ISSTH 677 – ¡La Resonancia de un Gran Dao!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

¡La Primera Cuchilla de la Separación del Espíritu!

¡El Primer Dao de la Separación del Espíritu!

Meng Hao se sentó con las piernas cruzadas en el fondo del Mar de la Vía Láctea. A su alrededor, los restos de huesos formaban el contorno de una flor. Entre las algas que se balanceaban, el esqueleto latía con una tenue luz, que gradualmente se volvió de un color blanco horrible, como el de los huesos.

Ésta presionó el Lirio de la Resurrección de cinco colores, suprimiéndolo, mientras luchaba frenéticamente.

El cuerpo de Meng Hao se marchitó. Continuó haciéndose cada vez más débil, hasta que se asemejo a una bolsa de huesos. Sin embargo, sus ojos brillaban con una fuerza vital sin precedentes.

Era como si estuviera encarnando el Dao; toda su mente, corazón y voluntad estaban enfocados en sus ojos, que descansaban en la Cuchilla multicolor frente a él.

Él ignoró por completo todo en el mundo exterior. ¡Todo su enfoque estaba en esa Cuchilla!

¡La Cuchilla se movió, y se elevó lentamente!

Mientras lo hacía, la Cuchilla en los Cielos, que contenía innumerables constelaciones, también se elevó alto, iluminando con su brillo las tierras del Cielo Sur.

Inmediatamente, olas gigantescas se alzaron en todo el Mar de la Vía Láctea, chocando y retumbando por todas partes. El movimiento de la Cuchilla incluso causó que el Mar Violeta en el Desierto Occidental comenzara a agitarse violentamente.

Todos los Cultivadores, y de hecho, todos los seres vivos en el Mar Exterior, el Cuarto Anillo y el Tercer Anillo, quedaron estupefactos.

El rostro del Décimo Patriarca del Clan Wang tenía una expresión extremadamente antiestética mientras miraba hacia el cielo. Su rostro mostraba varias emociones, pero no se atrevió a dar un paso adelante hacia el área donde Meng Hao estaba realizando su Separación del Espíritu.

Sabía bien que se acercaba un Gran Dao. Si él entrara en esa área, el Gran Dao lo exterminaría en cuerpo y espíritu. La razón era que este Dao… no era su Dao.

“¡Maldita sea!”, Maldijo. La intención asesina brillaba intensamente en sus ojos. “Bueno, eventualmente tu Separación del Espíritu llegará a su fin. No debes suicidarte en el proceso, hijo, ¡De lo contrario nunca adquiriré tu Fundación Dao!”

“Sin embargo… todavía quiero saber, ¿Qué Dao comprendiste?”

Dentro del Tercer Anillo, los rostros de los Tres Santos también se oscurecieron. En contraste con el Santo Volador Inmortal y el Santo Divinidad del Mar, los ojos del Santo Alma del Sol brillaron con una luz extraña. Fue instantáneamente capaz de determinar que la Separación del Espíritu estaba siendo realizada… ¡Por Meng Hao!

“¡Entonces, resulta que en realidad estabas a solo medio paso de la Separación del Espíritu!”, Pensó, respirando profundamente.

Mientras tanto, mientras la Cuchilla Astral se elevaba lentamente, la imagen ilusoria del Lirio de la Resurrección, había llegado al punto de la locura. Se estremeció de terror debido a la sensación de crisis; Era la primera vez que experimentaba un verdadero temor.

Se podía sentir claramente que la Cuchilla frente a Meng Hao tenía el poder de cortarlo. Esa Cuchilla estaba respaldada por el poder de un Gran Dao, algo que no podía resistir.

De repente se escuchó una voz débil proveniente del esqueleto en las algas marinas, y los ojos del Reverendo Lámpara de Plata, muerto hace mucho tiempo, destellaron con lucidez. “El Dao de la libertad, de la independencia…”

Miró a Meng Hao sentado frente a él, y murmuró: “Si no fuera por el hecho de que fue arrinconado por el Lirio de la Resurrección, este niño nunca habría podido comprender un Gran Dao del Cielo y la Tierra…”

“Cortar los grilletes para conseguir la verdadera independencia… Lo interesante es que es imposible saber si fue templado por el Lirio de la Resurrección, o si el Lirio de la Resurrección fue templado por él.”

“Apenas puedo sentir que tanto él como el Lirio de la Resurrección tienen a alguien vigilándolo… Una es la Inmortal del Amanecer en el Segundo Anillo, la madre del Lirio de la Resurrección que existe en las tierras del Cielo Sur. El otro… está en las Tierras del Este.

Mientras el Reverendo Lámpara de Plata miraba a Meng Hao, una mirada siniestra se disparó desde las negras profundidades del mar en el Segundo Anillo, portando un mal ilimitado. A pesar del mal, todavía exhibía un rastro de Voluntad Inmortal mientras miraba hacia Meng Hao.

“Florecí al amanecer…”, pensó la dueña de la voz, “Y mi conciencia emergió… En el día de las vicisitudes, logré la Ascensión Inmortal y conocí a alguien que no debería haber conocido.”

“Shui Mo robó mi corazón, un corazón… que contenía todo el anhelo de mi vida anterior… Fue enterrada en el Mar de la Vía Láctea, sellada en una formación de piedra, y encerrada en un ataúd de cobre… restringido por innumerables cadenas.”

“Lo que estaba encerrado era mi bondad. Finalmente, se transformó en un Roc, que ahora llora en la Cueva del Renacimiento.”

“La Liga de Selladores de Demonios. El Noveno es el pináculo. ¿Es él su esperanza…? Hace mucho tiempo supe que si no podía encontrarte, destruiría la esperanza de la Liga de Selladores de Demonios.”

La mirada proveniente del Segundo Anillo observó a Meng Hao con emociones complejas. Había frialdad, confusión, odio y crueldad.

Mientras tanto, en el Gran Tang de las Tierras del Este, una mujer miraba en dirección al Mar de la Vía Láctea. Su mirada atravesaba el aire, a través del Mar de la Vía Láctea, hasta Meng Hao.

Era una mirada llena de preocupación, nerviosismo y ansiedad. Todo eso se transformó en un amor sin fin que envolvía su corazón.

Estaba parada en lo alto de una elevada Torre del Tang, mirando a lo lejos. Junto a ella estaba un hombre que silenciosamente estrechaba su mano. Podía sentirla temblar, y podía sentir la humedad del sudor en su palma. *

“Esta es la Tribulación de Hao’er…”, dijo en voz baja. “Solo quería que él viviera una vida normal y mortal. Sin embargo, terminó eligiendo el camino del Cultivo… Ahora no hay vuelta atrás.”

“Si él falla…”, murmuró el hombre, “Entonces los dos podemos ir a recibirlo cuando reencarne. Podemos pasar toda una vida con él, caminar un ciclo completo de sesenta años de primaveras y otoños…” Parecía estar hablando tanto con la mujer como con él mismo.

“Sabes, eres muy insensible”, dijo la mujer mientras corrían lágrimas por sus mejillas.

Un temblor recorrió al hombre, y él cerró los ojos. En lo profundo de su corazón existía un dolor amargo, que se extendía por todo su ser. Parecía recordar al frágil niño corriendo por la niebla ese año, llorando mientras gritaba a su padre y a su madre. Recordó cómo el niño cojeaba por tratar de encontrarlo. Cuando el niño lo vio, pudo ver las lágrimas en los ojos del niño, y se dio cuenta de cuánto confiaba en él.

“Li, no entiendes…” El hombre no pronunció estas palabras, sino que las susurró en su corazón. **

¡BOOOOOM!

En el fondo del Mar de la Vía Láctea, los ojos de Meng Hao destellaron con un brillo extremadamente radiante. Lentamente levantó su vista hacia la Cuchilla frente a él mientras ésta se elevaba aún más. En los Cielos, muy por encima del mar, la Cuchilla Astral también se alzó simultáneamente.

A medida que se alzaban, las Cuchillas parecían estar acumulando poder. Cuando llegaron al punto más alto, todos los seres vivos en el Mar de la Vía Láctea estaban observando…

Repentinamente, la Cuchilla Astral comenzó a descender hacia el Mar de la Vía Láctea.

El cielo retumbo, y el mar de repente comenzó a separarse. El fondo del mar, que a lo largo de incontables eras nunca había sido tocado por la luz del sol… fue revelado al mundo por primera vez.

Expuestos allí estaban Meng Hao, así como el Lirio de la Resurrección, que luchaba con locura.

También era visible la Cuchilla multicolor que flotaba frente a Meng Hao.

¡La Primera Cuchilla de la Separación de Espíritu!

“El cielo y la tierra son solo lugares de descanso para las criaturas vivientes…”, murmuró. “El tiempo representa el paso de cientos de generaciones de viajeros que avanzan.” Un resplandor de determinación apareció en sus ojos, y la Cuchilla descendió. ***

“Mi vida es simplemente un lugar de descanso. ¡Hacia donde vayan mis pasos, esa es mi dirección!” Su voz resonó, suavemente al principio, luego más y más fuerte.

“¡Cortaré los grilletes para alcanzar la verdadera independencia, para adquirir la verdadera libertad!” El sonido de su voz hizo que todo en el área temblara y retumbara. ¡El agua dividida del mar rugió y el resplandor de la Cuchilla Astral se multiplicó por diez!

¡Casi parecía haber formado una resonancia con Meng Hao!

Esa resonancia causó que el Cielo y la Tierra se atenuaran. El viento soplaba y las nubes se agitaban. El brillo de la Cuchilla Astral se extendió de manera ilimitada, y la Cuchilla multicolor frente a Meng Hao emanó una voluntad impactante.

Ésta era… ¡La resonancia de un Gran Dao!

El resplandor se hizo más intenso, transformándose en ondas y luego en vibraciones. El aire alrededor de Meng Hao se retorció, se distorsionó, y surgieron innumerables imágenes ilusorias. Cuando el Décimo Patriarca del Clan Wang lo sintió, su rostro cayó.

“¡La resonancia de un Gran Dao!”

En el Segundo Anillo, los ojos de la madre del Lirio de la Resurrección se abrieron de par en par. En cuanto a la pareja en el Gran Tang de las Tierras del Este, ambos temblaron.

¡Solo una gran determinación y una iluminación increíble podrían formar una resonancia como esta!

La Separación del Espíritu no es difícil en comparación con conseguir un Dao… ¡Pero aún más difícil es formar una resonancia!

El corazón, la voluntad y la mente de Meng Hao se fusionaron con el Gran Dao que descendía. ¡Se hicieron indistinguibles!

¡Soy el Gran Dao, y el Gran Dao soy yo!

En ese momento, ya sea en el Dominio Sur, los Altos del Norte o las Tierras del Este, los Patriarcas y los miembros todopoderosos de todas las Sectas y Clanes pudieron sentir la resonancia del Gran Dao.

La resonancia formó la Primera Cuchilla de la Separación del Espíritu, una Cuchilla que cortaría, no la vida o existencia de Meng Hao, sino más bien… ¡Cualquier defecto dentro de él que no se ajustara a su Dao!

Usa el Dao para cortar el Dao. Era como un bautismo que limpiaba cualquier falta de armonía, que purgaba el ser. Cualquier Dao no conforme era absolutamente innecesario.

Por supuesto, el Lirio de la Resurrección era un defecto, una falta de armonía, un Dao inconforme. ¡Era absolutamente innecesario!

“¡Libre y sin restricciones, libre de caminar por cualquier parte del cielo y la tierra! ¡Nadie puede restringirme! ¡El Cielo no puede impedirme y la Tierra no puede contener mi corazón! ¡Este es mi Dao!”

“¡Libertad! ¡Independencia!” La voz de Meng Hao era como la de un dios, cada palabra retumbaba como un trueno. El Mar de la Vía Láctea retumbó, la Inmortal del Amanecer se sacudió y la pareja en las Tierras del Este tembló, al igual que el Décimo Patriarca del Clan Wang.

¡Las palabras que acababa de resonar estaban llenas de la gran determinación de Meng Hao!

Cuando la Cuchilla Astral llegó, todo temblo. Se fusionó con la Cuchilla multicolor de Meng Hao, transformándose en una Cuchilla Dao que se clavó en la parte superior de su cabeza en el momento exacto en que terminó de hablar.

La Cuchilla se movió con una velocidad increíble; apenas terminaron sus palabras, atravesó la parte superior de su cabeza, su cuello y luego el corazón. ¡Pasó por su Región Dantian, y luego lo atravesó, dividiendolo por completo!

Sin embargo, Meng Hao no movió un músculo, y su rostro incluso mostró indicios de una sonrisa. En contraste, el Lirio de la Resurrección de cinco colores detrás de él dejó escapar un grito espeluznante sin precedentes. Tembló violentamente ya que toda conexión que tenía con Meng Hao… ¡Se cortó al instante!

Cinco hebras coloridas se destruyeron y el Lirio de la Resurrección de cinco colores comenzó a marchitarse rápidamente. No estaba dispuesto, y prácticamente explotó con resentimiento y locura. Pero desafortunadamente, no había nada que pudiera hacer. En ese momento, su voluntad se desvaneció por completo.

Desapareció por toda la eternidad.

La Primera Cuchilla de la Separación del Espíritu de Meng Hao cortó los grilletes, logrando su libertad. ¡Había obtenido su independencia!

En ese momento, estalló con una fuerza vital ilimitada e infinita. Su cuerpo carnal previamente marchito fue restaurado. Meng Hao levantó su vista, y cuando la imagen del Lirio de la Resurrección estaba a punto de disiparse por completo, extendió la mano y lo agarró.

“Viviste en mí durante 200 años, parásito. ¿Realmente crees que los viejos rencores podrían resolverse tan fácilmente? De ahora en adelante, eres mi Tesoro de la Separación del Espíritu. El día que te haga florecer con siete colores… ¡Es el día que llegaré a la Ascensión Inmortal!


* La torre del Tang se mencionó por primera vez en el Capítulo 1. Meng Hao finalmente la visitó en el Capítulo 59, que culminó con su visión de Choumen Tai. Luego el cadáver de Choumen Tai que cayó en el Dominio Sur. Más tarde, en el Capítulo 138, cuando fue a la Secta Tamiz Negro por primera vez, descubrió que tales torres existen en otros lugares. También vio una Torre del Tang en la vida ilusoria que vivió en la Prueba de Fuego para convertirse en un Lord Horno Violeta en el Capítulo 289.

** El carácter “Li” aquí es 丽, el mismo carácter que en el nombre de Meng Li 孟丽.

*** Aquí está citando las palabras pronunciadas originalmente en el Capítulo 291, en la vida ilusoria, y luego repitió en el Capítulo 626 cuando estaba hablando con la Montaña Demoníaca en la Secta del Demonio Inmortal.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente