ISSTH 544 – La Separación del Dao de la Emoción

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La expresión de Meng Hao era tranquila. Ni siquiera se tomó el tiempo de actuar personalmente contra los efectos de la Rueda del Tiempo. Dejó que la Bandera de Tres Serpentinas la reprimiera. Luego se volvió, levantó su mano y la punta de su dedo se volvió de un color rojo brillante.

Se transformó en un Tatuaje Tótem de color rojo. Este era el aspecto del Clon de Sangre del Clan Ji, de su Tótem tipo Agua. Después de absorberlo y obtener la iluminación con respecto al tótem de Sangre, no había desaparecido. Más bien, Meng Hao lo había suprimido completamente dentro de su propio cuerpo.

Fue ahora que, sin dudarlo, lanzó el Clon de Sangre. Una luz sangrienta voló desde su dedo, volando por el aire para transformarse en el Clon de Sangre del Clan Ji. Tan pronto como apareció, de su cuerpo explotó con una luz sangrienta que se disparó hacia el cielo.

Volvió su cabeza para mirar a Meng Hao, como si planeara atacarlo. En ese momento, Meng Hao soltó un resoplido frío.

Su sonido produjo ondulaciones que hicieron temblar el cuerpo del Clon de Sangre, como si no fuera estable. En realidad, cuando Meng Hao suprimió al Clon dentro de su cuerpo, también lo había marcado con vastas cantidades de Hechizos Restrictivos.

En el rostro del Clon de Sangre se podia ver una expresión salvaje, sumada a su deseo por atacar a Meng Hao, aunque solo duro por un momento. Luego se volvió y rugió mientras disparaba hacia el Patriarca Huyan. Parecía que planeaba descargar su frustración con él.

En el instante en que apareció el Clon de Sangre, el Patriarca Huyan una vez más pareció sorprendido. No pudo evitar temblar interiormente ante la continua sucesión de métodos impactantes de Meng Hao. Primero fueron sus asombrosas Transformaciones del Alma de Siete Animas, luego su Formación de Espadas del Tiempo, la Bandera de Tres Serpentinas, y finalmente éste Clon de Sangre. Todo esto dejó al Patriarca Huyan completamente sacudido en su interior.

El Clon de Sangre gritó mientras se acercaba. Junto con el Mastín de Sangre, tenían al Patriarca Huyan esencialmente cercado de ambos lados. Al verse acorralado, el rostro del Patriarca Huyan cayó. Levantó su mano derecha y señaló frente a él. Al instante, el Clon de Sangre explotó, solo para reformarse un momento después.

“¡Maldita sea! ¡También tiene una Voluntad de No-Muerte!” El rostro del Patriarca Huyan se oscureció y el Mastín de Sangre se abalanzó hacia él desde atrás. No tenía forma de evadir este ataque. Las afiladas garras del Mastín se hundieron en su cuerpo, rasgando una herida profunda de la que salío sangre de manera incontrolable.

Al mismo tiempo, Meng Hao hizo su movimiento. A medida que se acercaba, una Habilidad Divina se manifestó repentinamente.

“¡Sin un Rostro, una sola palabra, las Llamas de la Guerra se unifican!” Aparecieron más de sesenta rostros enormes. Se superpusieron uno sobre el otro, transformándose en una Habilidad Divina respaldada por el poder de sesenta y cuatro Almas Nacientes en el Gran Círculo, un poder que podría sacudir a un Cultivador en la etapa de la Separación del Espíritu.

Los ojos del rostro se abrieron, y su boca se movió. Al instante sonidos retumbantes palpitaron en la mente del Patriarca Huyan y de su cuerpo surgieron repentinamente sesenta y cuatro pilares de humo negro que se elevaron en el aire, producto de la Habilidad Divina de Meng Hao.

¡Un hombre, un clon, un perro, luchando contra la Separación del Espíritu!

Continuaron resonando explosiones por el aire. El aura del Patriarca Huyan se expandió, transformándose en un enorme vórtice que se estrelló contra Meng Hao, el Mastín y el Clon.

El rugido llenó el área y levantaron enormes olas en la superficie del mar. El aire mismo parecía estar a punto de destruirse. El Patriarca Huyan se enfureció. Nunca desde que había alcanzado la etapa de la Separación del Espíritu, había estado en una posición tan mala. Su Área de la Separación de Espíritu había sido destrozada, su Rueda del Tiempo robada. Y para colmo, su oponente… era solo un Cultivador en la etapa del Gran Círculo del Alma Naciente.

A pesar de que tenía una Bestia Inmortal en la etapa de la Separación del Espíritu, a pesar de que tenía un extraño Clon de Sangre, ¡Todo esto era una completa humillación para el Patriarca Huyan!

“Mi Dao…”, dijo el Patriarca Huyan. Respiró hondo, haciendo que todas sus emociones desaparecieran. Su expresión se volvió completamente tranquila.

“Mi Separación fue del Dao de las emociones…”

“Cuando se habla de emociones humanas, el amor por la familia es lo más poderoso. Al escindir el amor familiar, uno puede Separar el Dao de toda una vida.” Un frío glaciar y sin emociones surgió repentinamente del Patriarca Huyan. Esta frialdad era insensible, casi como si fuera… el funeral de las siete emociones y los seis placeres.

“Mis padres murieron cuando yo era joven…”, murmuró el Patriarca Huyan, “Por lo que no había manera de Separarlos. En lo que a mí respecta, mis sentimientos por mis seres amados son prescindibles, por lo que Segregarlos hubiera sido inútil… Solo los sentimientos por mis hijos se adaptarían para Separar mi Dao de las Emociones.”

“Mi Primera Separación fue del Dao de las Emociones. Es de conocimiento general que tengo un único hijo. Lo que no se sabe es que en realidad tuve nueve hijos en total. ¡Maté a los primeros ocho con mis propias manos para crear mi Dao sin emociones!”

“Puse todas mis esperanzas en mi último hijo, Huyan Qing, e hice todo por él. Concentré todo mi amor paternal en él. Cuando ese amor alcanzara su punto culminante, lo mataría, y el dolor resultante sería intensamente tortuoso. Solo al experimentar tanto dolor y pena, podría… completar mi Primera Separación y escindir completamente mis emociones!

“¡Al matar a mi hijo, has arruinado a mi Dao! ¡Nada puede compararse con el odio que siento hacia ti!”

“¡Mi Dao… es de la emoción!” El aura del Patriarca Huyan de repente explotó.

¡Su Dominio de la Separación del Espíritu, su Primera Separación, era de la emoción!

Esa emoción no era amor romántico, ni amistad. En cambio, ¡Era la más poderosa de todas las emociones, el amor por los parientes de sangre!

Antes de entrar en la etapa de la Separación del Espíritu, el Patriarca Huyan había sido una persona emocional y amorosa. Después… eligió matar a sus propios hijos por su Dao. El único que quedó fue Huyan Qing.

Su elección para esta Separación del Dao fue en realidad muy similar a la del Patriarca Hanxue del Clan de la Nieve Frigida. Sin embargo, al final el Patriarca Hanxue optó por no continuar con la Separación. El Patriarca Huyan, por otro lado, estaba más resuelto.

Concentró todo su amor paternal en su hijo, Huyan Qing, sin ninguna reserva. Era como si tomara todo el amor familiar que existía dentro de su persona y lo enfocara únicamente en Huyan Qing.

En lo que respecta a Huyan Qing, el Patriarca Huyan lo había consentido en todos los sentidos, y había tolerado cualquier cosa. Le habia entregado un amor paternal sin límites.

Solo de esa manera podría Segregar el dolor, escindir su corazón y completar verdaderamente su Primera Separación. Al extinguir el amor familiar, él podría formar… ¡Su Dao sin emociones!

Pero ahora, Huyan Qing estaba muerto, asesinado por otro. Debido a que el Patriarca Huyan no lo había matado, eso significaba que la Primera Separación del Patriarca Huyan no podía completarse perfectamente a menos que pasara mucho tiempo revirtiendo el contratiempo.

El método más fácil sería matar a la persona que había matado a Huyan Qing, para vengarse.

Pero eso no era suficiente. Lo que necesitaba… era una lluvia de sangre que le permitiera expresar todo su amor paternal… y liberarse de sus emociones mundanas.

“Separación de emociones…”, dijo, en voz baja. Al instante, todo en el área se volvió extremadamente frío. Un Dominio sin emociones brotó de él.

Esta era una Habilidad Divina única de la etapa de la Separación del Espíritu, ¡El Dominio!

El Dominio del Patriarca Huyan era uno que podía extinguir las emociones. Cualquier fragmento de emoción o pasión se extinguiría en el interior, se dispersaría. Cuando el Dominio se extendió, el Clon de Sangre tembló. Sin embargo, se recuperó un momento después, sin parecer muy afectado. Eso fue porque… era innatamente una criatura sin emociones.

Por otro lado el Mastín, comenzó a temblar violentamente y la luz sangrienta que lo rodeaba comenzó a parpadear. La Voluntad de No-Muerte que irradiaba luchó ferozmente, pero claramente no era lo suficientemente poderosa. Comenzó a temblar cada vez más, y emitió feroces aullidos.

Sin embargo, el que más se vio afectado, fue Meng Hao.

La mente de Meng Hao se llenó de rugidos. Brotó sangre de sus ojos, oídos, nariz y boca. Su expresión se volvió confusa y de repente, su mente comenzó a llenarse de imágenes.

Su infancia y sus padres. Su amistad con Gordito y los demás. El desenfoque que existía entre Xu Qing y Chu Yuyan. La conexión emocional entre Maestro y aprendiz que sentía por Píldora Demonio.

Todas estas cosas invadieron su mente, transformándose en una cuchilla.

Una voz arcaica repentinamente llenó su mente.

“Separa tus emociones, y puedes existir…”

“Las emociones son un obstáculo, se queman a la llama de la vida…”

“Segregalas…”

“Separalas…”

La voz parecía contener un poder misterioso. Hizo que todo el cuerpo de Meng Hao temblara. Sintió como si su alma estuviera a punto de ser destrozada y no pudo evitar soltar un grito de angustia.

Al mismo tiempo, todas las imágenes en su mente, todas las personas, comenzaron a distorsionarse. Se transformaron en llamas negras que incendiaron la mente de Meng Hao. Sintió dolor… ¡El tipo de dolor que surge al ver a tus padres morir y ser incapaz de salvarlos!

¡Era el dolor que se produce al ver a tu amada irse fríamente abrazando a otro!

¡Era el dolor de ver a tu mejor amigo sonreír maliciosamente mientras te clavaba un cuchillo en la espalda!

Era un dolor formado a partir de todas esas diversas emociones, ¡Llevado completamente al extremo!

El dolor se transformó en llamas negras que quemaban el alma de Meng Hao.

“Segregalas… deshazte de las emociones, y puedes existir. Resístete… y tu alma será destruida.” La voz hizo eco en el cuerpo de Meng Hao mientras temblaba. Parecía como si estuviera en una ilusión, pero era incapaz de distinguir la diferencia entre la ilusión y la realidad.

Tenía una expresión perdida en su mirada. Brotó sangre de su boca, perdió el control y cayó al Mar Violeta.

Este era el Dominio sin emociones del Patriarca Huyan, que Separaba las emociones y el dolor. Separaba las emociones del enemigo, destruía el alma y aplastaba su cuerpo carnal. Enfrentar al Patriarca Huyan con emociones conducida solo a la muerte.

Ceder a las demandas del Dominio llevaría a úno a convertirse en un títere. Negarse a ceder, conduciría a la muerte en cuerpo y espíritu.

Meng Hao se hundió en el Mar Violeta. Mientras lo hacía, el ojo de su mente estaba lleno de imágenes de su vida. Las alegrías, los dolores, las despedidas, las reuniones. Dolor. Traición. Todos parecían girar en un ciclo interminable de tortura.

Cuando el cuerpo de Meng Hao golpeó repentinamente el lecho marino, sus ojos se abrieron. A partir de este momento, estaban claros. Sin embargo, era una claridad llena de agotamiento.

“Las emociones… no son un obstáculo”, murmuró. “Las emociones… son las que hacen que la vida sea completa.” Cerró los ojos. En el instante en que lo hizo, el Mar Violeta comenzó a rugir, y su superficie se agitó. El Mastín temblaba en el aire y sus ojos estaban de un color sangriento.

Por otro lado, el Clon de Sangre en realidad no se vio afectado en lo absoluto. Sin embargo, a medida que se acercaba al Patriarca Huyan, sus ojos se llenaron de confusión.

Mientras tanto, el Patriarca Huyan flotaba en medio del aire, extendiendo su Dominio, llenando toda el área.

Fue en este momento que el Mar Violeta comenzó a rugir, haciendo que el Patriarca Huyan frunciera el ceño.

Mientras fruncía el ceño, las aguas del Mar Violeta comenzaron a congregarse. De repente comenzó a emerger una cabeza enorme, luego un cuerpo, luego dos piernas. En el sorprendente parpadeo de un ojo, un enorme gigante hecho de agua de mar se levantó desde el interior del Mar Violeta.

El gigante se parecía a Meng Hao en todos los sentidos. Sus ojos, que estaban cerrados, se abrieron de golpe. Emanaban un luz brillante mientras levantaba su mano derecha.

La mano gigantesca, formada por enormes cantidades de agua, formó en un puño y luego se lanzó hacia el Patriarca Huyan.

Un enorme explosión hizo eco a través de las aguas. El rostro del Patriarca Huyan cayó e instantáneamente se retiró. Se las arregló para evitar el puño, pero su Dominio fue completamente destrozado.

“¿Sin emociones?…Tú te transformaste en un ser sin emociones…”

“¡No! ¡Este no eres tú! ¡¡Este es el Mar Violeta!! Él de verdad… se fusionó con el Mar Violeta. Eso… eso…” Los ojos del Patriarca Huyan se abrieron y se llenaron de incredulidad. Sólo seres sin emociones podrían existir dentro de su Dominio. Éste Gigante del Mar Violeta, era una criatura sin emociones. Después de todo, el Mar Violeta era fundamentalmente muerte.

En la muerte, lo que muere no es solo el cuerpo, sino también la emoción.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente