ISSTH 680 – ¡Llega el Verdadero Ser!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Meng Hao se paró en el Carro de Guerra mirando cómo el Décimo Patriarca del Clan Wang caía hacia atrás rápidamente. La intención asesina destelló en sus ojos, y agitó una mano, haciendo que la Espada Inmortal de Bronce de Han Shan apareciera.

Las pupilas del Décimo Patriarca del Clan Wang se contrajeron, y no hizo nada para esquivar o evadir. De hecho, un brillo frío apareció en sus ojos, y giró por completo su base de Cultivo, causando que su aura surgiera con un brillo radiante. Las llamas de su Divinidad Naciente incluso comenzaron a quemar su cuerpo.

“Entonces, finalmente desenvainó la espada…” pensó. “Por lo que parece, solo puede usarla una vez más. Usaré este Clon para hacerlo usar todo su poder. ¡Cuando él mate a mi clon, entonces mi verdadero ser puede teletransportarse aquí!” Un extraño brillo apareció en sus ojos.

Justo cuando parecía que Meng Hao iba a atacar con la Espada Inmortal, la Espada de repente desapareció. En ese instante, diez rayos brillantes salieron volando de su bolsa de almacenamiento. El Poder del Tiempo se disparó de ellos mientras se lanzaban hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang.

Se movieron con una velocidad increíble, además, el Décimo Patriarca del Clan Wang se había centrado principalmente en la Espada Inmortal. Por lo tanto, Meng Hao pudo una vez más aprovechar un momento crítico. Las diez puntas de Espada del Tiempo volaron hacia adelante con una velocidad impactante, llevando consigo más de 100,000 años de poder del Tiempo.

A medida que se acercaban al Décimo Patriarca del Clan Wang, su rostro se oscureció. Su cuerpo se marchitó rápidamente, y se retiró de inmediato a toda velocidad. Por supuesto, cuanto más rápido se movía, más rápido se movía el Carro de Guerra.

Meng Hao estaba corriendo contra el reloj, por lo que no contuvo nada de Qi del Inmortal que Muestra el Camino. Empujó el Carro de Guerra hasta que retumbó, disparando hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang.

El Patriarca Wang dejó escapar un rugido furioso, y luego, repentinamente, su brazo derecho explotó. Esta auto detonación lo alejó violentamente, permitiéndole esquivar el ataque. Mientras lo hacía, los ojos de Meng Hao destellaron con intención asesina.

“¡Detonar!” Una punta de Espada, con un valor de 1,000,000,000 de Piedras Espirituales, explotó. Inmediatamente se transformó en una tempestad de Poder del Tiempo que giró en espiral hacia el Décimo Patriarca del Clan Wang, que todavía estaba tratando de esquivar el Carro de Guerra.

Soltó un rugido desolado y provocó que su base de Cultivo explotara con todo su poder dentro de la tempestad. Cuando finalmente logró disipar la tempestad, su cuerpo estaba increíblemente marchito y su rostro ceniciento. Parecía nada más que piel y huesos, y su rostro tenía una expresión extremadamente furiosa.

Meng Hao no tuvo tiempo de sentir dolor en su corazón debido a la pérdida de Piedras Espirituales. Su habilidad para derrotar a este Clon del Décimo Patriarca del Clan Wang dependía, no sólo de su base de Cultivo, sino también… ¡De su riqueza!

Tenía Piedras Espirituales, y tenía los tesoros del Tiempo que desafiaban al Cielo. Detonar las cien Espadas de Madera del Tiempo era solo el comienzo. Las Puntas de Espada del Tiempo eran su carta de triunfo.

¡El Clon del Décimo Patriarca del Clan Wang estaba siendo derrotado por las Piedras Espirituales de Meng Hao!

“¡Detonar!”

Cuando las palabras salieron de la boca de Meng Hao, una segunda punta de Espada del Tiempo explotó. Se produjo una explosión masiva, y una tempestad de tiempo surgió en todas las direcciones. El aire envejeció, el mar se secó, en un abrir y cerrar de ojos, todo pareció avanzar diez mil años.

El Clon del Décimo Patriarca del Clan Wang explotó, y una Divinidad Naciente salió volando, gritando chillonamente.

“¡¡Meng Hao!! ¡Estás MUERTO!” La Divinidad Naciente de repente comenzó a girar, transformándose en un enorme vórtice, dentro del cual destellaron innumerables símbolos mágicos. A medida que giraba, se convirtió en una Formación de Hechizos.

En el centro mismo de la Formación de Hechizos apareció un agujero negro, un pasadizo que conducía a lo desconocido. Desde su interior surgió una presión que Meng Hao nunca había experimentado antes.

Era un aura que causó que el aire alrededor del agujero negro se llenara de crujidos, a medida que aparecían múltiples fisuras.

Cuando vio las fisuras, las pupilas de Meng Hao se contrajeron mientras observaba cómo se extendían para formar lo que parecía una forma elíptica.

Desde la distancia, ¡Realmente parecía un ojo!

El vórtice de la Formación de Hechizos era el iris, el agujero negro era una pupila y el área que lo rodeaba era el blanco del ojo. En cuanto a las fisuras, eran… ¡Venas de sangre!

Todo el cuerpo de Meng Hao se enfrió; La intensa presión que pesaba sobre él lo hizo sentir como si estuviera a punto de explotar.

Lo que fue aún más impactante era que el ojo parecía estar fijo en él… Podía sentir claramente algo dentro de su cuerpo, algo que hacía tiempo que se había fusionado con él, comenzó a temblar, como si lo estuvieran extrayendo con fuerza.

Meng Hao no estaba seguro de cómo describir exactamente qué era, pero podía sentirlo vagamente. Finalmente, se dio cuenta de que era su base. ¡Su base estable y sólida, construida en estos doscientos años de Cultivo!

“Fundación Dao…” pensó, jadeando. Casi podía escuchar los latidos de su corazón; todo a su alrededor ahora estaba completamente en silencio.

Lo único que se movía era el vórtice…

Meng Hao quería luchar, pero por el momento, sentía como si su cuerpo no estuviera bajo su propio control. No podía mover ni un músculo, y parecía que su base interna estaba a punto de separarse de él. De hecho, incluso podía ver lo que parecía ser niebla blanca saliendo de su nariz y boca. No solo de su nariz y su boca, sino también de sus ojos, oídos y, de hecho, por todos los poros de su cuerpo.

¡Esta no era su fuerza vital, esta era su Fundación Dao!

“¡Mi Dao, es libertad e independencia!” 

Los ojos de Meng Hao se pusieron rojos cuando, en ese mismo momento, su base de Cultivo comenzó a girar explosivamente. Fue una erupción forzada que le hizo toser tres bocanadas sucesivas de sangre. Su cuerpo comenzó a consumirse, pero a cambio, ahora podía moverse nuevamente.

Sin embargo, en ese momento, se pudo escuchar un suspiro desde el vórtice. El sonido apuñaló los oídos de Meng Hao, haciéndole temblar. Tosió otra bocanada de sangre, y su rostro se puso blanco como la muerte mientras veía un ataúd emergiendo lentamente del interior del vórtice.

Tan pronto como apareció el ataúd, un aura antigua se filtró de él para extenderse por todo el Tercer Anillo. Todos los Demonios del Mar debajo del agua se quedaron inmóviles de inmediato. Incluso los Demonios del Mar en el Segundo Anillo temblaron.

En todo el Mar de la Vía Láctea, todos los Cultivadores, todas las formas de vida, de repente se quedaron quietos y en silencio.

El mar no se movió. El mundo estaba quieto. Solo existía la antigüedad, que se extendía para abarcar todo.

¡Esta era la Búsqueda del Dao!

¡El verdadero pico de la Búsqueda del Dao!

Meng Hao no necesitaba especular. Inmediatamente supo que este… era el verdadero ser del Décimo Patriarca del Clan Wang.

¡El verdadero ser finalmente había llegado!

El cuero cabelludo de Meng Hao se adormeció y sus ojos estaban completamente inyectados en sangre. Sin la menor vacilación, agitó su mano e inmediatamente provocó que siete de las restantes ocho Puntas de Espada del Tiempo, volaran hacia el vórtice.

“¡DETONAR!”, Rugió con voz ronca. Se produjo un gran estallido y las siete Puntas de Espada del Tiempo explotaron, transformándose en una terrible tormenta de Poder del Tiempo.

Al mismo tiempo, Meng Hao no dudó ni un momento en sacar la Espada de Han Shan. Levantó la jarra de alcohol de bronce y tomó un trago, que luego escupió. El Qi de Espada se extendió y la Espada Inmortal surgió con la última hebra de Qi de Espada que había guardado.

Una tempestad de tiempo rasgó el vórtice e incluso el ataúd comenzó a marchitarse. En un abrir y cerrar de ojos, aparecieron grietas por todas partes.

Sin embargo, mientras la tempestad se desataba, una mano marchita se extendió desde el interior del ataúd. Comenzó a apretarse en un puño, y la violenta tempestad del Tiempo inmediatamente comenzó a encogerse en su interior. Cuando estuvo completamente adentro, el puño se apretó con fuerza.

¡BOOOOM!

La tempestad se desvaneció y un anciano se levantó lentamente del ataúd. Llevaba prendas funerarias y parecía extremadamente demacrado y frágil. Su rostro estaba un poco sonrojado, pero el rubor desapareció rápidamente, dejando su rostro blanco pálido.

Sus ojos no eran grandes, pero el sentimiento de antigüedad que emanaba de ellos era extremadamente intenso. Miró a Meng Hao y sonrió. Pero luego notó la Espada Inmortal que sostenía Meng Hao, y sus pupilas se contrajeron.

La sonrisa hizo que el cabello de Meng Hao se pusiera de punta. Era una sonrisa que no reveló dientes en su boca; Este hombre era antiguo hasta el extremo.

Mientras el anciano sonreía, Meng Hao levantó la Espada Inmortal. El Qi de Espada se enfureció y produjo una canción extremadamente impactante. Sin embargo, antes de que la Espada pudiera atacar, un temblor recorrió a Meng Hao y tosió una bocanada de sangre.

“¡Maldita sea!” Su rostro se puso pálido, e hizo circular el Qi Inmortal del Inmortal que Muestra el Camino. El Carro de Guerra retumbó y salió disparado a la distancia. Un brillo de previsión apareció en los ojos de Meng Hao, y él jadeó.

Él no utilizó intencionalmente la Espada, haciendo parecer que ésta no tenía poder a proposito. Podía decir por su encuentro con los Clones del Décimo Patriarca del Clan Wang que él desconfiaba de esa Espada.

Como ese era el caso, Meng Hao se negó a creer que no estaba preparado para ello. Todos sabían que el mejor momento para usar algo era cuando uno podía hacerlo junto con el elemento sorpresa.

“Este tipo es un zorro viejo y astuto. Definitivamente está preparado para la Espada. Si quiero usarla, tengo que atraparlo con la guardia baja. Mi base de Cultivo no es rival para la suya; Si quiero trascender esta Tribulación, ¡Tengo que usar mi ingenio!”

“Usar la Espada Inmortal en el momento adecuado… ¡Es la clave de la victoria!” El rostro de Meng Hao estaba sombrío. Pensar en cómo este oponente había aplastado la tempestad del Tiempo con un solo puño, lo dejó temblando de miedo.

“¡Este es el pico de la Búsqueda del Dao, el poder de un Falso Inmortal!” Meng Hao había sentido personalmente el poder aterrador del Décimo Patriarca del Clan Wang, y entendió bien la gran diferencia entre los dos. También era muy consciente de que la niebla blanca que había comenzado a salir de él era la Perfección que él poseía. Justo ahora, había sido forzada a salir de él. Pensarlo era aterrador.

“No hay necesidad de correr…”, dijo una voz ronca detrás de Meng Hao. “Tu vida ha sido preparada para mí. Es tu destino…” La antigua voz resonó en todas las direcciones. Parecía que el viento se estaba pudriendo, y cuando Meng Hao escuchó la voz, todo su cuerpo se volvió tan frío como el hielo.

No se volvió para mirar hacia atrás, sino que vertió todo el poder del Inmortal que Muestra el Camino en el Carro de Guerra. En un abrir y cerrar de ojos, se había lanzado a la distancia con una velocidad sorprendente e increíble.

“Sabía de ti cuando estabas en la Fundación Establecida. He estado esperando durante muchos años la oportunidad de alcanzar la Ascensión Inmortal, y tú… eres esa oportunidad.” La voz del Décimo Patriarca del Clan Wang parecía más cercana esta vez.

Las venas sobresalían del pálido rostro de Meng Hao. No podía sacar más poder del Qi del Inmortal que Muestra el Camino. El Qi Inmortal atravesaba sus canales de Qi y fluía hacia el Carro de Guerra.

La velocidad con la que se movía era increíble. El agua del mar ya no era la del Tercer Anillo. Era negra, lo que indicaba que había entrado en el Segundo Anillo.

“Este es el Dao del Karma. Es una decisión tomada por el destino. No te puedes negar.”

“¿Crees que puedes rechazar el Dao del Karma? ¿Crees que puedes rechazar las elecciones del destino? Ya que no puedes rechazarlas, ¿Por qué no me das voluntariamente tu Fundación Dao? El día que llegue a la Ascensión Inmortal, estarás en el inframundo de la Cuarta Montaña. Incluso después de haber bebido el té de la anciana Meng, y haber olvidado todo acerca de tu vida pasada, aún tendrás un sentimiento de gloria y honor.”

Esta vez, parecía que el Décimo Patriarca del Clan Wang estaba justo a su lado. *


* La Anciana Meng, o Meng Po , es una figura de la mitología china. Ella trabaja en el inframundo y les da a las personas un té que les hace olvidar todo sobre sus vidas pasadas. El caracter “Meng” es el mismo que el de Meng Hao.

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente