ISSTH 504 – El Paso de la Grieta Sur

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Tres meses habían pasado.

Ahora estaban en lo profundo de la Región Sur del Desierto Occidental. Originalmente, los miembros de la Tribu del Cuervo Divino habían asumido que experimentarían una campaña sin precedentes de batallas constantes. Sin embargo, durante los tres últimos meses, solo vieron unas pocas docenas de tribus. Dos de ellas eran Grandes Tribus sin Patriarca en la Separación del Espíritu.

Sin embargo… no hubo una sola batalla.

La razón de esto fue que Meng Hao y la Tribu del Cuervo Divino eran simplemente demasiado feroces. Su salvajismo había llegado al punto de que cuando la gente los veía, se quedaban sin aliento. No importaba que la Tribu del Cuervo Divino tuviera un Espíritu Demoníaco, nadie se atrevió a atacarlos de manera imprudente.

La Tribu contaba con más de diez mil Cultivadores, con una intención asesina que alcanzaba los Cielos. Habían experimentado un bautismo en las llamas de la guerra; Todos y cada uno de los miembros parecían equivalentes a los expertos de Élite de las Grandes Tribus. Esto era suficiente para intimidar a cualquiera que los mirara. Eso sin siquiera mencionar… los 150,000 Neo-Demonios. Verlos era suficiente para hacer que alguien se sorprendiera, para que sus mentes dieran vueltas y sus corazones se llenaran de asombro.

Una enorme horda Neo-Demoníaca que era lo suficientemente grande como para pisotear a cualquier Tribu en el área, que era lo suficientemente grande como para determinar si una Tribu vivía o moría. Tal poder era algo que ninguna otra Tribu se atrevería a provocar.

Debido a todas las batallas, el nombre de la Tribu del Cuervo Divino se había extendido por toda la región. A partir de ahora, eran famosos en todo el Desierto Occidental.

Prácticamente todas las tribus sabían de este grupo que había comenzado con solo mil miembros. Había emergido de la Región Norte del Desierto Occidental y recorrió un camino de guerra, matando a innumerables Tribus. Lucharon durante años, ganando una y otra vez, haciéndose cada vez más fuertes. Ahora, habían alcanzado un nivel de poder aterrador.

Dicha fama e influencia lograron que después de que la Tribu del Cuervo Divino llegara a la Región Sur del Desierto Occidental, ¡Nadie se atreviera a interponerse en su camino durante los tres meses completos!

De hecho, muchos Cultivadores del Desierto Occidental ahora veían a las tribus más poderosas sin Cultivadores de la etapa de la Separación del Espíritu, entre las que estaban la Tribu del Cuervo Divino, la Tribu del Dragón Negro y la Tribu del Viento Celestial.

Casualmente, era bien sabido que estas tres Tribus poseían Espíritus Demoníacos.

Una era del Este, una era del Oeste y la otra era del Norte. Estas tres Tribus impactantes habían abierto su camino desde tres direcciones diferentes a base de matanzas.

La fama de la Tribu del Cuervo Divino era asombrosa, ¡Su ascenso a la prominencia ya era una leyenda!

En cuanto a la Tribu del Dragón Negro, hace años, realmente tenían un Patriarca en la etapa de la Separación del Espíritu. Desafortunadamente, su longevidad había llegado a su fin, y apenas podía obligarse a permanecer entre los vivos. Cuando la Lluvia Violeta llegó con su poder para exterminar la fuerza vital y consumir la Energía Espiritual, esta figura que antes era todopoderosa, un experto en la Separación del Espíritu, falleció y regresó al polvo.

Su muerte causó que la Tribu Dragón Negro perdiera su calificación para ingresar a las Tierras Negras. A pesar de eso, aún podían conseguir un Espíritu Demoníaco. Ahora, una vez más eran el foco de atención.

Cuando se trataba de la Tribu del Viento Celestial, tenían una suerte misteriosa. Vinieron del Este y se conocía poca información sobre su campaña. No fue hasta que lograron conseguir un Espíritu Demoníaco que de repente se hicieron famosos.

Actualmente, estas tres Grandes Tribus eran generalmente reconocidas como las más poderosas.

Durante los tres meses de viaje, no sucedió nada sorprendente, y no se detuvieron a descansar. En este momento, estaban de pie sobre su aeronave, habiendo llegado finalmente a un impresionante tramo de montañas que se alzaban frente a ellos.

Esta cordillera se extendía hasta donde el ojo podía ver en ambas direcciones. Los relámpagos caían sobre las montaña en ondas constantes, enviando explosiones en todas direcciones. Todo esto hacía que pareciera el muro de una prisión, completamente sellado.

¡Esta era la ubicación del Paso de la Grieta Sur!

Estas montañas dividen la Región Sur del Desierto Occidental en dos partes. Una parte era considerada parte del Desierto Occidental. La otra parte era adyacente a las Tierras Negras. Como tal, no podrías llegar a las Tierras Negras sin pasar por este Paso.

El hecho de que esta cadena montañosa barriera la tierra en ambas direcciones de esta manera era porque no era una cadena montañosa natural. Hace decenas de miles de años, cuando los Cultivadores del Dominio Sur realizaron incursiones en el Desierto Occidental, masacraron todo hasta este punto. Fue entonces cuando todas las Tribus del Desierto Occidental, y todos sus expertos poderosos, pasaron varios cientos de años para levantar esta cordillera.

Contenía antiguas Formaciones de Hechizos que hacían que los rayos existieran permanentemente. De hecho, lo que parecía ser un rayo, era en realidad una gran cantidad de incontables hechizos de sellado creados por Habilidades Divinas y Técnicas Mágicas. Este lugar selló completamente el resto del continente; era una puerta que, una vez cerrada, era imposible de abrir.

Debido a eso, el gran ejército del Dominio Sur fue detenido en el exterior, y finalmente eligió irse.

Este Paso que llevó a las Tierras Negras se hizo famoso y se mantuvo en su lugar después de su creación inicial. Solo había una forma de entrar y salir, y en ese lugar clave, se construyó una enorme ciudad.

Esa ciudad fue nombrada la Ciudad de la Grieta Sur.

Cualquier tribu o grupo que deseara pisar las Tierras Negras tendría que pasar por esta ciudad. Por lo tanto, se convirtió en un punto muy estratégico, y estaba naturalmente bajo una gran guardia.

Actualmente, estaba custodiado por una Gran Tribu del Desierto Occidental, la Tribu de los Demonios del Mar. *

Esta Gran Tribu no tenía un Patriarca en la etapa de la Separación del Espíritu, pero en términos de poder general, eran intrépidos y valientes. Debido a que estuvieron en el Sur todo el tiempo, habían experimentado pocas pérdidas. Además, ocuparon la ciudad, lo que les permitió crecer cada vez más poderosos.

Durante los años en que ocupó la ciudad, la Gran Tribu de los Demonios del Mar finalmente hizo una regla. Esa regla era que cualquier Tribu que deseara viajar a través del Paso tenía que pagarles la mitad de todos sus recursos, incluidas las Piedras Espirituales y los Neo-Demonios.

Sólo así se les permitiría viajar.

Cualquier Tribu que fuera inferior a la Tribu de los Demonios del Mar y optara por no viajar a través del Paso, acamparía en el área con la esperanza de que la elevación de la zona evitara que el agua del mar se extienda hacia ellos.

Cualquier tribu que eligiera viajar a través del Paso solo podría soportar pacientemente la explotación de la Tribu de los Demonios del Mar.

En cuanto a las Tribus que eran lo suficientemente poderosas como para amenazar a la Gran Tribu de los Demonios del Mar, lo único que podían hacer era pagar el precio a regañadientes. Sabían que frente a ellos estaba la Tribu de los Demonios del Mar, y detrás de ellos había Tribus bandidas muy poderosas que estaban acampando en el área.

Sólo alguien increíblemente estúpido o egoísta se atrevería a no pagar el precio.

Según los rumores, detrás de la Gran Tribu de los Demonios del Mar se escondía la sombra de uno de los tres líderes de la Alianza de la Corte Celestial, la Gran Tribu de la Persecución Celestial.

En este día en particular, el acorazado del Cuervo Divino se disparó por el aire, atravesando las nubes, y entró en el Paso de la Grieta Sur. Todo el camino fueron acompañados por sus 150.000 Neo-Demonios. Debajo, muchas de las tribus dispersas, que acamparon en el fondo del Paso, miraron hacia arriba con expresiones de sorprendidas en sus rostros mientras la Tribu del Cuervo Divino se acercaba.

Decenas de miles de Cultivadores estaban acampando debajo, todos ellos de diferentes Tribus. Cuando miraron hacia arriba, las discusiones estallaron al instante.

“Esa es la Tribu del Cuervo Divino…”

“Ese tipo en el frente debe ser el Excéntrico del Rostro Sangriento. Según las leyendas, es vicioso y despiadado. ¡Ni siquiera es un Cultivador! ¡Se encarnó de un Neo-Demonio, el Antiguo Totémico Sagrado de la Tribu del Cuervo Divino!”

“Hace tres meses, cuando la Tribu del Viento Celestial se enfrentó a la Tribu de los Demonios del Mar, no tuvieron más remedio que renunciar a la mitad de sus objetos de valor para poder viajar. Me pregunto qué elegirá la Tribu del Cuervo Divino.”

Mientras tanto, dentro de la Ciudad de la Grieta Sur, los miembros de la Gran Tribu de los Demonios del Mar observaron con desdén y desprecio a la Tribu del Cuervo Divino.

Los Ancianos de la Tribu los observaban fríamente desde su posición en la muralla de la ciudad, con un desprecio claramente escrito en sus expresiones.

En cuanto al Gran Padre y al Sumo Sacerdote, ni siquiera aparecieron. Para ellos, el Cuervo Divino no era digno de su presencia.

“¡Alto!” Cuando se acercaba la Tribu del Cuervo Divino, apareció uno de los Ancianos de la Tribu de los Demonios de Mar, uno de los Cultivadores en la etapa Inicial del Alma Naciente. Su expresión era altanera, como si todo lo que veía, estuviera por debajo de él.

La vista de 150,000 Neo-Demonios lo sorprendió, pero no perdió nada de su elevado orgullo.

Cuando su voz hizo eco, la aeronave de la Tribu del Cuervo Divino se detuvo. Luego Meng Hao se paró en la proa, mirando el Paso de la Grieta Sur con el ceño fruncido.

“Si deseas viajar a través del Paso…”, dijo fríamente el Anciano, “Muestra todos tus objetos de valor. Después de un chequeo completo, tomaremos la mitad como pago. Entonces puedes viajar por el Paso. Lo mismo ocurre con tu horda Neo-Demoníaca.” Cuando sonó su voz, los Cultivadores de todas las otras Tribus se callaron. Sus ojos destellaron brillantemente mientras miraban a la Tribu del Cuervo Divino.

Por supuesto, no se atrevieron a provocar a la Tribu del Cuervo Divino. Sin embargo, si la horda Neo-Demoníaca de la Tribu del Cuervo Divino se redujera a la mitad, disminuyendo su poder de batalla, entonces… podrían tener las agallas para atacar.

No era una minoría quien pensaba de esta manera. Una nube negra se formó en el otro lado del Paso cuando aparecieron tres Tribus, cada una con más de 10,000 Cultivadores y con decenas de miles de Neo-Demonios.

Su deseo de masacre era bastante evidente mientras flotaban en el aire cerca de la Ciudad de la Grieta Sur. Parecían aves rapaces, solo esperando que una Tribu saliera del Paso.

Sus miradas se fijaron en la Tribu del Cuervo Divino, y la codicia en sus ojos se hizo cada vez más intensa.

Meng Hao los vio, y su ceño fruncido se profundizó. La frialdad en sus ojos se hizo más aguda. En cuanto a los miembros de la Tribu del Cuervo Divino, permanecieron allí en silencio, emitiendo su aterradora intención asesina.

Al otro lado del Paso, los Grandes Padres de las tres Tribus Bandidas intercambiaron miradas y luego miraron a Meng Hao con sonrisas frías y burlonas.

“Después de todos estos meses, finalmente atrapamos un pez gordo…”

“Está bien. Hace tres meses, algunas de las otras Tribus intentaron robar la Tribu del Viento Celestial. Aunque al final los dejaron ir, lograron arrebatarles un buen botín.”

“Cuanto más ricos son, más poderosos son. Incluso si no tienen Espíritus Demoníacos, eso no significa que no puedan tener la oportunidad de entrar en las Tierras Negras… Aunque, en este caso, la Tribu del Cuervo Divino en realidad tiene un Espíritu Demoníaco.” Los Sacerdotes y Ancianos de estas tribus ahora estaban jadeando, y sus ojos destellaban, sedientos de sangre.

Confiaban en que la Tribu del Cuervo Divino no se atrevería a desafiar las reglas del Paso de la Grieta Sur. Después de todo, según las historias, la Alianza de la Corte Celestial apoyaba esta regla.

“La Tribu del Cuervo Divino tiene un Espíritu Demoníaco. Definitivamente viajarán a través del Paso… y más temprano que tarde. Después de todo, más Tribus bandidas se están reuniendo detrás de ellos.”

“Cuando salgan del Paso, habrán perdido la mitad de sus recursos y de sus Neo-Demonios. Frente a tres Tribus de bandidos, la lucha será feroz. Sin embargo, están flanqueadas por aún más Tribus bandidas, por lo que el resultado sería el mismo. Me pregunto qué elegirán.”

Las Tribus dentro del Paso no tenían otra opción más que viajar al otro lado, o tal vez dudaban sobre si hacerlo, ya que podían ver la nube negra en el otro lado, y las tres tribus que irradiaban una poderosa intención asesina. Esto causó que sus rostros se oscurecieran, y que sus mentes se llenaran con un zumbido.

Toda la Tribu del Cuervo Divino estaba en silencio, incluyendo a Meng Hao. Arriba, en la muralla de la Ciudad de la Grieta Sur, los miembros de la Tribu de los Demonios del Mar charlaban y se reían mientras miraban con desprecio la escena que se desarrollaba en el Paso.

El Anciano de la Tribu de los Demonios del Mar estaba empezando a impacientarse. Con su voz fría, dijo: “Tú eres la Tribu del Cuervo Divino, ¿Verdad? ¡Si no vas a pasar por el Paso, quítate en este instante!”

Meng Hao levantó lentamente la cabeza. Cuando habló, estaba tranquilo, aunque el sonido de su voz fue como un trueno. Éste resono por toda la muralla, creando ondas de sonido masivas.

“¿Podrías bajar?”


* Demonios del Mar también podría traducirse como “Sirena”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente