ISSTH 654 – El Lirio…

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El Tercer Anillo era muy grande y contenía un gran número de Cultivadores. La mayoría se organiza en grupos de tres o quizás cinco para ir a cazar Demonios del Mar en algunas de sus regiones.

Encontrar un Demonio del Mar era un golpe de suerte en sí mismo. Por supuesto, había algunos Demonios del Mar poderosos que también podrían causar un desastre increíble.

Incluso había algunas áreas dentro del Tercer Anillo que se marcaron especialmente en los mapas de deslizamiento de jade. Cualquiera que quisiera ingresar a esas áreas tendría que preparar artículos especiales con anticipación.

Además, había una ciudad en particular en el Tercer Anillo llamada la Bodega del Mar que había sido establecida conjuntamente por las tres Sectas, un lugar donde los Cultivadores podrían conseguir suministros para sus viajes.

La ciudad era enorme, y se elevaba sobre la superficie del agua como una enorme fortaleza. Estaba cubierta de impactantes Formaciones de Hechizos que la habían protegido durante incontables años contra los ataques de los Demonios del Mar.

Dentro de la ciudad estaban guarnecidos más de 10,000 Cultivadores de las tres Sectas. Además, siempre estaba uno de los tres Santos al mando de la ciudad. Ellos rotaban este puesto cada cien años.

Durante años, las tres Sectas han mantenido una reputación increíble, hasta el punto de que incluso las potencias en el Dominio Sur, las Tierras del Este, el Desierto Occidental y los Altos del Norte las reconocían.

Varios días después, Meng Hao voló en el aire sobre el Tercer Anillo. Levantó su mano derecha y un relámpago apareció crujiendo desde el cielo. Instantáneamente, un Demonio del Mar de treinta metros de largo, comparable en poder a un Cultivador de la Fundación Establecida, fue destruido.

Este Demonio del Mar en particular ni siquiera tenía un Corazón Demoníaco. Sin embargo, por alguna razón, tan pronto como detectó el aura de Meng Hao, pareció volverse loco y lo atacó sin siquiera pensarlo.

Meng Hao se había encontrado con otros siete u ocho Demonios del Mar como este en su viaje hasta ahora.

“¡Algo no está bien!”, Pensó frunciendo el ceño. Casi se sentía como si estuviera dando la vuelta al Tercer Anillo con una gran diana en su espalda. No importa a dónde fuera, los Demonios del Mar irían por él.

Sus ojos destellaron mientras pensaba por un momento, y luego extendió su Sentido Divino.

Después de buscar alrededor de tres días, pudo encontrar un grupo de Cultivadores, cinco de ellos, que estaban cazando cautelosamente, buscando Demonios del Mar.

Los siguió de lejos, y ellos no se dieron cuenta de su presencia.

Sin embargo, después de sólo medio día, sintió que ocho Demonios del Mar frenéticos se acercaban.

De repente, salieron del agua, aullando, y los rostros de los cinco Cultivadores se llenaron de conmoción.

“¡¡Cómo puede haber tantos Demonios del Mar!!”

“¡¿No me digas que hay algún tipo de tesoro en el área?!” Los cinco empezaron a huir alarmados. Por supuesto, los Demonios del Mar no los perseguían a ellos, así que pudieron escapar fácilmente.

Meng Hao flotó en el aire, con el ceño fruncido.

Habiendo observado lo que estaba sucediendo, ¡Entendió que era él mismo quien estaba atrayendo a los Demonios del Mar!

“¿Hay algo especial en mí que los vuelve locos?”, Pensó, mientras su expresión se volvía confusa. Debajo de él, los Demonios del Mar estaban avanzando a través de la superficie del agua con toda la velocidad que podían reunir.

Meng Hao dejó escapar un resoplido frío y luego agitó su mano derecha.

Al instante, la Punta de Espada con 30,000 años de Poder del Tiempo salió volando de su bolsa de almacenamiento.

Bajo el control de Meng Hao, se convirtió en un rayo de luz negra que se disparó directamente hacia un Demonio del Mar en particular que parecía un cangrejo.

Cuando pasó a través del Demonio de Mar, la criatura instantáneamente se volvió completamente gris, como si su cuerpo acabara de pasar por decenas de miles de años de tiempo. En un abrir y cerrar de ojos, se convirtió en nada más que cenizas.

El rayo continuó perforando a otros seis Demonios del Mar, todos los cuales, independientemente del nivel de su base de Cultivo, se marchitaron instantáneamente y se convirtieron en nada más que cenizas.

En cuanto al último Demonio del Mar, parecía una Tortuga marina. Cuando vio todo lo que pasó, sus ojos se llenaron de terror.

Sin embargo, a pesar de eso, no parecía ser capaz de resistir el impulso de cargar contra Meng Hao. Era como un instinto que no podía controlar.

Lanzó un rugido enfurecido, y cargó hacia adelante.

Meng Hao observó fríamente a la Tortuga marina. Sólo tenía unas pocas docenas de metros de largo. Guardó la Punta de Espada del Tiempo y realizó un gesto de encantamiento.

Instantáneamente apareció el Encantamiento de Consumo de Montaña, y descendió un enorme pico de montaña. Éste se estrelló contra la Tortuga marina, y la selló completamente su interior.

Luego, Meng Hao agitó su manga para recoger la montaña, los Corazones Demoníacos dispersos en el área, y se alejó en la distancia.

No mucho tiempo después, Meng Hao se materializó de la nada para aparecer cerca de una isla.

En ese mismo instante, se pudo escuchar un rugido desde la isla. Meng Hao frunció el ceño a regañadientes. No tenía idea de qué tipo de Bestia feroz o Demonio del Mar estaba allí, pero sin esperar a averiguarlo, lanzó un golpe de palma.

La isla entera vibró y retumbó cuando el ataque de la palma golpeó el área de donde venía el rugido.

La isla tembló, y luego quedó completamente en silencio. Sea lo que fuera esa criatura, fue asesinada de un solo golpe.

Meng Hao descendió y se sentó con las piernas cruzadas. Luego agitó su mano derecha, e inmediatamente, el pico de montaña salió volando de su bolsa de almacenamiento, dentro de la cual estaba sellado el cuerpo de la Tortuga marina.

Lo primero en lo que pensó Meng Hao cuando miró a la Tortuga marina, fue en la vieja Tortuga Confianza.

Frunció el ceño por un momento, y luego agitó un dedo, causando que la cima de la montaña se desvaneciera.

La Tortuga marina lo fulminó con su mirada enrojecida, e instantáneamente aulló mientras se lanzaba para atacarlo.

Justo en ese momento, la mano derecha de Meng Hao se movió hacia abajo.

Se escuchó una explosión y el suelo vibró. Instantáneamente una enorme palma invisible aplastó a la enorme Tortuga marina. Ya no importaba cómo luchara, era incapaz de liberarse. Solo podía mirar a Meng Hao y rugir.

“¿Quieres comerme?” Preguntó Meng Hao con frialdad. Envió algo de su aura de Sellador de Demonios, pero no pareció provocar ninguna reacción especial de la Tortuga marina. Continuó rugiendo y mordiendo el aire como si quisiera tragarlo de un solo bocado.

“Entonces, ¿No es porque soy un Sellador de Demonios?”, Pensó. Retrajo el aura y luego comenzó a retirar todas las cosas de su bolsa de almacenamiento, colocándolas a su lado.

Lentamente fue descubriendo que la Tortuga marina ni siquiera las miró.

Continuó mirándolo directamente a él y solo a él.

“Tampoco hay nada en mi bolsa de almacenamiento. ¿Realmente podría ser algo en mi persona? ¿Es por la Santificación de Carne?” Después de pensarlo por un largo momento, no pudo encontrar una mejor explicación.

Después de todo, él tenía algunas de las características del Cuerpo Demoníaco Inmortal. Meng Hao encontró plausible que pudiera ser atractivo de alguna manera para los Demonios del Mar.

Después de pensarlo un poco más, sus ojos comenzaron a brillar intensamente.

Levantó su mano derecha, hizo un corte en la punta de su dedo y luego exprimió un poco de su sangre. La Tortuga marina instantáneamente se puso frenética, aullando y retorciéndose mientras intentaba cargar hacia adelante y llegar a la sangre.

“Eso es lo que está pasando…”, pensó Meng Hao. La herida en su dedo se curó instantáneamente, y se puso de pie. Luego, levantó la mano para acabar con la molesta Tortuga marina. Sin embargo, antes de que pudiera completar el movimiento, su mano se detuvo.

“¿Y si esa no es la explicación…?”, Pensó.

Miró a la Tortuga nuevamente, y luego cerró sus ojos para recordar una Habilidad Divina que había adquirido en la Pagoda del Demonio Inmortal. Una que era similar a la que había usado antes para borrar los recuerdos.

Basado en su base de Cultivo anterior, el uso de la Habilidad hubiera resultado en una reacción negativa. Sin embargo, si lo usara ahora, podría reducir los efectos de la reacción al mínimo.

Su cuerpo brilló, y apareció directamente al lado de la Tortuga marina.

A pesar de que la Tortuga marina lo miraba con avidez, su mano presionó su cabeza.

“¡Búsqueda del Alma!”

Fue solo un ligero toque, pero el cuerpo de la Tortuga marina se puso rígido de inmediato.

Una luz blanca emanó de los ojos de Meng Hao. En un instante, sus sentidos entraron en la mente de la Tortuga marina, y sintió su brutalidad, su locura y su deseo.

También hubo una variedad aleatoria de recuerdos que inundaron la mente de Meng Hao. Al ser la primera vez que usaba esta técnica, Meng Hao se sentía un poco fuera de lugar. Sin embargo, su poderosa base de Cultivo rechazó el malestar y comenzó a buscar una respuesta en la memoria de la Tortuga.

Buscó durante bastante tiempo, hasta que de repente su concentración alcanzó el punto máximo. Dentro de los recuerdos intactos de la tortuga marina, había encontrado una palabra.

“… Lirio…”

El rostro de Meng Hao se oscureció y retiró su mano derecha. La Tortuga marina ahora estaba tendida, y jadeando. Una Búsqueda de Alma como la que acababa de sufrir la hubiese dejado muerta o seriamente herida.

“Lirio…” murmuró Meng Hao. Dicho eso, se miró a sí mismo, y usó su mano derecha para empujar violentamente su vientre. Su cuerpo entero tembló, y luego comenzó a debilitarse, tanto en términos de Base de Cultivo como en su Qi y su sangre.

A medida que se debilitaba, realizó un gesto de encantamiento.

Instantáneamente apareció un sello, que colocó sobre sí mismo, haciendo que su energía se desvaneciera. Bajo esta presión, su base de Cultivo se hundió hasta la etapa del

Alma Naciente, luego a la etapa de la Formación del Núcleo y luego a la etapa de la Fundación Establecida…

Ahora que se había debilitado hasta este punto, apareció otra aura extraña en su interior. ¡Esta aura no era otra que el aura del Lirio de la Resurrección!

Hablando normalmente, Meng Hao era demasiado poderoso, y mantuvo el aura reprimida hasta el punto en que no se notara fácilmente. Ahora, sin embargo, al debilitarse intencionalmente a sí mismo, hizo que el aura del Lirio de la Resurrección se revelara más abiertamente.

Tan pronto como apareció el aura, sucedió algo que hizo que Meng Hao se sorprendiera profundamente.

La Tortuga marina, que momentos antes había estado jadeando al borde de la muerte, de repente levantó la cabeza. Sus ojos se enfocaron, dejó escapar un estruendoso rugido y luego se lanzó hacia Meng Hao.

Estaba siendo suprimida, pero no parecía importarle. Rugió y luchó hasta que su caparazón comenzó a desgarrarse y a romperse. Su cuerpo comenzó a desmoronarse, mientras sus ojos seguían de un color rojo brillante, y su cabeza se estiró violentamente hasta que literalmente se arrancó de su cuerpo.

La sangre se esparció por todas partes mientras la cabeza moribunda se extendía hacia Meng Hao, con la boca abierta.

Él rápidamente retrocedió unos pasos. Podía ver claramente el deseo y la locura en los ojos moribundos de la Tortuga marina. Su rostro se oscureció mientras miraba el mar circundante. Enormes olas rodaban por su superficie, e innumerables auras impactantes se podían sentir cargando desde todas direcciones, llenas de locura.

Meng Hao inmediatamente ocultó el aura y liberó el sello. Su energía se elevó rápidamente, y el aura del Lirio de la Resurrección fue suprimida. La locura en el mar a su alrededor se redujo en una pequeña medida.

Instantáneamente Meng Hao se transformó en un humo verde y desapareció.

Cuando reapareció, estaba en medio del aire en la distancia.

“¡Entonces, el Lirio de la Resurrección es lo que atrae a los Demonios del Mar!”

“Ahora que lo pienso, mi Maestro me contó acerca de alguien que fue a él en busca de medicina para ayudar con la infección del Lirio de la Resurrección. En cuanto a si está vivo o muerto ahora, no tengo idea. Solo recuerdo que era… del Mar de la Vía Láctea.” *

“Si puedo encontrarlo, tal vez podría usar su comprensión del Lirio de la Resurrección para ayudarme con el mío.” Después de pensarlo por un momento, Meng Hao desapareció de nuevo.

Mientras tanto, lejos del Tercer Anillo, en las profundidades del Segundo Anillo…

El agua en esta zona era negra, y todo estaba en silencio. Incluso la superficie del mar estaba en calma, sin olas ni ondulaciones. También había una isla negra, sobre la cual se sentaba una figura con las piernas cruzadas.

Ésta tenía la apariencia física de un Cultivador, excepto que un cuerno en espiral sobresalía de su frente.

Estaba rodeado de vastas cantidades de huesos, muchos de los cuales eran los huesos de los Cultivadores.

Sus ojos se abrieron de repente, y dentro de cada ojo, se veían dos pupilas. Un aura salvaje explotó de él.

“Lirio de… la Resurrección…”


* El Gran Maestro Píldora Demonio le contó a Meng Hao acerca de una persona del Mar de la Vía Láctea llamada Reverendo Lámpara de Plata, que se acercó a él para pedirle ayuda con respecto al Lirio de la Resurrección. Eso fue en el Capítulo 294.

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente