ISSTH 532 – ¡La Muerte de Huyan Qing!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Sin embargo, a continuación, las gotas de sangre que iban en persecución del Cultivador del Alma Naciente Intermedia alcanzaron a su objetivo. Apuñalaron al cultivador, y luego explotaron junto con el cuerpo del hombre.

En cuanto al otro Cultivador, a pesar de la increíble velocidad con la que se movía, no podía moverse más rápido que la Lanza Diabólica. Esta silbó por el aire y luego lo apuñaló. Al instante, la niebla negra lo envolvió.

Los rostros emocionados y feroces se abalanzaron, y un grito espeluznante llenó el aire. Cuando finalmente se desvanecieron, sólo quedó un esqueleto.

Todo esto lleva un tiempo para describirlo, pero en realidad, desde el momento en que los tres hombres comenzaron a huir hasta el momento en que todos estaban muertos, solo transcurrió el espacio de unas diez respiraciones.

Meng Hao guardó la caña de pescar y luego se volvió para mirar a Huyan Qing.

Cuando la mirada de Meng Hao cayó sobre él, Huyan Qing cayó hacia atrás, temblando. Rápidamente se golpeó contra el respaldo de la silla sedán.

“Base de Cultivo del Alma Naciente Inicial…”, dijo Meng Hao con frialdad. “Qué lástima… Esta es en realidad la base de Cultivó más débil que jamás había visto en la etapa Inicial del Alma Naciente. Está bien, ¿Quién es tu padre?”, Continuó, mientras su expresión era la misma de siempre. Hacía ya mucho que había madurado hasta el punto en que no actuaba impulsivamente. Naturalmente, podía decir que este hombre por tener guardias tan intrépidos significaba que tenía un trasfondo más allá de lo normal.

Además, los hilos gruesos y rojos unidos a las cabezas de estas personas llevaron a muchas preguntas. Además, anteriormente, el hombre había hecho un comentario que indicaba que su padre había elogiado la Formación de Hechizos de ese Cultivador en el Gran Círculo del Alma Naciente. Había revelado la información inadvertidamente en medio su alarde arrogante. Sin embargo, Meng Hao fácilmente reunió las piezas de información. ¿Cómo podría no entender el significado subyacente?

Huyan Qing estaba en shock. Originalmente, había planeado vociferar la información sobre su padre en un intento de asustar a Meng Hao. ¿Quién podría haber imaginado que Meng Hao realmente pediría la información por su propia iniciativa?

“Mi…” Huyan Qing estaba perturbado y temblaba. Sin embargo, gritó: “¡Mi padre es Huyan Yunming, ¡Patriarca de la Tribu de la Persecución Celestial, de la Alianza de la Corte Celestial en las Tierras Negras! ¡Si te atreves a matarme, mi padre no te dejará ir! ¡¡No importa de dónde seas, o quién eres, si te atreves a lastimarme, estás muerto más allá de la sombra de la duda!!”

Mientras seguía hablando, las palabras salieron muy suavemente. Esto era lo que originalmente había planeado decirle a Meng Hao. El hecho de que Meng Hao hubiera pedido información de su propia iniciativa había arrojado su ritmo a un caos.

“No tengo planes de matarte…”, dijo Meng Hao con una risita. “Puedes marcharte.” Matar a unos pocos Cultivadores del Alma Naciente era un asunto menor, y en cuanto a este hombre, Meng Hao no tenía ningún rencor hacia él. No valdría la pena matarlo.

Además, era el heredero de un Patriarca en la etapa de la Separación del Espíritu. Definitivamente tendría objetos mágicos salvavidas. Si Meng Hao realmente intentara matarlo, no solo sería problemático, sino que su propia identidad seguramente también sería detectada. No era como si Meng Hao acabara de entrar en el mundo del Cultivo. Sabía bien que si Huyan Qing moría, el Patriarca Huyan lo rastrearía para matarlo. Aunque podría ser capaz de evadir al Patriarca Huyan, su identidad no podía mantenerse oculta.

Cuando eso sucediera, toda la seguridad del Clan del Cuervo Dorado estaría en peligro, y Meng Hao no podía permitir que eso sucediera.

Esa era la razón original por la que había elegido permitir que Sir Wu y los demás se fueran. Desafortunadamente, Huyan Qing no sabía qué era lo mejor para su propio bien y se aprovechó de sus poderosos guardaespaldas para atacar a Meng Hao. Meng Hao los mató rápidamente, y ahora que Huyan Qing se quedó solo, probablemente estaría un poco aturdido.

Incluso él sabía que algunas personas no debían ser provocadas.

Meng Hao llegó a la conclusión de que, dado que no había matado al hombre, no albergaría más resentimiento. Huyan Qing obviamente había sido completamente sacudido por la escena de antes.

Además, Meng Hao dejó un hilo de su Sentido Divino en Huyan Qing. Una vez que regresara con su padre, el Patriarca Huyan, lo descubriría y éste le proporcionaría una explicación completa.

Solo las personas con una inteligencia extraordinaria podrían llegar al punto de convertirse en Patriarcas de la Separación del Espíritu. Meng Hao estaba seguro de que el hombre aceptaría el asunto en silencio y no volaría de rabia.

“¿No me vas a matar?”, Preguntó Huyan Qing, observándolo en shock. De repente, tuvo la sensación de que la razón por la que esta persona no iba a matarlo no tenía nada que ver con el miedo a su padre, aunque no tenía idea de cuál era la verdadera razón. Sin dudarlo, apretó los dientes y disparó a toda velocidad. Mientras lo hacía, sacó un deslizamiento de jade que rápidamente usó para enviar una convocatoria a otros miembros de la Tribu de la Persecución Celestial en el área.

Meng Hao ignoró la partida de Huyan Qing. Una vez más cruzó las piernas y comenzó a meditar en silencio. Ya había decidido esperar aquí en silencio antes de reunirse con Zhixiang para ir al Plano Primordial del Demonio Inmortal.

Mientras meditaba e inspeccionaba sus siete Almas Nacientes, de pronto surgió una idea atrevida en su mente.

“En este momento tengo siete Almas Nacientes y un Sentido Divino con un rango de 29,999 metros. 30,000 metros es el rango de la Separación del Espíritu… Me pregunto si existe la posibilidad de formar una octava Alma Naciente. ¿Qué hay de las nueve…? Si eso ocurriera, y tuviera un gran avance en mi Sentido Divino, sería comparable a la etapa de Separación del Espíritu… ¿Podría ser posible que hacerlo ayudara a mi comprensión de la etapa de la Separación del Espíritu?”

Habiendo llegado a este punto en su línea de pensamiento, Meng Hao comenzó a jadear un poco. Sus ojos de repente comenzaron a brillar intensamente. Después de un momento, sin embargo, se dio cuenta de que tal posibilidad no era muy realista.

“Realmente necesito pensar en el asunto más de cerca. Después de intentarlo, tendré una idea mucho mejor de lo factible que es. La Píldora de Obtención del Alma Unicolor es bastante interesante. Según mi comprensión de las leyendas, se supone que solo será efectivo una vez. Sin embargo, claramente funcionó dos veces para mí.” Había pensado sobre este asunto anteriormente, y había pensado en algunas explicaciones posibles.

En realidad, la base que había construido probablemente sería algo raro, incluso en la antigüedad. Había alcanzado el decimotercer nivel de la Condensación de Qi, había formado una Fundación Perfecta con diez Pilares Dao, había alcanzado el Gran Círculo del Núcleo Dorado Perfecto y había combinado con éxito los cinco elementos. Aunque no se podía decir que no tuviera precedentes, no estaba muy lejos.

“Además, las tres grandes medicinas milagrosas también son raras. Incluso en la antigüedad, pocas personas tendrían la oportunidad de consumir incluso una de ellas. En lo que respecta a la Píldora de Obtención del Alma Unicolor, consumir dos no sería realmente muy diferente a consumir una. Sólo consumiendo un gran número se verían los efectos acumulativos. Los antiguos Cultivadores no tendrían ninguna forma de ser tan desperdiciados, por lo que naturalmente supondrían que solo sería efectiva si se consumía una vez. Eso sería, por supuesto, su comprensión. Por lo tanto, el motivo de las leyendas.” Meng Hao continuó sentado allí, perdido en sus pensamientos.

Huyan Qing huyó durante varios días sin detenerse. A estas alturas, ya había recibido respuestas de varios miembros de la Tribu de la Persecución Celestial, que ahora se dirigían hacia él. Deberían llegar dentro del tiempo que tarda un palillo de incienso en quemarse.

A partir de este punto, Huyan Qing finalmente pudo lanzar un suspiro de alivio. Ahora que sabía que Meng Hao realmente lo iba a dejar ir, pensó en la temeridad de Meng Hao y se rio amargamente. El grave terror que había experimentado lo había iluminado bastante. Sintió un toque de resentimiento, pero al recordar el terror que era Meng Hao, suspiró aliviado.

“También podría olvidarlo…”, pensó. “A decir verdad, fui yo quien lo provocó. Él podría estar dispuesto a dejarme ir, pero si sigo actuando como lo hice antes, eventualmente me encontraré con alguien que me matará. Incluso si mi padre se venga después, eso no me ayudaría en absoluto… ¡Toda esta experiencia será un momento crucial en la vida de Huyan Qing! De ahora en adelante, no volveré a ser así. ¡Voy a enderezar mi camino!”

Sus ojos se llenaron con un brillo terco mientras tomaba su decisión. Después de que regresara a la Tribu, inmediatamente entraría en meditación aislada. Cambiaría su personalidad arrogante y se enfocaría en aumentar su base de Cultivo. Nunca se permitiría volver a experimentar semejante terror en el futuro.

Sin embargo, mientras Huyan Qing murmuraba para sí mismo y tomaba una decisión, de repente una risa fría sonó detrás de él.

Su rostro se oscureció mientras se daba vuelta lentamente. Lo que vio detrás de él era un joven vestido de negro. En el instante en que Huyan Qing vio su rostro y la intención asesina en sus ojos, solo pudo tartamudear con voz ronca: “¡Tú… dijiste que ibas a dejarme ir!”

Tan pronto como sus palabras salieron de su boca, el joven de túnica negra agarró el cuello de Huyan Qing y luego lo aplastó brutalmente.

Se oyó un crujido y los ojos de Huyan Qing se ensancharon, llenándose de un arrepentimiento inquebrantable, así como de confusión. No entendía por qué le habían dicho que sería puesto en libertad, sólo para luego ser rastreado y atacado de esta manera.

No entendía por qué los tesoros salvavidas que le había dado su padre, no se activaron…

Cuando sus ojos se oscurecieron, la muerte se acercó y la luz empezó a desvanecerse. De repente se dio cuenta de que esta persona frente a él era diferente al temible Cultivador de antes.

Se veía igual, pero en verdad, había diferencias.

Sin embargo, no pudo dar voz a ninguno de esos pensamientos. Una pequeña explosión resonó y su cuerpo explotó en una bruma de sangre.

El joven vestido de negro sonrió y sus ojos se llenaron de un resplandor rojo. Justo cuando estaba a punto de irse, el Mar Violeta debajo de él repentinamente se agitó con olas masivas. Oyó un lejano rugido de furia proveniente del agua de mar.

“¡Maldita sea, está tan lejos y todavía puede sentir cosas!? ¡Entonces, él estaba en medio de la Transmigración Demoníaca antes… Maldición!” el rostro del joven cayó, y su corazón comenzó a latir con fuerza. Su cuerpo desapareció de repente. Sin embargo, en ese momento en que desapareció, a tres días de viaje, Meng Hao estaba sentado con las piernas cruzadas sobre la superficie del mar, con su furia ardiendo.

De repente disparó al aire, el poder de un Roc explotando dentro de él. Él voló hacia adelante a una velocidad increíble. Las explosiones sónicas dividían el aire mientras se dirigía hacia el joven vestido de negro.

“¿¡Te atreves a tratar de inculparme!?”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente