ISSTH 627 – ¡Un verdadero Hombre!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“¡De acuerdo!”, Dijo la Montaña Demoníaca de la Reencarnación. Esta fue su última frase.

A medida que el sonido resonaba, una luz brillante rodeó la montaña. Esta perforó el cielo, llenándolo con diez porciones de luz.

Nueve porciones de luz ya habían iluminado todo el cielo. A partir de ahora, la luz era radiante, ¡Iluminando todo por completo!

La luz brillaba, iluminando todo el mundo, haciendo que las dos Tierras Santas quedaran completamente despejadas.

Ahora, una gran Pagoda era visible en la otra Tierra Santa, sobre la cual se podía ver un gran caracter.

¡Fang!

En el pasado, Lord Li tenía dos grandes generales que tenían su base en las dos Tierras Santas. En generaciones posteriores, uno de esos generales llegó a llamarse Ji,  y el otro se llamaba Fang; ¡Había sido así, y siempre lo sería!

La mente de Meng Hao tembló y respiró hondo. Una por una, las nueve poderosas Almas Nacientes que giraban a su alrededor volvieron a entrar en su cuerpo para sentarse con las piernas cruzadas en su Región Dantian.

Cuando regresaron, la base de Cultivo de Meng Hao volvió a subir. ¡Podía sentir que ahora tenía el poder para entrar en la Novena Anima!

Ese sería un poder temible igual a 256 Almas Nacientes en la etapa del Gran Círculo, así como un poder corporal intenso que podría alcanzar un Reino impactante.

Meng Hao miró hacia arriba. Observó la Montaña Demoníaca de la Reencarnación, y luego, sobre las tres Montañas Demoníacas, hacia el Tercer Cielo, completamente iluminado.

Podía sentir una enorme y aterradora presión que pesaba desde el Tercer Cielo. Incluso con sus nueve Almas Nacientes, las Dos Tierras Santas eran algo que ni siquiera podía tocar.

“Incluso un Cultivador en la etapa de la Separación del Espíritu sería incapaz de abrirse paso…”, pensó Meng Hao, mientras sus ojos destellaban. “Sólo una etapa más alta que la Búsqueda del Dao, tendría una posibilidad.”

Repentinamente se pudo escuchar la voz del Verdadero Espíritu, Noche, haciendo eco, llena de emociones complejas. “Adquiriste diez porciones de luz… Nunca pensé que eso podría pasar.”

“Si solo adquirieras seis, no me interpondría en tu camino. Ese sería especialmente el caso si adquirieras nueve. Pero has adquirido diez…”

“El cielo tiene espacio para diez porciones, y tú, has adquirido todas…”

“Nueve porciones de luz te califican para tener nueve oportunidades. En cuanto a diez porciones de luz… Tú estás calificado para poseer posibilidades ilimitadas. Mientras nadie adquiera el Legado de Lord Li antes de que tú lo hagas, lo más probable es que ese legado te pertenezca.”

“Sin embargo, te aconsejo que no intentes atravesar el Tercer Cielo antes de la Ascensión Inmortal.”

Los ojos de Meng Hao brillaron y levantó la vista para ver al Verdadero Espíritu, Noche, mirándolo.

Ke Jiusi se quedó en silencio por un momento, luego miró a Meng Hao y dijo en voz baja: “Diez porciones de luz son el pináculo. También te aconsejo que no intentes avanzar antes de tiempo. El Tercer Cielo no es un lugar para aquellos que no son Inmortales. Además, las diez porciones de luz contienen una increíble fortuna que no se puede adquirir a menos que seas un Inmortal.”

Meng Hao se estrechó las manos y se inclinó ante Ke Jiusi. Mientras se levantaba, lo miró y dijo: “Quiero intentarlo.”

Ke Jiusi miró a Meng Hao. Cuando vio su firmeza, se mordió la lengua y no hizo nada para bloquear su camino.

El Verdadero Espíritu, Noche, tampoco dijo nada.

Meng Hao tomó aliento y se lanzó hacia el cielo, transformándose en un rayo de luz multicolor. Disparó directamente hacia el Tercer Cielo, la Tierra Santa con el caracter Fang.

Tan pronto como él voló en el aire, todo comenzó a temblar.

Una enorme presión descendió, haciendo que el cuerpo de Meng Hao se detuviera instantáneamente en el aire. Era como si todos los huesos de su cuerpo estuvieran crujiendo. Él sentía como si fuera apretado por una mano gigante, para luego ser destruido en pedazos.

Al mismo tiempo, algo que parecía una red gigante lo envolvió, causando que su cuerpo se debilitara rápidamente.

¡Todo esto sucedió cuando acababa de empezar! ¡Todavía estaba lejos, muy lejos del Tercer Cielo!

Los ojos de Meng Hao destellaron y, sin dudarlo, entró directamente en la Tercer Anima.

Sus tres poderosas Almas Nacientes se fusionaron. El hecho de que él ahora tenía una base de Cultivo igual a cuatro Grandes Círculos del Alma Naciente, era secundario; El poder de su cuerpo carnal era la clave. Meng Hao levantó su cabeza y se echó a reír.

¡Booom!

La presión que lo rodeaba tembló, y la fuerza que envolvía su base de Cultivo se aflojó un poco. Meng Hao, una vez más, voló hacia arriba, avanzando unos 3.000 metros.

El cielo tenía 30,000 metros de altura, lo que significaba que Meng Hao solo había forzado su avance un diez por ciento del camino hacia el Tercer Cielo.

En su posición de 3.000 metros de altura, Meng Hao comenzó a jadear. Su cuerpo se sentía como si se hundiera en aguas pantanosas. La fuerza que lo envolvía emitió una intensa presión, causando que su cuerpo se distorsionara.

“¡Quinta Anima!”

¡Booom!

El cuerpo de Meng Hao se sacudió. Ahora tenía una base de Cultivo igual a 16 Grandes Círculos del Alma Naciente, y su cuerpo carnal estaba cerca de la etapa de la Separación del Espíritu.

Él fue capaz de deshacerse de la presión que lo rodeaba, y una vez más, forzó su camino hacia arriba. Pronto, había llegado a la marca de 6.000 metros.

En ese momento, la presión en el área aumentó de una manera agresiva y dominante. Parecía lista para aplastar a Meng Hao en un instante. Su rostro se oscureció, pero no dudó.

“¡Séptima Anima!”

Después de entrar en la Séptima Anima, el poder de 64 Grandes Círculos del Alma Naciente lo invadió, y su cuerpo carnal llegó a la etapa de la Separación del Espíritu.

Meng Hao levantó su cabeza y rugió, luego se esforzó, luchando contra la presión. Su rugido hizo eco en todas las direcciones y él se enfrentó directamente a la presión, cada vez más intensa, para volar otros 3.000 metros. Ahora había alcanzado una altura total de 9.000 metros.

En este punto, Meng Hao estaba jadeando. La presión aquí era tal que destruiría instantáneamente a cualquier Cultivador que estuviera debajo de la Separación del Espíritu, exterminándolos en mente y espíritu.

En cuanto a Meng Hao, si él no tuviera su cuerpo carnal increíblemente poderoso, también él sería destruido. Su rostro ahora era extremadamente antiestético.

Sin embargo, también se podía ver una sonrisa en su rostro, y una determinación salvaje apareció en sus ojos.

“¡Octava Anima!”

¡¡Boooom!!

Meng Hao se rio hacia los Cielos mientras su base de Cultivo explotaba. Se elevó hasta un poder equivalente a 128 Grandes Círculos del Alma Naciente. Su cabello y su ropa se agitaron. Su cuerpo carnal creció aún más poderoso, y se escucharon chasquidos mientras parecía crecer más alto. Dentro de él, cada centímetro de hueso, carne y sangre estallaba con un poder infinito.

¡Su cuerpo carnal se hizo aún más poderoso que antes!

¡La Octava Anima era algo que podía poner en peligro a los Cultivadores de la Primera Separación!

¡El Patriarca Huyan, que formaba parte del Gran Círculo de la Primera Separación, no pudo resistir un solo golpe cuando Meng Hao estaba en su Octava Anima!

La presión que rodeaba a Meng Hao se hizo añicos, y su cuerpo volvió a volar. Su escena hizo que Ke Jiusi se moviera visiblemente, y una mirada profunda apareció en los ojos del Verdadero Espíritu, Noche.

Para ellos, la base de Cultivo de Meng Hao ni siquiera era digna de mención. Sin embargo, la voluntad de Meng Hao, su determinación y su decisión causaron que sus mentes temblaran.

En la distancia, Zhixiang estaba mirando fijamente la escena. Su corazón también estaba temblando, conmovido por la persistencia, la perseverancia y la tenacidad de Meng Hao.

Aunque la base de Cultivo de Meng Hao estaba lejos de cualquiera de estas personas, ya se había esforzado a llegar a la posición de 12,000 metros. Una posición tan alta estaba casi a la mitad del camino. La presión era intensa, y cuando Meng Hao se acercó, tosió un poco de sangre.

Su cuerpo carnal era poderoso, pero debajo de esta presión, se retorcía y distorsionaba, emitiendo constantes crujidos. Incluso el poder de su base de Cultivo de 128 Grandes Círculos del Alma Naciente fue derrotado con una explosión.

A partir de este momento, parecía que había llegado al final…

Los ojos de Meng Hao se llenaron con un brillo intenso. Él podía aceptar que no podía ir más lejos, ¡Pero lo que no podía aceptar era que no pudiese alcanzar el punto medio!

“¡Novena Anima!”

Cuando su voz resonó desde los 12,000 metros de altura, su cuerpo de repente se sacudió.

En su cabeza su cabello se volvió de color blanco mientras su longevidad era absorbida a una velocidad aterradora. Sin embargo, al mismo tiempo, su base de Cultivo… comenzó una escalada demencial sin precedentes.

128, 151, 178, 193… ¡Hasta 200!

No hace mucho tiempo, cuando adquirió su Octava Alma Naciente, durante el tiempo en que su base de Cultivo ascendió del poder de 64 Grandes Círculos del Alma Naciente para alcanzar el poder de 100, sintió como si fuera equivalente a la etapa de la Separación del Espíritu.

Si 100 Grandes Círculos del Alma Naciente eran similares a la etapa de la Separación del Espíritu, bueno, ¡A partir de este momento, tenía 200!

Después de alcanzar el poder en su base de Cultivo de 200 Grandes Círculos del Alma Naciente, la energía de Meng Hao cambió de una manera conmovedora. La presión a su alrededor una vez más se derrumbó, y fue completamente incapaz de hacer nada para detenerlo. ¡Ahora, nada le impidió avanzar hacia adelante, y elevarse!

203, 210, 230… ¡Hasta 256!

El poder de 256 Grandes Círculos del Alma Naciente hizo que el cielo y la tierra se oscurecieran y que el viento silbara ferozmente. El rugido hizo eco, y todo el cuerpo de Meng Hao se convirtió en algo similar a una estrella fugaz que cargaba hacia el cielo.

Su cuerpo carnal también experimentó un crecimiento increíble. Era más duro y más poderoso. ¡Además, en este punto gradualmente comenzaron a aparecer marcas complejas en todo su cuerpo!

Las marcas brillaban intensamente y parecían contener las leyes del Cielo y la Tierra. Parecían estar marcadas en él desde el vacío, causando que su energía sacudiera todo una vez más.

13.000 metros. 13.500 metros. 14,500 metros… ¡Hasta 15,000 metros!

¡15,000 metros en el aire era el punto medio!

El cuerpo de Meng Hao tembló, y la sangre brotó de su boca. Ahora más de la mitad de su cabello era de color blanco. Su cuerpo era alto y delgado, y su energía intensa. Mientras permanecía en la posición de 15,000 metros, no se limpió la sangre de la boca, sino que levantó la cabeza y se echó a reír.

Luego, levantó su pie y… ¡Avanzó una vez más, tres metros completos!

La actitud imponente de Meng Hao, su comportamiento y su apariencia en este momento hicieron que Ke Jiusi, el Verdadero Espíritu, Noche, y Zhixiang, fueran sacudidos.

¿Cuándo era más atractivo un hombre?

¡En un momento como este!

¿Cuándo fue un hombre el héroe más justo?

¡En un momento como este!

Hay una expresión que describe a una persona como ‘indescriptiblemente bella y sorprendente’. Eso se usa generalmente para describir a las mujeres. Hay otra expresión. ‘¿Quién puede hacerlo a excepción de mí?’ ¡Esa expresión se usa para describir a un verdadero hombre!

En cualquier momento o lugar, un verdadero hombre que se destaca de la multitud, un apasionado. Un Verdadero hombre, es como un héroe, ¡Una persona tan atractiva como la mujer más hermosa!

Sin importar si es hombre o mujer, ¡Cualquier persona se sentiría atraída por tal pasión y ardor!

El corazón de Zhixiang se estremeció. Ella no se dio cuenta de que la imagen de Meng Hao se estaba marcando profundamente en su corazón de una manera sin precedentes. Esto no quería decir que causaría la aparición de un amor romántico, sino que, ahora, ella sería incapaz de olvidarlo.

“Presionando hacia adelante con una voluntad indomable”, murmuró. “Ese… es un verdadero hombre”. Miró a Meng Hao, y de repente se dio cuenta de que esta escena realmente estaba grabada de forma indeleble en su corazón.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente