ISSTH 620 – ¡La Cabeza de Noche!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

A estas alturas, diez mil veces más arcos de luz danzaban de un lado a otro en el cerebro del Verdadero Espíritu, Noche.

Al mismo tiempo, el cerebro comenzó a contraerse.

Se escuchaban aullidos que resonaban desde el exterior, aullidos que sacudían la mente.

El rostro de Meng Hao se oscureció y una intensa sensación de crisis apareció dentro de él. Podía sentir fluctuaciones aterradoras, y un aura que parecía capaz de destruirlo en un instante.

Su cuero cabelludo se entumeció y, sin dudarlo, apartó el Espejo de Cobre y luego voló con todo el poder que pudo reunir hacia el túnel de salida.

Una vez allí, parecía ser un pozo profundo, pero debido al aura de despertar de Noche, había cambiado dramáticamente. Se estaba moviendo y retorciendo, como si el pasaje fuera parte del cuerpo del Verdadero Espíritu, Noche.

El rostro de Meng Hao cayó, y se presionó para ir incluso más rápido. Ahora estaba en el pináculo de su Octava Anima, y ​​se movía incluso más rápido que un rayo, mientras disparaba hacia el túnel. En un abrir y cerrar de ojos, él estaba volando por su interior.

¡¡¡ROOARR!!!

Un estruendoso rugido resonó desde abajo y desde arriba. Todo en la Secta del Demonio Inmortal se sacudió violentamente y comenzó a caer en pedazos.

La destrucción era claramente visible para Meng Hao. Podía verlo con sus propios ojos, porque las paredes que lo rodeaban parecían estar cubiertas con un filamento parcialmente transparente.

A través de eso, Meng Hao pudo ver las tierras agrietándose y rompiéndose en capas, que luego caían hacia abajo.

Mientras miraba atrás hacia el túnel, ¡Meng Hao se dio cuenta de que parecía un tubo!

Era un tubo que iba hacia el cerebro del Verdadero Espíritu, Noche, y él estaba justo en medio de ese tubo, moviéndose con una velocidad demencial, sin precedentes.

Mientras aceleraba, comenzó a jadear. Eso fue porque se sorprendió al descubrir que el tubo por el que viajaba estaba elevándose en el aire.

“No es sólo este túnel el que se eleva en el aire. De hecho… ¡Este túnel… es parte del cuerpo del Verdadero Espíritu, Noche! ¡Cuando se mueva, aparecerá desde el interior de la tierra!”

La mente de Meng Hao tembló mientras miraba a través de las paredes semitransparentes del túnel, como la tierra colapsada en todas partes. También podía sentir la sensación del túnel moviéndose hacia arriba.

Después de más de diez respiraciones de tiempo, una luz blanca cegadora llenó la visión de Meng Hao. ¡Un enorme rugido llenó el túnel en el que estaba y se elevó completamente del suelo hasta que estuvo en medio del aire sobre la Secta del Demonio Inmortal!

Para este punto, Meng Hao había recorrido aproximadamente el setenta por ciento del túnel, colocándose a un treinta por ciento de distancia de la salida.

Ahora el túnel temblaba violentamente, y el rostro de Meng Hao estaba pálido. A través de las paredes semitransparentes, podía ver que afuera…

Las fisuras cubrían todas las tierras de la Secta del Demonio Inmortal.

La mayoría de las diversas áreas de la Secta estaban completamente colapsadas. De hecho, la mayoría de las tierras parecían estar cediendo, como si una enorme criatura se estuviera levantando.

Las rocas caían a los lados de los siete picos, como si ni siquiera éstos pudieran sobrevivir a esta increíble catástrofe.

¡El primero en colapsar fue el Tercer Pico!

Cuando las tierras a su alrededor se derrumbaron y se destrozaron, la cima de la montaña comenzó a inclinarse hacia un lado y se hundió… Sin embargo, mientras lo miraba, Meng Hao tuvo la extraña sensación de que… el Tercer Pico no estaba colapsando. En realidad, parecía haber una fuerza increíble que hacía que se inclinara hacia un lado.

No podía estar seguro, pero la sensación era intensa.

Entonces, mientras el túnel semitransparente vibraba rápidamente, Meng Hao repentinamente vio algo… que nunca podría olvidar.

Vio una cabeza increíblemente grande. Era tan grande que era imposible estimar exactamente cuán grande era. ¡Y solo la mitad era visible!

Parecía una cabeza humana, excepto que no tenía pelo, y en cambio estaba completamente cubierta con escamas negras.

Sorprendentemente, esta cabeza… ¡Parecía abarcar todas las tierras de la Secta del Demonio Inmortal!

El cuero cabelludo de Meng Hao se entumeció y su boca estaba completamente seca. ¡Era completamente incapaz de determinar cuán grande era esta cabeza!

¡También vio que el túnel semitransparente en el que estaba, era en realidad una enorme antena unida a la parte superior de la cabeza!

¡Era una antena similar a un tubo, aparentemente usada para respirar!

Lo que hizo que la mente de Meng Hao se estremeciera con aún más, era que el Tercer Pico previamente inclinado y derrumbado… en realidad… se había detenido después de alcanzar un cierto ángulo y ya no estaba cayendo.

Eso era porque… el Tercer Pico no era en realidad parte de la tierra en absoluto. Estaba conectado a la cabeza. Más exacto era que, ¡El Tercer Pico era en realidad un cuerno enorme que crecía desde la parte superior de la Cabeza!

“Este… este es… ¿El Verdadero Espíritu, Noche?” Pensó Meng Hao, mirando con los ojos muy abiertos.

Él no fue el único que vio esto. Los otros Cultivadores del Cielo Sur que se congregaban fuera del Primer Pico observaban la escena con sus expresiones pálidas.

Al mismo tiempo, la ubicación donde se encontraban comenzó a colapsar.

Luego apareció un enorme agujero, un pasaje hacia el cielo estrellado en el que todos entraron sin vacilar.

Mientras volaban por el pasaje, sus cuerpos comenzaron a emitir una luz blanca.

Esta luz parecía estar separándolos de la antigua Secta del Demonio Inmortal. Sus cuerpos empezaron a hacerse transparentes, y aparentemente, no pasaría mucho tiempo antes de que desaparecieran por completo.

Al mismo tiempo, haces de luz estelar descendieron de todas direcciones, transformándose en un río de estrellas. La aparición del río de estrellas indicaba que el regreso al Cielo Sur había comenzado. Era hora de dejar la buena fortuna de la Secta del Demonio Inmortal.

“¡Meng Hao!” Gritó Xu Qing. Se mordió el labio mientras la suave luz comenzó a envolverla. Gradualmente, se volvió transparente, pero sus ojos ansiosos se enfocaron en la dirección de la Secta del Demonio Inmortal, donde estaba Meng Hao.

Similarmente ansiosa estaba Fang Yu. Sus manos se apretaron en puños mientras veía como la Secta del Demonio Inmortal colapsaba.

En cuanto a los otros Cultivadores del Cielo Sur, todos estaban llenos de emociones complejas.

Estaban abrumados de asombro ante el repentino giro drástico de los acontecimientos en la antigua Secta del Demonio Inmortal, y al mismo tiempo, también estaban llenos de pensamientos conflictivos con respecto a Meng Hao.

Querían a Meng Hao muerto, para que sus deudas fueran absueltas. Sin embargo, si no fuera por las acciones de Meng Hao, en este momento, todos ellos estarían muertos. Eso fue una bondad por su parte.

Varios pensamientos los invadían mientras observaban en silencio.

Meng Hao estaba fuera de sí. Por lo que podía decir, realmente había puesto en marcha algo épico…

Todo lo que hice fue sacar un espejo de mierda, ¿Verdad…?”, Pensó, apretando su mandíbula. Luego continuó acelerando lo más rápido posible hacia la salida del túnel semitransparente.

Sin embargo, fue en este punto que, rodeada por las tierras devastadas, la cabeza del Verdadero Espíritu, Noche, comenzó a elevarse lentamente. Un gemido reverberante, aún más impactante que el anterior, resonó en todas las direcciones.

El Segundo Pico, el Cuarto Pico, el Primer Pico, el Quinto Pico…

Todos se sacudieron violentamente y se elevaron en el aire. Se derrumbaron innumerables trozos de piedra y… ¡Se revelaron cuatro cuernos impactantes!

La antena onduló y, al mismo tiempo, la salida apareció justo delante de Meng Hao.

Cuando estaba a punto de salir… Noche, cuya cabeza estaba ahora medio emergida de las tierras colapsadas, de repente inhaló.

Su respiración causó una enorme fuerza de succión que recorrió el túnel semitransparente.

Meng Hao era completamente incapaz de controlar su cuerpo. Ésta situación lo tomó casi desprevenido, y sintió que estaba siendo absorbido.

Lleno de conmoción, desató todo el poder de su base de Cultivo y su mano derecha se extendió hacia un costado para aferrarse a una enredadera…

¿Cómo Meng Hao no podría ver que estas enredaderas eran en realidad como pelos que existían dentro de la antena del Verdadero Espíritu, Noche…?

Tan pronto como lo agarró, dejó de moverse. Sin embargo, sólo un momento después… ¡La vid se rompió!

Los ojos de Meng Hao se ensancharon una vez más, mientras era aspirado. Todas estas cosas sucedieron en el espacio de unas diez respiraciones.

Sin embargo, para Meng Hao pareció una eternidad.

“Si esta es la respiración del Verdadero Espíritu, Noche…”, pensó. “La respiración implica inhalar y exhalar. Si esto es la inhalación, entonces debe ser seguido por la exhalación. ¡Es hora de apostar!” Con eso, sus ojos se llenaron de determinación.

Era muy poco lo que podía hacer ahora, excepto apostar.

Continuó agarrándose a las vides, y continuó empleando todo el poder de su base de Cultivo para tratar de frenar su movimiento.

Diez respiraciones después…

Debajo de él, Meng Hao pudo ver el final del túnel y, una vez más, el cerebro del Verdadero Espíritu, Noche. Sin embargo, fue en este punto que la inhalación terminó.

Luego fue seguida por una fuerza intensa y explosiva en la dirección opuesta.

Los ojos de Meng Hao brillaron. Un rugido llenó su cuerpo y la sangre salpicó de su boca. Junto al poder de expulsión, él disparó hacia arriba.

Sus ojos se llenaron de locura y su base de Cultivo explotó, añadiendo aún más velocidad.

Todo el proceso ni siquiera tomó diez respiraciones de tiempo. El cuerpo de Meng Hao tembló y, de repente… salió disparado desde el interior de la antena.

Para cuando salió volando, las tierras de la Secta del Demonio Inmortal estaban completamente destruidas.

El Sexto y el Séptimo Pico se sacudieron violentamente y, debajo de ellos se reveló… una cabeza que era tan grande como más de la mitad de las tierras de la Secta del Demonio Inmortal.

Tenía rasgos humanos, pero estaba cubierto de escamas de tono negro. Tenía siete cuernos enormes y una larga antena, cuyo extremo brillaba con una luz verde.

Sus ojos estaban medio abiertos, y en su interior se podía ver el vacío del despertar. También había una energía impactante e indescriptible en su cuerpo que palpitaba hacia el exterior.

Este era… ¡El Verdadero Espíritu, Noche!

Tenía siete cuernos que podían formar montañas, y aunque su cabeza apenas emergió, su aura era tan impactante, que cualquiera que la mirara no podría evitar que su mente temblara.

Meng Hao disparó de vuelta a la velocidad máxima. Él mismo no era nada en comparación con el Verdadero Espíritu, Noche.

No pudo evitar pensar en lo único que podía compararse en tamaño con el Verdadero Espíritu, Noche, y ese era el Patriarca Confianza, con el Estado de Zhao a sus espaldas.

“¡Todo lo que hice fue sacar un espejo de mierda! ¡¿Podría eso realmente estimular esta cosa para que se despierte?!” El sudor corría por la frente de Meng Hao mientras disparaba hacia la ubicación de los otros Cultivadores del Cielo Sur, todos los cuales miraban con asombro al Verdadero Espíritu, Noche.

Sus mentes daban vueltas y eran incapaces de siquiera hablar media frase. Al mismo tiempo, estaban a punto de volverse completamente transparentes, dándoles la apariencia de sombras.

Meng Hao voló tan rápido como pudo, usando todo el poder de su Base de Cultivo, y se transformó en una luna negra, rodeada de humo verde. Sin embargo, casi en el mismo momento en que llegó a la salida, detrás de él, el Verdadero Espíritu, Noche, emitió el primer sonido que no fue un lamento.

“¡¡NOCHE!!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente