ISSTH 546 – ¡El Patriarca Va con Todo!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Las ondas del poder de la Separación del Espíritu se expandieron en todas las direcciones. El pelo de Meng Hao se agitó y su base de Cultivo rugió elevándose hasta nuevas alturas.

El poder de la Separación del Espíritu no le pertenecía; Solo podía poseerlo temporalmente. Incluso el Dominio no era suyo, sino más bien, del Inmortal de Sangre.

Sorprendentemente, después del crecimiento de su base de Cultivo hasta la etapa de la Separación del Espíritu, apareció un Área alrededor de Meng Hao. Dentro de su mente, también podía sentir débilmente el Dominio del Inmortal de Sangre.

Sin embargo, no podía utilizarlos. Todo lo que podía hacer era sentirlos vagamente… El Dominio en realidad no tenía nada que ver con la sangre. Curiosamente, contenía un sentimiento de espera, así como de una persecución gloriosa. Era como una floreciente flor, de color sangre…

En el momento en que Meng Hao tomó prestado el poder de la Separación del Espíritu, el poder de expulsión a su alrededor se debilitó instantáneamente en más de la mitad, y el vórtice en el aire desapareció sin dejar rastro.

Una expresión de incredulidad apareció en el rostro del Patriarca Huyan. Nunca podría haber imaginado que la batalla se desarrollaría de esta manera, o que terminaría siendo tan abatido por Meng Hao.

“¡¿Cómo es esto posible?! ¿Cómo puede ser tan aterrador? ¡¿No me digas que es… la reencarnación de un Cultivador en la etapa de la Búsqueda del Dao?! ¿O quizás… es el alma de un Inmortal en un cuerpo mortal??”

Mientras el Patriarca Huyan se tambaleaba en shock, Meng Hao levantó la vista. Podía sentir el inconmensurable poder que estaba surgiendo de su interior. No podría sostener tal poder por mucho tiempo, solo por el espacio de doce respiraciones.

Por lo tanto, no dudó. Un brillo de la sangriento surgió a su alrededor mientras levantaba su mano derecha y realizaba un gesto de encantamiento. Luego señaló hacia adelante.

“¡Nubes Divididas, Lluvia Sangrienta, los Mares cubren el Cielo!”

Tres formas de las Habilidades Divinas del Legado del Inmortal de Sangre. El cuerpo del Inmortal de Sangre. Una base de Cultivo de la Separación de Espíritu. En este momento, el poder de todas esas cosas explotó.

¡El cielo era ahora el color de la sangre!

Bajo el resplandor rojo, el Mar Violeta se volvió negro.

Desde la distancia, todo lo que se podía ver era un mar negro y un cielo rojo, con solo un destello violeta entre ambos. Incluso a un artista experto le costaría mucho representar una escena así.

Había nubes en el cielo, nubes divididas.

También había lluvia, ¡Una lluvia de sangre!

Un mar de sangre rugió con enormes olas que parecían desear volar hacia los cielos. Luego, ¡El mar de sangre se fusionó con el Mar Violeta, transformándose en sangre negra!

Nubes Divididas, una Lluvia Sangrienta, los Mares que cubren el Cielo. Estas tres cosas eran Habilidades Divinas del Inmortal de Sangre, majestuosas e impactantes.

Las nubes divididas se pusieron en movimiento, causando que el vapor se elevara instantáneamente alrededor del Espíritu Inmortal del Patriarca Huyan.

Se oyó una explosión y la niebla estalló. El Patriarca Huyan, su Divinidad Naciente, el Espíritu Inmortal emitió un grito agudo. ¡Se sorprendió al descubrir que no podía evadir y ni defenderse! La ley natural en el mundo parecía haber cambiado completamente.

Estas reglas no le pertenecían a él, sino a Meng Hao. O tal vez… a la mujer que estaba sentada detrás de Meng Hao en el trono de huesos.

Las nubes divididas surgieron sin cesar. Un rugido llenó el aire y, en el corto espacio de tiempo de unas cuantas respiraciones, la Divinidad Naciente del Patriarca Huyan fue golpeada docenas de veces. Fue obligado a retroceder varios cientos de metros.

Explosión tras explosión hizo eco en los alrededores; parecía como si el Espíritu Inmortal estuviera a punto de ser destruido.

Se sorprendió, se llenó de incredulidad y de una intensa sensación de crisis mortal.

En este momento, una lluvia de sangre apareció en medio de las nubes divididas. Llevaba consigo un poder impactante, aparentemente otro poder de expulsión. Las gotas de lluvia cayeron desde todas las direcciones hacia el Patriarca Huyan.

Se escuchó un grito espeluznante. El Patriarca Huyan estaba atónito y temblando de miedo. Se escuchó otra explosión y su cuerpo comenzó a desmoronarse. Rápidamente retrocedió, solo para que más lluvia de sangre cayera hacia él. A partir de este momento, el mundo entero, todo en el área, se transformó en un mundo de lluvia sangrienta.

¡Dentro de ese mundo, toda la vida estaría sumergida, inundada por la lluvia de sangre!

Pero… este no era el mayor peligro. El mayor peligro… ¡Estaba dentro del mar negro!

El mar rugió hacia el cielo, y el cielo bramó hacia el mar. El mar, una vez de color violeta, se había fusionado con la lluvia de sangre y se volvió negro.

El mar negro se elevó hacia el cielo, haciendo imposible determinar qué era el cielo y qué era el mar. Era como si todo hubiera sido puesto al revés, como si todo hubiera sido torcido.

Dentro de todas las explosiones y rugidos, las nubes divididas, la lluvia de sangre y el mar negro, se convirtieron en… ¡Una Muerte Sangrienta!

El Patriarca Huyan estaba estaba sintiendo una sensación de grave peligro. Tuvo la intensa premonición de que si no hacía algo de inmediato, entonces… ¡definitivamente moriría!

Si alguien le hubiera dicho antes que moriría a manos de Meng Hao, se habría burlado y ridiculizado de esa persona hasta el final. Pero ahora… tal escena se estaba reproduciendo frente a sus propios ojos. A partir de este momento, sin embargo, no había tiempo para el shock y el asombro. Con el corazón palpitando, miró hacia el cielo y rugió.

“¡Compañeros Daoístas, ustedes tres deben ayudarme a matar a este hombre! ¡Independientemente de si tienen éxito o no, prometo a cambio presentarles tesoros preciosos como regalos!

Al escuchar esto, las corrientes del Sentido Divino revelaron instantáneamente intensos resplandores. Inmediatamente comenzaron a discutir el asunto.

“Realmente no hay necesidad de continuar viendo la batalla…”, dijo el Patriarca de la Separación del Espíritu de la Gran Tribu del Cielo Nuboso. “El clon está condenado a perecer. Este Meng Hao ha fusionado su Voluntad con el Mar Violeta. No es alguien que se le provoque a la ligera.” Sus palabras contenían un significado más profundo, que era obvio.

“Compañero Daoísta Yunlian, no te preocupes. Es cierto que somos aliados y, por lo tanto, no podemos volver a nuestra palabra para ayudarnos unos a otros. Sin embargo, lo mejor sería tomar la promesa de tesoros del Patriarca Huyan, y al mismo tiempo hacer que Meng Hao nos deba un favor. ¡Sembrar un buen karma sería el mejor resultado!”

“Está bien. Fue por sus propias decisiones que el Patriarca Huyan provocó a un enemigo poderoso. Él no puede culpar a nadie más. Si la Alianza de la Corte Celestial pierde a la Tribu de la Persecución Celestial, pero luego gana a la Gran Tribu del Cielo Nuboso, seguirá siendo una Corte Celestial.”

Después de discutir el asunto, las tres corrientes del Sentido Divino comenzaron a reírse. De repente, tres figuras empezaron a tomar forma de la nada. En un abrir y cerrar de ojos, se podían ver tres siluetas definidas.

Uno era un anciano de pelo blanco. Otro era un hombre de mediana edad con una barba exuberante. El tercero era un niño con una túnica roja.

Tan pronto como aparecieron, intercambiaron miradas sonrientes. Estos eran todos clones, como los que poseían la mayoría de los Cultivadores en la etapa de la Separación del Espíritu. Eran diferentes del Clon del patriarca Huyan, que era un tipo que rara vez se veía.

Momentos después, las tres figuras aparecieron frente a la Divinidad Naciente del Patriarca Huyan. Sin siquiera una pausa, cargaron contra Meng Hao.

Cada uno de estos clones poseía aproximadamente el treinta por ciento del poder de la base de Cultivo de su Verdadero Ser. Sin embargo, incluso el treinta por ciento debería ser suficiente para aplastar a alguien en la etapa de Alma Naciente. Al instante se convirtieron en tres rayos de luz que dispararon hacia las tres grandes Habilidades Divinas del Inmortal de Sangre de Meng Hao.

Los ojos de Meng Hao destellaron en respuesta al ataque. Que estas tres personas hicieran un movimiento no era algo imprevisto. Agitó su manga y las nubes divididas se agitaron, la lluvia de sangre aulló y el mar negro rugió. Las tres fuerzas se estrellaron contra los tres clones.

“¡Este chico es increíble! Ahora que estoy experimentando su poder, ¡Es obvio que es mucho más fuerte de lo que imaginé después de simplemente observarlo pelear!”

“Si nuestros clones se encontraran con él por sí mismos, y él desatara todo su poder, solo le tomaría unos pocos movimientos para erradicarlos por completo.”

Los tres intercambiaron otra mirada, luego realizaron un gesto de encantamiento, causando que sus propias Habilidades Divinas chocaran contra las Habilidades Divinas del Inmortal de Sangre de Meng Hao. Durante el espacio de unas pocas respiraciones, las explosiones resonaron por el aire. Luego, los tres clones explotaron, completamente destruidos.

Antes de que se desvanecieran por completo, todos ellos lanzaron miradas significativas hacia Meng Hao.

El Patriarca Huyan los observó en shock, y luego comenzó a temblar. Levantó la cabeza y aulló. ¿Cómo no podía ver a través del plan que los tres zorros viejos y astutos acababan de llevar a cabo?

Los tres clones no eran tan fuertes como el Clon del Patriarca Huyan, por lo que si luchaban solos, podrían ser destruidos con relativa rapidez. Pero, ¿Cómo podría ser posible que fueran derrotados tan rápidamente mientras luchan juntos?

La única explicación era que en realidad, los tres no estaban dispuestos a atacar. Todo lo que habían hecho era solo una excusa para conseguir el tesoro que les había prometido.

La expresión del Patriarca Huyan era rabiosa.

“Si voy a morir, ¡No hay manera de que yo muera por su mano!”, Rugió.

“Combinación de Tótems…” gritó. De repente, cinco Tótems y medio aparecieron dentro de su Divinidad Naciente y salieron volando. Dentro del medio Tótem se podían ver varias almas que tenían un extraño parecido con el Patriarca Huyan. Se congregaron juntas para formar… a los ocho hijos que habían sido personalmente asesinados por el Patriarca Huyan.

Desafortunadamente, debido a que Huyan Qing había muerto de la manera en que lo hizo, el Tótem estaba incompleto.

Con la aparición de estos Tótems, la expresión del Patriarca Huyan se lleno de determinación.

“¡Despertar Ancestral, comienza!” Mientras el Patriarca Huyan rugía, los cinco Tótems se destruyeron, transformándose en incontables fragmentos que se fusionaron instantáneamente con en el Espíritu Inmortal.

El rugido del Patriarca Huyan se convirtió en un gemido mientras la Divinidad Naciente comenzó a volverse borrosa, y luego de repente, explotó.

Las piezas explosivas casi parecían carne humana. Salieron disparadas, pero entonces, con la misma rapidez, comenzaron a formarse de nuevo juntas. En un abrir y cerrar de ojos, un aura indescriptiblemente espantosa se extendió repentinamente por los alrededores.

Al mismo tiempo, la Divinidad Naciente del Patriarca Huyan se estaba reformando, convirtiéndose en un cuerpo formado por innumerables trozos de carne.

Parecían innumerables parches de carne cosidos juntos, como si el cuerpo estuviera cubierto con innumerables ciempiés. Tenía una apariencia completamente salvaje, especialmente en su frente, donde se podían ver tres escamas doradas que emanaban una luz dorada cegadora.

El aura extraña y espantosa coincidía completamente con el cuerpo extraño y espantoso. Este era el cuerpo del Despertar Ancestral del Patriarca Huyan, el resultado de la Habilidad Divina más poderosa que su Clon podía emplear.

La cabeza no tenía rasgos faciales, solo las tres escamas doradas que eran casi como ojos. Brillaban con una luz dorada destellante que se transformó en un enorme vórtice.

El vórtice giró, aparentemente era lo suficientemente poderoso como para distorsionar el aire. A medida que se expandía, todo a lo largo de miles de metros comenzó a destruirse instantáneamente.

Las nubes se fragmentaron, la lluvia de sangre se disipó y el mar negro fue destruido. Las tres Habilidades Divinas del Inmortal de Sangre de Meng Hao fueron completamente destruidas.

El Patriarca Huyan estaba quemando su fuerza vital. Su base de Cultivo estaba borrosa, y su apariencia extraña en esta forma del Despertar Ancestral, podía explotar con el poder para destruir cualquier cosa y todo.

Después de que las Habilidades Divinas del Inmortal de Sangre fueron destruidas, el extraño cuerpo del Patriarca Huyan desapareció. Cuando reapareció, estaba directamente frente a Meng Hao. Levantó su mano y la empujó.

Los ojos de Meng Hao se oscurecieron. Sin dudarlo, agitó su manga, tomando prestado el poder explosivo de la Separación del Espíritu para disparar hacia atrás.

“¡Solo tengo unas siete respiraciones más de tiempo antes de que me quede sin el poder de la Separación del Espíritu!”

Sus ojos destellaron con frialdad. Apretando la mandíbula, observó al Patriarca Huyan. Por lo visto, esta versión del Patriarca Huyan no era sensible, sino que actuaba por instinto. La extraña Habilidad Divina solo duraría un cierto período de tiempo antes de que se agotara la fuerza vital que podía quemar.

“¿Llendo a por todo?”, Dijo Meng Hao con una risa fría. “Desafortunadamente para ti, todavía tengo muchos trucos bajo la manga.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente