ISSTH 562 – ¡Llámame Hermana Mayor!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Meng Hao huyó a toda velocidad, suspirando interiormente por su propia mala suerte. El hecho de que la mujer fría lo había ignorado por completo era en realidad un tanto excesivo. Sin embargo, estaba acostumbrado a tales cosas. En circunstancias normales, él simplemente se habría ocupado de la situación; no era realmente tan malo.

Después de todo, no fue intencional por su parte. Por lo tanto, podría ser perdonado.

Meng Hao sabía que, como persona erudita, debería ser magnánimo y tolerante.

Sin embargo, ¿Cómo pudo haber imaginado que realmente se encontraría con Fang Yu? Cuando pensó en su violento temperamento, respiró hondo y huyó aún más rápido.

Detrás de él, se escuchó un silbido acercándose. Un poderoso torbellino se acercaba, y en medio de él, estaba la furiosa Fang Yu.

Fundamentalmente hablando, Fang Yu tenía una hermosa voz. Sin embargo, para Meng Hao, sonaba más como un fantasma maligno. “Meng Hao… ¡Detente en este instante! ¿Realmente te atreves a desobedecerme? Te voy a golpear hasta la muerte… ¿Me oyes?”

¡Booom!

El suelo a su lado explotó de repente, aplastado por un puñetazo de Fang Yu. La explosión se convirtió en parte del ataque y se estrelló instantáneamente contra Meng Hao. Sin dudarlo, entró en la Segunda Anima, aumentando su velocidad dramáticamente.

Él suspiró. “Deja de perseguirme. No hay gratitud ni rencor entre nosotros. ¿Por qué estás actuando así? Además, no hay garantía de que puedas ganarme.”

“¡¿Qué acabas de decir?!” Ella rugió. De repente, golpeó su bolsa de almacenamiento para producir una botella de píldoras medicinales. Se metió una en la boca y su cuerpo estalló en llamas. Al mismo tiempo, su velocidad aumentó dramáticamente. Luego, una vez más, su puño descendió. Aunque estaba furiosa, éste golpe no era mortal. Éste se estrelló en el aire en un intento de hacer que Meng Hao se detuviera.

Sin embargo, mientras el poderoso golpe descendía, Meng Hao entró en la Tercera Anima. A medida que su velocidad explotaba, se transformó en un humo verde y se disparó en la distancia. El ataque de Fang Yu no golpeó nada. Ella lo miró por un momento, y luego de repente, se rió entre dientes.

“Tú, pequeño holgazán. En todos los años que no te he visto, parece que realmente has desarrollado algo de habilidad.”

Mientras ella hablaba, seguía persiguiéndolo.

Se movían a una velocidad increíble. Cada vez que Fang Yu se acercaba, Meng Hao explotaba con una velocidad aún mayor, haciendo que fuera imposible que ella realmente lo alcanzara.

Sin embargo, también sirvió para permitir que el temperamento de Fang Yu se enfriara. Finalmente, una sonrisa alegre apareció en su rostro. Ella comenzó a lanzar golpes ocasionales y, viendo a Meng Hao aumentar aún más su velocidad, finalmente se echó a reír.

Fang Yu se rió alegremente. Meng Hao sonrió amargamente.

“¿Por qué tuve que terminar haciendo enojar a una chica así?”, Pensó Meng Hao. “Han pasado cien años y en realidad está… ¡Casi en la etapa de la Separación del Espíritu!” En lo que respecta a Meng Hao, simplemente no le parecía justo. Había pasado cien años difíciles en meditación aislada, se había transmigrado en el Mar Violeta, había formado siete Almas Nacientes, había experimentado múltiples tribulaciones celestiales y había alcanzado la perfección lentamente.

A pesar de todo eso, todavía estaba a medio camino de la Separación del Espíritu. Y sin embargo, Fang Yu… Estaba a la par con él.

“Los Elegidos de los Grandes Clanes son así…”, suspiró. Entonces se dio cuenta de que cuando la vio hace más de cien años, su nivel de poder había sido increíble y las cosas parecían un poco más equilibradas.

Mientras los dos avanzaban, uno persiguiendo y el otro huyendo, comenzaron a acercarse al segundo pico. De repente, un rayo de luz verde apareció en el aire y se disparó hacia Fang Yu.

La velocidad con la que se movió causó que el rostro de Fang Yu se oscureciera. Ella inmediatamente se volvió y golpeó con su mano derecha.

Se escuchó una explosión, y luego Fang Yu se retiró varios pasos hacia atrás. El rayo de luz verde fue lanzado hacia atrás, tiempo durante el cual se transformó en un látigo. Simultáneamente, un hombre apareció de la nada. Era alto y delgado, con el pelo largo y un rostro agraciado. En su frente se podía ver una larga marca que brillaba intensamente, con la apariencia de un rayo.

Llevaba una túnica de color verde, y sobre su hombro estaba posado un cuervo. Éste tenía tres ojos, lo que le daba una apariencia extraña. Ahora mismo, los tres estaban fijos en Fang Yu.

Además del cuervo, había un lobo de color blanco que emanaba un aura penetrante. Éste permanecía junto al hombre mientras observaba fríamente a su alrededor.

En el instante en que apareció esta persona, ocho pilares de luz se alzaron repentinamente alrededor de Fang Yu. Se dispararon a una velocidad increíble y provocaron que todo el cielo se llenara de luces de colores.

“¡Iluminación de los Ocho Puntos!”, Dijo el hombre de túnica verde, con voz fría. Los ocho pilares de luz se transformaron de inmediato en un sello, que aseguró firmemente a Fang Yu en su lugar.

“¡Ji Mingfeng!”, Dijo Fang Yu, y su rostro cayó. Un resoplido frío se podía escuchar detrás de ella. No era otra que Ji Xiaoxiao, quien se acercó lentamente, con sus ojos destellando de intención asesina. *

“No me digas que tus antepasados ​​del Clan Fang no te dijeron que no puedes simplemente correr salvajemente en el Plano Primordial del Demonio Inmortal…”, dijo Ji Xiaoxiao. “Fang Yu, ¿Realmente te olvidaste de que los Niños Dao del Clan Ji son expertos en las artes de augurio?”

“El hecho de que nos encontráramos fue una coincidencia. Si te hubieras ido inmediatamente, entonces no podría haber hecho nada. Sin embargo, me diste la oportunidad de notificar a Mingfeng. ¡Con su habilidad en el augurio, señalar tu posición no fue un problema!”

Meng Hao ya había dejado de moverse, y observaba fríamente desde lejos en la distancia. Al ver que Fang Yu había sido emboscada y sellada, frunció el ceño.

“¿Realmente te atreves a lastimarme?”, Respondió Fang Yu con calma. No había ira visible en sus ojos; más bien, un aura temible emanaba de ella que seguía creciendo más y más intensa.

“¿Herirte? ¿Por qué? ”Dijo Ji Xiaoxiao con una leve sonrisa. “El Clan Fang puede estar solo aquí en las tierras del Cielo Sur, pero en el Planeta Victoria del Este son el Clan número uno, el más ilustre. No necesitamos lastimarte, solo te atraparemos por tres días. Entonces tu camino de regreso a los tiempos antiguos será cortado. Nos es suficiente con evitar que encuentres un cuerpo anfitrión.”

A su lado, Ji Mingfeng también estaba sonriendo. No dijo nada, pero incluso desde su posición en la distancia, Meng Hao podía decir que era mucho más peligroso que Ji Xiaoxiao.

De hecho, al mirar a Ji Mingfeng, Meng Hao sintió como si hubiera una aguja clavada en su espalda.

Ji Xiaoxiao miró a Fang Yu por un momento y luego se volvió para mirar a Meng Hao. Ella sonrió ampliamente y dijo: “Muchas gracias, Compañero Daoista. Parece que estábamos destinados a encontrarnos este día. Desafortunadamente, no hay tiempo para entretenerte adecuadamente hoy, pero si Karma lo quiere, nos volveremos a encontrar algún día.”

Ji Mingfeng miró a Meng Hao, sonrió y asintió. Sin embargo, Meng Hao pudo ver claramente el desprecio en su mirada.

Fang Yu también miró a Meng Hao.

Él se quedó allí en silencio por un momento antes de girarse para irse. No tenía ganas de participar en lo que estaba sucediendo. El sellamiento de Fang Yu no puso su vida en peligro. Teniendo en cuenta que no era ni pariente ni amigo, no valía la pena que él actuara.

Además, no estaba completamente seguro de poder enfrentarse a dos miembros del Clan Ji al mismo tiempo. Eso fue especialmente cierto, considerando que Ji Mingfeng le dio a Meng Hao el mismo sentimiento de peligro que el Patriarca Huyan.

Cuando se dio la vuelta, la sonrisa en el rostro de Ji Xiaoxiao se hizo aún más amplia. Su sonrisa ahora la hacía parecer muy diferente a la versión fría de antes. Cuando vio las emociones complejas en los ojos de Fang Yu, la desesperación y el dolor, se puso aún más alegre. Miró a Meng Hao alejándose, y la admiración se podía ver en sus ojos.

Un pensamiento de repente le vino a la mente, en el futuro, ella podría usarlo para seguir provocando a Fang Yu.

Meng Hao dio tres pasos, luego de repente se volvió a mirar a Fang Yu.

Vio la desesperación y las emociones complejas en sus ojos, así como el dolor. No había nada romántico en ese dolor; en realidad, parecía ser más el tipo de dolor que uno podría sentir al ser abandonado por un miembro de la familia. La mirada hizo que la mente de Meng Hao temblara de repente.

No dijo nada, pero de repente sus ojos comenzaron a brillar. Por alguna razón, él no podía simplemente apartar el dolor que veía en sus ojos. No estaba seguro de por qué, pero en ese instante tomó una decisión. La intención asesina dentro de él se disparó instantáneamente.

Ji Xiaoxiao frunció el ceño. Junto a ella, los labios de Ji Mingfeng se curvaron en una sonrisa fría.

Fue en este momento que Meng Hao entró en la Séptima Anima.

¡¡BOOOM!!

Su cuerpo creció al instante. Su pelo se hizo más largo y su aura se disparó. Dos veces, ocho veces, dieciséis veces… hasta que su destreza de batalla fue equivalente a sesenta y cuatro Almas Nacientes en la etapa del Gran Círculo. Un breve instante fue todo lo que necesitó el poder explosivo para hacer que apareciera un torbellino que barrió toda la zona, llenandola de nubes de polvo.

Meng Hao era ahora varias cabezas más alto, más delgado y su apariencia era la de un Demonio Inmortal.

El rostro de Ji Xiaoxiao cayó, y las pupilas de Ji Mingfeng se contrajeron.

Los ojos de Fang Yu empezaron a brillar intensamente.

Un rugido estalló en Meng Hao y se disparó hacia adelante con toda la velocidad que pudo reunir.

Él estaba sobre ellos en un abrir y cerrar de ojos. Ji Xiaoxiao levantó su mano y señaló hacia adelante, haciendo que una enorme burbuja apareciera frente a ella. Instantáneamente se rompió en el rostro de Meng Hao.

¡BAM!

La rotura de la burbuja hizo que Meng Hao temblara, pero no hizo que se detuviera ni un poco. Mientras presionaba hacia adelante, Ji Mingfeng señaló casualmente, haciendo que el lobo blanco levantara su cabeza y aullara.

Cuando se abalanzó hacia Meng Hao, el Mastín se convirtió en un rayo de luz rojo que repentinamente apareció al lado de Meng Hao.

Se lanzó hacia el lobo blanco, y éste instantáneamente comenzó a temblar. Antes de que pudiera reaccionar de alguna manera, se oyeron crujidos y el Mastín lo metió en su boca.

Todo sucedió tan rápido que Ji Mingfeng solo pudo quedarse atónito. A continuación, una intensa intención asesina apareció en sus ojos.

Ji Xiaoxiao estaba estupefacta; El aura de la Separación del Espíritu del Mastín hizo que su rostro cayera inmediatamente.

Al mismo tiempo, Meng Hao alcanzó el sello que sostenía a Fang Yu. Él la miró, y ella le devolvió la mirada. Casi parecía que se estaban comunicando. Fang Yu apretó su mano en un puño, y luego su aura explotó mientras golpeaba directamente hacia el sello.

El puño de Meng Hao también se cerró de golpe y se lanzó hacia adelante. ¡Sus puños golpearon simultáneamente el mismo pilar de luz, exactamente en la misma posición!

El pilar comenzó a temblar de inmediato y se escuchó el sonido de grietas. En un abrir y cerrar de ojos, explotó.

En respuesta a la explosión del primer pilar, los otros siete pilares comenzaron a reforzarse automáticamente. Instantáneamente Fang Yu, llena de rabia, salió disparada desde el interior, cargó contra Ji Xiaoxiao y la golpeó antes de que pudiera reaccionar.

Ji Xiaoxiao cayó hacia atrás, mientras salía sangre de su boca. Luego de esa escena, Ji Mingfeng le dirigió a Meng Hao una mirada profunda, luego sonrió y se volvió, llevándose a Ji Xiaoxiao con él mientras se alejaba en la distancia.

Fang Yu estaba a punto de perseguirlo cuando Meng Hao le bloqueó el paso.

Ella se volvió para mirarlo y, con un tono de reproche, dijo: “¡¿Por qué me detienes ?! ¡No tienes respeto por tus mayores! ¡¿Y no sabes que mostrar todo poder tan pronto te hará perder cualquier ventaja que tengas?!”

Meng Hao negó con la cabeza y sonrió con ironía. “Bien, Compañera Daoista Fang. Si quieres perseguirlos, no te detendré.”

“¡No uses ese tono conmigo!” Dijo ella, mirándolo. “¿Y qué tipo de modales son esos? ¡Llámame Hermana Mayor!”

Meng Hao sonrió irónicamente. De repente tuvo la sensación de que haberla rescatado había sido un error.

“¿No me vas a llamar Hermana Mayor?” Dijo ella. Instantáneamente cerró sus puños, haciendo sonar sus nudillos. Se podía ver un brillo peligroso en su rostro, como si pudiera convertirse en un dragón explosivo en cualquier momento.

“¡Hermana Mayor!”, Dijo con un suspiro, retrocediendo unos pasos. “¿Feliz…?”

“Eso está mejor. No duele, ¿Verdad?” Mientras hablaba, sus ojos comenzaron a llenarse lentamente de dulzura, aunque su tono de voz aún parecía enojado. Meng Hao no tenía idea de dónde venía esa ira.

“Está bien…”, continuó, “Olvídate de eso por ahora. ¿Cómo terminaste aquí? ¿Decidiste qué cuerpo anfitrión elegirás?”


* El nombre de Ji Mingfeng en chino es 季 明 风 jì míng fēng – Ji es, por supuesto, el Ji del Clan Ji. Ming significa “brillante” o “claro”. Feng significa “viento”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente