ISSTH 525 – Tribulación Celestial… ¡No te he Visto en mucho Tiempo!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

En el momento en que los cinco elementos se combinaron, la base de Cultivo de Meng Hao no cambió, pero su destreza de batalla se duplicó al instante. Al principio, comenzó con un poder equivalente al pico de la etapa Avanzada del Alma Naciente. Ahora, él tenía un poder equivalente a dieciséis.

Dicha terrorífica destreza de batalla superó con creces el alcance de la etapa Avanzada del Alma Naciente. Incluso alguien en el Gran Círculo de la etapa del Alma Naciente se derrumbaría como la maleza seca ante el poder de Meng Hao, de dieciséis Almas Nacientes en la etapa Avanzada.

¡Ese era el terrorífico e increíble poder del reino de la Perfección!

Sin embargo, para Meng Hao, ese poder aterrador llegó al precio de su longevidad. Mantener su dominio sobre tal poder significaba que su longevidad no era más de cien años, sino más bien, ¡Seis!

Después de todo, él no poseía verdaderamente un Alma Naciente Perfecta. La había adquirido por métodos alternativos… Pero en realidad, ni siquiera una verdadera Alma Naciente Perfecta podría acercarse a este temible poder.

En este nuevo camino hacia el Alma Naciente que Meng Hao había forjado, poseía una habilidad de batalla Perfecta que superaba con creces incluso el extraordinario poder de un Alma Naciente Perfecta. Debido a que había estado actuando solo con especulaciones y no con información concreta, no había tenido en claro cuál sería el resultado final. Pero al sentir la destreza de batalla que existía dentro de él, ahora se dio cuenta de que su camino era increíblemente asombroso.

El poder de batalla estalló y su aura feroz chocó contra el Lirio de la Resurrección. Su cuerpo era el campo de batalla, en él, las dos fuerzas chocaron entre sí.

Tan pronto como lo hicieron, el Lirio de la Resurrección dejó escapar un aullido miserable. No importaba que hubiese conseguido un quinto pétalo. Bajo el poder de la temible destreza de batalla de Meng Hao, era incapaz de soportar un solo golpe.

Después de algunas explosiones intangibles, el Lirio de la Resurrección se derrumbó bajo el ataque de Meng Hao. Había sido rechazado repetidamente, y había perdido completamente su antigua posición de superioridad. Ahora, todo lo que podía hacer era esconderse en las extremidades de Meng Hao, renunciar a cualquier idea de levantarse y esperar que Meng Hao decidiera cesar su ataque.

Meng Hao respiró hondo mientras levantaba la vista hacia la sexta Alma Naciente que se cernía cerca de su cabeza, el Alma Naciente de Viento.

Después de un momento, sus ojos brillaron con determinación.

“¡Desde que decidí ser poderoso, quizás también pueda adquirir el pináculo del poder!” Sin dudarlo, levantó su mano derecha y señaló al Alma Naciente de Viento. Al instante, destelló y se movió a una velocidad increíble. No fue una Teletransportación menor; en realidad, superó eso. Inmediatamente apareció dentro de Meng Hao, donde se fusionó con las otras Almas Nacientes.

¡¡¡BOOMM!!

¡El Gran Círculo de los Seis Elementos! ¡Un Alma Naciente de Seis Colores!

Su Increíble destreza de batalla se duplicó, una vez más. Un aura temible equivalente a treinta y dos Almas Nacientes de la etapa Avanzada, hizo temblar el Mar Violeta. Todo temblaba. Él ahora era… ¡Un Paragón de seis colores!

Meng Hao podría sacudir a todos los Cultivadores del Alma Naciente. Estaba a muy poca distancia de la etapa de la Separación del Espíritu y sin embargo, en todas las tierras del Cielo Sur, definitivamente era… ¡Él Cultivador número uno debajo de la etapa de la Separación del Espíritu!

Si su base de Cultivo pudiera atravesar la etapa Avanzada del Alma Naciente hasta el Gran Círculo, entonces con su destreza de batalla, treinta y dos veces lo normal, entonces al enfrentarse a Cultivadores en la etapa de la Separación del Espíritu… no sería tan débil. Él podría ser considerado lo suficientemente poderoso como para defenderse.

Esto puede parecer de poca importancia, pero la Separación del Espíritu… era una etapa del Cultivo que podría considerarse un área importante de demarcación. La Condensación de Qi, la Fundación Establecida, la Formación de Núcleo y el Alma Naciente. Estas etapas eran realmente llamadas ¡Etapas Mortales!

Al usar un poder increíble, se generaba un impulso… todo con el propósito de romper con un nuevo tipo de vida. ¡La Separación del Espíritu!

La Separación del Espíritu, la Búsqueda del Dao y la Ascensión Inmortal eran tres etapas llamadas… ¡Etapas Inmortales!

La diferencia entre los mortales y los inmortales era tal, que si alguien en el reino de los mortales realmente pudiera luchar contra un miembro todopoderoso del reino de los inmortales, causaría una conmoción increíble en todo el Cielo Sur… Si se difundiera la noticia.

Normalmente algo así solo sería posible con la ayuda de tesoros preciosos. ¡Sólo confiando en uno mismo lo haría imposible!

Pero ahora, partir de este momento, era posible para Meng Hao.

Cuando llegó al Gran Círculo de los Seis Colores, el Lirio de la Resurrección dentro de él comenzó a temblar. Sin embargo, antes de que pudiera temblar por demasiado tiempo, Meng Hao lo golpeó con toda la destreza de batalla de su base de Cultivo.

Una indescriptible e impactante explosión invadió a Meng Hao. El Lirio de la Resurrección dejó escapar un grito sin precedentes. Todas sus defensas se derrumbaron, incapaz de enfrentarse a la destreza de batalla de Meng Hao y a su Sentido Divino, que se hundió en su núcleo.

Gritó y tembló, aterrorizado. Poseía una conciencia propia y, en su memoria, no podía recordar haberse sentido tan desesperado. Originalmente, debería haber estado en una posición por encima de todos los demás seres vivos. Meng Hao no era más que un cuerpo anfitrión para su disfrute. Sin embargo, a partir de ahora, él estaba siendo poseído. Se estaba convirtiendo en una parte de Meng Hao.

No había nada que pudiera hacer. La destreza de batalla de Meng Hao de treinta y dos Almas Nacientes en la etapa Avanzada, hizo que el Lirio de la Resurrección sólo pudiera ver conmocionado mientras el Sentido Divino se introducía en su núcleo. En este momento, su vida o muerte estaban en manos de Meng Hao.

Sin embargo, Meng Hao no exterminó al Lirio de la Resurrección. En cambio, marcó su conciencia con un sello propio.

“Este sello no es indeleble. Dentro de cien años, si no puedo encontrar la manera de hacer que aparezca un sexto pétalo, te exterminaré.”

“Si aparece un sexto pétalo, el sello se disipará, y entonces tendrás otra oportunidad de intentar poseerme. Entonces, ¡Estarás capacitado para tratar de pelear conmigo nuevamente!” Las frías palabras de Meng Hao hicieron eco dentro del sello que había colocado en la conciencia del Lirio de la Resurrección.

Éste tembló, sentía un profundo temor hacia Meng Hao, pero también una ferocidad extrema. Él sentimiento que tendría uno hacia un enemigo jurado. Suprimiendo este sentimiento salvaje que floreció en su corazón, se calmó lentamente.

En realidad, lo que Meng Hao quería era precisamente eso: el corazón salvaje del Lirio de la Resurrección.

Habiendo suprimido al Lirio de la Resurrección, Meng Hao se sentó con las piernas cruzadas para estudiar su base de Cultivo. A partir de ahora, podía sentir claramente que su longevidad, si permanecía en este estado, solo duraría tres años más, quizás un poco más.

“Es una pena que no tenga una séptima Alma Naciente. Me dejaría solo con un año de longevidad, pero con una séptima Alma Naciente, me pregunto… ¿Si sería capaz de luchar contra la etapa de la Separación del Espíritu?” Un destello brillante apareció en sus ojos.

De repente, golpeó su bolsa de almacenamiento para producir una caja de madera.

Mirar la caja le hizo pensar en su Maestro, Píldora Demonio. La caja le había sido entregada por él, y contenía una píldora medicinal que no solo podría suprimir el Lirio de la Resurrección, sino también ayudarlo a lograr avances en su base de Cultivo. También podría aumentar su longevidad.

A lo largo de todos estos años, Meng Hao nunca había consumido ni una sola. Sin embargo, ahora, sin vacilar sacó la píldora, hizo algunas copias y se puso una en la boca. Se sentó con las piernas cruzadas, meditando mientras se disolvía la píldora medicinal. Su base de Cultivo se hizo más estable y su fuerza vital más vigorosa.

El poder del crecimiento apareció, fusionándose con su Alma Naciente de Seis Colores, haciendo que su longevidad se repusiera instantáneamente.

Momentos después, después de que la Píldora se fue absorbida por completo, hizo algunas copias más y luego comenzó a consumirlas. Pasaron varios días, después de lo cual, abrió los ojos. Destellaban con un brillo impactante; Su fuerza de vida ahora estaba restaurada a lo que parecía ser aproximadamente la mitad de un ciclo de sesenta años.

Su bolsa de almacenamiento ahora estaba desprovista de Piedras Espirituales, y había consumido muchas píldoras medicinales. Sin embargo, había logrado agregar casi mil años a su longevidad. Desafortunadamente, la efectividad de las píldoras medicinales fue debilitándose continuamente. Al final, dejaron de funcionar. Así era en general cómo funcionaban esas píldoras medicinales que aumentaban la longevidad.

Después de todo, la vida no podía pasar de mil años. ¡Esa regla nunca podría cambiarse, y el poder mortal nunca podría luchar contra ella!

“Puede parecer treinta años, pero si mantengo las seis Almas Nacientes dispersas en situaciones normales y solo las combino en circunstancias especiales, mi problema con la longevidad se resolverá.” Ahora que Meng Hao no tenía que preocuparse de su longevidad, lanzó un largo suspiro. Si solo tuviera una séptima Alma Naciente… Sería mucho mejor.

Meng Hao se puso de pie. Mientras lo hacía, se escucharon pequeñas explosiones provenientes de su cuerpo. Ahora era tres cabezas más alto que antes. Sus hombros eran más anchos, pero su cuerpo era aún delgado.

Sus músculos no habían crecido, pero ahora era claramente más fuerte y más duro. Toda su sangre y carne estaban llenas de un poder impactante. Sus venas se hincharon, y cada latido de su corazón enviaba sangre caliente a todo su cuerpo.

Su cuerpo físico también había experimentado un aumento sin precedentes en su resistencia.

Por el momento, parecía extraño y bizarro, irradiando una indescriptiblemente e imponente fuerza de atracción. Parecía ser algo de más allá del mundo mortal, algo con un poder sin precedentes.

De repente, se escucharon sonidos de agrietamiento provenientes de su mano derecha. Meng Hao miró hacia abajo para ver el Guante del Clan Fang explotando en pequeños pedazos.

El poder del propio puño de Meng Hao ahora superaba al del guante.

Rápidamente recogió los pedazos del guante y los puso en su bolsa de almacenamiento.

“Bien, entonces, esto contará ahora como una de mis Habilidades Divinas. ¡La Transformación del Alma de seis Animas! ¡Bajo circunstancias normales, sólo revelaré el poder de la Primer Anima!” Sus ojos destellaron y el Alma Naciente de Seis Colores se estremeció.

Aparecieron imágenes fantasmas y en el espacio de unas pocas respiraciones, se separaron, transformándose una vez más en seis Almas Nacientes diferentes. Se sentaron con las piernas cruzadas en su región Dantian, meditando y cultivando.

El aura de Meng Hao de repente cayó. Su base de Cultivo estaba una vez más en la cima de la etapa Avanzada del Alma Naciente.

Su cuerpo también cambió. Ya no era alto y poderoso. Regresó a su altura anterior, y el poder en su carne y sangre volvió a la normalidad. Su persona entera ahora emanaba el aura académica que usualmente poseía.

Después de estudiar su base de Cultivo por un momento para asegurarse de que su método era correcto y de que el problema con la longevidad se había resuelto, levantó la vista hacia el Mar Violeta. No había necesidad de que él enviara su Sentido Divino; Todo el Mar Violeta eran sus ojos. Podía ver la tempestad en el cielo sobre el Mar Violeta. Los rayos danzaban entre las nubes de la tribulación que crecían constantemente.

Su cuerpo destelló. Parecía que las explosiones se podían escuchar en todas direcciones. Instantáneamente, el Mar Violeta a su alrededor se convirtió en un enorme vórtice. Su cuerpo se transformó en un rayo de luz que se disparó desde las profundidades del Mar Violeta hacia la superficie.

A medida que avanzaba, el vórtice se hizo más grande, causando que la superficie del mar aparecieran olas masivas. ¡Era como si todo el Mar Violeta estuviese soltando un grito que se elevó hasta los Cielos, dando la bienvenida a Meng Hao!

Esta fue la primera vez en más de cien años, desde que Meng Hao descendió a las profundidades del lecho marino… ¡Que finalmente emergió en el mundo exterior!

¡BOOM!

El Mar Violeta rugió mientras las olas masivas se extendían en todas direcciones. Meng Hao se quedó allí en la superficie del agua, mirando las nubes de la Tribulación en el cielo.

Un rayo ilimitado crepitaba y explotaba por el cielo. Era como si al encontrar a Meng Hao, la Tribulación Celestial le estuviera rugiendo.

La expresión de Meng Hao era la misma de siempre. Fríamente dijo: “Tribulación Celestial … ¡No te he visto en mucho tiempo!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente