ISSTH 526 – La Sexta Anima Sacude la Tribulación Celestial

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

“Hasta este punto, mi vida consistía en dos partes…”, murmuró Meng Hao.

“La primera parte fue debajo del Monte Daqing, a lo largo del camino de los exámenes imperiales… Cuando estuve en la cima del Monte Daqing, anoté mi sueño y lo metí en esa botella de calabaza, luego la arrojé río abajo, no tenía idea…Que ese mismo momento, representó el comienzo de la segunda parte de mi vida.”

“¡Esa segunda parte fue el Cultivo!” Meng Hao estaba de pie en la superficie del Mar Violeta, con una impecable túnica verde. No se hundía ni un poco en el agua de mar. En cambio, miró hacia arriba a los rayos ilimitados que danzaban en el cielo como serpientes rojas. Éstos se entrelazaban, formando nubes de Tribulación.

“Estos últimos cien años de Cultivo me permitieron experimentar la muerte y escapar de ella. He experimentado cosas que el viejo yo nunca hubiera podido experimentar, recorrió caminos que antes, nunca podría haber transitado hasta el final.”

“En cuanto a la Tribulación Celestial… También la he experimentado, más de una vez.”

“Esta vez, no estoy nervioso como lo estaba cuando experimenté la Tribulación Celestial de la Fundación Establecida, y no la tomaré tan en serio como el año en que me enfrenté a la Tribulación Celestial de la Formación del Núcleo Dorado Perfecto. He estado esperando la Tribulación Celestial de hoy… durante mucho tiempo.”

De repente, una leve sonrisa apareció en su rostro. Mientras murmuraba esas palabras, un ruido masivo rugió desde las nubes de la Tribulación. Al mismo tiempo, un rayo de color rojo se disparó hacia Meng Hao.

A medida que se acercaba, aún más rayos se combinaron en él. Para cuando estaba a unos treinta metros de la cabeza de Meng Hao, era tan ancho como el brazo de una persona. Mientras rugía hacia él, llevaba consigo el poder impactante de la Tribulación Celestial, una voluntad de destrucción.

Meng Hao observó el Rayo de la Tribulación que se acercaba. Luego, levantó su brazo derecho y lo agitó hacia el cielo. Al instante, su fuerza vital chocó con la voluntad de la muerte, transformándose en el poder del exterminio que se disparó hacia el rayo.

Una explosión impactante resonó por el cielo y el mar. El relámpago del tamaño de un brazo se destruyó instantáneamente en innumerables chispas eléctricas que se dispersaron por el aire sobre Meng Hao.

“Antes, una Tribulación Celestial como esta me habría destruido en cuerpo y alma. Sin embargo, ahora… ni siquiera califica para hacerme ingresar a mi Segunda Anima.” La expresión de Meng Hao era la misma de siempre, mientras permanecía inmóvil, observando los restos del rayo. Luego… observó de nuevo la Tribulación Celestial.

El comportamiento de Meng Hao parecía enfurecer a la Tribulación Celestial, debido a eso los relámpagos comenzaron a chocar entre ellos en el cielo.

Unos rayos de color rojo tras otro se combinaron y luego se cayeron. Esta vez, descendieron cuatro ratos simultáneamente. Un rugido ensordecedor resonó por el aire, y el área de treinta metros alrededor de Meng Hao se transformó en un lago de rayos.

Cada uno de los cuatro rayos rojos contenía suficiente poder como para erradicar a un Cultivador de la etapa Avanzada del Alma Naciente. Cuando cayeron, Meng Hao simplemente se quedó allí y agitó su manga, permitiendo que los cuatro rayos descendieran.

Los rayos rojos danzaron alrededor de Meng Hao, extendiéndose por el Mar Violeta, cubriendo todo a varios cientos de metros en cada dirección.

En cuanto a Meng Hao, simplemente se quedó allí en medio de los rayos, su cuerpo entero brillaba con luz eléctrica. La luz se desvaneció rápidamente. En el espacio de sólo unas pocas respiraciones había desaparecido por completo. La expresión de Meng Hao era la misma de siempre, no cambió en lo más mínimo.

Actualmente, se encontraba en la Primer Anima de la Transformación del Alma de Seis Animas, con el poder de un Alma Naciente Avanzada. Hacía tiempo que Meng Hao había decidido que ese sería su estado normal.

Aunque el rayo que lo rodeaba era increíblemente poderoso y fuera de lo común, todavía era incapaz de lastimarlo, a pesar de que solo estaba en la Primer Anima.

Meng Hao sacudió suavemente sus brazos y sus piernas, sintiendo el poder del rayo que se había fusionado en su cuerpo físico. Había experimentado este sentimiento en encuentros anteriores con la Tribulación Celestial, por lo que no se sorprendió. Miró hacia arriba, sus ojos destellaron con una luz brillante.

Simultáneamente, un fuerte sonido, como un rugido enfurecido, llenó el cielo. Ocho rayos se fusionaron en él. Las Nubes de la Tribulación se contrajeron y luego comenzaron a retroceder. Repentinamente, un trueno retumbó y los ocho rayos descendieron.

Estos ocho relámpagos eran de un color rojo brillante, casi como sangre. Cayeron con un intenso poder destructivo, causando una enorme presión sobre Meng Hao. Sin embargo, la presión no hizo que Meng Hao retrocediera. En cambio, se echó a reír. Un brillo de aspecto demoníaco irradiaba de sus ojos.

“Ahora se está poniendo interesante. ¡Segunda Anima!”

De las seis Almas Nacientes dentro de Meng Hao, dos se superpusieron y se fusionaron. En el mismo momento, se escucharon explosiones desde el interior de Meng Hao, a medida que se hinchaba. Creció media cabeza y en un abrir y cerrar de ojos, parecía más grande que antes.

Su majestuosa aura explotó, duplicándose. Ahora poseía la destreza de batalla de dos Almas Nacientes en la etapa Avanzada. Comenzaron a formarse olas en el Mar Violeta a su alrededor, barriendo en todas direcciones. Era como si un torbellino hubiera estallado debido a que Meng Hao entró en su Segunda Anima.

Riendo, Meng Hao no se retiró, ¡Sino que se disparó en el aire para atacar los ocho rayos!

¡Esto no era reaccionar pasivamente al enemigo, sino tomar la iniciativa para atacar de frente!

Un enorme auge resonó cuando los ocho rayos cayeron sobre él. Una explosión de relámpagos estalló abarcando cientos de metros en todas direcciones. Meng Hao era el centro de todo, sintiendo toda la fuerza del Rayo de la Tribulación. Después de salir completamente ileso del ataque de los ocho rayos, se lanzó hacia adelante. Ni siquiera calificaban para hacer que saliera sangre de su boca.

La Tribulación Celestial parecía tener inteligencia, y actualmente estaba furiosa. El sonido de los truenos resonó por el aire. Esta vez, dieciocho rayos de color rojo aparecieron. Parecían dieciocho dragones feroces mientras crepitaban por el aire hacia Meng Hao.

“¡Tercer Anima!” Los ojos de Meng Hao ahora estaban destellando con un intenso deseo de pelear.

Su cuerpo volvió a crecer. Ahora era un cabeza más alto y su cuerpo más robusto. Solo quedaba un fragmento de su aura de erudito. Ahora, su aura era mucho más demoníaca.

Voló hacia arriba, realizando un gesto de encantamiento con su mano derecha mientras caían los dieciocho relámpagos. De repente, una luz multicolor se extendió de su mano distorsionando el aire, y se estrelló contra los dieciocho rayos.

Una gran explosión hizo que todo temblara. Meng Hao se rio cuando el área de casi tres mil metros a su alrededor se convirtió en una vorágine de luces. Sin embargo, era impotente al intentar obstruir su camino. Continuó volando hacia arriba, mientras su voz hacía eco: “¡Cuarta Anima!”

Al instante, un rugido llenó su cuerpo mientras se expandía de nuevo. Ahora era incluso más poderoso, dos cabezas más alto que antes, con los hombros anchos y el cuerpo delgado. El aura del erudito había desaparecido por completo y el aire demoníaco se estaba volviendo más intenso.

Él emitía la sensación de un monstruo demoníaco; A pesar de que en este momento estaba sonriendo, Meng Hao ahora parecía malvado.

Cuatro Almas Nacientes estaban superpuestas y combinadas, equipando a Meng Hao con el poder de ocho Almas Nacientes de la etapa Avanzada. Continuó disparando a través del aire hacia las nubes de la Tribulación en el cielo.

Meng Hao aumentó su velocidad y las nubes de la Tribulación se agitaron. Más de veinte rayos cayeron, causando que todo temblara, incluso el mar. Continuamente se estrellaron contra Meng Hao, pero fueron incapaces de afectarlo. Su mano derecha de repente hizo un movimiento de agarre frente a él, y apareció una Espada Inmortal de color azul. Su mano izquierda golpeó su bolsa de almacenamiento, y apareció una jarra de alcohol.

Tomó un trago y luego agitó la espada, causando que un rayo de luz azul volara hacia delante. Los Rayos de la Tribulación explotaron cuando golpearon a Meng Hao, causando que innumerables chispas de electricidad volaran por en el aire. Algunas pocas se fusionaron en el cuerpo de Meng Hao. Gradualmente, una voluntad del relámpago se estaba acumulando dentro de él.

De repente, el Rayo de la Tribulación que se estaba formando ya no era solo rojo. Se agregaron más colores, un total de siete. Se combinaron en un rayo de tribulación de siete colores. Solo era un rayo, pero parecía capaz de destrozar el aire en pedazos. Un feroz Dragón de Siete Colores abalanzándose sobre Meng Hao.

“¡Quinta Anima!”

Sonidos impactantes resonaron en su cuerpo. Ahora era dos cabezas y media más alto. Su cuerpo era mucho más poderoso, y el aura de su destreza de batalla explotó. Ahora poseía un poder equivalente a dieciséis Almas Nacientes Avanzadas. El cielo y la tierra se oscurecieron, y las nubes de la Tribulación se agitaron.

El cuerpo de Meng Hao rebosaba de un poder increíble. Su pelo se agitó y sus ojos destellaron con un brillo extraño. Cuando el Rayo Celestial de Siete Colores se acercó, la Espada del Inmortal azul en su mano de repente se lanzó hacia él.

La Lanza Diabólica apareció mágicamente en su mano como un feroz dragón. La majestuosa niebla negra estalló a su alrededor, junto con los innumerables rostros feroces. Ésta Siguió a la Espada Inmortal azul que se dirigía hacia el Rayo de la Tribulación de Siete Colores.

Cuando las dos fuerzas chocaron una contra la otra, se pudo escuchar una gran explosión. El Rayo de la Tribulación de Siete Colores explotó. La Espada del Inmortal azul salió volando y la Lanza Diabólica regresó a la mano de Meng Hao temblando y luego explotó de golpe, transformándose en niebla. La niebla se enfureció, luego volvió a formarse en la Lanza Diabólica.

Los restos destrozados del Rayo de Tribulación de Siete Colores se convirtieron en una lluvia de chispas de siete colores. Cayeron en todas direcciones, y muchas de ellas se fusionaron con el cuerpo de Meng Hao. El relámpago que se estaba acumulando en su interior se estaba volviendo cada vez más grueso.

Un temblor lo recorrió, y la sangre brotó de su boca. Sin embargo, se quedó allí, flotando en el aire, mirando hacia arriba. De repente, las nubes de la Tribulación comenzaron a encogerse. La luz de siete colores se extendía por los alrededores a medida que las nubes comenzaban a transformarse rápidamente en nubes de siete colores. Además, desde dentro de las nubes de la Tribulación emergió repentinamente un…

¡Dedo gigantesco formado a partir del rayo de siete colores!

El enorme dedo medía tres mil metros de largo y estaba completamente compuesto por el relámpago de siete colores . Cualquiera que lo viera estaría completamente asombrado.

Tan pronto como apareció, el enorme dedo emitió una presión destructiva que golpeó a Meng Hao como si quisiera aplastarlo como un insecto.

A medida que el dedo se acercaba, los ojos de Meng Hao se estrecharon y gritó: “¡Sexta Anima!”

Las seis Almas Nacientes dentro de él se superpusieron y se combinaron. ¡Seis colores combinados!

¡BOOM!

Instantáneamente se hizo más alto, y su cuerpo más robusto. Sus hombros eran anchos y su cuerpo delgado. Ahora no existía el aura de erudito en lo absoluto. Lo único que poseía… ¡Era un mal demoníaco impresionante!

Debajo de él, el Mar Violeta rugía. El vórtice giró, produciendo olas gigantescas. Con su Sexta Anima, Meng Hao poseía más de treinta veces el poder de un pico de Alma Naciente Avanzada. ¡Ahora merecía ser llamado la persona más poderosa debajo de la etapa de la Separación del Espíritu en las tierras del Cielo Sur!

Meng Hao pateó violentamente en el aire. Se escuchó un estallido enorme, y aparecieron ondas que se dispararon directamente hacia el dedo de siete colores.

Su mano derecha se apretó violentamente en un puño. Cuando el dedo se acercó, un brillo feroz apareció en sus ojos. Luego él lanzó un golpe.

¡BOOM!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente