ISSTH 559 – Entonces nos Volvemos a Encontrar… ¡Ah, el Karma!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Múltiples rayos de luz de teletransportación se dispararon desde las grandes tierras del Cielo Sur, causando que ondas que se extendieron en todas las direcciones. El cielo temblaba. La luz de la teletransportación se extendió, iluminando todo el firmamento y haciendo que las nubes se agitaran.

Durante tres días completos el Planeta Cielo Sur… ¡No tuvo noche!

Durante tres días en el Dominio Sur, en las Tierras Negras, los Altos del Norte y las Tierras del Este, incluso en el Mar de la Vía Láctea, los Patriarcas de varias Sectas y Clanes observaron hacia el cielo.

Todos sabían muy bien que a partir de este momento, el camino de la lucha por la Inmortalidad… se había abierto por completo.

Después de que pasaron los tres días brillantes sin noche, muchas personas pudieron sentir que la Energía Espiritual en las tierras del Cielo Sur se fortaleció de repente. ¡Con la excepción del Desierto Occidental, la Energía Espiritual en casi todos los lugares, se triplicó!

Incluso había algunos lugares que experimentaron un aumento explosivo de la Energía Espiritual, que llegó a multiplicarse por diez, y luego hubo otros lugares extremadamente especiales donde el aumento se acercó al nivel de ser aterrador. Las tierras del Cielo Sur ahora eran muy diferentes de lo que habían sido antes. La fuerza de la Energía Espiritual facilitó el Cultivo. De hecho, en toda la tierra, se restauraron más de un centenar de Manantiales Espirituales, desde sus estados de sequía hasta la abundancia explosiva.

El fortalecimiento de la Energía Espiritual no fue lo único que cambió. La ley natural del Cielo y la Tierra parecía haberse diluido hasta el punto en que casi parecía que podía reescribirse. Aunque llegar a tal iluminación sería muy difícil para los Cultivadores, el cambio hizo que fuera más fácil marcar personalmente tales leyes sin forma.

Lo más impactante de todo fue que cuando volvió la noche, el cielo estrellado cambió ligeramente. Las estrellas estaban en diferentes posiciones, casi como si el campo de estrellas fuera diferente al anterior. Cuando la gente lo observó, tuvieron la sensación de que estaban de vuelta en la antigüedad.

Este era el verdadero cielo estrellado, y su apariencia parecía indicar que se había eliminado algún tipo de sello. A partir de ahora… ¡Los Inmortales podrían aparecer en las tierras del Cielo Sur!

Todos estos diversos cambios causaron un gran revuelo entre los Cultivadores del Cielo  Sur. La mayoría de ellos estaban confundidos o gratamente sorprendidos. Sólo en los ojos de algunos de los expertos más poderosos apareció un brillo tenaz.

Para ellos también era importante que este camino hacia la Inmortalidad se hubiese abierto. Todos ellos habían vivido más de mil años y habían experimentado la lucha por la inmortalidad anterior. Después de fracasar, no tuvieron más remedio que seguir esperando hasta el día de hoy.

Incluso había algunos entre ellos que habían vivido, no sólo por mil años, ¡Sino por miles!

Esas personas no estaban ansiosas. Habiendo vivido durante tanto tiempo, sabían que después de que se abriera el camino de la lucha por la Inmortalidad, las leyes naturales del Cielo y la Tierra solo continuarían debilitándose a medida que se acercaba el final. Aparecerían los Inmortales, y las posibilidades de éxito crecerían.

Por lo tanto, aunque estaban llenos de expectativas, ¡No estaban ansiosos!

¡Las grandes tierras del Cielo Sur fueron sacudidas completamente!

Mientras todas esas cosas estaban sucediendo en el planeta, en el infinito cielo estrellado había un gran río. El río estaba compuesto de innumerables estrellas resplandecientes que surcaban el cielo.

Las estrellas que formaban este gran río en realidad estaban compuestas de incontables motas de polvo y fragmentos de luz. Dentro de esas motas y fragmentos había una variedad de Cultivadores siendo teletransportados desde las tierras del Cielo Sur, sólo unas pocas docenas.

Meng Hao era uno de ellos. Sin embargo, sus ojos estaban cerrados, y no se movía. Todas las demás personas en el río de las estrellas estaban exactamente en el mismo estado.

Ninguno de ellos podía verse el uno al otro, y por lo tanto… no sabían quién conformaba exactamente el grupo que entraría en el Plano Primordial del Demonio Inmortal.

Un período de tiempo desconocido pasó.

El cielo estrellado era tranquilo y silencioso. No había aura, solo el río de estrellas que fluía, aparentemente sin fin. El grupo de personas abandonó el Planeta Cielo Sur y gradualmente se fue acercando a un lugar donde Meng Hao había estado antes, el Puente del Paso Inmortal.

Este puente colgaba entre las estrellas como siempre lo había hecho. Cuando el río de estrellas se acercó a él y pasó a través de él, no hizo nada.

Sin embargo, a medida que el río de estrellas pasaba, de repente… aparecieron innumerables puntos de luz en la superficie del Puente del Paso Inmortal. Se extendieron por todas las áreas del puente, creciendo gruesas y densas, aparentemente sin fin. Sin embargo, su aparición parecía estar de acuerdo con algún patrón.

En algún lugar profundo del Puente del Paso Inmortal, en un trozo de roca destruida que nadie podía ver, había dos luces brillantes que se destacaban entre las masas.

Imagina que podrías solidificar todo esto en una imagen física y luego acercarte al Puente de la Inmortalidad. Lo primero que uno notaría, son los vastos trozos de roca que eran en realidad algo así como continentes o masas terrestres. Si volvieras a acercarte, verías que en el centro de todo eso había una montaña.

En la cima de esa montaña había dos puntos de luz que destellaban como chispas eléctricas. Sorprendentemente… ¡Eran dos personas!

¡Un hombre y una mujer!

El hombre tenía la apariencia de un erudito. Llevaba una túnica verde y su expresión era, en su mayor parte, indiferente, aunque ocasionalmente brillaba con claridad mental. La mujer se quedó con los brazos envueltos alrededor del hombre. La falta de claridad en sus ojos era ocasionalmente disipada por una leve sonrisa.

¡Este hombre no era otro que Han Shan!

¡El Renacido Emperador Demonio Han Shan!

En este momento, sus ojos de repente se aclararon. Levantó la vista hacia el cielo y, al parecer, pudo ver que dentro del río de estrellas que pasaba a la deriva, entre todos los innumerables fragmentos de luz que contenía, había un rostro familiar.

“Así que nos volvemos a encontrar…”, dijo, Con su voz ligera y ronca. “¡Ah, el Karma!” Aunque ya no había soledad para él, estaba tan desolado y solitario como antes. Sin embargo, cuando miraba a la mujer a su lado, la desolación se transformaría en ternura y… arrepentimiento.

Han Shan levantó su mano derecha y la agitó hacia el cielo. Al instante, todos los Esclavos del Puente en todo el Puente del Paso Inmortal levantaron su cabeza y rugieron en silencio.

Ningún forastero podía escuchar el sonido de sus rugidos. No obstante, el sonido se transformó en algo completamente impactante. Se disparó desde el Reino de las Ruinas del Puente, desde el Puente del Paso Inmortal, hacia el río de estrellas.

Perforó el río, disparando a través de los innumerables fragmentos de luz y motas de polvo hasta que encontró… ¡A Meng Hao!

“¡Despierta!”

“¡¡Despierta!!”

“¡¡¡DESPIERTA!!!”

El rugido de los innumerables Esclavos del Puente hizo eco en la mente de Meng Hao, transformándose en un sonido atronador capaz de dividir el Cielo y la Tierra. Llenó su mente y su corazón, hasta el punto que explotó.

El sonido explosivo creado por los innumerables Esclavos del Puente se transformó en vastas cantidades de espinas afiladas que perforaron todo el cuerpo de Meng Hao. Éste sonido impactante llenó su cerebro y causó que unos temblores recorrieran su cuerpo. Después de ocho temblores de este tipo, los ojos de Meng Hao se abrieron de repente.

Al principio, sus ojos estaban llenos de confusión. Las voces de los Esclavos del Puente habían desaparecido sin dejar rastro.

A partir de este momento, Meng Hao era la única persona que estaba despierta dentro del río de estrellas. Miró a su alrededor confundido por el espacio de tres respiraciones antes de que su mirada brillara con claridad.

En el momento en que ganó claridad, Meng Hao se dio cuenta de que no podía moverse. Era como si lo hubieran despertado con el poder suficiente para abrir los ojos. Su Sentido Divino estaba siendo suprimido intensamente, y estaba restringido a un espacio de unos treinta metros.

Incluso paralizado, todavía podía ver las estrellas, y los innumerables fragmentos de luz y polvo pasando a su alrededor. Entonces se dio cuenta de que había alguien lejos en la distancia, flotando allí con los ojos cerrados. No era otro que Zhao Fang, a quien el Patriarca de la Gran Tribu del Cielo Nuboso le había confiado su protección.

“¿Soy el único despierto? Pero… ¿Por qué…? Meng Hao de repente vio el Puente del Paso Inmortal. Cuando eso sucedió, la imagen de Han Shan repentinamente brilló en su mente.

Mientras tanto, de vuelta en el Puente del Paso Inmortal, los innumerables puntos de luz comenzaban a desvanecerse. Las luces que representaban a Han Shan y a su esposa desaparecieron gradualmente.

Los ojos de Meng Hao destellaron, comprendió que la razón por la que se había despertado, era muy probablemente… debido a Han Shan.

Aunque no podía estar absolutamente seguro de lo que lo había llevado a este estado de claridad, Meng Hao no pudo evitar reflexionar sobre cómo podría serle útil en el Plano Primordial del Demonio Inmortal. En cualquier caso… Ésta situación no le presentaba ningún inconveniente. De hecho, ahora que estaba lúcido, estaba seguro de que debía haber una manera de aprovechar esta oportunidad para obtener una ventaja.

“Si puedo aprovechar esta oportunidad única, podría adelantarme. Quizás este simple despertar mental tenga una gran influencia en otros asuntos.” Los ojos de Meng Hao destellaron mientras el río de estrellas pasaba por el Puente del Paso Inmortal y luego salió disparado hacia el cielo lleno de estrellas detrás de él.

A medida que avanzaban hacia esa región del cielo estrellado, un intenso rugido resonó. El cuerpo de Meng Hao se sacudió completamente, más allá de su control, y todo el río de estrellas tembló. Se estrelló contra innumerables motas de polvo, aunque ninguno de ellos le hizo daño en lo más mínimo.

Ignorando el hecho de que no podía controlar su propio cuerpo, Meng Hao miró hacia adelante.

Apenas podía distinguir lo que estaba sucediendo. Aparentemente, cuando entró en éste área en particular, el río de estrellas pareció estrellarse contra una barrera invisible, haciendo que todo temblara como si estuviera sufriendo un ataque.

Al mismo tiempo, Meng Hao podía sentir que el río de estrellas, en realidad… si se había estrellado contra la barrera, casi como si hubiera entrado en otro mundo.

Cuando eso sucedió, Meng Hao notó que todas las motas de polvo que lo rodeaban de repente dejaron de moverse. Incluso él quedó completamente inmóvil. Fuera del río de estrellas, se podía ver brillando una gran variedad de colores.

Lo más extraño de todo, fue que mientras estaba atrapado en este estado de parálisis, una mujer había aparecido a su derecha, aunque no tenía idea de cuándo había sucedido exactamente.

Llevaba un largo vestido azul, y era bastante bonita. Sus ojos estaban cerrados, y sus rasgos eran tan delicados que parecía como si una brisa suave pudiera destruirla. Además, parecía estar llena de cierta frialdad.

Esta mujer no le era familiar. Meng Hao la miró por un momento y luego desvió la mirada hacia las coloridas luces del exterior.

El tiempo pasó…

El río de estrellas permanecía inmóvil, y sin embargo, de alguna manera, Meng Hao sintió la sensación de que se movía.

Reflexionó sobre este punto por un tiempo mientras observaba a su alrededor este mundo silencioso. Después de un poco de tiempo, de repente llegó a formar una idea. El río de estrellas no se movía. Lo que se movía… ¡Era el tiempo!

El tiempo se movía. ¡No hacia adelante, sino más bien, a la inversa! El tiempo… se estaba moviendo hacia atrás!

Este descubrimiento hizo que la mente de Meng Hao temblara. Mientras miraba las brillantes luces de colores, repentinamente tuvo la intensa premonición de que si podía obtener la iluminación con respecto a este extraño lugar, tendría una comprensión mucho más profunda del Tiempo, así como asuntos relacionados con el uso y la marca de los tesoros del Tiempo…

También sabía que esta oportunidad…era extremadamente rara.

Después de mucho tiempo, la mente de Meng Hao se quedó en blanco mientras se sumergía en la iluminación con respecto a la inversión del Tiempo. Al combinar esta nueva información con lo que había observado con respecto a los cambios del Tiempo en el Reino de las Ruinas del Puente, su comprensión se hizo más profunda.

De repente, el río de las estrellas volvió a temblar. Una vez más, se sintió como si hubiera golpeado contra un obstáculo invisible. Después de pasar, Meng Hao vio un mundo impactante.

En el mismo instante en que vio el mundo, todas las motas de polvo y los fragmentos de luz dentro del río de estrellas temblaron. El movimiento repentinamente hizo que la mujer con los ojos cerrados girara hacia la derecha y se chocara con él.

La cabeza de Meng Hao, su rostro, de repente estaba tocando algo muy suave… y un delicado aroma acarició su rostro.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente