Patriarca del Clan Wang. Su voz resonó en todas las direcciones, pero Meng Hao fue incapaz de mirar hacia atrás. Sin embargo, podía sentir que la velocidad con la que la niebla blanca salía de él, aumentó varias veces. Un dolor indescriptible lo invadió, y no pudo evitar soltar un grito abatido.

Sorprendentemente, venas rojas se podían ver pulsando en su rostro y, de hecho, en todo su cuerpo. ¡Casi parecía como si fuera a ser hecho pedazos, de adentro hacia afuera!

Meng Hao comenzó a temblar, y la sangre brotó de su boca. Ahora no podía seguir empleando el Qi del Inmortal que Muestra el Camino, por lo que el Carro de Guerra se detuvo y se encogió. Lo metió en su bolsa de almacenamiento y luego, soportando el intenso dolor, levantó su mano derecha para producir la Bandera de Tres Serpentinas. La agitó frente a él, y al instante, una densa niebla se extendió por los alrededores.

Debajo de él, el agua de mar negra aparentemente interminable pareció casi congelarse en su lugar. ¡Ni una sola onda se podía ver en su superficie!

El Décimo Patriarca del Clan Wang flotaba en el aire a cierta distancia, sonriendo a Meng Hao.

Era una sonrisa espantosa, llena de codicia, casi como si para él, Meng Hao fuera comida. Su expresión hizo que el cuero cabelludo de Meng Hao se entumeciera.

Rápidamente agitó la Bandera de Tres Serpentinas, haciendo que una monstruosa niebla negra se extendiera hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang.

“Ese objeto mágico… me parece un poco familiar…”, dijo el Décimo Patriarca del Clan Wang, con los ojos brillantes. Realizó un encantamiento con su mano derecha, y luego señaló hacia adelante.

“Ocaso de la luna sobre el mar”, dijo con su voz ronca. A sus pies, el agua de mar negra se volvió violeta, e inmediatamente, una luna de color rojo se alzó desde sus profundidades.

La aparición de la luna roja hizo que las llamas llenaran el mundo, transformándose en una bola de fuego masiva que se disparó hacia la Bandera de Tres Serpentinas de Meng Hao.

Cuando se estrellaron entre sí, la Bandera no sufrió daños, pero la niebla negra se desmoronó de inmediato. La luna roja, por otro lado, se desvaneció como una lámpara sin aceite, completamente derrotada.

Luego, la Bandera de Tres Serpentinas se expandió, extendiéndose para borrar el cielo y encerrando a Meng Hao y al Décimo Patriarca del Clan Wang.

El rostro del Décimo Patriarca del Clan Wang cambió su expresión y dijo: “Ese tesoro… me es muy familiar. ¡Estoy seguro de que lo he visto antes en alguna parte!”

Pareciendo muy serio, realizó un encantamiento con ambas manos, luego las levantó por encima de su cabeza y se tocó las diez yemas de los dedos.

“¡Poder del sol naciente, dispersa toda la oscuridad de la noche!”

En ese momento, todo estaba completamente oscuro, sin luz por ninguna parte. La Bandera de Tres Serpentinas parecía haberse convertido en parte de la oscuridad de la noche.

Sin embargo, un rayo de luz salió disparando desde el Décimo Patriarca del Clan Wang y comenzó a circular a su alrededor. Era casi como si se hubiese convertido en un sol naciente en medio de la noche oscura.

Un resplandor brillante comenzó a extenderse en todas las direcciones, y su poder comenzó a disipar el poder de la noche oscura. ¡La negrura ilimitada se desvaneció bajo la luz, y fue completamente desechada!

Meng Hao no pudo soportarlo, y la sangre salió de su boca. La Bandera de Tres Serpentinas retumbó y comenzó a emanar un brillo tenue. Luego voló hacia atrás, al mismo tiempo que se encojia. El mundo entero se ilumino con un brillo radiante, con el Décimo Patriarca del Clan Wang flotando en el aire. Si uno lo miraba, ¡Era imposible saber si era una persona o un sol!

La mente de Meng Hao tembló. ¡Esta era una Habilidad Divina, una Magia Daoísta de la que nunca había oído hablar!

“¡¿Qué Habilidad Divina es esta?!” Un temblor recorrió su cuerpo, y la sangre brotó de su boca. Cuando la luz del sol disipo la oscuridad de la noche, también lo considero parte de la noche. Su cuerpo estalló en llamas, y dejó escapar un grito agudo.

Un brillo violeta destelló en sus ojos mientras se curaba frenéticamente. Sin embargo, en medio de los estruendosos sonidos retumbantes cayó hacia el mar.

La voz del Décimo Patriarca del Clan Wang se llenó de orgullo cuando dijo: “Ese fue otro arte creado personalmente por el antepasado del Clan Wang. Que lo hayas visto con tus propios ojos significa que puedes tener una sonrisa en tu rostro mientras vas al inframundo.”

Su rostro estaba un poco más pálido que antes; Claramente, no era una cosa simple usar el arte que acababa de realizar. Si no fuera por el hecho de que necesitaba terminar la batalla, no lo habría usado.

El resplandor brillante se extendió por los alrededores, y el agua de mar se estaba volviendo violeta. Cuando Meng Hao salió del agua, los ojos del Patriarca del Clan Wang se oscurecieron.

“¿Incluso ahora, todavía no desata el poder de esa Espada Inmortal?”, Pensó. “Cuando llegué, solo podía usar aproximadamente la mitad de su poder. Ahora, al borde de la muerte, todavía no la utiliza… ¡Por lo tanto, puedo estar un setenta por ciento seguro de que la Espada Inmortal ahora es inútil!” De repente voló por el aire, estirando su mano derecha para agarrar a Meng Hao.

“¡Gran Magia de Arrebato de Fundación!” Un resplandor negro se extendió desde los cinco dedos de su mano derecha. Luego la luz se transformó en algo similar a un agujero negro y emanó una impactante fuerza gravitacional.

La persona entera de Meng Hao parecía estar en descomposición. Su carne estaba lacerada y rasgada, su cabello se había caído, y se veía extremadamente marchito. Su fuerza vital se desvanecía rápidamente. En comparación con la base de Cultivo de la Búsqueda del Dao del Décimo Patriarca del Clan Wang, la propia base de Cultivo de Meng Hao… era demasiado débil.

En ese momento, cuando el Décimo Patriarca del Clan Wang se acercó, la locura ardió en los ojos de Meng Hao. A pesar del hecho de que sus vasos sanguíneos estaban rotos y estaba gravemente herido, aun así logró golpear su bolsa de almacenamiento con la mano derecha.

En ese instante, apareció una jarra de alcohol y él tomó un trago. Justo entonces se pudo ver también la Espada Inmortal, y escupió el alcohol de su boca sobre ella.

El Qi Inmortal explotó, extremadamente rápido y feroz. Cuando el Décimo Patriarca del Clan Wang vio que Meng Hao estaba a punto de atacarlo, su corazón tembló, sin embargo, después de sólo un breve momento, sonrió fríamente. Hacía tiempo que se había preparado exactamente para esta situación. Inmediatamente comenzó a realizar un encantamiento que haría que apareciera un doble de su cuerpo, en su posición exacta.

Sin embargo, fue en este punto que un temblor violento recorrió a Meng Hao. Aparentemente, no podía mantener el control sobre la Espada Inmortal. La sangre brotó de su boca, y todo su brazo derecho explotó en una neblina de carne y sangre, dejando que la Espada Inmortal cayera al mar.

No importaba cómo uno lo mirase, parecía claro lo que había sucedido. Meng Hao no era capaz de manejar el poder de la Espada, y aún así había tratado de controlarla por la fuerza. Su brazo derecho no pudo mantener su poder y terminó explotando.

Meng Hao se rió amargamente, y una mirada de desesperación apareció en su rostro.

“¡No puedo aceptar esto!”, Aulló, con su voz llena de extrema pena e indignación.

El Décimo Patriarca del Clan Wang lo observó sonriendo. A partir de este punto, estaba ochenta por ciento seguro de que la Espada Inmortal ya no sería una amenaza para él. Una expresión feroz apareció en su rostro.

Por supuesto, después de haber vivido tantos años, era astuto, y aún más, cauteloso. A pesar de la situación actual, y que Meng Hao había perdido un brazo, todavía no estaba desprevenido con respecto a la Espada Inmortal.

En lugar de tratar de poner sus manos sobre la Espada Inmortal, se dirigió hacia Meng Hao.

Cuando Meng Hao vio esto, la ira surgió en su corazón. Sin embargo, sólo pasó un momento para que una idea completamente despiadada surgiera en su cabeza. La crueldad de la idea en realidad no iba dirigida hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang, sino a sí mismo.

El Décimo Patriarca del Clan Wang se acercó. Cuando estuvo frente a Meng Hao, levantó su mano derecha y empujó la brillante negrura sobre el pecho de Meng Hao. Luego hundió su mano en la carne de Meng Hao, y sus uñas literalmente rasgaron su carne.

“Tu piel es gruesa y tu cuerpo duro…”, dijo el Décimo Patriarca del Clan Wang. “No está mal. Si pudieras llevar tu cuerpo carnal a la siguiente etapa, entonces tal vez no podría tratar contigo. Pero en este momento… simplemente no es lo suficientemente bueno.” Sus uñas apuñalaron profundamente en el pecho de Meng Hao.

“¡Gran Magia de Arrebato de Fundación!” Una luz extraña apareció en los ojos del Décimo Patriarca del Clan Wang, un sentimiento de sed, de deseo, y de emoción. Sus dedos se apretaron brutalmente, y un agujero negro apareció dentro de Meng Hao.

La fuerza gravitacional que ejerció fue impactante e invadió por completo el cuerpo de Meng Hao.

Su cuerpo comenzó a temblar mientras un dolor impensable lo invadía. Innumerables hebras de color sangre aparecieron por todo su cuerpo. Estos hilos se habían fusionado con el mucho tiempo atrad… ¡Esta era su Fundación Dao Perfecta!

¡Era la base sobre la cual él lograría su Dao en el futuro!

Sin embargo, ahora, los mechones de color sangre se retorcían y se distorsionaban mientras se encogían, succionados implacablemente por el agujero negro en su pecho.

Fueron succionados hacia su pecho desde sus piernas, sus brazos, su cabeza, desde cualquier posición de su cuerpo.

“¡De ahora en adelante, tu Fundación Dao Perfecta me pertenece!”

“¡De ahora en adelante, mi camino hacia la Ascensión Inmortal está abierto!”

“¡Ya no seré un Falso Inmortal, sino un Verdadero Inmortal!”

“¡Seguiré el camino del antepasado y me convertiré en un todopoderoso experto del Cielo y la Tierra!” El Décimo Patriarca del Clan Wang estaba tan emocionado que levantó su cabeza y se rió a carcajadas. Lentamente retiró su mano derecha, y mientras lo hacía, innumerables hebras rojas se extendieron entre ella y el cuerpo de Meng Hao.

Los hilos rojos brillaban resplandecientemente, y cualquiera que los viera pensaría en Perfección. ¡Perfección absoluta!

El cuerpo de Meng Hao se marchitó y envejeció mientras su base de Cultivo se separaba de él rápidamente.

Pudo sentir que su base de la Condensación Qi desaparecía.

Su Pilar Dao también desapareció.

Luego, su Núcleo Perfecto se desvaneció.

Su expresión era vacía, como si hubiera perdido todo el poder para defenderse. Se quedó allí sin comprender, mientras la amargura llenaba su rostro. El dolor sacudió su cuerpo, aunque ni siquiera podía acercarse al dolor que sentía en su corazón.

El Décimo Patriarca del Clan Wang miró los hebras rojas que se acumulaban en su mano, y un intenso deseo brilló en sus ojos. Su corazón se llenó de emoción y euforia. De hecho, estaba más emocionado ahora, que nunca en toda su vida.

En este momento, dejó completamente de lado cualquier preparación que hubiera hecho para defenderse de la Espada Inmortal. Todo su corazón y mente estaban completamente enfocados en extraer la Fundación Dao Perfecta.

Fue entonces, después de que abandonó sus defensas, que un destello frío apareció en los ojos en blanco de Meng Hao.

“¡Cualquiera que quiera tomar mi Fundación Dao primero debe pagar el precio!”

“¡Espada Inmortal!” Los ojos de Meng Hao se llenaron de una locura que hizo temblar la mente del Décimo Patriarca del Clan Wang. De repente, la Espada Inmortal que se había hundido en el mar explotó con un Qi de Espada increíble.

Se disparó desde el interior del agua, moviéndose a una velocidad increíble.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente