ISSTH 622 – Tres Montañas, Nueve Reverencias

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Los Cultivadores del Cielo Sur observaron con sus ojos muy abiertos y expresiones incrédulas. Sus corazones estaban llenos de sentimientos complejos y de celos. Sus emociones continuaron agitándose hasta que, eventualmente, se convirtieron en avaricia.

Solo unas pocas personas estaban realmente felices de ver a Meng Hao encontrarse con tan buena fortuna.

La mayoría estaban celosos hasta el punto de odiarlo.

“¡Maldita sea! ¿Por qué tiene que ser él? En el Segundo Plano era un Aprendiz de Élite. En el Tercer Plano, ¡Él robó todos nuestros tesoros! En el Cuarto Plano adquirió ese tesoro precioso, el espejo continental. Y ahora, aquí en el Quinto Plano… ¡Está obteniendo las calificaciones para adquirir el Legado de Lord Li!”

“¿Por qué tiene que ser así? ¿Qué derecho Divino o Habilidad logra que tenga tanta buena suerte? ¡No puedo soportar esto!”

“¡Lo peor de todo es que todavía tenemos una enorme deuda! Yo mismo le debo 800,000 Piedras Espirituales…”

“¡Le debo 1,000,000 Piedras Espirituales! Maldita sea ¿Por qué no puede simplemente morir aquí?”

Aparte de Xu Qing, Fang Yu y algunos otros, todos los Cultivadores del Cielo Sur rechinaron los dientes, y sus celos hacia Meng Hao se elevaron hasta el pináculo.

“¡Volverá a las tierras del Cielo Sur con el tiempo!”, Dijo Ji Mingkong de repente, mientras sus ojos brillaban intensamente. Tan pronto como habló, los ojos de los demás también comenzaron a brillar.

“Está bien. Él regresará al Cielo Sur eventualmente, y no importa lo que adquiera. Tendremos que informar todo lo que sucedió cuando regresemos a nuestras Sectas y Clanes.”

“Miren, todo lo que hizo fue adquirir las calificaciones para obtener el Legado de Lord Li. ¡En cuanto a si adquirirá el legado o no, sigue siendo una incógnita!”

Mientras los Cultivadores del Cielo Sur hablaban entre sí, el río de estrellas que los rodeaba se abría paso en la distancia y, poco a poco, comenzaron a perder el conocimiento.

Pronto, todos sus ojos estaban cerrados, y estaban en un estado de sueño, tal como lo habían estado cuando llegaron.

De esta manera, el río de estrellas comenzó a flotar de regreso a las tierras del Cielo Sur.

Mientras tanto, de vuelta en la Secta del Demonio Inmortal, Meng Hao se paró en la palma del Verdadero Espíritu, Noche, mientras lo levantaba lentamente hacia el cielo.

Ke Jiusi también estaba de pie en la palma de Noche, mirando a Meng Hao con una expresión alentadora.

“Esta es tu oportunidad. En cuanto a lo lejos que puedes llegar, eso dependerá de tu buena fortuna personal.” Con eso, sacudió su manga y luego se alejó, desapareciendo en el aire.

El corazón de Meng Hao se estremeció. Nunca podría haber imaginado que al final, podría obtener calificaciones para tratar de adquirir el Legado de Lord Li.

Mientras la enorme palma lo levantó hacia el cielo, comenzó a jadear. Después de eso, sorprendentemente… las tres montañas invertidas aparecieron frente a él.

¡Éstas eran las Tres Montañas de los Demonio Mayores!

Fue en este punto que la voz de Noche retumbó nuevamente.

“La primera etapa del Legado, es la aprobación de los Siete Picos. Ya has superado esa etapa.”

“La segunda etapa es despertarme. Tú… ¡Ya pasaste esa etapa también!”

“La tercera etapa consiste en inclinarse nueve veces ante las tres montañas. Si adquieres la aprobación de las tres montañas, ¡Puedes atravesar el Segundo Cielo!”

“Por el bien de Jiusi, te recordaré… ¡Esta etapa solo se puede pasar si estás destinado a hacerlo!”

“Destinado…”,
pensó Meng Hao, mirando las tres montañas invertidas en el aire. Después de un momento de silencio, cerró los ojos y volvió a abrirlos. Ahora destellaban con un brillo radiante.

La primera montaña no era otra que la Montaña Demoníaca del Suelo de Escarcha. Estaba completamente congelada y llena de caos, por lo que era imposible ver claramente toda la montaña. Sin embargo, Meng Hao definitivamente pudo sentir la presión fría que provenía de ella.

Esta montaña parecía ser la cosa más fría en el Cielo y la Tierra, algo que incluso las llamas no podrían derretir. ¡Era como si cualquier otra cosa fría del mundo no se atreviera a llamarse fría mientras estuviera de pie ante esta montaña!

Si mirabas de cerca las decoraciones y los patrones dentro de las capas de hielo, casi parecía que contenían mundos enteros. ¡Era extraña hasta el extremo!

También visible en la montaña había un altar imponente, sobre el cual había un trono, y sentado en él estaba lo que parecía ser una estatua.

Los rasgos de la estatua no estaban claros, ¡Pero su mano derecha estaba levantada en el aire donde aparentemente una llama de hielo había ardido una vez!

En este punto, Meng Hao ya estaba jadeando. Él movió su mirada para mirar a la siguiente montaña.

La segunda montaña era completamente carmesí, como si se desbordara con sangre fresca y roja.

Una indescriptible y monstruosa intención asesina parecía llenarla, como si un número incontable de vidas hubiesen sido enterradas dentro de la montaña. La gran cantidad de personas que habían muerto a manos de este Demonio Mayor, provocaron el desbordamiento de sangre fresca, lo que hizo que la montaña se volviera completamente roja.

La intención asesina que emanaba era tan densa, que incluso una sola mirada causaría que la mente de uno se llenara con la imagen de una montaña de cadáveres y un mar de sangre.

También había un altar en esta montaña, sobre el cual se podía ver un trono de color sangre. Una estatua estaba sentada en este trono, con su mano derecha levantada.

Tan pronto como Meng Hao vio la estatua, su mente tembló. Una escena impactante apareció en su mente, que no era exactamente igual a esta, pero extremadamente similar.

“Ese es…” La mente de Meng Hao se sacudió, y comenzó a respirar con dificultad. Después de un momento, sus ojos destellaron mientras reprimía sus pensamientos y emociones.

Luego miró hacia la tercera montaña.

Sobre esta montaña, danzaban llamas rabiosas. Estas eran oscuras, pero parecían incapaces de apagarse. Lo más extraño era que, al mirar la montaña, imágenes ilusorias brotaron en su mente, como si existieran innumerables volcanes. Lo que hacía imposible saber cuál de las montañas era real y cuál era falsa.

Mientras tanto, la imagen de innumerables figuras marchitas se podía ver en la superficie de la montaña volcánica. Parecían espíritus malignos, emitiendo aullidos sin sonido.

Mientras subían, luchaban entre sí, para ser los primeros en alcanzar la cima de la montaña y allí, lanzarse al fuego.

No había altar, ni trono, ni estatua. ¡Esta tercera montaña era completamente diferente a las otras dos!

¡Tres montañas, tres Grandes Demonios del Cielo y la Tierra!

Por supuesto, los tres Grandes Demonios habían perecido hace mucho tiempo. Pero ni siquiera Lord Li hubiese sido capaz de hacer que sus esencias se desvanecieran. Por lo tanto, ¡Las tres montañas aún existían!

Jadeando, Meng Hao una vez más enfocó su mirada en la Montaña del Demonio del Suelo de Escarcha. Luego juntó las manos y… realizó una profunda reverencia.

¡Primera reverencia!

“Estoy conectado por el destino a Han Shan…”, dijo. “Recibí su Espada Inmortal y su Jarra de Alcohol. ¡Por lo tanto, debería inclinarme primero ante la Montaña del Demonio del Suelo de Escarcha!” Cuando sonaron sus palabras, la Montaña del Demonio del Suelo de la Escarcha repentinamente tembló.

De repente, se oyeron ruidos de grietas en toda la montaña. Originalmente, el hielo se extendía por la montaña, sellándola completamente. Pero cuando Meng Hao se inclinó por primera vez, el hielo comenzó a agrietarse y a partirse.

Más y más fisuras se dispersaron, creando un rugido que se elevó hacia los Cielos mientras Meng Hao se enderezaba de nuevo.

Debajo, Ke Jiusi estaba en la cabeza del Verdadero Espíritu, Noche, en el Cuarto Pico. Cuando vio lo que estaba sucediendo, una extraña luz comenzó a brillar en sus ojos.

Incluso los ojos del Verdadero Espíritu, Noche, comenzaron a brillar. “Su Primera reverencia provocó transformaciones en la Montaña del Demonio del Suelo de Escarcha. Él… está verdaderamente conectado a la montaña por el destino. Sin embargo, queda por ver qué tan fuerte es ese destino. ¡¿Puede encender el Fuego Demoníaco para iluminar el Tercer Cielo?!”

Meng Hao miró hacia la Montaña del Demonio del Suelo de Escarcha, y luego respiró hondo. Juntó sus manos y volvió a inclinarse.

“Mi Tótem de tipo Tierra está formado por Suelo de Escarcha. Al final, creé un Alma Naciente de Escarcha. ¡Esta amabilidad, o destino, me lleva a inclinarme de nuevo ante la Montaña del Demonio!

Segunda reverencia.

¡Booom!

Cuando su voz sonó, se escuchó un gran estruendo en la Montaña del Demonio del Suelo de Escarcha. Aún más grietas aparecieron en las capas de hielo que cubrían la montaña.

Extrañamente, estas comenzaron a congregarse juntas en algo que parecía un rostro. Los rasgos faciales eran extremadamente realistas; eran los de un anciano. Un rostro lleno de antigüedad que observaba a Meng Hao.

Parecía capaz de ver todo el pasado de Meng Hao con una sola mirada, así como su futuro.

Al mismo tiempo, algo cambió en la estatua sentada en el trono sobre el altar. El punto previamente vacío en su mano derecha repentinamente destelló y aparecieron chispas azules. ¡Parecía como si una llama quisiera encenderse allí!

Cuando vio esto, los ojos de Ke Jiusi brillaron aún más. En cuanto al Verdadero Espíritu, Noche, no decía nada, pero se podía ver un brillo extraño en sus ojos.

Meng Hao miró el rostro del anciano formado por las capas de hielo. Juntó las manos y se inclinó una vez más, con una expresión de determinación en sus ojos.

“Tengo un acuerdo con el mayor Han Shan. Un día, cuando mi base de Cultivo esté a la altura de la tarea, regresaré al Reino de las Ruinas del Puente para rescatarlo. Ese acuerdo es el destino, entre el mayor Han Shan y yo. También es el destino entre yo y la Montaña del Demonio del Suelo de Escarcha. ¡Hoy, repito el mismo juramento que antes!” *

“Montaña del Demonio, por favor sea testigo. ¡Esta reverencia es evidencia de la determinación de Meng Hao de la generación junior!”

Ni siquiera el más mínimo sonido podía escucharse desde la Montaña del Demonio del Suelo de Escarcha. Parecía no haber ninguna reacción a la tercera reverencia.

Meng Hao sintió que su corazón latía con fuerza; sabía que había intentado forzar un poco esta reverencia.

Sin embargo, de repente…

“¡De acuerdo!” Dijo una voz antigua. Hizo eco desde la Montaña del Demonio del Suelo de Escarcha, casi desde las profundidades del tiempo.

A medida que la voz se extendía por los alrededores, llevaba consigo una frialdad infinita que hacía que el mundo se distorsionara.

Las palabras fueron pronunciadas por el rostro del anciano. Miró profundamente a Meng Hao por un momento, y luego comenzó a ponerse borroso.

Se escucharon sonidos de agrietamiento mientras las grietas que formaban el rostro se expandían.

Todas ellas se congregaron juntas y formaron una gran grieta que se extendió desde la cima de la montaña hasta su base. Crearon una marca masiva, similar a una cicatriz, que se extendió por toda la montaña.

La marca se extendió hasta el altar, y a la estatua en el trono.

Luego se escuchó un estallido, y las chispas azules que danzaban sobre la mano derecha de la estatua comenzaron a congregarse juntas, transformándose en una llama azul.

Tan pronto como apareció la llama, iluminó el rostro de la estatua. ¡Que era exactamente el mismo que el de Han Shan!

La llama rugió hacia arriba, iluminando tres porciones del cielo.

Gradualmente, debido a la luz con la que brillaba la llama, dos objetos enormes e impactantes se hicieron visibles en el cielo. Flotaban en lo alto, luciendo aún más majestuosas e impactantes que las tres Grandes Montañas Demoníacas.

¡Un aura impactante e indescriptible rodea esos dos objetos!

La mente de Meng Hao tembló, y cerró los ojos. Después de calmarse, abrió los ojos de nuevo y luego miró la segunda montaña, ¡La Montaña Demoníaca de color sangre!

Juntó las manos, observó la Montaña del Demonio de Sangre y luego, de repente, hizo una reverencia. “No estoy seguro de si esta montaña tiene algo que ver con el antiguo Templo de la Perdición. Sin embargo, para eso es esta reverencia. ¡Si el destino existe, imploro a la montaña que se exprese!

¡Este fue su cuarta reverencia en total, y la primera hacia la Montaña del Demonio de Sangre!


* Han Shan fue el inmortal que Meng Hao conoció en el Reino de las Ruinas del Puente. En el Capítulo 474 , Meng Hao juró rescatarlo.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente