ISSTH 584 – La Magia del Demonio de la Llama Marchita, el Verdadero Ser Dao

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Cuando la voz familiar hizo eco en los oídos de Meng Hao, sintió como si un viento suave lo llevara a esos maravillosos días en la viciosa Secta Confianza.

Dentro de esa Secta había una tortuga vieja malvada, desgraciada, hipócrita y poco confiable…

Los ojos de Meng Hao se agrandaron al ver una sombra oscura aparecer más adelante. Al mismo tiempo, el cielo se oscureció y se escuchó el sonido de chasquidos.

El escudo que rodeaba a Meng Hao comenzó a colapsarse y casi explotó. Entonces, se escuchó un chillido de dolor, y el área por delante de Meng Hao se volvió clara una vez más, revelando… una enorme y feroz tortuga, que se retiraba a toda velocidad.

La tortuga tenía varios miles de metros de ancho, con una expresión ansiosa en su enorme rostro. Entonces miró ferozmente a Meng Hao.

Sorprendido, Meng Hao retrocedió unos pasos mientras su escudo agrietado se reparaba rápidamente. A partir de este momento, se dio cuenta de que sin el escudo, hubiese sido aplastado dentro de la maldita boca del Patriarca Confianza.

En su memoria, el Patriarca Confianza era mucho más grande que la tortuga delante de él. Sin embargo, la apariencia poco confiable, su método de ataque furtivo y su tono de voz, eran exactamente iguales a los del Patriarca Confianza que Meng Hao conocía.

Una expresión extraña apareció en el rostro de Meng Hao mientras miraba a este Patriarca Confianza. Un nuevo odio se acumuló en su corazón. Recordó las innumerables pruebas y tribulaciones por las que había pasado para ayudar al Patriarca Confianza, solo para ser estafado por la tortuga vieja y tacaña.

Al final, el Patriarca Confianza, ¡Incluso trató de comérselo! Fue solo por Guyiding Tri-Rain, y su recitación de las Escrituras de Sellado de Demonios, que el maldito Patriarca Confianza se vio obligado a huir.

“Qué extraño…”, dijo Patriarca Confianza, mirándolo con furia. “Algo en tu expresión me parece un poco extraño. ¿No me digas que reconoces a este viejo Patriarca?” Su expresión era confusa mientras observaba a Meng Hao y al escudo que lo rodeaba. Apretó la mandíbula, pareciendo inexplicablemente odioso.

“El Patriarca odia a los niños tramposos más que cualquier otra cosa, ¡Y obviamente eres un tramposo! Tú, tú, tú… ¡Te atreves a tratar de pasar por aquí con un escudo! ¡¡Estafador!!”

Meng Hao retrocedió unos pasos. Mirando detenidamente al Patriarca Confianza, de repente dijo: “Dao Ancestral, el tenaz deseo de sellar los cielos…”

Después de decir estas palabras, no hubo reacción alguna por parte del Patriarca Confianza. De hecho, parecía aún más sorprendido, confundido y curioso.

“¡Qué descarado! ¿Qué estás haciendo, maldiciéndome?”

Meng Hao retrocedió unos pasos más, abandonando la Escritura de Sellado de Demonios. Después le dio otra mirada al Patriarca Confianza, y de repente se rio.

La risa contenía un poco de vergüenza; al mismo tiempo, se podía ver una extraña luz brillando en sus ojos. Su expresión hizo que el Patriarca Confianza temblara de asombro.

“¡Qué descarado! ¿Qué quieres? ¡Qué demonios! ¿Qué clase de embrollo está pasando aquí? Chico, hay algo mal con tu expresión… ”

“¡Escucha, P*rra!” Gritó Meng Hao, “¡No solo voy a maldecirte, voy a darte una paliza!” Rugiendo, saltó en el aire y le dio una palmada en la bolsa de almacenamiento, causando que apareciera una vasta cantidad de talismanes

Cada talismán emanaba un poder impactante, una luz cegadora y una presión increíble.

Instantáneamente los ojos del Patriarca Confianza se agrandaron.

“¡Demasiado rudo!”, Gritó el Patriarca Confianza, retrocediendo a máxima velocidad. La sensación que recibió de los talismanes hizo que su corazón se acelerara de miedo.

Antes de que pudiera retirarse demasiado lejos, Meng Hao agitó su mano, causando que los talismanes se encendieran. En ese momento, se pudo ver un inmenso resplandor rojo, desde el cual explotaron innumerables Dragones del Trueno. Sus rugidos llenaron el aire mientras disparaban hacia Patriarca Confianza.

En medio de las explosiones, el Patriarca Confianza chillo y gritó, esquivando de un lado a otro. Su rabia aumento, y estaba a punto de decir algo cuando Meng Hao agitó su mano nuevamente, causando que setenta u ochenta talismanes más, salieran volando.

Cuando explotaron caóticamente, el aire se sacudió y el suelo se destrozó en pedazos. En ese mismo instante, el Patriarca Confianza aulló y cargó contra el escudo.

Meng Hao claramente no tenía intención de evadir o esquivar. Permitió que la vieja tortuga golpeara su escudo, después de lo cual se pudo escuchar una gran explosión, junto con un miserable gritó.

El Patriarca Confianza cayó hacia atrás, y durante ese momento Meng Hao agitó su brazo, arrojando más de mil talismanes.

Estos eran todos los talismanes creados personalmente por Ke Yunhai. No necesitaban ser controlados por Meng Hao. Todo lo que tenía que hacer era lanzarlos, y se transformarían voluntariamente en Habilidades Divinas y Magias Daoistas. De repente, en el aire, aparecieron más de mil estatuas, todas las cuales se lanzaron instantáneamente hacia el Patriarca Confianza.

Este aluvión de ataques hizo que el Patriarca Confianza quedara aturdido. Él disparó hacia atrás sin dudarlo, mientras su caparazón estaba a punto de ser destrozado.

Su corazón se llenó de asombro, y al instante comenzó a aullar de rabia.

“¡Me rindo! ¡El Patriarca se rinde!… Maldito, ¡Eres un tramposo! ¡¡Nunca hago trampa así!!”

“¡No acepto que te rindas!”, Gruñó Meng Hao. No importa lo que se dijera, él tendría su venganza. Agitó su mano de nuevo, causando que aparecieran otros mil talismanes.

Los gritos espeluznantes continuaron haciendo eco. El Patriarca de la Confianza temblaba, e intentó huir de esta calamidad. La sensación de frustración en su corazón había alcanzado un pináculo.

“¡Maldita sea, MALDICIÓN!”, Aulló el Patriarca Confianza, “¡¿Hay algún rencor entre nosotros?”

¡BAM!

Meng Hao produjo varios cientos de talismanes más.

“¿Qué hice para hacerte enojar? Eh ¡¡Vamos, dímelo!!” el Patriarca Confianza estaba al borde de las lágrimas. Era incapaz de evadir los ataques, y no podía hacer nada más que retraer sus extremidades temblorosas, y la cabeza en su caparazón. “Acabo de nacer recientemente, ni siquiera he crecido todavía. ¿Cómo pude haberte molestado?!”

“No me has molestado…”, dijo Meng Hao. “¡Pero eso no significa que no me harás enojar en el futuro!” Él agitó su mano nuevamente, causando que el Patriarca Confianza lanzara más gritos miserables.

“Saca la cabeza de tu caparazón…”, ordenó Meng Hao, produciendo otra gran cantidad de talismanes y observando al Patriarca Confianza.

“¡No voy a sacar la cabeza incluso si me golpeas hasta matarme! ¡Solo eres un gran matón! ¡Eres incomparable! ¡Tú… eres un abusador!”

“¡Si no te intimido ahora, entonces me intimidaras en el futuro!”, Dijo Meng Hao con frialdad. Produjo aún más talismanes, y los lanzó consecutivamente. Una explosión tras otra llenó el aire, junto con los miserables gritos del Patriarca Confianza, que se retiró aún más, llorando.

Su caparazón estaba casi destruido, y su cuerpo temblaba como si se estuviera congelando. Su cabeza estaba metida en su interior, como si realmente se negara a salir, incluso si moría.

Meng Hao lo miró, luego saltó a su caparazón. Golpeó la bolsa de almacenamiento y produjo otro objeto mágico que Ke Yunhai había hecho para él. Era una hoja pequeña, aparentemente sin filo, pero en realidad estaba equipada con una frialdad extremadamente aguda. Meng Hao levantó la hoja, se agachó y comenzó a tallar algunas palabras en el caparazón del Patriarca Confianza.

“¡Tortuga de Meng Hao!”

Después de tallar las palabras, Meng Hao le dio unas palmaditas al caparazón de la tortuga y sonrió complacientemente.

“Lo dejaremos aquí por hoy…. Puede que sea difícil para ti, pero espero que en el futuro recuerdes que eres MI tortuga.”

El Patriarca Confianza lo fulminó con la mirada, mientras apretaba su mandíbula. Sabía que Meng Hao le había tallado algo en la espalda y hacía mucho tiempo que había tomado la determinación de devolverle este insulto.

Meng Hao pateó con su pie y voló en el aire, preparándose para pasar al nivel 71. Sin embargo, tan pronto como voló en el aire, de repente pareció pensar en algo. Miró hacia abajo justo en el momento en que el Patriarca Confianza sacaba la cabeza del caparazón.

Meng Hao sonrió de repente, luego, inconscientemente, sacó un talismán. Asustado, el Patriarca Confianza retractó su cabeza tan rápido como un relámpago, y luego aulló: “¿No dijiste que lo dejaríamos por hoy? ¡Tú, tú, tú… me has engañado!”

El cuerpo de Meng Hao brilló y de repente apareció directamente frente al Patriarca Confianza, quien se retrajo en su caparazón.

Su poderoso escudo se mantenía para prevenir cualquier tipo de ataque furtivo de la tortuga.

“Esta vez te dejaré…”, dijo Meng Hao con seriedad, “Pero sigo intentando decidir si te destruiré o no para obtener la recompensa de este nivel.”

El Patriarca Confianza tembló dentro de su caparazón. Luego abrió la boca y escupió un rayo de luz dorada que se disparó hacia Meng Hao. Perforó a través de su escudo, y se transformó en un símbolo mágico.

El símbolo mágico parecía una semilla, que emanaba una luz colorida y una presión indescriptible. Emitía un sentimiento de esplendor, que instantáneamente hizo que el resto del mundo se oscureciera, como si hubiese anochecido.

Debido a que contenía un Dao del Cielo y la Tierra, que existe en un lugar por encima de las leyes naturales del mundo, ¡Cualquiera que lo cultivara obtendría un Gran Dao!

¡Esta era una de las 10 mejores Magias Daoistas!

Incluso en la Secta del Demonio Inmortal, esta era una técnica mágica increíble y sorprendente. Su origen no estaba claro, e incluso en la antigüedad, pocas personas lo entendían claramente.

Meng Hao respiró hondo mientras examinaba la magia. Su corazón comenzó a latir fuera de control. Aparte del Encantamiento de Divergencia del Alma, esta era la Magia Daoísta más poderosa que había visto en todo el tiempo que había estado en este antiguo mundo de la Secta del Demonio Inmortal.

“¡¿Me pregunto qué tipo de Magia Daoísta será?!”, pensó.

Respiró hondo y levantó la mano para empujar el símbolo mágico con su dedo. Al instante, su cerebro se llenó de un rugido.

La marca no requería iluminación. Tan pronto como su dedo la tocó, se precipitó en su cuerpo hacia su corazón, donde se transformó en una semilla.

Esta… era la semilla de un Gran Dao, una de las 10 mejores Magias Daoistas. No requería ninguna iluminación. De hecho, la iluminación era inútil. ¡Esta semilla sólo brotaría en la mente de alguien destinado a recibirla!

Si el destino existiera entre él y esta semilla, siempre estaría allí. ¡Si no hubiera destino, forzarlo sería inútil!

La semilla ilusoria se transformó rápidamente en nueve partes, siete de las cuales se precipitaron hacia sus Siete Almas Nacientes.

Las otras dos se quedaron en su corazón.

En el instante en que las siete semillas hicieron contacto con sus Almas Nacientes, comenzaron a temblar. Sorprendentemente, comenzaron a solidificarse, de algo ilusorio, a algo real. Parecía… que Meng Hao había obtenido su aprobación, ¡Y que habían elegido brotar dentro de él!

Mientras tanto, en el mundo exterior, los ojos de todos los discípulos de la Secta del Demonio Inmortal, estaban fijos en el resplandor de la luz mágica en el nivel 70 de la Pagoda. Esto era especialmente cierto en el caso de los Cultivadores del Cielo Sur.

Incluso la expresión de Ke Yunhai era de gran asombro. En cuanto a los otros Paragones, ellos también estaban observando de cerca. Todos sabían que esta era la oportunidad de obtener una de las 10 mejores Magias Daoistas.

En este momento, el cielo sobre la Secta del Demonio Inmortal se llenó repentinamente de nubes turbulentas. Un resplandor rojo iluminó las tierras, y un haz de luz brillante se disparó. Tan pronto como apareció el rayo de luz, el Paragon del Séptimo Pico abrió repentinamente sus ojos, que brillaban intensamente.

“Esto es…”

La luz descendió, se volvió borrosa y luego se dividió en tres partes.

El significado de tal escena era algo que la mayoría de la gente no entendería. Sin embargo, los Paragones presentes se miraron con seriedad.

Ke Yunhai comenzó a jadear ligeramente. Cualquier otra cosa que hubiese ocurrido no lo habría dejado tan visiblemente alegre. Sin embargo, dado que afectó a Ke Jiusi, no pudo evitar sentirse conmovido. Sus ojos brillaban con una luz extraña, y casi no podía creer que lo que estaba sucediendo, era cierto.

Los tres rayos de luz se dividieron nuevamente, convirtiéndose en nueve rayos de luz. En un abrir y cerrar de ojos, esos nueve rayos de luz… se fusionaron en la forma de una figura enorme.

Era una figura un tanto indistinta, ¡Pero aún era posible ver que tenía el rostro de Meng Hao!

Era como una imagen gigantesca, mágica, lo suficientemente impactante como para hacer que el cielo y la tierra temblaran.

A continuación, la imagen mágica abrió su boca y comenzó a hablar con una voz arcaica que llenó toda la Secta del Demonio Inmortal.

“Una línea de sangre, transformada en tres almas. Tres almas templadas en nueve divinidades. Nueve divinidades refinadas en mi verdadero ser. Yo soy… ¡La Magia del Demonio de la Llama Marchita, el Verdadero Ser Dao!”

En ese mismo instante, por alguna razón aparentemente insondable, una de las tres Montañas Demoníacas invertidas que flotaban sobre la Secta del Demonio Inmortal, la montaña que parecía estar hecha de lava… ¡De repente tembló!

Todos, incluso los Siete Paragones y todos los discípulos, quedaron completamente conmocionados.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente