ISSTH 664 – ¡Carro de Guerra!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“A lo sumo, puedo usarlo solo diez veces más.” Meng Hao examinó el óxido. Casi parecía putrefacción, eso, donde quiera que se extendía, hacía que el bronce se convirtiera en chatarra.

“Casi siento que no lo estoy usando correctamente…”, murmuró para sí mismo. “Si usarlo lo daña, entonces… ¿eh?” De repente, su corazón tembló.

“¿No lo uso correctamente?” Sus ojos destellaron, y el temblor de su corazón aumentó en intensidad mientras pensaba en la escena revelada por el Qi Inmortal del Inmortal que Muestra el Camino, en el Pabellón Nubes Tormentosas.

Después de pensarlo un momento, Meng Hao golpeó una vez más el Carro de Guerra. Al instante, las bestias que rodeaban el Carro desaparecieron, y éste comenzó a encogerse. Pronto volvió a ser del tamaño de la mano de un bebé, descansando sobre la palma de Meng Hao.

Él flotó allí en el aire, y después de un momento de inspección detallada, comenzó a captar algunas pistas.

“Su superficie está inscrita con antiguos símbolos mágicos que no parecen ser una parte real del Carro de Guerra…”

“Y luego están las tallas en las cadenas. No parecen fusionarse perfectamente con el carro original, como si se hubieran agregado más tarde.” 

Sus ojos brillaron por un momento antes de que cerrara repentinamente su ojo derecho. Parpadeó nueve veces y desató el Qi Inmortal del Inmortal que Muestra el Camino, vertiéndolo en su ojo. Inmediatamente, la apariencia del Carro de Guerra de bronce cambió.

Ya no era un Carro de Guerra, sino una masa de bestias feroces. Estaban entrelazadas de tal manera que, desde la distancia, ¡Parecían un ala negra!

¡El ala negra era indistinta, pero Meng Hao estaba seguro de que en realidad era el ala de una mariposa!

Su corazón tembló y respiró hondo. Él hizo circular un poco más de Qi Inmortal del Inmortal que Muestra el Camino, y luego se concentró buscando detalles más de cerca… en el ala de la mariposa.

En el instante en que la miró, un rugido llenó su mente.

El mundo frente a él se hizo añicos, casi como un espejo rompiéndose. Dentro de esa ruptura, el espejo se convirtió en innumerables imágenes destellantes que Meng Hao no pudo ver con claridad.

Sin embargo, ¡Hubo una imagen que instantáneamente se marcó en sus recuerdos!

Vio una tierra en la que las nubes se agitaban en el cielo, llenas de rayos crepitantes. Un hombre vestido con ropa negra estaba parado en el Carro de Guerra, mirando fríamente las tierras debajo.

Casi parecía como si el hombre fuera el Cielo, la voluntad del Cielo personificada.

Se podía ver un vórtice interminable que giraba en su frente, y en su mano derecha había una cadena de cuentas de oración blancas que parecían esperar para recibir marcas de sellado.

En cuanto al Carro de Guerra en el que se encontraba el hombre, se parecía mucho al que Meng Hao había adquirido recientemente, excepto que no tenía símbolos mágicos.

Debajo del Carro de Guerra había un mar interminable, en el centro del cual había un enorme árbol que se elevaba hacia el cielo. Allí, sentado en la copa del árbol había un niño pequeño que sonreía mientras miraba al mundo, y flotando a su alrededor había nueve mariposas. A lo lejos, había innumerables seres vivos practicando el Cultivo. *

Todo estaba muy tranquilo y silencioso…

La mente de Meng Hao rugió, y luego la visión se desvaneció. Él jadeó, y una extraña luz brilló en sus ojos mientras miraba el Carro de Guerra en su palma.

“Esa visión…” Sus ojos destellaron, y después de tomar algunas respiraciones, levantó la mano izquierda y la empujó hacia el Carro de Guerra de bronce para borrar lentamente un símbolo mágico.

En total, el Carro de Guerra poseía noventa y nueve símbolos mágicos.

Una luz suave pero también feroz apareció en la mano de Meng Hao. Continuó frotando el Carro de Guerra hasta que finalmente logró borrar un símbolo mágico. En este punto su rostro estaba pálido. No parecía difícil borrar el símbolo mágico, pero en realidad, había desperdiciado una cantidad significativa del poder su base de Cultivo para hacerlo.

Tan pronto como el símbolo mágico fue borrado, el Carro de Guerra de bronce tembló. Parecía que surgían aullidos desde su interior, como si un antiguo gigante dormido comenzara a despertarse repentinamente.

Cuando el sonido llegó a sus oídos, el espíritu de Meng Hao se sacudió.

“Estos Símbolos y Cadenas Mágicas fueron agregados más tarde. Si no se hizo para sellarlo, entonces es un método para tratar de controlar el Carro debido a la falta de comprensión para su uso adecuado.”

“¡Ese uso incorrecto es en realidad la fuente del daño!” Respiró hondo y estaba a punto de borrar un segundo símbolo mágico cuando, de repente, su mano se detuvo y se pudo ver una mirada de duda en sus ojos.

“¿Por qué solo yo pude ver las imágenes en el Carro de Guerra? Cualquiera que las haya visto sabría que hay algo diferente en su interior.” Sus ojos destellaron mientras miraba su propio torso.

Después de un largo momento, lentamente murmuró: “El inmortal que Muestra el Camino… ¡Choumen Tai!”

La razón por la que podía ver las imágenes en el Carro de Guerra, y también saber la forma correcta de usarlo, se debió al Qi Inmortal del Inmortal que Muestra el Camino.

“¿Podría ser que este es un tesoro Inmortal?” Pensativamente levantó su mano izquierda nuevamente y comenzó a borrar lentamente un segundo símbolo mágico.

El Carro de Guerra de bronce comenzó a brillar con aún más intensidad, y el aullido desde su interior se hizo más claro.

Luego, Meng Hao borró un tercer símbolo mágico, luego un cuarto. Cuando borró el décimo símbolo mágico, el Carro de Guerra de bronce comenzó a emitir un zumbido y se expandió hasta que tuvo treinta metros de largo.

El resplandor emanaba en todas las direcciones, así como una presión pulsante. Incluso Meng Hao podía sentir que estaba siendo afectado por la intensa presión, lo que le hacía imposible acercarse al carro; al instante se vio obligado a retroceder un poco.

Sus ojos destellaron intensamente; habiendo borrado diez símbolos mágicos, su base de Cultivo estaba prácticamente agotada. Después de cerrar los ojos por un rato para recuperarse, frunció el ceño.

“Cuantos más símbolos mágicos elimine, más difícil será.” Su cuerpo destelló mientras disparaba hacia el Carro de Guerra. Cuando se acercaba, un anillo de luz amarilla apareció de repente alrededor del Carro.

Rápidamente comenzó a expandirse, provocando que la mente de Meng Hao se llenara con una sensación de peligro.

El disparó hacia atrás, alejándose rápidamente de la luz amarilla. Luego forzó un poco del Qi Inmortal del Inmortal Muestra el Camino para que circulara por su cuerpo, y disparó de nuevo en su dirección original.

Esta vez, no apareció ningún círculo de luz amarilla. Se movió a una velocidad increíble, llegando al Carro de Guerra en un abrir y cerrar de ojos. No tenía mucho Qi Inmortal en su cuerpo, y no duraría mucho antes de desaparecer.

Él puso su mano sobre el Carro de Guerra, y después de un momento de reflexión y descanso, giró su base de Cultivo, vertiendo su poder en el carro de guerra. Sin embargo, el poder parecía desaparecer como una roca hundiéndose en el océano. No hubo reacción alguna del Carro de Guerra.

Meng Hao calmó su base de Cultivo, y luego, sin la menor vacilación, envió un poco más de Qi Inmortal. Fue solo una pequeña cantidad, pero en el instante en que fluyó de su mano al Carro de Guerra, el mundo entero pareció comenzar a retumbar.

Un gigantesco vórtice apareció en el cielo, retumbando mientras giraba, e Innumerables rayos cayeron en todas las direcciones.

Repentinamente, toda el área parecía haberse vuelto salvaje, como si todo el Cielo y la Tierra se estuvieran destruyendo sin previo aviso.

En ese momento Meng Hao sintió como si se estuviera fusionando con el Carro de Guerra, convirtiéndose en uno con él. Luego vio la imagen del hombre vestido de negro con el vórtice en la frente, el de su visión hace unos momentos.

Al mismo tiempo, se pudo escuchar un sonido atronador desde el Carro mientras las imágenes de innumerables bestias feroces aparecían delante de él. Todas estaban sujetas con cadenas y soltaban rugidos silenciosos.

Instantáneamente comenzaron a correr hacia adelante, arrastrando el Carro de Guerra con ellos por el cielo, y éste transformó en algo así como una estrella fugaz que voló a la distancia con una velocidad indescriptible.

La velocidad con la que se movía hizo que retumbaran explosiones por el cielo mientras avanzaba.

El Carro de Guerra comenzó a emanar ondas de color amarillo que se extendieron por el cielo nocturno, llenándolo de un resplandor amarillo.

En ese momento, el Santo Alma del Sol con su túnica negra se levantó repentina en el interior de la torre en la Bodega del Mar.

Una mirada de asombro apareció en sus ojos.

Él desapareció y luego reapareció afuera en el aire, mientras miraba a lo lejos, con varias expresiones en su rostro.

“¡¿Qué objeto mágico es ese ?!” Momentos atrás, su base de Cultivo se había crispado con un sentimiento de terror. El sentimiento no era algo con lo que no estaba completamente familiarizado; era algo que podría experimentar al enfrentarse al tesoro del Legado Ancestral de la Secta.

“¿Es un Tesoro Legado?” Pensó para sí mismo.

El corazón de Meng Hao se llenó de sorpresa. La pequeña cantidad de Qi Inmortal del Inmortal que Muestra el Camino que envió, hizo que el Carro de Guerra dejara la Bodega del Mar en un abrir y cerrar de ojos. Aunque todavía había agua de mar debajo de él, no tenía forma de saber si todavía estaba o no en el Tercer Anillo.

Este tramo de mar parecía muy extraño, y las aguas, casi negras. Todo estaba en silencio; ni siquiera se podía ver una sola onda en la superficie del agua, y mucho menos cualquier ola.

“¿De dónde… de dónde vino esa velocidad?”, pensó Meng Hao mientras jadeaba. Bajó la vista hacia el Carro de Guerra, con una expresión de sor presa en su rostro.

“¡Este es un tesoro precioso!”

“Desafortunadamente, solo el poder de un Inmortal puede hacer que funcione. Este tesoro… ni siquiera reconocerá mi base de Cultivo.” Él suspiró. El único Qi Inmortal que tenía era del Inmortal que Muestra el Camino. Podía usar pequeñas cantidades para emplear la técnica de Visión Celestial, pero usarla en la batalla era como tratar de apagar un incendio con una sola taza de agua.

“Qi Inmortal… Entonces esta cosa realmente es un Tesoro Inmortal. Solo funciona cuando es alimentado por el Qi Inmortal…” Al considerar estos asuntos, su corazón de repente tembló mientras una extraña idea apareció en su mente.

“¿El Qi del Inmortal que Muestra el Camino realmente es Qi Inmortal? ¿Es posible… que realmente no sea Qi Inmortal, sino más bien, algo más…?” Antes de que pudiera considerar la idea mucho, de repente miró hacia el mar.

Las aguas previamente tranquilas se llenaron repentinamente de ondas y apareció un cocodrilo, de trescientos metros de largo que se lanzó contra él.

Los cocodrilos no eran algo que normalmente aparecería en el mar, pero había uno aquí en este momento.

Era completamente negro y sus ojos eran sombríos y fríos.

En su espalda había innumerables protuberancias y bultos de aspecto feroz.

En medio de ellas, sentado con las piernas cruzadas, había un hombre que llevaba un conjunto de ropa en mal estado.

Éste tenía una expresión fría en su rostro, y posó su mirada en Meng Hao.

En el instante en que miró a Meng Hao, los ojos del hombre se llenaron de una intención asesina sedienta de sangre.

“¿Cultivador?”, Dijo, su voz era desagradable, ronca y chirriante. Cuando abrió su boca para hablar, se pudieron ver sus dientes ennegrecidos. Para Meng Hao, toda su persona parecía irradiar una completa vileza.

Un aura de la Separación del Espíritu explotó de él. Al mismo tiempo, el cocodrilo de repente levantó la cabeza y rugió, también emanando un aura de la Separación del Espíritu. El agua de mar estaba en caos, y se comenzó a emanar un hedor a pescado podrido.

“Este es el Mar del Diablo…”, dijo el hombre. “Ahora que estás aquí, no te irás.” Dicho eso, hizo un movimiento de agarre, haciendo que el aire en el área se condensara y produjera una presión increíble.

Meng Hao se quedó boquiabierto. “¿Mar del Diablo?”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente