ISSTH 587 – ¿Por Qué Haces Esto?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Ke Yunhai tomó la delantera. A partir de ahora, parecía haber vuelto a la forma en que estaba en el mejor momento de su vida. Su base de Cultivo estaba en su apogeo, aunque Meng Hao no tenía manera de comprender en qué Reino estaba.

“¡Jiusi, en las enormes Nueve Montañas y Mares, el camino del Cultivo está compuesto del Espíritu, el Inmortal, el Antiguo y el Dao!” Agitó su mano y el mundo se derrumbó. El nivel 89, que había sido tan difícil para Meng Hao, fue destruido en un instante.

Cuando llegaron al nivel 90, otro campo de batalla se extendió frente a Meng Hao. La tierra era antigua y arcaica. No tenía límites, y en el cielo se podían ver nueve soles.

Meng Hao pudo ver a innumerables gigantes en el campo de batalla, ¡E incluso a Demonios Gigantes!

Parecía como si este campo de batalla fuera incluso más antiguo que la Secta del Demonio Inmortal.

“Este lugar es un reflejo del Mundo Arcaico. No es ni real ni falso. Existe dentro de un pensamiento… Según la leyenda, el Mundo Arcaico es el origen de las Nueve Montañas y los Mares.” Ke Yunhai avanzó, mientras agitaba su mano. Al instante, innumerables figuras que se acercaban rugiendo, se convirtieron en cenizas.

Meng Hao estaba detrás de Ke Yunhai, con una expresión llena de emoción.

“Se dice que los Nueve Lord de las grandes Nueve Montañas y Mares en realidad provienen del Mundo Arcaico. No son espíritus de las Nueve Montañas y los Mares. ¡Eso incluye a nuestro Lord Li de la Novena Montaña y el Mar!”

“Por supuesto, las leyendas son solo leyendas. Pueden ser ciertas, o pueden ser falsas. De cualquier manera, deberías saber la historia.” Ke Yunhai pateó el suelo y un rugido llenó el aire. Aparecieron ondas que se expandieron en todas direcciones, y todo lo que existía en decenas de miles de metros en todas las direcciones comenzó a temblar. Luego explotó directamente en pedazos.

“Tu padre está en la cima del Reino Antiguo, a medio paso del Reino Dao. Hablando originalmente, debería tener una longevidad ilimitada y podría… disfrutar de una vida tan larga como la de las Nueve Montañas y los Mares.” Avanzó, y la tierra bajo sus pies comenzó a encogerse. Sostuvo a Meng Hao por el brazo y caminó con pasos aparentemente ilimitados.

El Patriarca Confianza los observó desde lejos en la distancia, y su corazón tembló. Rápidamente se pegó al suelo y rezó porque Meng Hao ya se hubiese olvidado de él.

Meng Hao se movió junto con Ke Yunhai, olvidándose por completo del Patriarca Confianza. En un solo momento, se encontraban en una ubicación completamente diferente en el campo de batalla ilimitado.

“Sin embargo, Lord Li devolvió la vida del Cielo a las masas…”, dijo en voz baja. “Él cree que para los Cultivadores cultivar la vida eterna es una injusticia para el Cielo y la Tierra. Sepultó el camino a la siguiente vida y selló el Reino Dao para que no pueda ser alcanzado. Al final, debemos renunciar a nuestras vidas. Así es como… comenzó el límite de la longevidad.”

Él se quedó allí, con su largo cabello ondeando a su alrededor, pareciendo un Paragon.

O, tal vez uno debería decir que… él realmente era un Paragon. Él empujó su mano hacia el suelo. Al instante, comenzó a retumbar, rompiéndose en múltiples capas, que luego se colapsaron entre sí.

“Este nivel… ya terminó”, dijo. Levantó la mano y el mundo entero se hizo pedazos. Todas las vidas en el campo de batalla fueron destruidas, y un enorme cráter se extendió hacia abajo. Allí, en la parte más profunda del cráter, se podía ver un ataúd.

Cuando Meng Hao vio el ataúd, toda su persona se llenó de conmoción. La superficie del ataúd estaba tallada con nueve mariposas.

“Según la leyenda…”, dijo Ke Yunhai con frialdad, “Existía un ataúd en el Mundo Arcaico. Aunque existió durante incontables años, nadie supo quién descansó dentro del ataúd, ni nadie sabía de dónde venía.” El mundo entero a su alrededor se desvaneció, y al mismo tiempo, apareció un símbolo. Éste flotó lentamente hacía frente a Ke Yunhai.

Ke Yunhai lo observó y sonrió. Se dio la vuelta mientras agitaba su manga haciendo que  símbolo se disparara hacia Meng Hao.

“Asimila este símbolo. Padre te protegerá.”

Tan pronto como el símbolo tocó su frente, se desvaneció. El cuerpo de Meng Hao tembló y, sorprendentemente, unos grandes caracteres aparecieron en su mente.

¡El Cuerpo de Tesoros Sellados de los Nueve Cielos!

¡Esto era exactamente lo que Meng Hao había querido adquirir, una de las 10 mejores Magias Daoistas centradas específicamente en el temple corporal!

El símbolo giró en círculos dentro de la mente de Meng Hao, mientras surgía un poder de expulsión. Casi parecía como si esta Magia Daoísta no estuviera destinada a estar con Meng Hao, como si no pudiera obtener la iluminación para convertirse en la semilla de un gran Dao.

De repente, al ver que la Magia Daoísta comenzó a desvanecerse, la mente de Meng Hao se sacudió. Sin embargo, fue en este momento que una cálida mano se posó en su hombro.

“¡No te preocupes, padre te ayudará a subyugar la magia!” Tan pronto como la suave voz entró en la mente de Meng Hao, se calmó. Al mismo tiempo, una presión indescriptible explotó desde Ke Yunhai. Mientras se abalanzaba sobre Meng Hao, él no hizo nada para interferir con ella. Sin embargo, el símbolo en su mente comenzó a temblar y luchar en frustración.

En respuesta a la lucha, Ke Yunhai dejó escapar un resoplido frío. Toda la resistencia fue destruida, completamente destrozada. Instantáneamente el símbolo perdió toda la voluntad propia que poseía. Permaneció en la mente de Meng Hao, fusionándose lentamente y transformándose en la semilla de un gran Dao.

“Borré su voluntad…”, dijo Ke Yunhai con una sonrisa. “Aunque la voluntad del Dao se ha ido, todavía no se ajusta a tu espíritu. No podrás cultivarlo de inmediato. Como insistió en desobedecerte, no tuve más remedio que destruirla.”

“De acuerdo, vámonos. ¡Al siguiente nivel!” Con eso, se dio la vuelta y se dirigió hacia adelante. Meng Hao respiró hondo y siguió sus huellas.

Los dos pasaron el nivel 91, el nivel 92 y el nivel 93…

Meng Hao no tuvo que hacer nada en ningún momento. Todo estaba controlado por Ke Yunhai. Él era frío y calculador, mientras agitaba su mano para destruir mundos. Al verlo, Meng Hao se sacudió por completo.

Si Ke Yunhai podía hacer esto aquí, no era necesario mencionar lo que podía lograr en el mundo exterior.

Unos momentos antes…

Los discípulos de la Secta del Demonio Inmortal en el exterior vieron a Ke Yunhai empujar su mano contra la superficie de la Pagoda y luego cerrar sus ojos en meditación. Tan pronto como cerró los ojos, sorprendentemente, un segundo punto de luz apareció en el nivel 89.

Además de Meng Hao, ahora había dos puntos brillantes. Este punto, sin embargo, era increíblemente impactante. Incluso podría ser mejor llamarlo un sol que un punto de luz.

“Ese es…¿Ese es el Paragon Yunhai? ¡Es… es realmente él! Esto es demasiado… también… ”

“Ese es definitivamente el Paragon Yunhai…”

Todo ellos no podían hacer nada más que observar completamente sorprendidos. Nunca podrían haber imaginado que las trampas… podrían llevarse a cabo en esta medida impactante.

Casi tan pronto como apareció el sol en el nivel 89, el nivel colapsó. Meng Hao y el sol continuaron hasta el nivel 90. ¡En unas cuantas respiraciones de tiempo, una luz brillante llenó el cielo cuando se pasó el nivel 90!

Al mismo tiempo, innumerables flores hermosas descendieron en el área alrededor de la Pagoda del Demonio Inmortal, y se fusionaron para formar un gigantesco loto.

Muchas personas lo reconocieron al instante. Esta era una de las 10 mejores Magias Daoistas. No contaba como una técnica secreta; Este era el único cuerpo que atemperó la Magia Daoísta conocida como el Cuerpo de Tesoros Sellados de los Nueve Cielos.

Mientras una oleada de celos sin precedentes llenaba los corazones de los espectadores, de repente, la hermosa flor comenzó a mostrar signos de inestabilidad. Inmediatamente, los corazones de todos los espectadores temblaron.

“¡Incompatible! ¡Es incompatible! ¡Jajaja! ¡Ke Jiusi no tiene manera de obtener la iluminación de esta Magia Daoísta!”

“¡La voluntad del Cielo! ¡Esta es definitivamente la voluntad del Cielo!”

Sin embargo, mientras sus corazones se aceleraban, de repente, la presión de Ke Yunhai se extendió. Todos observaron atónitos como la presión ejercida por un Paragon hacía que la voluntad de la flor previamente inestable se borrara, y la obligó a someterse.

La escena instantáneamente hizo que los discípulos de la Secta del Demonio Inmortal quedaran con los ojos muy abiertos. Los que acababan de hablar revelaron instantáneamente expresiones de increíble frustración.

Expresiones extrañas llenaron sus rostros, y la misma pregunta giró en todas sus mentes.

“¡Maldita sea! ¡¿Por qué no puedo tener un padre tan increíble?!? ”

Una segunda pregunta llenó las mentes de algunos de los espectadores.

“¿Cómo es que mi padre no es un Paragon…?”

Para este punto, no les quedaba energía para gritar que las cosas eran injustas. Las acciones de Ke Yunhai habían borrado cualquiera de tales argumentos hasta el punto de ser polvo y ceniza. No importaba lo que gritaran, este equipo de padre e hijo lucharía hasta el final…

No importaba si uno hablaba del Clan Fang o el Clan Ji, las Tierras del Este, los Altos del Norte, del Dominio Sur o de las Tierras Negras. Todos observaban aturdidos la Pagoda del Demonio Inmortal flotando en el cielo.

Vieron cómo Ke Yunhai, un Paragon, escoltaba a Ke Jiusi a través de los niveles.

Fang Yu parpadeó, su corazón se sentía un poco inquieto.

“No puedo dejar que papá se entere de esto…”, pensó.

Los ojos de Zhixiang estaban muy abiertos y ella estaba jadeando. En este momento, incluso ella estaba llena de intensos celos hacia Meng Hao.

Todos se llenaron de sentimientos complicados mientras observaban el brillante punto de luz, así como el sol, desde el exterior de la Pagoda del Demonio Inmortal. Observaron cómo cargaban a través de los niveles.

¡94!

¡95!

¡96….!

Finalmente, ¡Llegaron al nivel 99!

Todos los discípulos de la Secta del Demonio Inmortal que estaban observando, comenzaron a jadear. Era como si se hubieran olvidado de todo lo demás, excepto del nivel más alto de la Pagoda.

El nivel 99 superó todo lo que Meng Hao podría haber imaginado. Aquí no había peligro, no había campo de batalla. Solo había un valle.

En su interior había un lago, al lado del cual había una casa. Sentado con las piernas cruzadas fuera de la casa había un anciano.

El anciano estaba pescando, y cuando Ke Yunhai y Meng Hao se acercaron, no les prestó atención.

Meng Hao se quedó en silencio detrás de Ke Yunhai. Él se detuvo junto al anciano y tampoco dijo nada.

Después de un largo momento, el anciano finalmente habló.

“Esto no se ajusta a las reglas.”

“No me queda mucha vida…”, respondió Ke Yunhai con frialdad. Escuchar esto hizo que el corazón de Meng Hao temblara.

“Aun así no cumple con las reglas…”, dijo el anciano. Yunhai suspiro.

“He hecho muchos sacrificios por la Secta del Demonio Inmortal. He llevado a cabo las órdenes de Lord Li sin dudarlo. ¿No es suficiente?” Volvió la cabeza para mirar hacia la distancia.

El viejo no dijo nada al principio. Luego, después de un largo momento, suspiró, e hizo un movimiento de agarre con la mano derecha. Al instante, un símbolo apareció en la palma de su mano. Parecía estar formado por innumerables símbolos mágicos, y contenía una sensación de una belleza frágil.

“Santificación de Carne…”, dijo el anciano. “Es un Arte Secreto, no es realmente una Magia Daoísta.” Miró a Meng Hao por un momento, y la mente de Meng Hao se sacudió. Esa simple mirada fue suficiente para atravesarlo por completo.

“Interesante…”, dijo el anciano, con una mirada seria llenando sus ojos. Agitó la mano, haciendo que el símbolo disparara hacia Meng Hao y entrara en su frente.

“Noche tendrá dificultades para crear una copia de este arte. Sin embargo, como lo apruebo, luego de que abandones este lugar, mientras exista, puedes activarlo por completo. Si ya he perecido…” El anciano sacudió la cabeza, pero no dijo más.

En cuanto a Ke Yunhai, no hizo ninguna pregunta sobre lo que se había dicho. Se volvió para irse con Meng Hao.

Mientras se alejaban, el anciano de repente miró a Meng Hao una vez más. Sus ojos parecían estar llenos de comprensión y dolor.

“Yunhai…”, pensó, “Considerando que sabes la verdad de todo esto, ¿Por qué haces esto…?”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente