ISSTH 538 – ¡El Mastín de sangre, el Protector Dao!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Después de que las dos Almas Nacientes murieron, el brillo rojo, que se extendía por decenas de miles de metros, se transformó en una niebla roja. La neblina que se agitaba, elevándose en el aire de una manera impactante.

De repente ésta cambió; Ya no se extendía a la ancho y a lo largo, sino más bien, estaba tomando la forma de una enorme esfera. De hecho, desde la distancia, parecía… ¡Un enorme globo ocular de color rojo!

Cualquiera que lo observara sentiría miedo y conmoción, e incluso perdería la capacidad de pensar con claridad. Esta escena haría que su mente diera vueltas, como si uno estuviera en medio de un mar de sangre, incapaz de liberarse.

Parecía como si en este instante, todo se convirtieran en el color de la sangre.

El ojo era increíblemente realista y tenía un aire extraño y demoníaco. La niebla roja ardía, como si el ojo estuviera parpadeando. Era aterrador al extremo. En el centro mismo del gigantesco globo ocular apareció un vórtice. Éste giró rápidamente, transformándose en un agujero negro.

Éste parecía capaz de consumir absolutamente todo. Tan pronto como apareció, el aire en el área se distorsionó, como si toda la luz en el área estuviera siendo absorbida. Cualquiera que pudiera ver esto se horrorizaría.

A medida que el vórtice giraba, el agujero negro se hacía más grande. 30 metros. 150 metros. 300 metros… 900 metros. Al final, se expandió hasta alcanzar no menos de 3.000 metros.

Un ojo rojo de 30.000 metros de ancho. Un agujero negro de 3,000 de ancho, como una pupila. El vórtice era el límite entre la pupila y el ojo.

Todo esto sorprendió completamente a todos los que estaban en el Puesto de Avanzada. Los Cultivadores locales estaban temblando y sus expresiones eran de total asombro e incredulidad.

“¡¿¡¿Qué es eso?!?!”

“¡Todos los Cultivadores del Alma Naciente están muertos, y solo tomó un momento! Este Meng Hao… él es… ¡¿Cuál es el nivel de su base de Cultivo?!”

“¡¿Qué cosa horrible está invocando?!”

Un sudor frío comenzó a gotear de las frentes de todos los presentes, y les comenzó a costar el simple hecho de respirar. Un profundo sentimiento de crisis mortal invadió sus corazones. A partir de este momento, estaban llenos de un temor indescriptible hacia Meng Hao. Era como si estuvieran en una pesadilla de la que no podían despertar, algo que se marcaría para siempre en sus almas.

El Mar Violeta circundante estaba cubierto de enormes olas. De repente, desde dentro del agujero negro en el enorme ojo, se pudo escuchar un rugido descomunal.

¡GRROOOOAAARRR!

El rugido sonaba como el de algún tipo de bestia. Todo temblaba y el aire vibraba. La pupila dentro del gigantesco ojo de color rojo pareció contraerse y luego expandirse rápidamente. Todo se distorsionó, y la multitud de personas en el Puesto de Avanzada sintió que sus corazones se sacudían.

Era un solo rugido, pero fue tan impactante como un trueno. Mientras hacía eco en el mundo, la mitad de las personas en el Puesto de Avanzada comenzaron a sangrar por los ojos, la nariz, la boca y las orejas. Luego se desmayaron, inconscientes.

Simplemente eran incapaces de resistir el rugido, que contenía un poder capaz de llenar de sorpresa el corazón y la mente de cualquier Cultivador. Un sonido que estaba lleno de una presión tan intensa, que dejaba a la gente inconsciente.

Se escucharon crujidos provenientes de las aeronaves y los tablones de madera que conformaban el Puesto de Avanzada. Toda la estructura comenzó a hundirse. El Mar Violeta que lo rodea se agitaba violentamente, como si también estuviera rugiendo en respuesta al rugido proveniente del ojo de color rojo.

Los Cultivadores restantes que no habían quedado inconscientes, tenían bases de Cultivo extraordinarias. Sin embargo, sus rostros estaban pálidos, ya que hicieron un esfuerzo increíble para soportar la presión. Sus bases de Cultivo giraban con todo su poder mientras observaban la escena del cielo.

En el instante en que se escuchó el rugido, una pata gigantesca comenzó a extenderse desde el agujero negro. Tenía garras afiladas cubiertas de un pelaje largo y exuberante. La pata continuó extendiéndose revelando la extremidad entera.

El pelo largo fluía sin viento y estaba lleno de un aire salvaje y bárbaro. Las garras parecían capaces de cortar el aire. De repente, se oyó otro rugido estridente en el agujero negro.

Una segunda pata apareció desde dentro del agujero negro, y luego una cabeza gigantesca. Todo el mundo temblaba.

La cabeza era… ¡Increíblemente grande!

Piel roja, colmillos feroces y un aura salvaje y bárbara que se extendía de su cuerpo.

¡La cabeza era claramente la de un perro!

Se movía de un lado a otro, como si utilizara todo el poder que podía reunir para salir del agujero negro. Surgió, emergiendo en su totalidad, acompañado por un rugido que sacudió el cielo.

Todo lo que se pudo ver fue un rayo de luz roja que se disparó violentamente desde el interior del agujero negro. Una vasta niebla roja se alzó, y luego, con la misma rapidez, desapareció, una enorme figura de color rojo se podía ver parada allí erguida, imponente y poderosa.

Era enorme, cubierto de un pelaje de color rojo. Tenía espinas óseas que sobresalían por todo su cuerpo, haciendo su aspecto aún más feroz. Su mirada estaba llena de sed de sangre, como un Qilin o un León Sangriento. ¡El nivel de increíble ferocidad que emanaba era difícil de describir!

¡Este era… el Mastín de Sangre!

Tan pronto como apareció, un aura similar a la etapa de la Separación del Espíritu explotó de su cuerpo e incluso emanó la sensación de un Dominio. Meng Hao sabía que este Dominio no era inherentemente del mastín, sino que estaba marcado por el Inmortal de Sangre como parte de su línea de sangre y su Legado Inmortal

Tal marca existía en todos los espíritus de sangre. Sin embargo, debido a la fusión sin precedentes que había experimentado, fue capaz de manifestarla completamente. Era la misma razón por la que el Mastín se había quedado dormido durante casi doscientos años. Ahora, sin embargo, estaba completamente despierto.

El Mastín levantó su cabeza y rugió, produciendo un sonido que sacudió el cielo y la tierra. El cielo se oscureció y todo tembló. El Mar Violeta se agitó. Todos los Cultivadores que permanecían conscientes en el Puesto de Avanzada se desmayaron.

Meng Hao observó al Mastín, su enorme porte, su apariencia feroz y su intrépida base de Cultivo. Sin embargo, incluso si el Mastín tuviese una apariencia más feroz, para Meng Hao, era el mismo cachorrito mullido que había corrido a su lado hacía tantos años.

Todavía era su compañero, el compañero que había luchado con él en el Torneo del Legado del Inmortal de Sangre , y se había negado a dejarlo.

Era el mismo Mastín que había estado de guardia sobre él en la cima de esa montaña solitaria en el Torneo del Legado del Inmortal de Sangre. No importa cuán agotado o herido resultara, incluso cuando estaba al borde de la muerte, se negó a irse. Puso su propia vida en la línea para proteger a Meng Hao. Incluso cuando estaba agotado y cerca del punto de la muerte, todo lo que quería era que Meng Hao levantara su mano y acariciara su cabeza.

Meng Hao nunca olvidaría todo eso. Había visto como el Mastín con su cuerpo mutilado y casi destruido, se arrastró hacia él y luego hizo todo el esfuerzo que pudo para solo lamer su mano.

Luego pensó en cómo lo había salvado durante el encuentro con el Patriarca del Clan Li, utilizando todo su poder para arrojarlo fuera del portal. Innumerables manos se habían estirado para atraparlo, y fue empujado hacia abajo en el lodo. Justo antes de que desapareciera, había sacado la lengua, como en un último intento de lamer a su amo.

¿Cómo podría Meng Hao… olvidar tales cosas?

“Mastín de Sangre…”, dijo en voz baja, mirando al gigantesco y feroz Mastín. Observó las espinas impactantes y el aura asombrosa que emanaba.

Su voz era suave, pero en el instante en que salió de su boca, el Mastín tembló de repente. Volvió su cabeza y miró confundido a Meng Hao. Pero entonces, su expresión se volvió suave, incluso feliz. Bajó lentamente su cabeza, permitiendo que Meng Hao le frotara la nariz. Extendió cuidadosamente su lengua para lamer la mano de Meng Hao.

Cuando Meng Hao le frotó la nariz, emitió un gruñido de satisfacción, como lo había hecho cuando era pequeño.

Meng Hao sonrió mientras acariciaba suavemente al mastín. Pensó en ese momento fuera de la Cueva del Renacimiento, cuando el Mastín, a pesar de estar dormido, había ejercido todo su poder para extender una sola pata.

“Oye amigo, no te he visto en más de cien años…”, dijo en voz baja. “¡Vamos a acabar con esa maldita Tribu de la Persecución Celestial!” Su intención asesina de repente se hizo más fuerte. Al mismo tiempo, la intención asesina del Mastín explotó hasta el cielo y lanzó un rugido que resonó como un trueno.

Meng Hao saltó en el aire, para pararse en la cabeza del Mastín. Agitó su mano derecha, causando que una ola masiva se elevará desde el Mar Violeta y recogiera a los miembros del Clan del Cuervo Dorado, así como a los cuerpos de sus muertos.

Bajo el control de Meng Hao, restringió el poder del exterminio del Mar Violeta, asegurándose que los miembros del Clan del Cuervo Dorado no sufrieran ningún daño.

Meng Hao miró a Wu Ling y los demás. “Vamos a ir juntos. Hay una deuda de sangre que solo puede pagarse… ¡Con sangre!”

Tan pronto como las palabras salieron de su boca, el Mastín volvió a rugir y luego salió disparado hacia el cielo, llevándose a Meng Hao con él. Wu Ling y los otros veteranos sintieron que su sangre comenzaba a calentarse, al igual que en los viejos tiempos. Ellos y los otros miembros de la Tribu se lanzaron hacia adelante dentro de la ola.

No fueron a las Tierras Negras. En cambio, fueron al Puesto de Avanzada más cercano, el Noveno.

Bajo las órdenes del Patriarca Huyan, la Tribu de la Persecución Celestial había ido a la guerra con el Clan del Cuervo Dorado para forzar a Meng Hao a salir. Les había costado bastante, pero en la primera batalla, habían logrado capturar a quinientos prisioneros. Aquellos cautivos habían sido sometidos a formas infinitas de tortura. ¡Sus bases de Cultivo fueron destruidas, y luego fueron enviados a los diez Puestos de Avanzada en el Mar del Desierto Occidental para ser atados!

Fueron colgados al aire libre, expuestos a los elementos. Todo con el propósito … de que Meng Hao lo viera. Según la estimación del Patriarca Huyan, una vez que Meng Hao los viera, se vería obligado a aparecer.

Si no lo hiciera, entonces sus Tótems se debilitarían gravemente y perdería su poder de fe. En realidad, Meng Hao hacía mucho que había llegado al punto en que no necesitaba ninguno de esos. Había formado con éxito su Alma Naciente. Como tal, él era a la vez un Antiguo Totémico Sagrado, y también… no lo era.

En cualquier caso, el Patriarca Huyan había cometido un grave error de cálculo. Meng Hao… definitivamente aparecería.

Sin embargo, la razón eran sus sentimientos por el Clan del Cuervo Dorado.

“¡Nuestra masacre… comenzará con los diez Puestos de Avanzada en el Mar Violeta!”

El Mastín rugió mientras avanzaba con la increíble velocidad de la etapa de la Separación del Espíritu. Meng Hao estaba de pie sobre su cabeza, con su ropa ondulado violentamente por el viento. La intención asesina en sus ojos solo continuó creciendo, y su determinación de exterminar a la Tribu de la Persecución Celestial se hizo aún más fuerte.

¡BOOOM!

El segundo puesto pronto se hizo visible. Después de consultar con los antiguos miembros de la Tribu del Cuervo Divino, ahora sabía que aunque el décimo Puesto de Avanzada pertenecía a la Alianza de la Corte Celestial, estaba controlado principalmente por la Tribu de la Persecución Celestial.

El segundo, quinto y noveno puesto de avanzada eran todos iguales. En cuanto al séptimo puesto de avanzada que Meng Hao ya había destruido, la culpa de eso podía ser colocada directamente sobre los hombros de los dos ancianos que habían tratado de matarlo.

“No me importa a qué Tribu pertenecen…”, dijo Meng Hao, mientras sus ojos brillaban fríamente, “Cualquiera que se atreva a atar a los miembros del Clan del Cuervo Dorado… ¡Merece morir!”

No había necesidad de una orden de Meng Hao. Los ojos del Mastín de Sangre brillaron con una luz escarlata mientras se acercaba al segundo puesto de avanzada.

¡GRRROOOAAARR!!

El sonido del rugido creó un estallido sónico que provocó una ola de poder invisible. Cuando se estrelló contra el puesto de avanzada, se activó una Formación de Hechizos. Sin embargo, solo pudo resistir el rugido por el espacio de una sola respiración antes de que se derrumbara en pedazos.

Al mismo tiempo, los Cultivadores de la Tribu de la Persecución Celestial dentro del puesto de avanzada comenzaron a volar por el aire, con miradas de sorpresa en sus rostros. Antes de que pudieran reaccionar, una la fuerza del viento se extendió hacia ellos. Todos y cada uno de los Cultivadores fueron destrozados instantáneamente en pedazos, completamente destruidos en cuerpo y alma.

Un estruendoso rugido de desesperación surgió desde el interior del puesto de avanzada. Pertenecía a un Cultivador que estaba en la cima de la etapa Avanzada del Alma Naciente. Su cuerpo temblaba, y estaba rodeado por el hedor de la sangre. Ver tanta gente asesinada frente a sus ojos era como una pesadilla.

Sabía que lograr todo esto con un solo rugido solo podía significar que estaba enfrentando… ¡A la etapa de la Separación del Espíritu!

“Su Excelencia, ¿Quién es usted? ¡Somos Cultivadores de la Tribu de la Persecución Celestial de la Alianza de la Corte Celestial!”

“Soy el Antiguo Totémico Sagrado del Clan del Cuervo Dorado, Meng Hao. ¡Estoy aquí para salvar a mi gente y para erradicar a la Tribu de la Persecución Celestial!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente