ISSTH 548 – Regresando a las Tierras Negras

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente



Naturalmente, el Patriarca del Clan Li fue el primero en recibir el honor de convertirse en una de las Almas del Rayo de Meng Hao. Hacía mucho tiempo que disfrutaba de bastante libertad, y estaba bastante cómodo en la Máscara del Inmortal de sangre. En realidad siempre y cuando no fuera golpeado por un rayo, o atormentado por la gelatina de carne, era bastante feliz.

Hacía tiempo que había abandonado cualquier esperanza de que los miembros del Clan Li vinieran a rescatarlo. Se sentía adormecido por tales esperanzas. Recientemente, su mayor disfrute vino de atormentar a Ji Diecinueve.

Ser capaz de soportar el dolor que había sufrido e infligirlo exponencialmente en otra persona hizo que el Patriarca del Clan Li estuviera más feliz de lo que nunca había estado.

Por supuesto, Ji Diecinueve estaba destinado a convertirse en la Segunda Alma de Rayos de Meng Hao, aunque no voluntariamente. De hecho, habían sido necesarias bastantes súplicas por parte del Patriarca del Clan Li, para convencer a Meng Hao de que le otorgara tal honor a Ji Diecinueve…

La Tercer Alma de Rayos era, por supuesto, el Patriarca Huyan, que acababa de ser introducido en la Máscara de Sangre, completamente de mal humor y al borde de disiparse por completo.

Tan pronto como vio al Patriarca Huyan, el Patriarca del Clan Li se puso extremadamente emocionado, y su cuerpo comenzó a crepitar como un rayo… Una vez que comenzaba el tormento, naturalmente no se podía minimizar de ninguna manera.

Habiendo terminado de observar a sus siete Almas Nacientes refinando la destellante Rueda del Tiempo, Meng Hao retractó su Sentido Divino de su Región Dantian. Flotó allí en medio del aire, mientras el Mastín de Sangre a su lado lamía sus heridas. Había una expresión salvaje sus ojos. Podía sentir que la intención asesina de Meng Hao no se había desvanecido, en cambio, se había vuelto más intensa a medida que llevaban a cabo su matanza.

La mirada de Meng Hao cruzó el Mar Violeta.

El Clon del patriarca Huyan no llevaba ninguna bolsa de almacenamiento. Al principio, Meng Hao no entendía la razón detrás de eso. Sin embargo, después de tomar prestado el poder de la Separación del Espíritu, de repente lo comprendió.

Algunos expertos de la etapa de la Separación del Espíritu podrían usar bolsas de almacenamiento, pero la mayoría de ellos abriría un espacio en su Divinidad Naciente. Esta era otra diferencia entre lo Mortal y lo Inmortal.

Sin embargo, Meng Hao había destruido diez puestos de avanzada y mató a muchos Cultivadores. Dentro de las bolsas de almacenamiento que había reunido había una gran cantidad de artículos. Éstos ayudarían a compensar todo lo que había perdido para adquirir su Séptima Alma Naciente.

Comenzaron a oírse voces a medida que se acercaban los miembros del Clan del Cuervo Dorado. Miraron a Meng Hao con expresiones emocionadas. Se habían mantenido alejados en la distancia durante el transcurso de la batalla, y no habían podido ver lo que estaba sucediendo. Sin embargo, pudieron sentir la naturaleza impactante de la batalla mágica.

“No estoy seguro de qué porcentaje de la verdadera base de Cultivo podía manejar el Clon del Patriarca Huyan…”, pensó Meng Hao para sí mismo. “Sin embargo, este clon era claramente diferente del clon promedio.” Una sonrisa apareció en su rostro. Realmente no importaba qué porcentaje de poder tenía el clon, o cuánto poder poseía el verdadero Ser del Patriarca Huyan. Meng Hao no se retiraría de una pelea sólo porque su oponente fuera poderoso.

“Esos otros tres expertos de la Separación del Espíritu eran interesantes. El Patriarca Huyan parecía tener algún motivo oculto para pedirles que atacaran. Parece que todos los expertos de la etapa de la Separación del Espíritu están llenos de planes y trucos bajo la manga. Definitivamente no puedo despreciarlos.” Después de pensarlo un momento, bajo la mirada, hacia los miembros del Clan del Cuervo Dorado que estaban debajo, y sus ojos brillaron intensamente.

“¡Volvamos… a las Tierras Negras!”, Dijo. Agitó su mano derecha, causando que en todo el Mar Violeta se produjera un ruido sordo. De repente, un enorme gigante se levantó del Mar Violeta. El agua se derramó de su superficie, cayendo hacia el mar. A continuación, apareció un segundo Gigante del Mar Violeta, luego un tercero…

En un abrir y cerrar de ojos, eran siete. Siete enormes gigantes de Mar Violeta, cada uno de tres mil metros de altura. Aunque sus rasgos faciales eran un tanto confusos, era obvio que se parecían a Meng Hao.

“¡Vamonos!”

Meng Hao se sentó con las piernas cruzadas sobre el Mastín que voló por el aire. Por otro lado, los Gigantes del Mar Violeta comenzaron a correr, levantando enormes olas que arrastraron a los miembros del Clan del Cuervo Dorado junto con ellos mientras se dirigían hacia las Tierras Negras.

Desde la distancia, también era posible observar como el Mar Violeta hervía mientras Meng Hao enviaba su Voluntad.

Una gran ola se formó en el Mar Violeta, causando que innumerables espectros aparecieran en su superficie. Para cuando la ola llegó al Fuerte de la Puerta Oscura, su número había aumentado hasta los cientos de miles.

Algunos de los espectros comenzaron a congregarse alrededor de los siete Gigantes del Mar Violeta, luego todos cargaron hacia las Tierras Negras.

Avanzaron con el poder de aplastar cualquier cosa. Nada podría obstruir su camino. Sus rugidos resonaron constantemente, hasta el punto de que las Tierras Negras estaban ahora en alerta máxima. Todos los poderes estaban conmocionados.

Cuando los siete Gigantes del Mar Violeta aparecieron en la distancia, las decenas de miles de Cultivadores reunidos en lo alto del Fuerte de la Puerta Oscura solo podían observar, como si se enfrentaran a un enemigo increíble. Abajo, olas masivas surcaban la superficie del mar.

Fue en este momento que una ola enorme y furiosa se estrelló contra el Fuerte de la Puerta Oscura. El choque resultante produjo un sonido atronador que se elevó hacia el cielo, y el Fuerte de la Puerta Oscura se sacudió. Las montañas circundantes temblaron, y se produjeron enormes desprendimientos de rocas. Las personas reunidas en lo alto del Fuerte de la Puerta Oscura estaban completamente asombradas.

Al mismo tiempo, el Mastín de Sangre volaba en el aire, con Meng Hao sentado con las piernas cruzadas sobre él. Una docena de Cultivadores volaron para bloquear su camino.

Sin embargo, en el instante en que aparecieron, el Mastín de Sangre dejó escapar un gran rugido y apareció su aura de la Separación de Espíritu, junto con un Área.

Al instante comenzaron a oírse gritos. Decenas de Cultivadores del Alma Naciente fueron arrojados hacia atrás, con sangre salpicando de sus bocas y sus rostros llenos de asombro. Su incredulidad y terror no podrían ser mayores.

“¡¡Un Neo-Demonio de la Separación del Espíritu!!”

“¡Eso es… una Bestia de la Separación del Espíritu!”

En el instante en que los Cultivadores del Alma Naciente se estaban retirando, el Mastín volvió a rugir y disparó sobre la gran puerta del Fuerte hacia las Tierras Negras.

Simultáneamente, los siete Gigantes del Mar Violeta saltaron desde las olas, pasando también por la puerta hacia las Tierras Negras.

“¿Qué… qué son esos? ¡¿Son gigantes hechos del Mar Violeta?!”

“¡Él… él realmente puede controlar el Mar Violeta!”

“¡Eso es imposible! ¿Cómo podría alguien controlar el Mar Violeta? ¡Hey, lo reconozco! Ese es el Antiguo Totémico Sagrado del Clan del Cuervo Dorado… “

Cuando los siete Gigantes del Mar Violeta pisaron las Tierras Negras, todo tembló. Los Cultivadores de las Tierras Negras en lo alto del Fuerte de la Puerta Oscura fueron completamente sacudidos, cuando se escuchó la resonante voz de Meng Hao.

“Soy el Antiguo Totémico Sagrado del Clan del Cuervo Dorado. La Tribu de la Persecución Celestial quiso erradicar al Clan del Cuervo Dorado. Esa es la única razón por la que este día he venido a las Tierras Negras. ¡Voy a acabar con la Tribu de la Persecución Celestial!”

“Ya he exterminado al Clon del Patriarca Huyan. ¡Si alguna Tribu se interpone en mi camino, me ocuparé de que el despiadado Mar Violeta se extienda por todas las Tierras Negras!” En respuesta a sus palabras, enormes olas se alzaron desde el Mar Violeta hacia el Fuerte de la Puerta Oscura. Al mismo tiempo, cientos de miles de espectadores silbaron por el aire para entrar en las Tierras Negras.

Mientras las palabras de Meng Hao hacían eco por las Tierras Negras, los siete Gigantes del Mar Violeta avanzaron a pasos agigantados y los cientos de miles de espectros aullaron por el aire, ocultando el cielo. Todo esto causó que decenas de miles de Cultivadores jadearan. Ninguno de ellos hizo ningún movimiento para detener a Meng Hao.

Eran simplemente… incapaces de hacerlo. Ya sea en términos de los siete Gigantes del Mar Violeta, los cientos de miles de espectros, la Bestia en la etapa de la Separación del Espíritu o el rugiente Mar Violeta fuera del Fuerte de la Puerta Oscura, todo eso… estaba mucho más allá de lo que podían manejar con sus fuerzas.

Eso era especialmente cierto teniendo en cuenta lo que Meng Hao acababa de decir. El hecho de haber matado al Clon del Patriarca Huyan se transformó en un temblor que invadió sus mentes y corazones. De hecho, muchos de ellos… simplemente no podían creerlo.

En cualquier caso, ninguno de ellos pudo bloquear el camino de Meng Hao. Sin dudarlo, las decenas de miles de Cultivadores comenzaron inmediatamente a enviar noticias de lo que estaba sucediendo a sus respectivas Tribus. En cuanto a cómo respondería cada Tribu individualmente, eso dependería del liderazgo de cada Tribu.

Lo que sucedió después asombró a todos. Sin excepción, todas las Tribus respondieron de inmediato a los mensajes con órdenes estrictas de no participar de ninguna manera en el conflicto entre el Clan del Cuervo Dorado y la Tribu de la Persecución Celestial.

Mientras avanzaba, Meng Hao no encontró ninguna interferencia. Todas las tribus de las Tierras Negras le dieron paso.

A medida que avanzaban, los siete Gigantes del Mar Violeta causaban sonidos atronadores que hacían temblar la tierra. Los Cientos de miles de espectros bloqueaban el cielo.

En cuanto al Mastín de Sangre de Meng Hao, donde quiera que pasara, extendería su aura incomparable. Este día… el nombre de Meng Hao sacudió a fondo la totalidad de las Tierras Negras.

Con Wu Ling brindandole instrucciones, Meng Hao se dirigió directamente hacia el área del Clan del Cuervo Dorado, donde la guerra aún estaba en curso.

La Tribu del Dragón Negro se había ido, reduciendo en un treinta por ciento la fuerza que alguna vez había sido el Clan del Cuervo Dorado y el Dragón Negro. El poder de batalla del Clan del Cuervo Dorado se había reducido significativamente. Además, ya llevaban más de medio mes peleando.

Esto dejó al Clan del Cuervo Dorado con aproximadamente 50,000 miembros, casi todos los cuales habían sido movilizados. Tambien poseian grandes cantidades de Neo-Demonios lucharon brutalmente. Gran Peludito y los Antiguos Totémicos Sagrados lucharon como locos, aparentemente sin darse cuenta de su propio agotamiento.

En cuanto a la Tribu de la Persecución Celestial, habían movilizado a casi todas sus fuerzas. Había más de 100,000 Cultivadores y enormes hordas de Neo-Demonios, junto con los Antiguos Totémicos Sagrados.

Mientras ambos luchaban de un lado a otro a lo largo de los días, se habían infligido fuertes bajas en los dos bandos.

Originalmente, el Clan del Cuervo Dorado no habría sido un rival para la Tribu de la Persecución Celestial. Sin embargo, la Vid mutada de la Muralla de Espinas cumplía la misión que Meng Hao le había encomendado hacía tantos años. Rodeaba al Clan del Cuervo Dorado, haciendo que sus espinas se extendieran. Una y otra vez había bloqueado los ataques mortales de la Tribu de la Persecución Celestial.

La sangre lentamente empapó el suelo y las llamas de la guerra ardieron entre las dos partes. Las explosiones hacían eco y las personas morían de izquierda a derecha.

La Formación de Hechizos de la Iglesia de la Luz Dorada fue otra razón por la que el Clan del Cuervo Dorado había podido mantener su posición durante tanto tiempo.

Además, Los ataques del Loro, la jalea de carne y la Bestia Foránea también convirtieron el campo de batalla con la Tribu de la Persecución Celestial en un mar de sangre.

Ambos bandos lucharon con los ojos inyectados en sangre y los Neo-Demonios volaron en medio del aire masacrandose entre sí.

Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, la situación del Clan del Cuervo Dorado se volvió más crítica.

En la actualidad, más de un centenar de Cultivadores del Alma Naciente de la Tribu de la Persecución Celestial volaban en el aire, emitiendo una presión verdaderamente aplastante. También había más de veinte Antiguos Totémicos Sagrados, que, aunque no eran de la etapa de la Separación del Espíritu y sólo estaban en el Gran Círculo de la etapa del Alma Naciente, todavía eran asombrosamente poderosos.

Cuando uno agregaba a los Cultivadores ordinarios y los rugientes Neo-Demonios, provocaba que el cielo se oscureciera.

Después de todo, la Tribu de la Persecución Celestial era una Gran Tribu, con profundas reservas e incontables recursos. Teniendo en cuenta que la Tribu entera había sido movilizada, el Clan del Cuervo Dorado, no era un rival para ellos. No tenían más remedio que caer lentamente en el perímetro de la Muralla de Espinas. Todos los Neo-Demonios y los Cultivadores estaban profundamente agotados, pero no desesperados.

Dentro de los confines de la Tribu, los miembros de la Tribu se reunieron alrededor de la estatua de Meng Hao y gritaron el nombre de su Antiguo Totémico Sagrado.

Fue en este punto que comenzaron a sentir su sangre arder con justicia. Se sentían exactamente como imaginaban que los veteranos, quienes ahora eran los líderes del Clan, debieron sentirse durante los días de la migración.

Sin embargo, la situación siguió empeorando. La Protectora Muralla de Espinas comenzó a mostrar signos de colapso, aunque… continuó cumpliendo sus órdenes.

Gran Peludito y el Gigante Salvaje continuaron luchando, absolutamente sin ningún miedo a la muerte en sus corazones. Lucharon con locura, con determinación, también incapaces de olvidar la misión que Meng Hao les había confiado. Incluso si murieran, continuarían protegiendo al Clan del Cuervo Dorado.

Gran Peludito, cubierto de sangre, aulló mientras luchaba. El Gigante Salvaje perdió un ojo, pero seguía siendo tan feroz como siempre.

Mientras tanto, dentro de las fuerzas de la Tribu de la Persecución Celestial, Zhang Wenzu observó fríamente todo del campo de batalla. Luego agitó su mano derecha, agarrando a un miembro del Clan del Cuervo Dorado por el cuello, lo apretó violentamente y al instante se oyeron crujidos cuando se lo aplastó por completo.

De repente gritó: “Tribu de la Torre Derrocada, Tribu de la Montaña Nublada, Tribu de los Nueve Cristales. ¡Los tres, atacad el flanco derecho!”

“¡Tribu de la Nube Voladora, Tribu de la Vasta Montaña, Tribu Peng Lai, atacad el flanco izquierdo!”

“¡Esta batalla está por terminar! Miembros de la Tribu de la Persecución Celestial, atacad el centro… Aplastad al Clan del Cuervo Dorado. Hombres, mujeres, ancianos, niños… ¡No dejéis a ninguno vivo!” La intención asesina destelló en los ojos de Zhang Wenzu. Él, por supuesto, era el Elegido de la Tribu de la Persecución Celestial y tomó la iniciativa en la batalla.


* Zhang Wenzu estuvo presente el día en que Meng Hao llevó a la Tribu del Cuervo Divino hasta el Fuerte de la Puerta Oscura. Fue introducido en el Capítulo 510 , donde tuvo cierta interacción con Duo Lan de la Tribu de la Mariposa Demoníaca. Tuvo algunas reacciones menores a la batalla en los siguientes capítulos, y luego hizo un comentario en el Capítulo 515 acerca de querer luchar contra Meng Hao.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente