ISSTH 582 y 583 – Doce palabras

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

En medio del silencio mortal, una voz quejumbrosa gritó repentinamente. Era nada menos que el Cultivador de los Altos del Norte: “¿Quién es él? ¿No me digan que es uno de esos Aprendices de Élite?”

“Pero… incluso si es un Aprendiz de Élite, él… todavía no debería ser capaz de desperdiciar tantos objetos mágicos de esa manera.”

“Es que… ¿Cuántos objetos mágicos ha usado realmente? Tramposo ¡Está haciendo trampa!”

Lo que sucedió después causó que todos quedaran aturdidos. El punto brillante en el nivel 15, rodeado por un poderoso resplandor de objetos mágicos, avanzó hasta el nivel 16.

El siguiente fue el nivel 17, el nivel 18, el nivel 19. Increíbles cantidades de celos llenaban los corazones de los espectadores mientras el punto brillante finalmente alcanzó el nivel 20 antes de finalmente detenerse. Al parecer este nivel era increíblemente duro.

Al ver esto, el público finalmente suspiró aliviado. Todos ellos tenían emociones muy conflictivas.

Instantáneamente los murmullos de sus discusiones comenzaron a extenderse.

“Oye, lo dije, ¿No? No hay nadie que pueda durar así por mucho tiempo. ¡Incluso si ese tipo tiene más objetos mágicos, no podrá superar el nivel 20!”

“Gracias a Dios que finalmente se detuvo. De lo contrario, ¿Cómo podríamos estar a su altura?!”

Han Bei y Wang Lihai también suspiraron secretamente de alivio. La escena que acababan de presenciar causaba que se asustaran de miedo. No eran solo ellos; Los demás Cultivadores de las tierras del Cielo Sur sintieron lo mismo.

Y, sin embargo, mientras todos seguían discutiendo el tema, antes de poder llegar a la tercera oración en sus conversaciones, se pudo escuchar un sonido atronador desde el nivel 20. Era tan poderoso que hizo eco fuera de la Pagoda.

A medida que resonaba, casi el treinta por ciento del nivel 20 se cubrió con un brillo mágico que rodeó el punto de luz de Meng Hao. ¡Desde la distancia, el brillo parecía ilimitado!

La escena instantáneamente hizo que todos en el área se quedaran sin aliento, era como si un trueno retumbara en sus mentes. Todos parecían estar preguntándose lo mismo.

Exactamente… ¿Cuántos objetos mágicos fueron detonados para crear un brillo que abarcaba el treinta por ciento de todo el nivel?

Los ojos de Fang Yu estaban muy abiertos y su expresión era de completa envidia. “¡Es solo por ese increíble padre suyo!”, Pensó.

Ke Yunhai estaba sentado en el aire con las piernas cruzadas, con una sonrisa complaciente en su rostro mientras ignoraba por completo las extrañas miradas de los otros seis Paragones.

“¡Bien hecho, Jiusi! Fuerza tu camino hasta la cima. ¡Llega al nivel 90 por tu padre!”

Ke Yunhai casi gritó estas palabras. Incluso si todos los demás sabían de la estafa en la que estaba involucrado, como padre, no podía evitar ser feliz mientras observaba la escena.

En el nivel 20, Meng Hao, andrajoso y desaliñado, disparó hacia atrás a gran velocidad. Estaba rodeado por un enorme escudo que destellaba con un brillo increíble.

Una gran cantidad de viciosos Dragones Celestiales lo atacaban constantemente, cualquiera de los cuales era suficiente para dejar impactado a Meng Hao hasta la médula. Sin embargo, todos ellos fueron bloqueados por el enorme escudo.

Desafortunadamente, el escudo se estaba desvaneciendo rápidamente.

La mano izquierda de Meng Hao agarró una bolsa que estaba llena de Piedras Demoníacas. Eran similares a las Piedras Espirituales, y eran lo que Meng Hao estaba usando para sostener los tesoros mágicos y los talismanes que estaba controlando.

Justo ahora se había resbalado, lo que causó que casi fuera enterrado en una Habilidad Divina. Actualmente, estaba huyendo, y mientras lo hacía, sacaba vastas cantidades de talismanes y se los pegaba en el cuerpo.

¡Boooom!

El escudo que se desvanecía una vez más surgió con fuerza. Inmediatamente, aparecieron cientos de capas, luego se superpusieron unas sobre otras para bloquear todas las Habilidades Divinas que estaban lanzando contra él.

Meng Hao dejó escapar un suspiro. Este escudo era la razón principal por la que pudo avanzar en este lugar. Además, de todos los artículos mágicos y talismanes que Ke Yunhai había refinado, la mayoría eran este tipo de escudo.

Él usó su propia fuerza vital para refinar tales escudos; contenían su Qi, sangre y aura. Era como si él mismo estuviera aquí, protegiendo a Meng Hao con sus artes mágicas.

Debido a este escudo, Meng Hao pudo avanzar de nivel fácilmente, como si caminara por un sendero plano.

Era exactamente como comentaba la gente de afuera; era un tramposo. Y tampoco era un pequeño truco, sino una estafa importante.

Meng Hao observó las bases de Cultivo de las figuras que lo rodeaban, y se sorprendió. Inmediatamente sacó una gran cantidad de talismanes de otra bolsa, y los arrojó hacia adelante.

Se escucharon sonidos atronadores y miles de manos enormes aparecieron en el aire, cada una de las cuales era completamente impactante. Instantáneamente descendieron, barriendo a todas las figuras.

El resplandor de los objetos mágicos se extendió hasta llenar casi la mitad de todo el nivel 20.

Cuando el brillo comenzó a desvanecerse, la luz resplandeciente del nivel 21 comenzó a extenderse. Al mismo tiempo, los símbolos mágicos de las tres mil Magias Daoístas aparecieron una vez más. Se arremolinaron alrededor de Meng Hao, después de lo cual, un símbolo rojo se disparó hacia Meng Hao.

Tan pronto como le tocó la frente, su cuerpo tembló. Luego, una voz antigua resonó en su mente.

“¡Luz de Día!”

La voz no solo hizo eco en la mente de Meng Hao, sino que se extendió desde el nivel 20 de la Pagoda del Demonio Inmortal para resonar por toda la Secta. Todos los discípulos pudieron escuchar, mientras sus mentes se llenaban de sorpresa. Incluso algunas personas comenzaron a jadear, y sus ojos se llenaron de codicia y avaricia.

“Luz del Día… el Encantamiento de Luz del Día”

“¡Maldita sea! ¡MALDICIÓN! ¡¡De verdad consiguió el Encantamiento de Luz de Día en el nivel 20!!”

“¡En el ranking de las 3.000 Magias Daoístas, Luz de Dia es la número 31! Se dice que si ganas la iluminación, cuando la usas, todo lo que tienes que hacer es voltear tu mano y el cielo se oscurecerá. ¡Dale la vuelta a la mano nuevamente y se convertirá en día! Él realmente consiguió el Encantamiento de Luz de Día. ¡No puedo aceptar esto!”

Todos los discípulos de la Secta del Demonio Inmortal estaban en un frenesí. Los más locos eran los que habían llegado del Cielo Sur.

Han Bei, Wang Lihai, los Cultivadores de las Tierras del Este, del Dominio Sur y los Altos del Norte, todos estaban llenos de un intenso anhelo. Ninguno de ellos estaba dispuesto a esperar más. Sus cuerpos destellaron y dispararon hacia la Pagoda del Demonio Inmortal.

El Clan Ji, el Clan Fang, incluida Fang Yu, todos se lanzaron por el aire.

No eran solo ellos. Muchos de los discípulos de la Secta del Demonio Inmortal ya no estaban dispuestos a solo observar. Se lanzaron hacia adelante. Claramente eran incapaces de mantener la calma después de ver la adquisición de Meng Hao.

En un abrir y cerrar de ojos, más de 100,000 personas se precipitaron hacia la Pagoda del Demonio Inmortal. Al mismo tiempo, Meng Hao se sentó allí en el nivel 20.

De repente, un temblor recorrió su cuerpo, y sus ojos se abrieron. El Encantamiento de Luz del Día estaba allí en su mente. Sin embargo, a pesar de ser un excelente conjuro, no era la Magia Daoísta lo que realmente quería.

Después de un momento de consideración, se rindió tratando de obtener la iluminación. Su cuerpo destelló y disparó hacia el nivel 21.

Nivel 22, nivel 23…. En la cantidad de tiempo que tarda en quemarse un palillo de incienso, Meng Hao disparó a una velocidad increíble hasta el nivel 29. Todos lo observaban con sus corazones ardiendo de rabia, y sus puños apretados. Su furia continuó aumentando, y comenzaron gritar armando un gran alboroto.

“¡Esto es definitivamente una estafa!”

“¡¿Cómo puede él tener tantos objetos mágicos?! ¿¡Cómo puede moverse tan rápido!? ¡¡Es casi como si tuviera un suministro infinito de tesoros para cada nivel!!”

“¡Esto no es justo!” A estas alturas, casi todos los discípulos estaban gritando y muchos más comenzaron a cargar hacia la Pagoda. Sin embargo, las personas continuaron siendo expulsadas su interior.

Había al menos diez niveles vacíos entre Meng Hao y su competencia más cercana.

Uno de los Cultivadores de las Tierras del Este, que se había fallado en el séptimo nivel, se llenó de frustración y gritó: “¡Vamos a abrir la Pagoda y arrastrar a ese tipo! ¡La Pagoda del Demonio Inmortal es para todos! ¡Exigimos justicia!”

Sin embargo, mientras la furia de la multitud se desataba, la luz de los objetos mágicos cubrió completamente el nivel 29, donde estaba Meng Hao actualmente. Lo más indignante fue que el brillo de los tesoros reapareció directamente en el nivel 30.

Luego, tras el espacio de solo siete u ocho respiraciones. El nivel 30… ¡Fue atravesado!

El cielo en el nivel 30 de repente adquirió un aspecto extraño. Aparecieron siete estatuas enormes, cada una de las cuales tenía tres cabezas y seis brazos. Eran completamente feroces en apariencia. De repente, una voz que parecía resonar desde el inframundo, con un poder Celestial resonó por toda la tierra.

“¡Nuestra Magia Daoísta, El Dao de los Siete Bodhisattvas!”

Tan pronto como la voz hizo eco, los ojos de los discípulos fuera de la Pagoda del Demonio Inmortal se pusieron completamente rojos mientras aumentaba su locura. El Dao de los Siete Bodhisattvas era una Habilidad Divina clasificada en el número 67 entre las 3.000 Magias Daoístas de la Secta del Demonio Inmortal.

Era un arte total y completamente impactante. Cualquiera que obtuviera la iluminación podría avanzar a pasos agigantados y moverse más allá de los límites de la mortalidad.

“¡¡Esto no es justo!!”, gritó el Cultivador de los Altos del Norte. Más y más personas se estaban enfureciendo.

“¡Esto es increíblemente injusto!”

“¡La Secta del Demonio Inmortal es justa y recta! ¡¡Saquen fuera a ese tramposo!”

Sin embargo, a pesar de sus gritos, Ke Yunhai los miró fríamente y soltó un leve resoplido. El sonido descendió, convirtiéndose en lo que sonó como un Trueno Celestial. La sangre salió de las bocas de todos los presentes, especialmente del Cultivador de los Altos del Norte. Su alma se estremeció al borde del colapso, y su rostro se llenó de asombro. De repente levantó la vista hacia los siete Paragones.

La voz arcaica de Ke Yunhai hizo eco fríamente en toda la Secta: “Si alguien más habla mal, será expulsado de la Secta.”

Todo quedó en completo silencio. Cuando un Paragon hablaba, nadie se atrevería a ofrecerle una réplica. Sin embargo, todos seguían desconfiando de por qué Ke Yunhai, quien generalmente prestaba poca atención a los asuntos externos, hablo ahora repentinamente.

El tiempo pasó. El décimo nivel de la Pagoda del Demonio Inmortal parecía ser una línea de demarcación que el noventa por ciento de los participantes no podía pasar. De los pocos que realmente pudieron atravesarlo, el nivel 20 fue la segunda línea de demarcación. Sólo 15 personas habían logrado forzar su camino más allá de ese punto.

En cuanto al nivel 30… Solo Meng Hao había llegado tan lejos.

Con el paso del tiempo, la mayoría de los Cultivadores del Cielo Sur experimentaron la derrota. Wang Lihai fue detenido en el noveno nivel, después del cual emergió, pálido y herido.

En su intento de pasar el noveno nivel, había empleado todas las técnicas ocultas que poseía, y aún así había fallado. Ahora, él solo podía admitir a regañadientes la gran diferencia entre él y los Cultivadores de los tiempos antiguos.

En cuanto a Zhao Fang, ni siquiera pudo pasar del quinto nivel.

Han Bei fue una de los pocos que logró llegar al nivel 10 antes de encontrarse con la derrota, sin poder adquirir la buena fortuna de una de las 100 mejores Magias Daoístas.

Entre el grupo de los Cultivadores del Cielo Sur, incluidos los de los Clanes Ji y Fang, solo tres personas pudieron superar el 10º nivel.

Una fue Fang Yu, el segundo fue el Patriarca Huyan y el tercero fue el joven del Clan de la Línea de Sangre Imperial de los Altos del Norte. Estos tres lograron superar el nivel 10, pero fueron detenidos en el nivel 11.

Incapaces de proceder, se vieron obligados a aceptar la derrota y marcharse.

En este momento, el punto de luz de Meng Hao avanzó, rodeado por el resplandor de los tesoros mágicos, hasta el nivel 40.

Cuando llegó al nivel 40, se escuchó una voz arcaica. Las multitudes fuera de la Pagoda del Demonio Inmortal ahora estaban celosas hasta el extremo y llenas de increíble descontento. Sin embargo, ninguno de ellos se atrevió a gritar para desahogar sus sentimientos.

Sin embargo, si las miradas pudieran matar, entonces hace mucho tiempo que el nivel 40 se habría reducido a nada más que escombros.

Ya en este punto, ninguno de ellos podía esperar para descubrir quién era esta persona, este maldito tramposo, que había confiado en un suministro inagotable de objetos mágicos para llegar al nivel 40. No sólo eran los discípulos de la Secta del Demonio Inmortal quienes se hacían esta pregunta; Todos los Cultivadores del Cielo Sur también se morían por descubrirlo.

Aunque algunas personas ya habían adivinado que era Ke Jiusi, no había manera de confirmarlo. Además, no se atrevieron a dar voz a sus sospechas.

En este momento, independientemente de si las multitudes lo admitieran o no estuvieran dispuestas a aceptarlo, a pesar de toda la gente que había ingresado a la Pagoda del Demonio Inmortal en esta ocasión. Ahora, en este momento era el campo de batalla de un solo individuo.

La existencia de esta persona hacia que le picaran las encías. Por un lado, lo odiaban hasta los huesos, pero por otro lado, lo envidiaban hasta la muerte.

Si las cosas siguieran así, quizás al final, cuando descubrieran que la luz brillante era Meng Hao, podría haber un ‘Suceso imprevisto’. Aunque, en este momento, Meng Hao ya se había encontrado con una situación imprevista en El nivel 40.

1,000,000 de Piedras Demoníacas fueron demostrando gradualmente ser insuficientes. Después de todo, Meng Hao no era realmente Ke Jiusi. Estas Piedras Demoníacas sólo estaban aquí para que él las usara; Él no podía absorberlas. Por lo tanto, no tenía ningún preocupación en desperdiciarlas.

“Esto no va a funcionar…”, pensó con ansiedad. “Voy a necesitar más Piedras Demoníacas…”

Actualmente, su reserva se había reducido a sólo un treinta por ciento. Después de reducir el nivel 40 a ruinas, Meng Hao lo pensó desde cien direcciones diferentes y, sin embargo, no pudo conciliar ninguna idea, excepto una.

Decidió darle una oportunidad. Empleando el poder de su base de Cultivo, arrojó vastas cantidades de objetos mágicos. Usando su brillo, los arregló para formar una cadena de palabras.

De cerca, no podrías distinguir mucho. Sin embargo, desde fuera de la Pagoda, el brillo de los artículos mágicos llenó casi la mitad del nivel 40. Poco a poco, una cadena de doce palabras se hizo visible.

“Padre, no tengo suficientes Piedras Demoníacas. Por favor, envíame un poco más.”

Tan pronto como las palabras se hicieron visibles, los discípulos que estaban fuera de la Pagoda del Demonio Inmortal se quedaron asombrados, especialmente los Cultivadores del Cielo Sur.

En un abrir y cerrar de ojos, el mundo entero quedó en un silencio mortal.

Cuando todos finalmente se dieron cuenta del significado de las palabras, se llenaron de completo asombro.

“¡Esto está más allá de la creencia! ¡¡Ridículo!!”

“¡Esto es de lo peor! ¡Ya ni siquiera está tratando de ocultarlo! ¡Es exasperante!”

“¿Así que alguien va a enviar más Piedras Demoníacas?”

“¡Maldito bastardo! ¿Quién se cree que es? ¿Realmente cree que esta instancia de la Pagoda del Demonio Inmortal es totalmente para él?”

Los discípulos de la Secta del Demonio Inmortal estaban jadeando y su furia había llegado a un punto de ebullición.

Los más furiosos de todos eran los Cultivadores de las tierras del Cielo Sur, estaban llenos de rabia y frustración. Sin embargo, tenían que admitir que obviamente habían perdido contra la gente de este mundo muerto e ilusorio.

Además, habían perdido de una manera que era prácticamente imposible de aceptar.

Fang Yu era la excepción. Se apartó en la distancia cubriendo su boca para ocultar sus risitas. Estaba casi temblando de risa, y sus ojos se habían convertido en hermosas lunas crecientes que brillaban con una belleza abrumadora.

En cuanto a los otros seis Paragones, parecían un poco avergonzados al mirar a Ke Yunhai, con sonrisas irónicas en sus rostros.

Ke Yunhai se sentó con las piernas cruzadas en el aire, mirando fijamente la cadena de palabras. Su expresión cambió un par de veces, y él murmuró para sí mismo. Entonces su cuerpo destelló. Bajo la mirada sorprendida de los cientos de miles de discípulos de la Secta del Demonio Inmortal, voló hacia la Pagoda.

“Paragon Yunhai, ¿Qué estás…?”, Dijo uno de los Paragones.

“¡Definitivamente va a castigar a ese tipo!”, Dijo alguien entre la multitud. “¡Que alguien haga trampa tan descaradamente es algo que no puede aceptar!”

“No estoy seguro. De repente empecé a pensar en Ke Jiusi… “

Mientras la multitud de discípulos dudaba, Ke Yunhai se acercó a la Pagoda del Demonio Inmortal. Se detuvo fuera del nivel 40 y luego, con calma, sacó una bolsa de almacenamiento de dentro de su túnica. Todos se quedaron boquiabiertos de asombro mientras empujaba la bolsa contra la superficie de la Pagoda. Luego sacó su medallón de Paragon.

Al instante, la bolsa de almacenamiento se hundió en la Pagoda.

“Sigue así, hijo…”, dijo con una risa. “¡Ábrete paso hasta el nivel 90 para tu viejo!” Con eso, volvió a sentarse con las piernas cruzadas en el aire, ignorando por completo a toda la multitud que lo observaba.

Después de un momento de silencio, una gran conmoción explotó.

“¡Es Ke Jiusi! Maldita sea ¡Sabía que había algo detrás de las escenas!”

“¡No es justo! ¡Esto es una estafa descarada! ¡¡No puedo aceptar esto!!”

“Entonces, ¡Fue Ke Jiusi todo el tiempo!”, Dijo un discípulo del Cónclave del Primer Pico, rechinando los dientes. “¡¡Ese tipo!!”

“Solo él podía tener tantos objetos mágicos…”, dijo un discípulo de la Secta Interna del Segundo Pico, con el corazón lleno de locura y celos. “Se abrió paso hasta el nivel 40. Esto es… es solo que…”

“Hacer trampa es una cosa…”, dijo otro discípulo. “Pero… ¿Cómo puede ser tan descarado al respecto? ¿En realidad está reabasteciendose en medio de la prueba? ¡¡Eso es ridículo!!”

Los discípulos estaban alborotados. En cuanto a los Cultivadores del Cielo Sur, sus corazones latían con fuerza. Muchos de ellos habían tenido la sensación recientemente de que algo raro estaba pasando con Ke Jiusi.

Eso fue especialmente cierto para aquellos que conocían a Meng Hao. La mayoría de esas personas podía decir de un vistazo que algo extraño estaba sucediendo. Después de todo, el asunto de que Meng Hao se convirtiera en Ke Jiusi no era un secreto entre el grupo del Cielo Sur.

Incluso la gente del Clan Ji lo sabía. Sin embargo, por alguna razón, tal vez debido a Ji Xiaoxiao, la gente del Clan Ji no tenía ningun deseo de matar a Meng Hao.

Han Bei solo pudo sonreír irónicamente y tratar de controlar su respiración entrecortada. Ella no podía pensar en nada que decir. Sin embargo, su admiración por Meng Hao había alcanzado el pináculo.

El rostro de Wang Lihai se retorció, primero lleno de frustración, luego furia y, finalmente, impotencia.

Las pupilas del Patriarca Huyan se contrajeron. Hacía tiempo que había descubierto que Meng Hao era Ke Jiusi, y lo había evitado intencionalmente. Aunque su propia identidad no había sido revelada, sus celos hacia Meng Hao habían alcanzado un pináculo y se habían convertido en llamas rabiosas.

En cuanto a Fang Yu, tenía una expresión extraña en su rostro mientras miraba el nivel 40. Era imposible decir lo que estaba pensando.

El sentimiento que prevalecía en los corazones de los Cultivadores de las Tierras del Este, de los Altos del Norte, del Dominio Sur y las Tierras Negras era… la impotencia. Frente a un tramposo como este, realmente no había nada más que pudieran sentir.

Aunque muchos de los discípulos de la Secta del Demonio Inmortal estaban furiosos, hubo unos cuantos que hablaron por Meng Hao. Estos eran los pantalones de seda de la Secta, y los miembros de la Entidad Demoníaca. Su apoyo a Meng Hao hizo que el alboroto se volviera aún más tumultuoso.

En medio del clamor, el Paragón del Séptimo Pico, el anciano con la apariencia de un ser trascendente, abrió sus ojos lentamente, dejó escapar un resoplido frío y luego dijo:

“¡CÁLLENSE!”

El sonido impactante hizo que todo temblara.

Inmediatamente, los discípulos de la Secta cerraron la boca mientras sus mentes temblaban violentamente.

“La Pagoda del Demonio Inmortal ni siquiera debería abrirse en esta era…”, continuó el anciano. “Fue arreglado hoy especialmente para Ke Jiusi.”

No hubo más explicaciones, solo esta declaración directa. Sin embargo, las mentes de todos los presentes comenzaron a dar vueltas. Al mismo tiempo, todos estaban pensando en la misma pregunta.

¿Por qué no entraron los Ancianos o incluso los Aprendices de Élite en la Pagoda?

Obviamente, la Pagoda había sido abierta específicamente para Ke Jiusi. Claramente había personas en la Secta que ya sabían eso, y por eso optaron por no participar. Independientemente de los Aprendices de Élite o los Ancianos, si participaran, entonces le deberían un gran favor al Cuarto Pico.

Todos observaron en silencio mientras el brillo de los objetos mágicos rodeaba a Meng Hao en el nivel 40. Los objetos mágicos y los talismanes se desataron libremente mientras Meng Hao salía disparado desde el nivel 40.

Apareció otra de las 100 mejores Magias Daoístas, lo que provocó que las multitudes de afuera sonrieran con amargura. Solo podían ver a Meng Hao, incapaces de decir nada.

Vieron cómo el brillo de los objetos mágicos dentro de la Pagoda del Demonio Inmortal pasaba del nivel 40 al 41. Luego el 42, 43 … solo tomó un breve momento para que apareciera en el nivel 50.

Luego el 60…

En todo el camino, el brillo de los objetos mágicos iluminó el cielo. Mientras todos observaban, gradualmente empezaron a adormecerse. La excepción era cada diez niveles. Cuando se anunciaba la Magia Daoísta, sus corazones se llenaban de locura y envidia.

Haciendo trampas, y reabasteciendose en el camino. ¿Qué podría compararse con una estafa como esta…?

En cuanto a la ira de las masas, una vez que el Séptimo Paragon dijo abiertamente que la Pagoda del Demonio Inmortal se había abierto específicamente para Ke Jiusi, ¿Quién estaba calificado para enojarse…?

Momentos después, sin embargo, las personas simplemente no pudieron controlarse y comenzaron a discutir el asunto entre ellas.

“Humph. ¡Incluso si los Paragones se ayudan mutuamente, hacer trampa para obtener buena fortuna no es tan bueno como progresar por uno mismo!”

“¡Está bien! Además, ¿Quién puede decir si podrá o no superar el nivel 70?”

Los más frustrados de todos eran los Cultivadores del Cielo Sur. Eran por mucho los más celosos y también los más enojados.

En realidad, los Cultivadores del Cielo Sur estaban haciendo trampa. Eran como personas que iban a tomar una prueba, pero sabían cuáles serían las preguntas antes de tiempo. Pero luego, entraron a la sala de examen sólo para descubrir que alguien más tenía un profesor parado a un lado para ayudarle.

Bueno… ese tipo de sentimiento era difícil de describir.

El joven del Clan de la Línea de Sangre Imperial de los Altos del Norte apretó los dientes. “¡Te maldigo para que mueras allí!”, Pensó.

También en el grupo del Cielo Sur había una mujer joven. Su rostro estaba tranquilo, pero sus ojos destellaban con una luz brillante mientras observaba la Pagoda del Demonio Inmortal.

“Mi maestro me dijo que había algo especial en él…” murmuró para sí misma. “De hecho, antes de venir aquí, él me confió especialmente que mantuviera mis ojos en él. Meng Hao, ¿Qué hay en ti que es tan especial que mi Maestro mostraría tanto interés en ti?”

¡Esta joven no era otra que el Niño del Dao de la Secta del Demonio de Sangre del Cielo Sur, Li Shiqi! *

Nivel 61. Nivel 68, ¡Nivel 69!

Meng Hao estaba fuera de sí todo el tiempo. Los oponentes a los que se enfrentaba ahora ya no eran Cultivadores, sino que, de manera asombrosa e insólita, se enfrentaba a Grandes Demonios. Algunos de ellos eran enormes, lo suficientemente grandes como para aplastarlo y matarlo con un solo golpe.

Sin su escudo, Meng Hao habría muerto muchas veces. Finalmente, rodeado de atronadoras explosiones, entró en el nivel 70.

Si lograba atravesar este nivel, ¡Se le garantizaba una de las 10 mejores Magias Daoístas!

Las 10 mejores Magias Daoístas eran impactantes en la Novena Montaña y el Mar, incluso en la antigüedad. En el mundo moderno de Cultivo, ¡Eran leyendas entre las leyendas!

Tan pronto como Meng Hao entró en el nivel 70, antes de que su visión se aclarara, de repente escuchó una voz poderosa y orgullosa.

Tan pronto como escuchó la voz, Meng Hao se quedó boquiabierto. La razón era porque esta voz en particular lo llenó con una sensación de increíble confiabilidad.

“Hola niño. ¿Quieres pasar por aquí? Mi nombre Daoísta es Patriarca Confianza. Ven, ven… Permite que el Patriarca te otorgue algo de buena fortuna…”


* Meng Hao conoció a Li Shiqi en el Capítulo 175 , justo después de escapar de la Secta Tamiz Negro con la gelatina de carne. Ella hizo varias otras apariciones en el resto de la historia, incluida la búsqueda de un yerno del Clan Song, mientras se encontraba al lado de Meng Hao en el Capítulo 189, cuando todos sus amigos y enemigos se enfrentaron. También estuvo presente en muchos de los otros eventos importantes en el Dominio Sur.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente