ISSTH 666 – ¡La Madre del Lirio de la Resurrección!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Lo que vio fue un gigantesco tentáculo negro, liso y brillante. Su aspecto era casi como el de un látigo… Además, al final del tentáculo había unas pocas hojas negras.

¡Este no era el tentáculo de una bestia! ¡Era la rama de una planta!

Cualquier otra persona probablemente no se daría cuenta, pero debido a su propia situación, tan pronto como Meng Hao lo vio, supo que eso… era…

¡Una rama de Lirio de la Resurrección!

Desde esta única rama, Meng Hao no tuvo problemas para llegar a la conclusión de que en las profundidades negras y oscuras del mar había… ¡Un Lirio de la Resurrección incomparablemente enorme!

Lo que estaba viendo era simplemente una rama, pero podía estirarse desde lo profundo del mar; solo podía imaginar cuán grande y aterrador era su tronco principal. La velocidad aterradora con la que se movió hizo que Meng Hao jadeara. ¡Incluso podía coincidir con su Carro de Guerra!

Además, Meng Hao sabía que la única razón por la que pudo escapar era porque su posición original no estaba muy lejos de la superficie. Aunque parecía que él y la rama habían emergido del agua al mismo tiempo, el Carro de Guerra no había sido rival para la espantosa velocidad del Lirio.

“¿Cuántos colores tendrá…?” Pensó Meng Hao, jadeando. Justo ahora, el Carro de Guerra había abandonado el área negra del mar. Las aguas debajo parecían normales, y más adelante vio vientos tormentosos. Meng Hao sabía que ahora estaba cerca del borde del Tercer Anillo, y no estaba lejos de la Bodega del Mar.

Respiró hondo y pensó por un momento. El cielo se estaba iluminando con las primeras luces de la mañana, mientras él guardaba el Carro de Guerra en su bolsa de almacenamiento. Luego su cuerpo destelló y se dirigió hacia la Bodega del Mar con la velocidad más rápida que pudo reunir.

Él llegó a su residencia antes de que el cielo estuviera completamente iluminado, y se sentó con las piernas cruzadas, con una expresión oscura e inestable. Los acontecimientos de la noche lo habían dejado bastante conmocionado.

“Ese Dragón de Lluvia nombró el Mar del Diablo. Él debe haber sido uno de esos llamados Diablos del Mar.”

“Un mar negro. Ese debe ser el Segundo Anillo del Mar de la Vía Láctea… Nunca imaginé que eso… ¡Un aterrador Lirio de la Resurrección se estaría escondiendo en el fondo del Segundo Anillo!”

“¿Esa era… la Inmortal del Amanecer?”

“¡No es de extrañar que el Lirio de la Resurrección dentro de mí se estuviera volviendo loco!”

“¿Cómo están conectados exactamente el Tercer anillo y el Segundo anillo? El Tercer Anillo tiene Demonios con Marcas del Lirio Blanco en ellos. ¡El Segundo Anillo tiene Diablos que pueden convertirse en personas y veneran a la Inmortal del Amanecer!”

“Y luego, está el Reverendo Lámpara de Plata. ¿Dónde está él exactamente…? Hay tantos misterios en el Mar de la Vía Láctea. Primero, está el Barco del Inframundo y luego ese Antiguo Acorazado. ¡Y ahora, la Inmortal del Amanecer ha aparecido!” Continuó pensando, y una expresión compleja apareció en su rostro. Sin embargo, pronto sus ojos comenzaron a brillar intensamente.

“Las cosas se vuelven cada vez más complicadas y peligrosas. Necesito ser aún más cuidadoso que con respecto al asunto del Décimo Patriarca del Clan Wang. Me pregunto quién es más poderoso, ¿La Inmortal del Amanecer o el Décimo Patriarca del Clan Wang?” Tan pronto como la pregunta apareció en su mente, supo la respuesta.

“¡Por supuesto que la Inmortal del Amanecer!” Aunque no tenía pruebas, Meng Hao estaba seguro de que tenía razón.

Suspiró por dentro y luego cerró sus ojos. Dejó de concentrarse en los asuntos frustrantes y comenzó a meditar.

Ahora era temprano en la mañana y la luz del sol se reflejaba sobre el mar. Las cristalinas y brillantes aguas rodeaban la Bodega del Mar, que parecía una bestia gigante y dormida que abría los ojos y despertaba. Poco a poco, la ciudad comenzó a bullir de ruido y emoción.

Mucha gente iba y venía, la mayoría de los cuales no eran residentes de la ciudad. Algunos llegaron para recuperarse o reabastecerse, algunos llegaron a vender Corazones Demoníacos, otros salieron de la ciudad para ir a cazar. La gente estaba en todas partes.

Cuando Wei Li llegó a presentar sus respetos, Meng Hao abrió los ojos. Después de ordenar un poco, hizo que Wei Li lo llevara a una tienda especializada en ropa.

Finalmente pudo dejar de lado los preocupantes acontecimientos de la noche anterior. La sensación de ser una persona rica una vez más lo conquistó todo. Incluso consideró comprar un conjunto de ropa para Wei Li.

Aunque la calidad de la ropa era buena, cuando vio que no combinaba con su máscara, decidió guardar algunas Piedras Espirituales y no comprarla después de todo.

Wei Li se sintió un poco ofendida, pero no se atrevió a decirle nada directamente a Meng Hao. Solo podía seguirlo irritada mientras Meng Hao hacía alarde de su superioridad.

Todos en la tienda estaban asombrados de Meng Hao y su actitud dominante. Caminaba con un tumulto de gente que lo seguía. Si veía algo que le gustaba, simplemente lo señalaba, y alguien se apresuraría a empacarlo para él.

“Ser rico se siente realmente bien” pensó. Salió de la tienda con un aspecto completamente diferente al anterior. Llevaba una túnica larga que era tan azul como el cielo y emanaba ondas de poder mágico. Cuando el sol cayó sobre él, se veía aún más hermoso y delicado.

Las mangas estaban bordadas con dragones plateados, y los materiales de toda la prenda fueron cosechados de un impresionante Demonio del Mar. Tenía una variedad de funciones integradas y, en general, logró que Meng Hao estuviera bastante satisfecho.

También compró un cinturón de oro adornado con decoraciones violetas, así como algunos colgantes de jade. Todos y cada uno de los artículos eran bastante caros. Cuando caminó por la calle, las personas con las que se cruzó no pudieron evitar mirarlo.

Meng Hao dejó escapar un largo suspiro emocional.

Wei Li caminó detrás de él, haciendo pucheros y mirando a su espalda.

“Muy bien, vamos a comprar una bolsa de almacenamiento” dijo, agitando su manga. Internamente, Wei Li lanzó un suspiro frío. Ahora que estaba más familiarizada con Meng Hao, quedaba poco del asombro que había sentido por él antes. En cambio, su impresión más profunda hacia él fue que era una Bolsa de Dinero arrogante.

Cuando Meng Hao entró en la tienda especializada en almacenar artículos, su ropa, junto con sus rasgos hermosos, más el obvio aire dominante de una persona rica, hizo que todos en la tienda lo observaran inmediatamente con sus ojos brillantes. Sabían que había llegado un gran gastador e inmediatamente lo saludaron.

Meng Hao miró a su alrededor e inmediatamente expresó su deseo de comprar diez bolsas de almacenamiento.

Después de que salieron de la tienda, un poco de esperanza brilló en los ojos de Wei Li, y ella no pudo evitar preguntar: “Senior, ¿Por qué compraste tantas?”

“¡Por diversión!”, Respondió Meng Hao con seriedad.

Wei Li se quedó boquiabierta. De repente tuvo la sensación de que la persona frente a ella no era la persona que la había salvado. Parecía… una persona completamente diferente. Si él no fuera una persona diferente, ¿Cómo podría haber tanta disparidad?

Meng Hao se aclaró la garganta, bastante satisfecho por la sorpresa de Wei Li. Le dio unas palmaditas a su bolsa de almacenamiento, luego agitó la mano y levantó la barbilla como solía hacer Steward Zhou.

“Está bien, ¡Vamos a comprar algunos anillos mágicos!”

En la tienda de anillos mágicos, el aire dominante de Meng Hao sorprendió a todos los presentes una vez más, tanto a clientes como empleados. Se quedaron boquiabiertos de asombro cuando, de un solo suspiro, compró trescientos anillos mágicos.

Todos los anillos mágicos tenían una sola función; podían autodetonarse.

Todo lo que tenía que hacer era tirar uno de los anillos y explotaría. Además, la fuerza acumulada de trescientas explosiones sería increíblemente aterradora. Tales anillos eran caros, y la tienda no tenía muchos. Sin embargo, Meng Hao decidió comprar la cantidad que tenían.

Al final, solo pudo suspirar e irse, sacudiendo la cabeza todo el tiempo. Miró a su alrededor la Bodega del Mar, pensando en cómo no había nada aquí que no pudiera comprar.

De esa manera Meng Hao pasó todo el día, con Wei Li guiándolo. Después de unas horas, se corrió la voz. Mucha gente hablaba de cómo había aparecido un tipo increíblemente rico en la Bodega del Mar.

Pronto, la tarde estaba cayendo. Habiendo acompañado a Meng Hao todo el día, Wei Li estaba un poco cansada. Sin embargo, por la expresión de Meng Hao, no parecía estar más cansado de lo que había estado al comienzo del día. Wei Li solo pudo sonreír con ironía.

“Senior, AHORA… ¿A dónde quieres ir?”

“Vayamos a la tienda de intercambio de Corazones Demoníacos de la Sociedad del Alma del Sol…” dijo. El día había pasado de una manera muy satisfactoria para él, y finalmente había cumplido su deseo de vivir como una persona rica.

Esperaba poder seguir viviendo una vida así en los próximos días, y siguió caminando con muy buen humor.

“Senior, vas por el camino equivocado, es por aquí…”, dijo Wei Li, mirando a Meng Hao de mala gana.

Meng Hao se detuvo en su lugar y luego se dio la vuelta.

Casi anochecía y los dos caminaron por la ciudad bajo la luz del atardecer. Meng Hao llevaba su túnica azul, y sus diez dedos estaban adornados con anillos. Él caminaba erguido, luciendo increíblemente imponente; Obviamente era rico y respetable.

Sin embargo, también era bastante obvio que recientemente había tropezado con su riqueza.

La tienda de intercambio de Corazones Demoníacos estaba ubicada en el centro de la Bodega del Mar. La estructura en sí era muy extraña. Era de color blanco puro y parecía una calavera. Había toda una multitud reunida en su interior.

A pesar de la hora, la gente continuaba entrando y saliendo de la tienda para intercambiar sus Corazones Demoníacos por Piedras Espirituales para su Cultivo.

Cuando Meng Hao entró, su figura completamente adornada inmediatamente atrajo mucha atención.

Al instante, todos comenzaron a hablar de ello.

“Ese tipo es…”

“Lo vi hoy más temprano. Es el tipo súper rico del que te estaba hablando. ¡Fue al Pabellón de Anillos Mágicos y compró más de trescientos anillos mágicos de una sola vez!”

“¡Entonces, ese es él! ¡Escuché que muchas de las tiendas en la Bodega del Mar se agotaron por completo!”

“¿Quién es él? ¿Cómo podría tener tantos Corazones Demoníacos?”

La expresión de Meng Hao era la misma de siempre. Entró en la tienda y miró a su alrededor, hasta que finalmente vio a un discípulo de la Sociedad del Alma del Sol. Cuando el hombre vio a Meng Hao mirándolo, se acercó rápidamente, juntó sus manos e hizo una reverencia.

“Saludos, Senior. ¿Cuántos Corazones Demoníacos le gustaría intercambiar? Si es una pequeña cantidad, con gusto lo ayudaré. Si es una gran cantidad… bueno, en ese caso, puedo llevarle al segundo piso, donde un anciano de la Secta lo recibirá.”

“Segundo piso, entonces…” dijo Meng Hao plácidamente.

Los ojos del discípulo de la Sociedad del Alma del Sol comenzaron a brillar cuando escuchó esto, y rápidamente transmitió un mensaje al Anciano. Al mismo tiempo condujo a Meng Hao hacia la escalera.

Todos observaron con envidia a Meng Hao y a Wei Li mientras caminaban hacia el segundo piso. Tan pronto como llegaron, un anciano sonriente y canoso salió.

“Soy Sun Yunliang. Saludos, compañero Daoísta.” Cuando vio la ropa de Meng Hao y los anillos en sus dedos, supo exactamente con qué tipo de persona estaba tratando. Su sonrisa se hizo aún más resplandeciente, y dijo. “Ven, ven, por favor, sígame.” Condujo a Meng Hao a una silla, después de lo cual aparecieron dos sirvientas con teteras para servirle té.

“Esta es una especialidad local, Té del Cielo Marino”, explicó Sun Yunliang, sonriendo. “Crece sólo en el Segundo Anillo, y solo hay siete árboles que lo producen. Por favor, Pruébalo compañero Daoísta. ¿Qué piensas?”

Meng Hao sonrió y luego levantó la taza para examinar el té. Tomó un sorbo, después de lo cual sus ojos se empañaron y su expresión se volvió radiante. Su aura de erudito de repente se volvió especialmente prominente. A pesar de su actual estado de lujo, era imposible bloquearla por completo. Era casi como si de repente se convirtiera en una persona diferente. Después de un largo momento, dejó la taza de té. La neblina en sus ojos se desvaneció, y luego comenzaron a brillar con admiración.

“Ah, la limpieza de inquietudes tanto del pasado como del presente, la vida del espíritu que sólo puede venir de… ¡Un excelente té!”, Dijo Meng Hao.

Sun Yunliang sonrió ampliamente, y un extraño brillo destelló en sus ojos. A primera vista, podía decir que Meng Hao era recientemente rico. Sin embargo, cuando habló del té, toda su persona emanaba un aire ligero y agradable. El aire que ahora emanaba Meng Hao hizo que el viejo cuestionara repentinamente su juicio anterior.

Wei Li miró en estado de shock a Meng Hao. Lo que acababa de ocurrir una vez más le hizo pensar que otra vez estaba tratando con una persona completamente diferente.

En este punto, Sun Yunliang preguntó directamente: “Compañero Daoísta, ¿Cuántos Corazones Demoníacos vino a intercambiar? El tipo de cambio actual es, un Corazón Demoníaco de bajo grado por seiscientas Piedras Espirituales de bajo grado.”

Meng Hao estaba a punto de responder cuando de repente, se escucharon pasos y voces subiendo por las escaleras desde el primer piso.

“No se preocupen, caballeros. Cuando yo, Zhou, hago una promesa, los resultados nunca son decepcionantes. Puedo conseguirle setecientas Piedras Espirituales por un Corazón Demoníaco de bajo grado.”

Cuando Meng Hao escuchó esto, tuvo que morderse la lengua para evitar hablar. Levantó la taza de té y tomó un sorbo.

El rostro de Sun Yunliang se crispó y miró hacia la escalera.

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente